Católicos por el avivamiento

¡Yo sigo creyendo en la mayoría de los sacerdotes!


Cualquier partido político, sindicato, club de fútbol, peña de ajedrecistas, o agrupación de lo que sea, se daría con un canto en los dientes por tener un colectivo de hombres tan entregados, tan bien preparados y tan motivados como son el colectivo de los sacerdotes. Hombres jóvenes (y menos jóvenes), con todo su futuro por delante, que, dejándolo todo (“Vende todo lo que tienes... y ¡sígueme!”), deciden seguir la llamada del Señor...

¡Cuántos sueños de heroísmo y santidad bullen en la mente y en el corazón de aquel que, en el momento de su consagración sacerdotal, postrado ante el Señor, se entrega en cuerpo y alma a Él y a su Iglesia!...

Es una experiencia común de prácticamente todos los sacerdotes, que el día más feliz e intenso de sus vidas es el día de su Consagración Sacerdotal y de su Primera Misa. Es algo increíble y espectacular, una experiencia espiritual única, que te marca para toda la vida. El Sacerdocio imprime carácter...

Pero... ¿qué pasa el día después? ¿Qué ocurre con aquellos hombres, llenos de vigor espiritual, ungidos de Dios, dispuestos a comerse el mundo o dispuestos a dar su vida por el Evangelio llegado el caso? ¿Qué ocurre con todos aquellos sueños de heroísmo y santidad, justo desde aquel segundo día?

>> Sigue...


¿Por qué salen ahora todas estas cosas?


Cada día nos despertamos con nuevas noticias cada vez más deprimentes acerca de escándalos en la institución eclesiástica y que van abarcando a cada vez más países de prácticamente todos los continentes...

Y alguno hay que se pregunta, no sé si por demasiado ingenuo o por demasiado listo, sospechando intenciones (que las hay) ocultas (y menos ocultas) por parte de algunos, especialmente medios de comunicación, para desacreditar a la Iglesia...

Y se preguntan: ¿Por qué están sacando ahora todas estas cosas?...

>> Sigue...


¿El ocaso de la institución eclesiástica significa el ocaso de la Iglesia?


Teóricamente, no debería de ser. Lo que prevalece es la Iglesia, toda la Iglesia, la Iglesia fundada por Cristo, el Pueblo de Dios, rebaño del Señor que escucha la voz del buen pastor y le sigue. Y todo está orientado a esto: A la salvación del Pueblo de Dios, y todo se dirige a esto y se sacrifica a esto. Evidentemente, pues, el Pueblo de Dios prevalece sobre la institución eclesiástica, o así debería de ser…

>> Sigue...


Miércoles, 19 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031