CaféDiálogo

¿CÓMO AFRONTAR LA ENFERMEDAD Y LA MUERTE?

13.01.17 | 12:46. Archivado en Acerca del autor

En el proceso espiritual de la unión con Dios y la muerte de nuestro egoísmo a lo largo de nuestra vida, llega el momento de la enfermedad y la muerte. Para prepararnos a este paso de muerte a vida, transcribo esta impresionante oración del Teilhard de Chardin con el deseo de poderla hacer nuestra algún día:

>> Sigue...


¿TODOS SOMOS INMIGRANTES?

06.01.17 | 19:57. Archivado en Acerca del autor

Salir y marchar, esa es la esencia de la aventura humana. Ese es el destino de todo ser humano en el desarrollo de su vida, en el cambio de sus ideas, en el florecer de su personalidad. Todos acabamos siendo distintos de lo que éramos. También todos somos inmigrantes porque, aunque nosotros no cambiemos de país de residencia, el país en que residimos si cambia. Ahora ya no somos solo ciudadanos de nuestro barrio, sino de Europa y África, de China y de la India, de América del Norte y del Sur, y hasta de las islas del Pacífico y de los hielos de la Antártida. A pesar de ser todos inmigrantes, lo somos unos y otros de distinta manera, y los que vivimos en un sitio discriminamos a los que han llegado recientemente de lejanas tierras para acampar en nuestra vecindad. Y esto crea problemas: “El sueño secreto de la mayoría de los inmigrantes es que se los tome por hijos del país. Pasar sencillamente desapercibidos. Algunos lo consiguen, pero la mayoría no. No tienen el acento exacto, el tono de piel adecuado, el nombre, el apellido, el gesto, y todo esto los delata. Muchos de ellos saben que es inútil intentarlo siquiera, y como reacción presumida se hacen aún más diferentes de lo que son en realidad. Algunos van demasiado lejos y su frustración se convierte en oposición” (A. MAALOUF, Identités meurtrieères, 38). Esto por no darnos cuenta de que la identidad múltiple ayuda al crecimiento de la persona y a sus relaciones con los demás, mientras que la identidad única crea conflictos para la persona y para la sociedad, llegando aquí al núcleo de lo que nos ocupa: “No debemos hacer que los inmigrantes se hagan como nosotros. Debemos construir un nuevo ‘nosotros’” (R. PUTNAM, Financial Times, 20 de julio de 2006). Y, ante el problema más grave y urgente del género humano que tenemos hoy, que es el abismo entre ricos y pobres, los inmigrantes nos recuerdan que tenemos que trabajar para que este abismo vaya desapareciendo (Cf. C. G. VALLÉS, Todos somos inmigrantes, Sal Terrae, Santander 2016).

Share this:
Publicar estoTwitterFacebookGoogle


¿Cómo va transformando Dios nuestras muertes en vida mejor?

29.12.16 | 11:39. Archivado en Acerca del autor

La Providencia va transformando el Mal en Bien de tres modos: En primer lugar suele ocurrir que nuestros fracasos hacen que busquemos en otra dirección derivando nuestra actividad hacia un marco más favorable que permita desarrollarnos. En otras ocasiones la pérdida que nos aflige nos obliga a buscar la satisfacción de nuestros frustrados deseos en un campo menos material. “La historia de los santos, y en general la de todos los personajes célebres por su inteligencia o su bondad, se halla llena de estos casos en que vemos salir al hombre, engrandecido, templado, renovado tras una prueba o incluso una caída, que parecían deber apocarle o derrotarle para siempre”. Entonces, el fracaso, incluso moral, se trueca también en éxito. En estos casos podemos llegar a comprender a la Providencia, pero hay casos más difíciles ,que suelen ser los más corrientes, y aquí entramos en el segundo modo, donde quedamos desconcertados: desapariciones prematuras, accidentes estúpidos, debilitaciones que afectan a las zonas superiores del ser. Ante semejantes golpes, la persona no se levanta en ninguna dirección apreciable, sino que desaparece o queda tristemente aminorada. ¿Cómo es posible que incluso estas reducciones sin compensación, que son la Muerte en lo que tiene precisamente de mortal, se conviertan para nosotros en un bien? Dios transforma nuestros sufrimientos haciendo que sirvan para nuestro perfeccionamiento. "Entre sus manos, estas fuerzas destructivas “se convierten en el instrumento que talla, esculpe y pule en nosotros la piedra destinada a ocupar un lugar preciso en la Jerusalén celeste”.

