Cartas y relatos

Salmo 83

17.11.14 | 20:20. Archivado en Biblia

Dime, loco, ¿qué es la soledad? - Y el Amigo respondió: es el dulce reposo y la dulce compañía del Amigo y del Amado. - ¿Y qué entiendes tú por reposo y por compañía? – Y le respondió: es darse por completo a los recuerdos de su amor, y guardar el alma en la soledad para no pensar más que en el Amado. (Ramon Llull, Libro del Amigo y del Amado, nº 239)

¡Recuerdos del amor del Amado! ¡Pensar sólo en el Amado! Dentro de mí, de ti… hay un espacio donde se vive por completo solo, pero es donde el Amado renueva el rumor de su manantial que nunca se seca. Necesitamos despertar cada día ese rumor, avivar el deseo con aquella vehemencia con que lo hacía santa Teresa:

Si el amor que me tenéis,
Dios mío, es como el que yo os tengo,
decidme: ¿en qué me detengo?
o Vos, ¿en qué os detenéis

(poesías, 4)

Pero debe ser el mismo Dios quien despierte el deseo: O Vos, Dios mío, ¿en qué os detenéis?
Este deseo de Dios es lo que puede llenar el corazón del hombre. El salmista nos ofrece palabras para despertar aquel rumor, para dar lugar a la iniciativa divina:

¡Qué deseables son tus moradas
Señor de los ejércitos!
Mi alma se consume y anhela
los atrios del Señor,
mi corazón y mi carne
retozan por el Dios vivo…

¿Qué es lo que desata el entusiasmo y la dulzura del salmista? Es Aquel que va a encontrar en el templo, y con él encontrará el secreto de su vida y una fuerza interior que le permitirá hacer un camino recto de acuerdo a la ley del Señor. Es el deseo de Dios, que nunca permite que la rutina domine en nuestra vida. El deseo del que escribe san Agustín:

El deseo de la casa de Dios ya es un don de Dios. Dios dilata el deseo para que crezca, y crece para que alcance a Dios. Dios no da una cosa pequeña al que desea; Dios, que hizo todas las cosas, se da a sí mismo…

El salmista se siente invadido por una sed profunda, casi física, de Dios y de su vida, que es nuestro manantial de agua viva. (Jer 17,13) Y es hacia ese Dios viviente hacia donde tiende el hombre entero con su corazón y su alma, su respiración más profunda:

Vale más un día en tus atrios
que mil en mi casa,
y prefiero el umbral de la casa de Dios
a vivir con los malvados…

La actitud del salmista es la de quien hace una opción radical por Dios, y rompe con los dioses falsos del mundo, con los ídolos; y toma la decisión de vivir según el espíritu de la ley del Señor, de vivir del deseo de Dios, de orientar sus pasos hacia él. El salmista, en su deseo de Dios juega con los números: un día y mil días. Los mil días son los nuestros, un día es el de Dios. Nuestros días sin Dios son vacíos se desvanecen sin sentido. La presencia de Dios es lo que da valor infinito a un solo día pasado con el Señor.

Hasta el gorrión ha encontrado una casa,
y la golondrina un nido
donde colocar sus polluelos…
Dichosos los que encuentran en ti su fuerza
al preparar su peregrinación…

El salmista se fija en los nidos que las aves hacen en los aleros del templo, que vienen a ser un símbolo de protección y seguridad permanente que se disfruta en la cercanía de Dios. Estoy de acuerdo con esta hermosa comparación. Esto me recuerda como los dinteles del templo del monasterio de Poblet están llenos de nidos de golondrinas.

¿En qué me detengo?... Nuestro problema hoy es que “no nos detenemos”. Tenemos temor o miedo a una soledad dolorosa, una soledad que nos aísla, que hace daño. Tenemos necesidad de descubrir otra soledad: aquella que me descubra la gloria de estar solo. Aquella soledad que me descubre que nunca estoy menos solo que cuando estoy a solas con mi Amado. Es esta una soledad que se va configurando en el corazón, soledad de recuerdos, y de nuestros mejores pensamientos sobre el Amado.

Un camino y un trabajo apasionante: descubrir y vivir la experiencia de que nuestro corazón, el tuyo, el mío, el de toda persona está programado para amar, y descansar en el amor del Amado. Retozar por el Dios vivo…, que viene a ser un gozar en una relación viva con Dios. Disfrutar, vivir, cantar… con el Amado. ¿Acaso tienes esta imagen de Dios? Lleva siempre contigo el salmo 83.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Hectorkt 02.01.15 | 04:57

    В удовлетворении эгоизма;
    http://vk.com/club83856963

  • Comentario por MichaelFer 01.01.15 | 20:23

    Настоятельно рекомендую
    http://vk.com/event83720394

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031