Católicos por el avivamiento

Conversión institucional


No basta una conversión pastoral, como propugnan algunos, para que la tendencia decadente en la que nos encontramos cambie de signo. Hace una falta una conversión institucional, de fondo, para no perder definitivamente el tren de la Historia, y sobre todo adecuarnos más a la Iglesia fundada por Cristo...

En ningún sitio esta escrito que el Señor fundara una institución. “La Iglesia” es un concepto místico y espiritual, no institucional. Estamos de acuerdo en que "la Iglesia que peregrina en la tierra" tiene que tener alguna forma de concreción sociológica visible que la identifique. Pero a lo que hemos llegado, después de más de 1500 años de historia en connivencia con el poder político, y condicionados por una sugestión global digna de los más profundos y modernos estudios de psicología de los estados de conciencia colectiva, esto es, "Iglesia como institución hipostática de poder eclesiástico", a todas luces, ha sido llevar las cosas demasiado lejos...

Ni "institución", ni "hipostática", ni "de poder", ni "eclesiástico". Ninguno de estos conceptos tiene ningún tipo de presente ni de futuro (¡ni de pasado!... esto, desde los años 50 del siglo pasado, los sociólogos y los psicólogos lo tienen ya descontado).

Cuanto antes pasemos de la idea de "Iglesia como institución", a la realidad más evangélica de "Iglesia como Pueblo de Dios", esto es, pastores y fieles (nada de “es la hora de sólo los laicos”, o “abajo la jerarquía”, o “por la democratización de la Iglesia”, o “por el sacerdocio común y no jerárquico”, y demás tópicos izquierdistas más pasados aún todavía...), con una autoridad (“autoridad” por la palabra y por el testimonio, no por la coacción ni por la coerción canónica, política, o como sea...) esto es, autoridad eclesial al servicio de todos, cuanto antes pasemos a esto, mejor.

La pregunta del millón es evidente: ¿Podrá la institución hipostática de poder eclesiástico echarse a un lado, o desaparecer, o ponerse de perfil, o hacerse transparente, o hacerse el harakiri, o lo que sea pero dejar de lastrar al resto de la Iglesia, en las actuales circunstancias y con lo que ha llovido?

Yo sinceramente creo que no. Sencillamente, la Iglesia Pueblo de Dios, como el cangrejo ermitaño, se tendrá que cambiar de “concha” y encontrar una en la que se sienta más cómodo, protegido, representado, y sobre todo más cerca de Dios...

Ver veremos dijo un ciego...


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 21 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930