La Biblia Compartida

El mal, la violencia, el poder no tienen la última palabra

20.02.18 | 10:35. Archivado en Comentarios dominicales y festivos


Domingo 2 de Cuaresma, ciclo B
Mc 9,2-10

La escena de la Transfiguración de Jesús es un anticipo de su resurrección. La Cuaresma no termina con la muerte violenta de Jesús, ajusticiado en una cruz como un malhechor. Su vida y su predicación hacen comprensible su final trágico. Los poderosos de este mundo no están dispuestos a aceptar su mensaje de la buena noticia del Reino de Dios, donde cada mujer y cada hombre son valorados en si mismos y no por lo que tienen o por lo que parecen, donde todos participan de la misma dignidad. Pero el mal, la violencia, el poder no tienen la última palabra. La Transfiguración preanuncia esta realidad; Dios-Padre se pone del lado de Jesús: «Éste es mi Hijo amado; escuchadlo».

Más aún, toda la Escritura –significada por Moisés y Elías: la Torá (la Ley) y los Profetas– avalan la «razón» de Jesús. La causa de Jesús responde al plan amoroso de Dios. La Pascua, su resurrección será la prueba de que no se equivocó. Como no se equivocan tantos hombres y tantas mujeres que también hoy en día –a ejemplo de Jesús, el Maestro– ponen toda su existencia al servicio de los demás.

No es fácil aceptar esta realidad. Nos gusta –como a Pedro, a Santiago y a Juan– la vida sin complicaciones; «¡qué bien se está aquí!» repetimos como ellos cuando las circunstancias nos son propicias. Pero no siempre estamos dispuestos a jugarnos la vida por la causa de Jesús, por la buena noticia del Reino.

Javier Velasco-Arias


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Anonimo 25.02.18 | 10:10

    Alguien leyendo este evangelio puede sentir la tentación que esa luz intensa y brillante que emanó del cuerpo de Jesús, reflejo de su divinidad, disiparía por completo las densas tinieblas que embargaban a los 3 apóstoles--y a nosotros--. Nada más lejos de la realidad; estas luces, estos momentos privilegiados que todos tenemos en nuestra vida--ratos de meditación, de oración intensa--no eliminan nada, las oscuridades siguen presentes, el misterio nos sigue envolviendo; solo se otorgan para que persuadidos de que "Dios está con nosotros y ¡quien contra nos?, no desmayemos en la ruta emprendida que como en el caso de Jesús y los propios apóstoles tuvieron que atravesar la negrura del calvario, pero con aquel grito: "en tus manos encomiendo mi espiritu". Pienso en San Juan de la Cruz que "tras haber oído la voz del amado salio corriendo en su busca y ¡¡oh dolor del alma! se había huído"

Sábado, 23 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930