CaféDiálogo

¿La fe es una fuerza creativa y curativa?

18.10.18 | 20:49. Archivado en Acerca del autor


Cuando nuestra Inteligencia Espiritual (IES) es iluminada por el Espíritu Santo, obtenemos la fuerza del Amor para amar a nuestros hermanos. Y esto, de una manera creativa, ya que, al dirigirnos a personas siempre distintas y únicas, nuestro amor debe ser siempre imaginativo para realizar un encuentro cordial. Y si amamos a otra persona de un modo incondicional, le estamos diciendo que “creemos en ella” y que alberga un gran valor. Esto acrecienta su autoestima y estamos creando una persona nueva. Y esto gracias a que la fe tiene un poder creativo capaz de superar el desánimo y mantener la confianza en las palabras de Jesús, pues creer y crear van unidos ya que Jesús pedía la fe para realizar sus milagros. La fe auténtica es ya un gran milagro. Por eso, como Jesús, el creyente tiene en sí un soplo de poder taumatúrgico, que se alimenta en el poder transformador de los sacramentos.


¿Qué es la Inteligencia de la fe?

09.10.18 | 10:13. Archivado en Acerca del autor


Toda persona tiene a su disposición la dimensión trinitaria de su inteligencia, lo que no quiere decir que ejerza plenamente de ella. La dimensión racional de la inteligencia (IR) es la más valorada y para muchas personas es casi exclusiva, lo que convierte a estas personas en “fríos racionalistas” y tienen en alta estima a las ciencias naturales. Todo lo que no sea empíricamente demostrable no tiene valor. Se mueven por ideas y principios. Luego los humanos tenemos la inteligencia emocional (IE) que tiene hoy ya muchos seguidores. Son las personas que se mueven por las emociones, por la empatía. Sus defensores quieren desbancar a la (IR) y están en pugna. Y finalmente está la cenicienta de la inteligencia, la espiritual (IES) a la que casi nadie hace caso y que muchas personas pasan a lo largo de su vida sin apenas conocerla. Para que se manifieste necesita del silencio, del recogimiento, del pararse, para encontrar el sentido de la propia vida y del cosmos. Como se puede ver hasta aquí no ha aparecido la fe.
¿Cuándo podemos hablar de la Inteligencia de la Fe? Cuando la IES es iluminada, como don, por la luz del Espíritu Santo, que es el Amor y que hace razonable nuestra fe. El franciscano Javier Garrido en su libro El amor que hace razonable la fe, desgrana el contenido de la fe cristiana, que “es conocimiento, pero peculiar, pues es don de Dios, y no producto de ninguna sabiduría religiosa que, desde nosotros, intente alcanzar a Dios”. Y da la siguiente razón: “Si la fe solo fuese asentimiento y adhesión, quedaría en la superficie del espíritu humano; pero si la fe es luz interior que nos transforma y es comunión de amor con el Dios que se autocomunica creando una historia de amor con nosotros, entonces la fe es vida eterna, el modo propio de relacionarse con Dios: confianza y desapropiación, amor que une a Dios al modo con que Él se entrega” (Sal Terae, Bilbao 2018, 138-139). Por esto, nuestra fe es luminosa cuando amamos, que es cuando encontramos el sentido de las cosas. El Amor es la luz que nos guía.


Yuyú Vudú: Esclavas religiosas y explotación

25.09.18 | 14:59. Archivado en Acerca del autor

Conoce una derivación de la magia negra del vudú con la que nigerianos someten a las esclavas sexuales

>> Sigue...


VI Jornadas de desierto online - 19/25 noviembre 2018

14.09.18 | 20:12. Archivado en Acerca del autor


VI Jornadas de desierto online - 19/25 noviembre 2018

14.09.18 | 20:11. Archivado en Acerca del autor


¿Verdad o mentira?

08.09.18 | 18:05. Archivado en Acerca del autor


Los humanos ponemos más empeño en las cosas exteriores que las cosas interiores, cuando sabemos por experiencia que la riqueza, fama etc. carecen de auténtico valor. El ‘conócete a ti mismo’ es de un valor incalculable, pero ponemos más esfuerzo en mantenernos en forma física. Y, desgraciadamente, quien no se conoce a sí mismo está perdido.

