Lo de menos es que se pacte con Bildu

Permalink 04.03.14 @ 02:44:07. Archivado en Navarra

Las mezquindades e hipocresías de los políticos, bien aliadas con las simplicidades del periodismo, han puesto el foco de atención de la eventual moción de censura en Navarra sobre la tontería de si el PSN pacta o no con Bildu para sacarla adelante. No ya porque sea evidente que hacen falta los votos de toda la oposición para echar a Yolanda Barcina, sino porque ni los abertzales tienen por qué ser unos apestados de la política (probablemente no debieron serlo nunca, pero ahora desde luego ya no) ni la flagrante sobreinterpretación de la gestión de la consejera de Hacienda que están haciendo los grupos de izquierda sería menos tramposa y despreciable si los socialistas, Aralar-NaBai, Izquierda-Ezkerra y Geroa Bai se bastaran por sí mismos para provocar el cambio de gobierno en Navarra.

Los grupos que intentan derribar a Barcina se basan en que los medios de comunicación trasladamos los sucesos de la Hacienda con una contraposición de noticias que dice, por un lado, que ellos denuncian un caso de corrupción, que la situación es insostenible y el clamor popular insoslayable (ambas cosas falsas) y que la presidenta se niega a dimitir. Con ese reduccionismo a que aboca la nefasta convención periodística del titular y la pereza de los lectores que renuncian a ir más allá, se crea la sensación de que, una vez más, un dirigente político se niega a asumir responsabilidades y se aferra al sillón. Y el único temor de los socialistas es que la gente valore peor su disposición a pactar con Bildu, y que luego les pase factura en las elecciones europeas porque bien se encargará de recordarlo el PP.

Yo, que en las grandes cuestiones del debate ideológico suelo escorarme a babor y que probablemente en muchos temas adolezca de la misma incuria y apresuramiento a la hora de informarme que mis conciudadanos, he tenido sin embargo que tragarme las comparecencias de la comisión de investigación por imperativos profesionales. Y, aunque en temas de política económica, social y religiosa pueda simpatizar más con los grupos que quieren echar a Barcina, después de verlas puedo asegurar que, si lo consiguen, las trampas dialécticas y la demagogia que encuentran un estupendo caldo de cultivo en el tratamiento periodístico de la actualidad habrán cosechado un nuevo triunfo ante la mirada complaciente de esta sociedad pazguata.

A Lourdes Goicoechea, y por extensión a Barcina (aunque habría que preguntarse por qué un superior tiene que pagar responsabilidades políticas por las acciones de un subordinado de las que no tenía conocimiento) se les achacan cuatro cosas: haber pedido unos formularios de retribuciones de los consejeros de Caja Navarra, haber expresado sus temores por una investigación retrospectiva a la Universidad del Opus Dei a cuenta de una práctica (regalar las clases a los hijos del personal sin cotizar por ellas como pago en especie) que se venía realizando siempre en ése y otros centros académicos y que tiene su correlato nunca cuestionado en los privilegios de los hijos de empleados de Renfe y líneas aéreas, haber terciado por una empresa de cuatro empleados uno de los cuales había sufrido un accidente casi mortal y (esto sí de acuerdo con Barcina) haber retrasado la devolución del IVA a las empresas con más ingresos, y luego efectuarla con el pago correspondiente del mes de intereses, para cumplir el objetivo de déficit.

Sobre los formularios de Caja Navarra, Goicoechea negó haberlos pedido y menos a instancias de Barcina. Puede haber mentido, o jugar con la interpretación que tuvieron sus palabras en su momento aprovechando que no quedó constancia escrita de las mismas; pero el caso es que la acusación se sostiene únicamente sobre un testimonio, el de la ex directora gerente de la Hacienda foral Idoia Nieves, que también puede estar pecando de lo mismo. El interés por el expediente de la Universidad recuerda más bien al susto que se llevó aquel árbitro que, cuando su linier le dijo “Penalti y expulsión”, reaccionó: “¡No me jodas, Rafa!”. La intercesión por Conservas Almanaque, cuyo expediente luego siguió su curso normal, se interpretaría como un gesto humanitario en cualquier escenario donde no hubiera intereses políticos en juego. Y el retraso en la devolución del IVA no es más que un truco financiero en el que incurren todos los gobiernos sometidos a la tiranía de la macroeconomía, a los que luego aplaudimos con entusiasmo cuando consiguen reducir el déficit o hacer crecer el PIB a costa de los recortes sociales o los salarios de los trabajadores.

