Católicos por el avivamiento

Viri probati


Parece que, como se informa hoy en Religión Digital, la propuesta para ordenar sacerdotes a hombres casadosviri probati¨) va cobrando cada vez más fuerza, "porque la falta de sacerdotes es un problema enorme, y no podemos seguir como siempre...". De esta forma, tendríamos la solución al problema de la falta de vocaciones. Lo único que preocupa a los sacerdotes es el celibato, lo demás está todo perfectamente en su vida. El celibato es el problema y la raíz de todos los males. Muerto el perro, se acabó la rabia...

Lo bueno de que a uno no le lea casi nadie es que puede lanzar las ¨pedradas proféticas¨ que quiera, sin mayores repercusiones personales. Pero la declaración ahí queda. El que quiera oír que oiga...

Una vez que estos ¨viri probati¨ sean ordenados sacerdotes, y descubran la triste realidad a la que ha sido degradado el sublime ministerio sacerdotal instituido por Cristo, lo más probable es que ¨se salgan¨ del ministerio, como han hecho unos 100,000 sacerdotes desde los años 70 hasta el día de hoy. En el problema de la escasez de sacerdotes, como en todos los asuntos, hay que ir a la raíz, y no pretender sanar un cáncer con paños calientes...

No existen vocaciones al sacerdocio porque la gente no es tonta, y no va a entregar su vida, en el caso de hombres con todo su futuro por delante, para decaer en una situación triste y frustrante, no derivada por supuesto de los retos intrínsecos al ministerio apostólico, sino a la degradación institucionalista del ministerio sacerdotal.

En este sistema sacramentalista y parroquialista que padecemos, y aplastado por todo el peso de una institución que no va a velar precisamente por atender a sus más básicas necesidades, el pequeño sacerdote ha quedado reducido a un mero peón semigratuito expendedor de sacramentos, y la frustración y el desencanto de los pequeños sacerdotes en esta situación son, a mi juicio, la raíz de todos los males que aquejan al ministerio sacerdotal. Además de esto, vivimos en un contexto de una falta casi completa de fe espiritual, que la institución, por supuesto, no puede ni prodrá promover. La institución es ritualista por naturaleza.

En este proceso de decadencia complacida por el que circulamos a toda velocidad, no habrá más creyentes para la Iglesia, ni habrá más sacerdotes, ni siquiera con sacerdotes casados (después claro está de haber pasado el "boom de emoción" de ver a hombres casados recibiendo el sacerdocio en la Iglesia Católica). Eso será flor de un día... El ¨modelo anglicano¨ (y siento afecto por nuestros hermanos anglicanos, pues estamos en el mismo barco) no es la solución para la Iglesia Católica. Ya sabemos lo abarrotados que están sus templos y lo ungido de sus predicaciones...

Además, los siguientes pasos en esta deriva decadente están cantados: sacerdotes casados, diáconos femeninos, sacerdocio femenino, diáconos homosexuales, sacerdotes homosexuales, obispos casados, obispos femeninos, obispos homosexuales... hasta la desaparición completa y total. Habremos consumido y agotado, así, la virtud de la Pasión de Cristo en la Cruz, para alimentar este modelo eclesiástico institucional-ritualista insaciable pero insatisfactorio, que aguantó, eso sí, cientos de años, pero que terminará por agotarse y consumirse. "Derechos a se acabar y consumir...". Los responsables tienen que sentirse orgullosos...

Y que conste que todas esas ¨salidas¨ y ¨soluciones¨, si surgieran en un contexto de fe espiritual, me parecerían perfectamente válidas. ¿Por qué no se iban a poder ordenar hombres casados? ¿Por qué no se iban a poder ordenar mujeres para el díaconado? Pero el problema, a mi juicio, es la falta casi total de fe espiritual y el institucionalismo. El modelo para la Iglesia Católica no es el ¨modelo anglicano¨, sino que se acerca más al ¨modelo evangélico" (hablo de los evangelicos serios): Pastores ungidos y en libertad que proclamen una palabra que levante los corazones afligidos y devuelva la esperanza a los que sufren. Además, nosotros tenemos la verdadera doctrina y somos la verdadera Iglesia. Y además, muchos están casados. Y además, muchos son mujeres...