>> Sigue...


TODOS SOMOS IGLESIA Y TODOS DEBERÍAMOS SER LÍDERES

31.08.18 | 12:31. Archivado en Acerca del autor


Ante los ataques al papa Francisco veo que las noticias solo remiten a la solidaridad de las conferencias episcopales y los obispos. ¿Con los obispos, sacerdotes, religiosas y religiosas se acaba la Iglesia? No. Los laicos también somos Iglesia y como tal, también nos solidarizamos y rezamos, como él nos pide, por el papa Francisco, para que el Espíritu de Jesús de Nazaret le lleve a dar los pasos necesarios para desclericalizar a la Iglesia y ésta se abra a los nuevos tiempos.

>> Sigue...


¿Qué relación hay entre el espíritu humano y el Espíritu Santo de Dios?

24.08.18 | 18:05. Archivado en Acerca del autor


Para algunos neurólogos, como el catedrático de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, el doctor Francisco J. Rubia, en el congreso de Parasicología científica que tuvo lugar en Guadalajara el 7 de abril de 2013, la palabra “neuroespiritualidad” quiere dar a entender que nuestro cerebro genera experiencias que se han denominado espirituales, religiosas, numinosas, divinas o de trascendencia. Estas experiencias se producen cuando se hiperactivan estructuras cerebrales pertenecientes a lo que se llama sistema límbico o cerebro emocional (Inteligencia Emocional). Que la materia cerebral pueda producir espiritualidad nos dice que tenemos una tendencia innata a la espiritualidad, sobre la cual se construye todo el edificio de las religiones. Espiritualidad es un concepto más amplio que religión, ya que no existe religión sin espiritualidad, pero sí espiritualidad sin religión, como es el caso del budismo, del jainismo o del taoísmo. Tenemos una tendencia innata a la espiritualidad generada por estructuras cerebrales, pero no una tendencia innata a la religión, como algunos autores sostienen, porque la religión es una construcción social que consta de múltiples factores. Para demostrar esto hace referencia por ejemplo a la epilepsia, que afecta sólo al lóbulo temporal del cerebro, especialmente vulnerable a la hiperactividad de las estructuras que allí se encuentran y en la que muchas células se activan al mismo tiempo provocando convulsiones. Las crisis suelen ser crisis parciales simples y complejas, dando a entender que los ‘místicos de las religiones’ las han podido padecer. En estas experiencias se pierde el sentido del tiempo y del espacio y la experiencia se considera más intensamente real que la realidad cotidiana, algo que está en relación con la hiperactividad de una estructura del cerebro emocional llamada la amígdala que es la que da sentido de realidad a los sucesos o estímulos que llegan del entorno. Sin embargo, hoy se pueden provocar esas experiencias de manera experimental estimulando eléctricamente una parte de la corteza cerebral conocida como el giro angular. Estos experimentos han sido realizados en Suiza, en el laboratorio de neurociencia de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne, dirigido por el neurólogo Olaf Blanke. Concluyendo su exposición, se afirma que a lo largo de la historia, el ser humano ha vivido siempre en dos mundos: el mundo natural y el llamado mundo sobrenatural. El hombre ha buscado siempre evadirse del mundo natural y buscar el ámbito que ha llamado sobrenatural en el que pretendidamente se reunía con dioses, demonios, antepasados o familiares fallecidos. Desde el punto de vista neurocientífico, el ámbito de lo sobrenatural no es un mundo que existe fuera de nosotros mismos, sino que es un producto, como gran parte de lo que consideramos realidad exterior, de la actividad de nuestro cerebro. Por eso, si decimos que el mundo de lo sobrenatural es el mundo de los espíritus, chocamos de nuevo con el concepto de “espíritu” que no debe ser una hipótesis científica porque no puede comprobarse ni falsearse, siguiendo los criterios del filósofo austríaco Karl Popper. En este sentido, las llamadas experiencias espirituales habría que nombrarlas de otra manera, como por ejemplo “experiencias supralímbicas”, habida cuenta que pueden ser inducidas por estimulación del sistema límbico o cerebro emocional. El prefijo “supra” quiere indicar que se trata de experiencias supremas desde el punto de vista subjetivo. Desde que se conoce que el cerebro produce espiritualidad se plantean dos posibilidades: la postura de creyentes que puede argumentar que Dios ha colocado en el cerebro humano estructuras que permiten la experiencia espiritual y el contacto con la divinidad, o que éstas son fruto de la evolución, como el resto del organismo, por el proceso de selección natural, lo que llevaría a preguntarse qué valor de supervivencia tendrían estas estructuras. Si las estructuras son fruto de la evolución, lo cual parece obvio, todavía queda la posibilidad de que un diseño divino lo haya hecho posible utilizando los mecanismos de la evolución para llegar al hombre y que fuese éste el que pudiese tener las experiencias espirituales y de esa manera poder comunicarse con los seres espirituales. Pero también es posible la postura contraria, a saber, que estas estructuras son las que han generado las creencias en seres espirituales como un producto accesorio de otras funciones ligadas al cerebro emocional. En este segundo caso, la espiritualidad resultaría ser una facultad mental como cualquier otra que se ha desarrollado en respuesta a una determinada presión medioambiental. Si esto es válido para todas las facultades mentales, también lo es que los rasgos universales que el ser humano posee sirven para aumentar las probabilidades de supervivencia del organismo, ya que la naturaleza suele eliminar lo superfluo. Como todas las facultades mentales se necesita un entorno apropiado para que se desarrollen. Es lo que ocurre con el lenguaje, la música o la inteligencia, para mencionar sólo unas pocas. De ahí que haya personas más espirituales que otras, dependiendo de que tengan más o menos desarrollada esta facultad (Inteligencia Espiritual); el entorno, esto es, la cultura y la sociedad en las que la persona se encuentra, jugarían un papel esencial en su desarrollo. Por esa razón existen y han existido individuos con una gran espiritualidad, como por ejemplo los fundadores de religiones, y otros en las que esa espiritualidad parece estar ausente.