>> Sigue...


¿La vida es un continuo renacer?

23.12.16 | 11:42. Archivado en Acerca del autor

En el caminar de la vida nos encontramos obstáculos externos que hay que ir sorteando “la barrera que detiene, o la muralla que limita. He aquí la piedra que desvía o el obstáculo que frena. He aquí el microbio o la palabra imperceptible que matan al cuerpo o infectan al espíritu. Incidentes, accidentes, de toda gravedad”, Ante estos obstáculos siempre nos queda la esperanza de poderlos superar. Pero el problema viene ante nuestros obstáculos personales como “defectos naturales, inferioridades físicas, intelectuales o morales, por las que el campo de nuestra actividad, de nuestros goces, de nuestra visión, se ha visto limitado implacablemente desde el nacimiento y para toda la vida. Otras nos esperaban más tarde, brutales como un accidente, solapadas como una enfermedad. Todos, un día u otro, tuvimos o tendremos conciencia de que alguno de estos procesos de desorganización se ha instalado en el corazón mismo de nuestra vida. Unas veces son las células del cuerpo las que se rebelan o, se corrompen. Otras son los propios elementos de nuestra personalidad los que parecen discordantes o emancipados. Y entonces asistimos, impotentes, a depresiones, rebeliones, tiranías internas, allí donde no hay influencia amiga alguna que pueda venir en nuestro socorro”. En la muerte, como un océano viene a confluir tanto el mal físico como el mal moral.

>> Sigue...


¿Qué diferencia hay entre el alma de la persona y su espíritu y cual es la función de la Inteligencia Espiritual?

16.12.16 | 12:45. Archivado en Acerca del autor

Tanto en el Nuevo como en el Antiguo Testamento con la palabra alma se significa originariamente aliento, principio de vida, sede de los pensamientos y sensaciones y a veces persona. Así, el alma de la persona sería como la expresión de la personalidad, donde se encuentran las emociones, el intelecto y la voluntad. Son los elementos que nos hacen humanos. Los pensamientos, los ideales, los sentimientos, el amor, el discernimiento, la decisión, la selección, etc. son experiencias del alma.

>> Sigue...


¿Cuál es la mejor disposición para acercarse a Dios?

09.12.16 | 09:43. Archivado en Acerca del autor

Para acercarse a Dios no hay mejor disposición que el desprendimiento de todas las cosas y del propio yo. La experiencia del encuentro con Dios no depende de nuestro propio esfuerzo ni brota de ninguna parte. Se nos es dada de un modo totalmente gratuito: es un acto de amor por parte de Dios, que ilumina los ojos de nuestro corazón. Así, apoyados en Cristo, podemos tener una experiencia de Dios. Se podría definir este estado como un estar dentro de sí mismo, en un vacío total de todo lo que no es el ser humano, donde Dios se revela como el totalmente Otro, que no se puede identificar con la realidad personal más profunda. Experimentando a Dios en su propia conciencia, la persona, por una luz divina, es introducida en la conciencia de Dios. Y en la experiencia de uno experimenta el otro.

>> Sigue...


¿Quién nos liberará de nuestra angustia existencial?

02.12.16 | 18:21. Archivado en Acerca del autor

Siempre nos proyectamos hacia fuera y la angustia interior persiste. Lo de fuera no nos llena en plenitud y andamos insatisfechos. Hay que ser valientes y entrar en nuestro interior. Como el beduino que abre un pozo en el interior de su tienda y se adentra en las profundidades hasta encontrar el agua que le vivificará a él y a los suyos. Esta experiencia la describe maravillosamente bien P. Teilhard de Chardin: “Bajé a lo más íntimo de mí mismo, al abismo profundo de donde percibo, confusamente, que emana mí poder de acción. Ahora bien, a medida que me alejaba de las evidencias convencionales que iluminan superficialmente la vida social, me di cuenta de que me escapaba de mi mismo. A cada peldaño qué descendía, se descubría en mí otro personaje, al que no podía denominar exactamente y que ya no me obedecía. Y cuando hube de detener mi exploración, porque me faltaba suelo bajo los pies, me hallé sobre un abismo sin fondo, del que surgía, viniendo yo no sé de dónde, el chorro que me atrevo a llamar mi vida” (El Medi divi, Nova Terra, Barcelona 1968, 90).

