Católicos por el avivamiento

El problema está en los imanes, no en el Islam


Parece mentira que no se señale este punto: el problema está en los imanes, que son quienes interpretan autorizadamente los textos sagrados del Islam y los que mueven a sus fieles por caminos de paz o por caminos de violencia. El problema no es el Islam "en sí", sino los imanes que lo interpretan, ¿Quién nos ha nombrado a nosotros intérpretes autorizados del Corán y de los demás libros sagrados de su religión? Mientras sigamos perdiendo el tiempo en cuestiones metafísicas, de si el Islam es bueno o es malo, de si los musulmanes son buenos o son malos, no encontraremos una respuesta adecuada al problema del terrorismo islámico. Por este camino las cosas irán a peor, por nuestra pasividad o por nuestro ¨dar palos de ciego¨ y no querer coger el toro por los cuernos y afrontar el problema de manera conveniente y útil para la Paz.

Imanes tiene su Iglesia para interpretar el Islam. Los imanes que elaboran discursos pacíficos y de concordia, deben ser respetados y apoyados. Los imanes que propalan ideas violentas y fanáticas que favorezcan el terrorismo, deben de ser perseguidos, detenidos y ajusticiados penalmente, por favorecer y/o propiciar el terrorismo.

Abandonemos los planteamientos metafísicos y seamos prácticos. Repito: el problema está en los imanes y en su interpretación del Islam, no en el Islam.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Rawandi 22.08.17 | 19:53

    Andrés, yo no he dicho que los textos sagrados islámicos sean ambiguos sino que son escandalosamente contradictorios. La enseñanza inicial de Mahoma fue pacífica en La Meca porque en dicha ciudad él no tenía poder. Sin embargo, una vez que se convirtió en el jefe militar de la ciudad de Medina, la enseñanza de Mahoma se volvió ferozmente intolerante. El mensaje inicial de Mahoma fue pacífico sin ambigüedad; después de trasladarse a Medina, cuando Mahoma ya contaba con un ejército a su servicio, su mensaje fue violento sin ambigüedad.

  • Comentario por Rawandi 21.08.17 | 19:02

    El problema radica en los textos sagrados del islam (Corán y Hadiz), pues contienen tanto enseñanzas pacíficas como enseñanzas yihadistas. Por desgracia para la humanidad, el supuesto profeta Mahoma proclamó primero las enseñanzas pacíficas en La Meca y después las enseñanzas yihadistas en Medina, lo cual significa que son los violentos versículos medineses los que abrogan a los pacíficos versículos mecanos, y no al revés. En otras palabras, los imanes yihadistas tienen una gran ventaja a la hora de discutir con los imanes pacíficos.
    --------------------------------
    Gracias Rawandi por tu comentario.
    Déjame insistit en mi tesis: el problema está en la interpretación de los textos, no en los textos. Incluso dando por válida tu consideración (ambigūedad de los textos), los imanes violentos sacarán conclusiones violentas de los textos sagrados ambiguos y los imanaes pacíficos sacarán conclusiones pacíficas de los mismos textos sagrados ambiguos. La violencia está dentro de la persona que interpreta los textos ambiguos, no en los textos mismos, interpretables de forma violenta o pacífica. En todo caso nosotros estaríamos focalizados en localizar a los imanes violentos, detenerlos y ajusticiarlos penalmente como promotores de violencia y terrorismo. Los imanes pacíficos merecen todo el respeto y apoyo.
    No digo que sea fácil identificar a los imanes violentos, pues, por ejemplo, hay más de 1.000 centros de oración repartidos por toda la geografía española, incluyendo cientos de locales particulares. Al menos en un 6% de ellos se profesan mensajes radicales, contrarios al discurso oficial de los representantes de la comunidad islámica. Además, se da la circunstancia de que los lugares de culto y las mezquitas han perdido influencia a la hora de radicalizar a sus fieles, en favor de internet y las redes sociales. En todo caso, se trata de identificar a los líderes violentos allí donde estén, apresarlos y ajusticiarlos.
    El problema está en los imanes violentos, no en el Islam y sus textos sagrados, por muy ambiguos que estos sean,
    Un saludo.

Sábado, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930