Pese a la liviandad de estas acusaciones, y a que la propia Idoia Nieves negó haber percibido síntomas de corrupción, los portavoces del PSN (Pedro Rascón), Izquierda-Ezkerra (Txema Mauleón) y Bildu (Maiorga Ramírez), con la impúdica complicidad activa del presidente de la comisión, el socialista Juan José Lizarbe, se afanaron en rasgarse las vestiduras como chiquillos en un debate escolar y en acosar a Goicoechea y a Barcina durante horas interminables reprochándoles que no estaban contestando a preguntas que ya habían respondido cien veces y poniéndoles contra la pared de disyuntivas de sí o no construidas a partir de sofismas, presuposiciones y descontextualizaciones. Sólo Patxi Zabaleta desde Aralar y el parlamentario no adscrito de Geroa Bai Manu Ayerdi (no entro a comentar las intervenciones de los portavoces de UPN y PP que, lógicamente, se limitaban a centrar para que las comparecientes remataran) aparentaron plantear el cuestionario con cierta seriedad y deseo constructivo. Zabaleta, además, ha sido el único parlamentario suficientemente valiente para declarar este lunes a la agencia Servimedia que “los motivos de la moción de censura son políticos”, no lo supuestamente investigado en la comisión.

Sin duda, la moción de censura es un instrumento político legal y por lo tanto no requiere de coartadas morales para justificarla. El problema es cuando los que la quieren promover intentan engañar a la ciudadanía escudándose en una supuesta corrupción de la que ellos mismos no tienen, estoy convencido, la menor sospecha. Tanto Barcina como Goicoechea contestaron hasta la extenuación con serenidad, naturalidad, convicción y giros y reacciones coloquiales que, o mienten estupendamente, o desvelan que tienen razón y lo saben. La presidenta defendió la labor de su consejera asegurando que interesarse por temas como el de la Universidad y el de Conservas Almanaque es algo normal, que hacen todos los políticos. Si lo hubiera negado, y podía hacerlo porque no hay pruebas al respecto, ahora mismo yo pensaría que mintió. El que reconociera estas acciones, que sólo con mala idea se pueden calificar de “tentativas de injerencia” en las que Goicoechea no tenía nada que ganar, pero recordara que son algo “normal”, para mí es una pista casi decisiva para concluir que las dos dicen la verdad y que no hay nada que reprocharlas.

Tampoco hay nada que recriminar a ningún grupo por pactar con Bildu, como hacen todos cuando les conviene aunque en otras ocasiones les convenga fingir que son unos leprosos. Siempre dudé de que a los simpatizantes de ETA se les pudiera considerar terroristas. La suerte de contaminaciones concéntricas que, con la banda en el medio, fueron expandiendo durante años los tribunales, inutilizaron políticamente, no sólo a quienes justificaban la violencia, sino también a quienes iniciaban, por convicción o pragmatismo (suele ser más sólido y fiable el segundo que la primera), una crítica a los métodos terroristas que, por ser desde dentro, era la única que podía desautorizarlos con eficacia, y acabó poco menos que procesando por colaboración con banda armada al dueño de la tienda donde compraban el pan. Pero, ahora que ETA ha perdido (desaparecerá o no, se desarmará en serio o todavía teatralmente, pero ha perdido y no va a volver a la lucha armada porque no puede y porque sería un suicidio), no tiene el menor sentido proscribir de la normalidad política a quienes defienden democráticamente las ideas abertzales.