>> Sigue...


¿Cuánto más nobles sean los anhelos y las acciones de una persona más aspirará a lo sublime?

25.11.16 | 13:17. Archivado en Acerca del autor

Por naturaleza el trabajo es en sí mismo un factor múltiple de desposeimiento para todas aquellas personas que lo aceptan sin rebelarse, ya que el trabajo implica esfuerzo. Y cuando este quiere ser creativo nos arranca de la vida pacífica y egoísta. En el trabajo creador hay que superarse constantemente y en este desposeimiento “en virtud de una maravillosa potencia ascendente presente dentro de las cosas, en cada realidad conseguida y superada hace que nos acerquemos al descubrimiento y prolongación de un ideal de cualidad espiritual más elevado” (P.Teilhard de Chardin, El medi divi, Nova Terra, Barcelona 1968, 82).

>> Sigue...


¿El trabajo humano es una especie de “estorbo espiritual”?

18.11.16 | 13:46. Archivado en Acerca del autor

Para muchas personas el tiempo dedicado al trabajo es como si se lo quitáramos a la oración. Pero resulta que la mayor parte de nuestra jornada está dedicada al trabajo. No acabamos de asumir que con nuestra acción me uno a la potencia creadora de Dios y así, coincidiendo con ella, no sólo soy un instrumento, sino su prolongación viviente, fundiendo, de alguna manera mi corazón con el corazón de Dios. Así se expresa P. TEILHARD DE CHARDIN en El medi diví, Nova Terra, Barcelona 1968, 72: “Cada una de nuestras obras, por la repercusión lejana y directa que tiene sobre el Mundo espiritual, concurre a preformar el Cristo en su totalidad mística”. Dios, en lo que más tiene de viviente y encarnado, no está lejos de nosotros ni fuera de la esfera tangible. Él vive en lo más intimo de nuestro ser y nos espera en cada instante en la acción, en la obra de cada momento. Gracias a la Creación y especialmente a la Encarnación no hay nada de profano para quien sabe ver. “Al contrario, todo es sagrado a los ojos de aquel que distingue, en cada criatura, la parcela de ser escogido, sometido a la atracción de Cristo en camino de consumación” (o. c., 76).

>> Sigue...


¿Cómo tenemos que actuar para ser felices?

13.11.16 | 12:23. Archivado en Acerca del autor

La auténtica felicidad es fruto de un proceso de crecimiento gracias a una unificación de nosotros mismos en lo profundo de nuestro ser; por la unión de nuestro ser con otros seres, nuestros iguales; y, finalmente, por la subordinación de nuestra vida a una vida superior a la nuestra. Y en la práctica cada uno de nosotros debe descubrir la actitud, el gesto inimitable que nos hace coherentes y nos produce paz interior en comunión con el Universo.

>> Sigue...


¿Qué hacer para alcanzar el fondo de lo que somos?

05.11.16 | 17:05. Archivado en Acerca del autor

Las fases de nuestra personalización son: primero ser, después amar y, finalmente, adorar. En otras palabras, para ser plenamente persona debemos a) descentrarnos de nosotros mismos; b) descentrarse del “otro”; y c) sobrecentrarse en alguien mayor que nosotros. Y esto es así, de la misma manera que “en el Mundo, la vida evoluciona siempre hacia una mayor conciencia y hacia una mayor complejidad, como si la creciente complicación de los organismos tuviese como consecuencia la profundización en el centro de su ser” (P. TEILHARD DE CHARDIN, Sobre el amor y la felicidad, PPC, Madrid 1997, 73).

>> Sigue...


¿Cuál es nuestra actitud fundamental ante la Vida?

30.10.16 | 19:13. Archivado en Acerca del autor

Hay tres tipos de personas cuyo germen todos llevamos dentro: las cansadas, las vividoras y las ardientes. Cuando nos preguntamos ¿para qué luchar?, ¿para qué cambiar las cosas? estamos siguiendo la estela de las cansadas. Cuando afirmamos que lo ideal en la vida es beber sin saciar jamás la sed y estamos dispuestos a lanzarnos con la mayor avidez sobre cualquier otra fuente nueva, nos situamos entre las vividoras. Cuando se cree que el ser es inagotable, que vivir es una ascensión y un perpetuo descubrimiento, nos situamos en el territorio de las ardientes.

>> Sigue...


Jueves, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación