El blog de Carlos Corral

Confesiones religiosas y Estado Español. -Régimen jurídico (de sus relaciones hoy)- .[Blog 56]

19.06.07 | 06:30. Archivado en Relaciones Iglesia-Estado


I.- Ya sólo el escribir sobre este tema resulta tan arriscado como comprometido, pues la realidad social y jurídica, lo mismo en España que en la Unión Europea (UE), es tan intrínsecamente dinámica, que resulta profundamente cambiante con marchas adelante y marchas atrás. Tal ha sido el proceso de la UE que a pesar de todos los pesares se ha ido consolidando y ampliando hasta alcanzar los 27 miembros actuales, siendo España uno de ellos. Y como la UE, España, en su propio proceso, ya no tiene la uniformidad social de raíces cristianas, profesadas o no como tales; está de por medio el fenómeno desbordante de fronteras: el de las migraciones, en especial, la musulmana que se acerca a los 17 millones alcanzando su cota más alta, en cuanto al número, en Francia y Alemania. Más lejos les sigue España con unos 600.000.

Con todo, se produce paralela —no se olvide— la inmigración de ciudadanos procedentes de Europa Oriental, como Rumania (407.159), Rusia Blanca y Ucrania; además, la migración intracomunitaria de los ciudadanos ya europeos de los 12 nuevos Estados adheridos a la UE. Y con relación a España, de manera singular, los provenientes de Ecuador (461.310), Colombia, Perú, Argentina, Santo Domingo y demás Estados hispanos, aparte de los provenientes del Norte de África (Marruecos 563.012), llegándose a un total de 4.144.166 hasta llegar a afirmarse por JULIO L MARTÍNEZ que ya existe una España inmigrante (1).

De ahí que, para un futuro que ya está comenzando a ser presente, surge el problema de cuál debe ser la regulación del Estado Español con las nuevas confesiones, cristianas o no, en España. Problema que paralelamente se va trasladando a cada una de las Regiones y Comunidades Autónomas, en especial a las de mayor inmigración, como Andalucía, Cataluña (913.757), Madrid (800.512) y Valencia (668.075), siendo preponderante la musulmana en las regiones del Mediterráneo.

Todavía más, la mundialización, en la que nos encontramos ya inmersos, impone por su misma definición una visión global no sólo de los Estados ―aquí, el español― sino de las iglesias y confesiones ―aquí en España, primordialmente de la Iglesia católica, cierto― pero ya no sólo de ella sino, a la vez, de las demás iglesias y confesiones operantes lo mismo en España que en la Unión Europea. Todo ello lo tenemos tan presente que, por más que nos refiramos al ordenamiento jurídico español, no podemos menos de reflejarlo así en nuestro libro “Confesiones religiosas y Estado Español. Régimen jurídico (Madrid, B.A.C. 2007), salido a la luz pública con la feria del libro en Madrid en abril de 2007. Ya no vale hablar sólo del ordenamiento español.

II.- Por ello, aun partiendo del Estado español y de su ordenamiento, la perspectiva científica debe elevarse a la comunidad internacional y, en especial, a la europea de la que aquel es miembro De consiguiente, el tratamiento de las confesiones religiosas en el ordenamiento español debe comenzar, a nuestro parecer, por la exposición del correspondiente sistema más amplio de la Unión Europea, si bien dentro del marco universal de las Naciones Unidas, y, a continuación, siquiera sumariamente, por la visión panorámica de los 27 sistemas europeos actualmente en vigor bajo perspectiva comparada. Y dentro ya del marco constitucional y de su sistema religioso político, es como se desarrolla el régimen jurídico que, conforme a la Constitución (art.16), se aplica a la Iglesia católica y a las Confesiones religiosas (Comunidades e Iglesias distintas de la Iglesia católica).

Un tratamiento así explica la estructura del libro en tres Partes. Primera, en las que se exponen los marcos universal, europeo y constitucional español (capítulos I a IV). Segunda, se analiza el régimen jurídico de la Iglesia Católica (capítulos V a XV). Tercera, en que se detalla el régimen jurídico de las confesiones y comunidades religiosas e iglesias distintas de la Católica (capítulos XVI y XVII).

Por lo que respecta al marco constitucional, no se comprende la actual redacción definitiva del texto de la Constitución de 1978, si no se tienen ante la vista los dos sistemas constitucionales inmediatamente precedentes, tan extremos como contrapuestos entre sí: el de II República y el del Régimen del General Franco, a los que de ninguna manera se quiso volver en el período de la transición a la democracia, por haber resultado tan quebrantadores de la unidad y convivencia sociales de los españoles. Por eso se estableció el sistema de aconfesionalidad en la Consitución de 1978 (Cap.IV).

Por ello, en momentos recios y complicados, como los presentes, no puedo menos de evocar fechas con fuerte simbolismo que, no por olvidadas, deben dejar de traerse a colación hoy. Una es la del 27 de abril de 1993, cuando el Presidente Felipe González recibía el Premio Carlomagno en Aquisgrán Tras recibirlo en el Palacio del Ayuntamiento, hacía su entrada en la Catedral de Aquisgrán, donde el Cardenal Arzobispo de Toledo, Marcelo González le daba la bienvenida antes de comenzar la solemne misa y, al concluir su celebración, por invitación del Obispo de Aquisgrán, Klaus Hemerle, le dirigía en español unas palabras de saludo. Y lo hizo con un amplio y entrañable saludo:

“Al [Presidente del Gobierno español] felicito cordialmente por este honor que se le hace, reconociendo así los méritos insignes de su dedicación política a la tarea de la construcción de una Europa nueva y unida.