Y por último, y no quiero ser aguafiestas, y después de que se ordene sacerdotes a hombres casados, vendría el siguiente problema eclesiástico: ¿pueden celebrar los sacramentos los sacerdotes casados divorciados y vueltos a casar? Y así sucesivamente...

¿Seguro que el celibato es el problema?


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Celso Alcaina [Blogger] 23.04.17 | 19:05

    En este tema del celibato clerical, como en otros muchos temas, es fundamental partir de los derechos humanos fundamentales. Coartar la justa libertad del individuo, eso es siempre inadmisible. Ligar obligatoriamente celibato a sacerdocio es contrario al derecho personal de los clérigos. Toda persona tiene derecho a organizar su vida privada y familiar. Tiene también derecho a corregir y cambiar de vida libremente, si lo estima conveniente, siempre que no dañe a los demás y cumpla con las leyes del país. Discriminar a unos profesionales - en este caso a los sacerdotes - en materia sexual y familiar significa un quebranto de los exigibles derechos naturales.
    ----------------------------
    Amigo Celso, en este tema del celibato clerical, como en otros muchos temas, es fundamental partir de la fe. No estamos peleando por derechos, sino que estamos sufriendo las consecuencias de un lamentable estado de carencia prácticamente absoluta de falta de fe espiritual. Y después, intentamos buscar "soluciones", que no son tales. Intentamos "pillar" de lo que nos sea más fácil y esté más a la mano, hombres casados, mujeres, quien sea!, para tener más mano de obra que reparta sacramentos, que es, a la postre de lo que se trata: repartir sacramentos. Las Iglesias históricas protestantes desde hace tiempo que ordenan mujeres (y más allá aún!) y continúan aún más rápido su proceso decadente... de verdad que son esas iglesias nuestro modelo?

  • Comentario por jocengar 08.04.17 | 12:32

    El autor sugiere acercarse no al "modelo anglicano", sino al "modelo evangélico" (pero de los "evangélicos serios" dice él.¿En ese modelo evangélico "serio" hay casados, solteros, hombres y mujeres?) Y en cuanto a los anglicanos, ¿no hay "modelo anglicano" serio?. ¿Y por qué no un modelo católico serio, hombres, mujeres, célibes o casados?. Por favor hablamos de que todo sea serio, ya lo sabemos, hay que suponerlo. ¿Porqué ridiculiza los problemas que ya sabemos que surgirán: divorcios, separaciones...? ¿Es que ahora, el modelo "celibato obligatorio católico" no es serio?¿Es serio? Hay gays, pederastas, con pareja clandestina... Por favor, señor autor. ¿Es que en el "modelo evangélico serio" no hay problemas? No juzguemos. En los modelos de cualquier confesión cristiana, en este caso, todos tienden a la "seriedad" y tenemos nuestras infidelidades. Todos modelos "serios" tienen la fe en Jesucristo. Todos verdaderos.
    -----------------------------
    Amigo jocengar. Las Iglesias protestantes históricas están en un proceso de decadencia aún mayor que nosotros, y están ordenando mujeres (y más allá aún) desde hace tiempo. Quiere decir que el casamiento de los sacerdotes no es la solución. Mientras tanto, en América y en USA las iglesias cristianas, incluso las que no son serias!, están llenando sus templos y nos están quitando los fieles. En América Latina hemos pasado del 80% de los creyentes al 60% en 10 años. Y la decadencia continuará. Cuál es su secreto? No es el que tengan pastores casados o no. Es que tienen más fe espiritual, que es lo que la gente busca en la Iglesia: fe y Jesucristo! Después, lo demás es secundario... y además se dará por añadidura!

Lunes, 18 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031