La Biblia Compartida

Amor, amistad, alegría

01.05.18 | 10:35. Archivado en Comentarios dominicales y festivos


Domingo 6 de Pascua
Jn 15,9-17

Si hiciésemos la estadística de las diferentes palabras que encontramos en el evangelio de este domingo veríamos con asombro que la expresión «amor», como verbo o como sustantivo, está repetida ocho veces; «amigos» tres; y «alegría» aparece en dos ocasiones. Nos quedamos, en principio, con estas tres palabras.

Con frecuencia hemos entendido la religión como una lista de obligaciones y de prohibiciones. Y esto nos ha llevado, con relativa facilidad, a entender nuestra relación con Dios como algo costoso, difícil, fatigoso. En el texto de hoy también aparece alguna expresión que nos puede recordar esta imagen: «mandamiento», que se repite tres veces, cuatro si incluimos el verbo «mandar». Pero también el mandamiento del que habla Jesús está relacionado con el amor.

La «buena noticia» de Jesús está llena de amor, de amistad y de alegría. No podemos perderlo nunca de vista. Su mensaje «religioso» invita a vivir nuestra relación con Dios y con los demás desde una perspectiva festiva, de amistad y de amor entrañable. A sus seguidores/as se nos tiene que notar que vivimos así. La gente que nos rodea lo tiene que percibir, lo ha de comentar, lo ha de envidiar. El mensaje de Jesús no es algo pesimista o alienante; no tiene nada que ver con la negación de la libertad; es alegría desbordante, visión optimista de la vida y de los acontecimientos, un canto a la esperanza…

Javier Velasco-Arias


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Anonimo 06.05.18 | 09:29

    Este domingo aporta unos comentarios algunos de los cuales son apabullantes:"Sin la experiencia de unidad con Dios no podemos desplegar el verdadero amor"Parece indicar que lo importante no es tanto descubrir el amor que nosotros tenemos a Dios sino el amor con que Dios nos ha amado y nos ama de continuo y tener presente esta realidad de continuo. Cuando uno es consciente de que Alguien le ama de verdad le cambia por completo la vida y se verá obligado a responder a ese amor pese a cualquier circunstancia adversa. No tiene pues sentido esa frecuente exclamación: he dejado morir el amor" ya que el amor no puede morir sin derruir nuestra personalidad pues participamos del amor de Dios en nosotros Habria pues que descubrir el amor de Dios que inunda nuestro ser y de ahí proyectar nuestra vida de cara a los demás. Era la actitud de las primeras comunidades, irradiaban este amor de Jesús en su entorno que obligaban a la exclamación y la conversión de los gentiles que los observaban

  • Comentario por Eunice 06.05.18 | 07:10

    Sabido es que hoy el término "amor" esta muy devaluado. Cualquier impulso afectivo, sentimental incluso irracional goza de buen predicamento. Y como sea que "seremos juzgados en el amor" (JC)pues todos salvados, así de sencillo. Maticemos, hay amores y amores: Eros y Agapé, sensitivo, pasional y de afecto o voluntad.Somos creados "a imagen de Dios" el cual siendo Amor participamos en modo eminente de esa propiedad. Choca por tanto hablar de amor como "mandamiento", éste connota "deber" aquel "espontaneidad", uno "constricción" el otro "atracción", al niño le atrae el caramelo y el instinto le empuja hacia él, no necesita mandamiento, como tampoco hay mandamiento de amar para los padres.. ¿A qué pues el mandamiento o deber?. El amor tiene sus reglas como todo que lo encaucen a su fin. El mandamiento es como esa ruta que marcan al satlite que envian al espacio para que no yerre el camino. Cuando uno se enamora desea que ese amor sea para siempre pero intuye los peligros,se amarra, liga.

Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930