Ojalá sea nueva en cuanto que nazcan en ella los gérmenes que permitan un crecimiento armónico de todos sus pueblos. Olvidados para siempre los rencores y parcialidades que oscurecieron sus horizontes>.

Ojalá sea unida, aunque no sea más que para hacer vigente otra vez aquella sentencia del gran historiador romano Tácito: “Concordia mínima créscunt, discordia máxima dilabúntur” (“Con concordia las cosas mínimas crecen, con discordia las máximas se derrumban”)”.

Sentencia tan lapidaria, por cierto, que lo mismo vale para ayer que para hoy, igual para Alemania que para España.

La otra fecha, más reciente, es la de Navidad de 2005 con el mensaje del Rey en esa misma dirección:

España es una gran Nación. Las últimas décadas de nuestra historia no tienen precedentes en términos de paz, progreso y libertad. Nuestro modelo de convivencia se ha convertido en referencia para otros.[…]

Es ampliamente mayoritario el convencimiento de que lo que hemos logrado se lo debemos a la reconciliación, a la concordia y al amplio consenso que permitieron alumbrar nuestra Constitución.

Modelo que yo mismo, como profesor invitado impartiendo frecuentes cursos en la Universidad Gregoriana de Roma, tuve la ocasión de oir elogiar a mis colegas provenientes de Chequia, Eslovaquia, Polonia y ex-Yugoslavia.

Por el contrario, la discordia destruye los logros conseguidos. El consenso y la transición modélica que aquel originó comenzaron a agrietarse por la discordia y están expuestos al riesgo de derrumbarse. Por desgracia, la discordia ya se está produciendo en los cambios legislativos realizados o proyectados, como se dejó constancia en nuestro Blog 2.

III.- Las novedades del libro. Destacamos seis.

1ª La perspectiva académica desde las relaciones Iglesia-Estado. Como JUAN ANTONIO CARRILLO SALCEDO, Catedrático de la Universidad de Sevilla y Antiguo magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, escribe en el Prólogo “una de las aportaciones más significativas y relevantes de este nuevo libro del profesor Corral estriba en la perspectiva desde la que se examinan las cuestiones que en él se abordan: no la del Derecho Eclesiástico del Estado, sino la de las relaciones internacionales, que es la disciplina científica cultivada por el autor durante siete lustros en el seno del Departamento de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, siguiendo la orientación doctrinal iniciada por el primer catedrático de Derecho Público Eclesiástico y Relaciones de la Iglesia y el Estado, profesor José Giménez y Martínez de Carvajal, que el profesor Corral ha proseguido en su docencia en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y en la Pontificia Università Gregoriana de Roma”.

Perspectiva que es la misma con la que emprendimos la arriesgada empresa de elaborar para hoy una teoría de las relaciones Iglesia-Comunidad política, tal como la dejamos plasmada en nuestra anterior obra La relación entre la Iglesia y la Comunidad política (Madrid, B.A.C. 2003).

. Por lo mismo, a diferencia de las tan meritorias obras de Derecho Eclesiástico del Estado, se da más relevancia a la historia de las relaciones del Estado con la Iglesia que a la historia del derecho eclesiástico. Es lo que se hace al describir “El pasado sistema de relaciones Iglesia-Estado” (1. El pasado remoto: hacia la unidad política y religiosa; 2. La confesionalidad católica durante los siglos XIX y XX; 3. De la desconfesionalización a la reconfesionalización) en el Cap. III, redactado en colaboración con el Profesor de Historia de la Universidad Pontificia “Comillas” de Madrid, Manuel Revuelta González. E igualmente, al repasar “Las relaciones diplomáticas y concordatarias”, más las de mediación pontificia en los conflictos de España con los Estados y ofertas españolas de asilo al Pontífice (en el capítulo V).

.- El hacer preceder el tratamiento del marco europeo al marco constitucional español— en seguimiento de la visión del Prof. F. ALDECOA con el “concepto de federalismo intergubernamental” para la U.E.— describiendo previamente los sistemas político-religiosos de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y del Consejo de Europa (Cap.I). Marco, a su vez, sometido al ordenamiento universal de la Naciones Unidas sobre la libertad religiosa.

.- La exposición de la historia de las relaciones diplomáticas y de las relaciones de mediación de la Santa Sede en los conflictos internacionales de España y de las ofertas de asilo a los Papas por parte de los gobiernos españoles.

.- La actualización del Régimen tributario de la Iglesia Católica (Cap. XIV) redactado por MIGUEL ANGEL PUCHADES NAVARRO, Prof. titular de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia.

.- La publicación de los “Acuerdos de cooperación" con las tres Federaciones (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, FEREDE; Comisión Islámica de España CIE; y Federación de Comunidades Israelitas de España, FCI) en tres columnas paralelas (Apéndice II), pudiéndose advertir a simple vista en qué coincide y en qué diverge el contenido de sus respectivos artículos.

Por ello, se está a juicio del Prof. CARRILLO, “ante un libro importante, cuya consulta será muy útil a parlamentarios, funcionarios de las Administraciones, estudiosos y aplicadores del Derecho, y asesores de las distintas confesiones religiosas”.

[Referencia bibliogr.: (1) Ciudadanía, migraciones y religión. Undiálogo ético desde la fe cristiana (Madrid, San Pablo 2007) n.1; CORRAL, C., Acuerdos España-Santa Sede (Madrid, BAC 1999; con J.L. SANTOS, Acuerdos entre la Santa Sede y los Estados (Madrid, BAC 2006); idem, con J.MZ. DE CARVAJAL Y S. PETSCHEN, Concordatos vigentes, tt.I-IV (Madrid, Uni.Comillas 1984-2004]


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31