Bokabulario de Fernández Barbadillo

La locura darwinista (Post apto sólo para personas maduras)

23.06.09 | 10:44. Archivado en Personajes, Noticias

Reproduzco una atinada definición del darwinismo como creencia seudo-religiosa. Nuestra generación está viendo nacer otra teoría supuestamente científica con finalidad religiosa y de poder que es el calentamiento global. Perdonadme, pero voy a ponerme el casco.

(En este blog he encontrado una irónica y acertada definición del darwinismo. OS aconsejo la lectura de los comentarios, donde los darwinistas insultan y amenazan a los disidentes, como hacen los creyentes en el calentamiento global.)

El darwinismo, como ya saben los lectores de esta página y cualquier persona informada, es una doctrina esotérica que afirma que la vida comenzó en un charco templado por casualidad y que una bacteria llega a ser un elefante o una almeja aprovechando algunos errores que a veces se producen en la copia del genoma, y así acumulando errores aprovechables se hace la bacteria más grande y no sabemos si más adaptada, porque sobre este tema hay dudas, pero sobrevive y es apta por definición y con trompa.

Estas explicaciones son ciertamente absurdas para todos los no iniciados, y tamaños desatinos dejan perplejo a quien no esté abducido por esta secta, y son imposibles de tragar por cualquier persona con un mínimo de objetividad.

La cuestión que se plantea es la siguiente: ¿Cómo hay tantos creyentes en una doctrina tan absurda? La respuesta tiene mucho que ver con lo que podríamos llamar el espíritu de nuestro tiempo: el cientifismo, una actitud materialista extrema, que pretende saber lo que en realidad se desconoce y amparándose bajo el manto de la ciencia - una buena capa todo lo tapa- como también lo hicieron otras doctrinas cientifistas como el marxismo, tacha de ignorantes y retrógrados a quienes se atreven a reírse de tantas estupideces.

La persistencia de una doctrina tan estrafalaria y contraria al sentido común solo es posible explicar por motivos sociológicos y psicológicos.

La necesidad psicológica que alberga esta gente de ser producto del azar es posible que esté relacionada con el rechazo consciente o subconsciente de su progenie.

Dawkins nos dice que solo desde Darwin es posible ser un ateo intelectualmente satisfecho. Darwin inventó un mecanismo no teleológico pero absurdo y sin sentido: los más aptos sobreviven y eso explica el hecho evolutivo. Esto es fundamental, esa satisfacción que al parecer esta estúpida doctrina produce, es la responsable de la existencia de tantos tipos aparentemente normales, que son capaces de tragarse esas locuras, y de la censura y tergiversación tan imprescindible para la persistencia del darwinismo como teoría científica oficial.

Las locuras compartidas hacen mucho más fácil la ocultación de la realidad para los que comparten la insania. La población alemana que en su gran mayoría apoyó la locura de Hitler, era posiblemente en su vida normal, perfectamente razonable, lo mismo podemos decir de los innumerables intelectuales que durante generaciones fueron marxistas,y muchos adoraron a Stalin. Esas perversiones intelectuales que nos parecen increibles vistas hoy con perspectiva, no les impidió realizar una tarea a veces muy meritoria en otros campos. Unas locuras muy generalizadas, como hoy sigue siendo el darwinismo.

El darwinismo es tan científico como la alquimia, pero más milagroso. Como ésta aún no ha conseguido demostrar que el plomo se trasmuta en oro, pero como los alquimistas, están en ello, solo necesitan unos siglos o unos millones de años de prórroga para poder demostrarlo. Y también el darwinismo tiene su piedra filosofal, ésta es el error en la copia del genoma, que dándole tiempo al tiempo y con algo que llaman aptitud y adaptación, algo indefinible y mágico, hace que una bacteria transmute en una sardina con su raspa y todo como bien sabemos.

CODA: El biólogo Fernando Vallejo en su libro La tautología darwinista:

Sin saber siquiera que procedía de un óvulo fecundado por un espermatozoide, Charles Darwin se metió a explicar el Origen de las especies. La confusión que produjo dura hasta hoy.

La supervivencia del más apto es la tautología más hipócrita en toda la historia de la ciencia.

El autor de la reseña que os invito a leer cuenta que ésta fue censurada en Wikipedia. La Inquisición existe y está entre nosotros.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 23 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Pedro Fernández Barbadillo Pedro Fernández Barbadillo

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930