>> Sigue...


¿En qué consiste pecar contra el Espíritu Santo?

17.08.18 | 19:08. Archivado en Acerca del autor

Cada vez se hace más imprescindible en nuestros días discernir entre lo que es invención e imaginación, alucinación y trance, explotación y charlatanería y lo que es encuentro y descubrimiento, experiencia y aprehendimiento, ser agraciado por dones y llegar hasta sí mismo.

>> Sigue...


El valor de la verdad

27.07.18 | 09:36. Archivado en Acerca del autor

Cree en la verdad, piensa la verdad y vive la verdad, pues por mucho que parezca que triunfa la mentira, nunca puede triunfar sobre la verdad” (Gandhi).

>> Sigue...


¿Qué otros nombres tiene Dios?

20.07.18 | 09:43. Archivado en Acerca del autor

Los nombres de Dios son innumerables. Por ejemplo en el Islam una tradición dice lo siguiente:
Allah posee tres mil nombres. Mil los ha revelado a sus ángeles. Mil a sus profetas. Trescientos están en los Zahur, los salmos de David. Trescientos se hallan en la Torá. Trescientos están en los Evangelios. Noventa y nueve están en el Sagrado Corán. Uno, el nombre de su esencia, Él lo ha mantenido para sí mismo y se halla oculto en el Corán.

>> Sigue...


¿El camino de la razón es ineficaz para intentar analizar el Misterio?

12.07.18 | 10:03. Archivado en Acerca del autor

Ante el Misterio a nuestra comprensión se le escapa, por esencia, la dualidad estático-dinámica de un Ser del que puede decirse que no-es y en el cuerpo del cual ser y no-ser se confunden para ser lo mismo y lo no-mismo. Intentar analizar al Misterio, por su misma esencia, es no analizable. Nuestra condición humana es la de no saber: nunca sabremos nada, y esto es lo único que verdaderamente sabemos. Las imágenes antropomórficas son solo imágenes que inventamos para comprender lo que no puede ser comprendido, ya que por esencia está más allá de la comprensión y la capacidad humana. Solo los místicos atisban un más allá desvelando lo irracional de su aprehensión y patentizando una presencia que no se puede institucionalizar y que solo la persona, como ser libre, puede hacer suya.

>> Sigue...


Viernes, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031