Buenas noticias

Alimentarnos de Jesús

13.08.12 | 09:39. Archivado en Domingos ordinarios

Según el relato de Juan, una vez más los judíos, incapaces de ir más allá de lo físico y material, interrumpen a Jesús, escandalizados por el lenguaje agresivo que emplea: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?". Jesús no retira su afirmación sino que da a sus palabras un contenido más profundo.

El núcleo de su exposición nos permite adentrarnos en la experiencia que vivían las primeras comunidades cristianas al celebrar la eucaristía. Según Jesús, los discípulos no solo han de creer en él, sino que han de alimentarse y nutrir su vida de su misma persona. La eucaristía es una experiencia central en los seguidores de Jesús.

Las palabras que siguen no hacen sino destacar su carácter fundamental e indispensable: "Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida". Si los discípulos no se alimentan de él, podrán hacer y decir muchas cosas, pero no han de olvidar sus palabras: "No tenéis vida en vosotros".

Para tener vida dentro de nosotros necesitamos alimentarnos de Jesús, nutrirnos de su aliento vital, interiorizar sus actitudes y sus criterios de vida. Este es el secreto y la fuerza de la eucaristía. Solo lo conocen aquellos que comulgan con él y se alimentan de su pasión por el Padre y de su amor a sus hijos.

El lenguaje de Jesús es de gran fuerza expresiva. A quien sabe alimentarse de él, le hace esta promesa: "Ese habita en mí y yo en él". Quien se nutre de la eucaristía experimenta que su relación con Jesús no es algo externo. Jesús no es un modelo de vida que imitamos desde fuera. Alimenta nuestra vida desde dentro.

Esta experiencia de "habitar" en Jesús y dejar que Jesús "habite" en nosotros puede transformar de raíz nuestra fe. Ese intercambio mutuo, esta comunión estrecha, difícil de expresar con palabras, constituye la verdadera relación del discípulo con Jesús. Esto es seguirle sostenidos por su fuerza vital.

La vida que Jesús transmite a sus discípulos en la eucaristía es la que él mismo recibe del Padre que es Fuente inagotable de vida plena. Una vida que no se extingue con nuestra muerte biológica. Por eso se atreve Jesús a hacer esta promesa a los suyos: "El que come este pan vivirá para siempre".

Sin duda, el signo más grave de la crisis de la fe cristiana entre nosotros es el abandono tan generalizado de la eucaristía dominical. Para quien ama a Jesús es doloroso observar cómo la eucaristía va perdiendo su poder de atracción. Pero es más doloroso aún ver que desde la Iglesia asistimos a este hecho sin atrevernos a reaccionar. ¿Por qué?

José Antonio Pagola

19 de agosto de 2012
20 Tiempo ordinario (B)
Juan 6, 51-58


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Abel 16.08.12 | 18:51

    Que triste que una entrada tan hermosa, tan eucaristica suscite tanto rencor en algunos. Ni hablar, «duras son tus palabras». Gracias Jose Antonio por compartir esta reflexión. Y a mi tambien me da tristeza que asistamos a este hecho (ver Iglesias vacías) sin reaccionar, sin ganas de reaccionar. Un abrazo desde México.

  • Comentario por Mostaza 15.08.12 | 22:54

    Efectivamente es doloroso ver como la Eucaristía pierde su poder de atracción..¿Por qué?...Hay muchos factores que influyen, especialmente en la juventud. Para que tenga sentido, la Eucaristía ha de ser el broche final de una vida vivida al estilo de Jesús actualizando su mensaje y compromiso,con la confianza y esperanza puesta el Él, con la alegría de reencontrarle en la Palabra y en el Pan consagrado compañía para el Camino...¿Todo esto sabemos hablarlo, incorporarlo en el día a día, celebrarlo en comunidad?...No podemos separar Eucaristía y vida y eso es lo que no acabamos de encajar. No acabamos de ser entendibles y creibles, y eso no invita. Habremos de reaccionar revisando rutinas y darles vida para que ir a recibir EL PAN DE VIDA, sea una alegre necesidad compartida.
    Como dice en el post" quien se nutre de la eucaristía experimenta que alimenta nuestra vida desde dentro". Gracias por sus comentarios del evangelio. Saludos.

  • Comentario por Peter 13.08.12 | 17:06

    ¿Porque sera? ¿No sera por culpa de los modernistas? ¿No sera porque hablan muy bonito pero edulcoran la Verdad porque tampoco la tragan? ¿No sera porque usted y sus amigos no creen que la Eucaristia es verdaderamente el Cuerpo y Sangre de Cristo y no solo sus criterios de vida? ¿Porque no dice las cosas mas concretamente y deja de pretender quedar bien con el papa y con Vidal? ¿A quien sirve?

Martes, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930