Católicos por el avivamiento

Eclipse total


El otro día quise hacer un estudio doméstico de campo, y decidí comparar dos canales de televisión que emiten su programación religiosa/cristiana al mismo tiempo, uno de carácter evangélico y el otro ortodoxo católico. Quise hacer un análisis comparativo sencillo, y decidí contar el número de veces que se pronuncia por hora la palabra “Jesús “ en cada uno de los canales.

Los resultados fueron muy reveladores. El canal evangélico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas: Cristo, Salvador, Redentor, Rey de reyes, Señor de señores, Mesías, Emmanuel, etc.) unas 200 veces por hora (de forma directa o muy directa). El canal ortodoxo católico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas) una o ninguna, y la vez que lo hace, lo hace de forma indirecta y circunstancial, como una referencia teórica lejana, coyunturalmente necesaria para confirmar el resto del mensaje, que es con mucho lo más importante...

>> Sigue...


Conversión institucional y nueva definición de Iglesia


Tenemos que reconocerlo. Vivimos en una nueva época, en una nueva cultura, en una nueva civilización, postcristiana y postmoderna. Estamos en el final de una era (¿metafísica?). No podemos seguir anclados dogmática, mental y espiritualmente en el pasado.

Institucionalmente hablando, podemos decir que, con el devenir de los siglos, se fue cristalizando un modelo de Iglesia ---Iglesia-institución eclesiástica---, que, a la postre, es el que tenemos hoy, pero que ya se muestra definitivamente agotado. Aunque, todo hay que decirlo, este esquema reduccionista sigue arraigado en el imaginario colectivo de creyentes y no creyentes. Cuando hablamos de "Iglesia", "todos" nos estamos refiriendo a la "institución eclesiástica". Todos somos Iglesia, pero hoy todavía unos más que otros...

>> Sigue...


¿Célibes o castrati?


Eunucos por el Reino de los Cielos. Célibes de amores carnales, pero apasionadamente enamorados de Cristo y de su Iglesia (no hablo de institución eclesiástica). Ésa es la llamada del Señor para sus sacerdotes (que conste que no vería mal otras posibilidades con respecto al celibato o el sacerdocio femenino, pero sería siempre movidos por la fe y con argumentos de fe, no por el hecho de que "hacen falta sacerdotes para repartir sacramentos...", o con argumentos meramente de tipo reivindicativo de conquista de pretendidos derechos negados en el pasado). Y eso es además lo que se predica en las campañas vocacionales. Y eso es a lo que el futuro sacerdote se compromete en el día de su consagración. A eso y no a otra cosa.

Pero la verdadera realidad eclesiástica que el recién ordenado se va a encontrar, ya al segundo día de su bendito ministerio (y que, por cierto, le habían ocultado), situación además que jamás podía haberse imaginado (los laicos piadosillos siguen, por cierto, en la inopia a este respecto), es muy distinta...

>> Sigue...


Viernes, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930