UPN y la propia Barcina, a la vez que han emprendido iniciativas valientes contra acciones intimidatorias de la base social abertzale, han incurrido con frecuencia en este tipo de cómodas demonizaciones de todo lo que partiera de ella, y harían mal si centraran su estrategia de defensa en acusar al PSN de pactar con Bildu. Eso es justo lo de menos en esta conspiración legal pero tramposa que los grupos de la izquierda navarra están orquestando para derribarla. Entiendo que el lenguaje apergaminado a que los periodistas obligamos muchas veces a los políticos con nuestros entrecomillados descontextualizados desanimen la coloquialidad y la naturalidad con que Barcina y Goicoechea se expresaron en sus comparecencias, porque esas virtudes no se pueden trasladar a un titular, pero creo que, cuando se tiene razón, como es el caso, son las mejores para convencer a la sociedad, de cara a unas futuras elecciones, de que todo lo que ha ocurrido en Navarra en las últimas semanas es, como la propia presidenta lo definió, un “paripé” con un destino “prefijado”.


Bookmark and Share

Comentarios:
Gracias por el artículo dedicado, señora Aizpún. Me ha hecho gracia la referencia a su "colega de al lado".
Le contesto en su blog.
Enlace permanente Comentario por Kiko Rosique [Blogger] 04.03.14 @ 17:21
http://blogs.periodistadigital.com/transversal.php/2014/03/04/el-colega-de-al-lado

Y sí, Yolanda Barcina y Lourdes tienen razón. Pero no han demonizado lo suficiente a Bildu, y así nos va.
Enlace permanente Comentario por Pilar Aizpún Bobadilla [Blogger] 04.03.14 @ 16:01
Pues eso, Rosique. Que si quieres te vas con ellos a tomar un vino a las 10 de la noche a la Navarrería, con una bandera de ESpaña. Puedes ir a Ochagavía, donde no hace tanto colgaron por los pies sobre el río -desde un puente- a la hija del médico porque era de Tudela y navarrista y querían que fuera un euskaldún.Hasta que la liberó la Guardia Civil 30 minutos. Lo consiguieron, claro. Son super pacíficos. Un encantito. ¡Tan dulces!
Enlace permanente Comentario por Pilar Aizpún Bobadilla [Blogger] 04.03.14 @ 15:59
Bueno, el otro día discutía por lo mismo en otro foro. E invité a un valiente eusko pacifista a que se viniera a la Navarrería un sábado a las 10 de la noche,a tomarse un vino con los pacíficos de Aralar, de Bildu y todo es batiburrillo. Pero con una bandera española. Al principio se puso muy macho y me dijo que sí, y que si no pasaba nada me iba a comer la bandera. Luego me pidió que le llevara yo la bandera...luego desapareció. No va a ir este sábado a las 10 de la noche con una bandera española y yo menos. No quiero que peguen. Los pacíficos ya me han cascado bastante y ya estoy vieja
Enlace permanente Comentario por Pilar Aizpún Bobadilla [Blogger] 04.03.14 @ 15:55
Y luego están los abertzales que no defienden el terrorismo: todos los de Aralar y hoy en día la mayoría de los representantes y votantes de Bildu. Ésos, en mi opinión, sólo están equivocados, como todos los ciudadanos que creen en la existencia de las naciones, con o sin Estado. Pero tienen derecho a defender sus posiciones, a negociar, a pactar y a aspirar al poder, como todos los demás.
Enlace permanente Comentario por Kiko Rosique [Blogger] 04.03.14 @ 12:10
Los que lo sean literalmente son terroristas. Los que sólo sean simpatizantes seguro que son unos cretinos, unos fanáticos y unos oligofrénicos, pero no unos terroristas. Por lo demás, es un artículo tan largo para argumentar por qué creo que Barcina y Goicoechea dicen la verdad.
Enlace permanente Comentario por Kiko Rosique [Blogger] 04.03.14 @ 11:39
Los simpatizantes de ETA son terroristas, a veces literalmente. Durante muchos años iban en las listas electorales. Sin más. ¿Un artículo tan largo para decir qué, señor Rosique?
Enlace permanente Comentario por Pilar Aizpún Bobadilla [Blogger] 04.03.14 @ 10:40

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

Homosexualidad

Agustín De La Torre

Faustino Vilabrille

Faustino Vilabrille

El Hombre y la Madre Tierra (3)

Faustino Vilabrille Linares

Poner letra a mi canto

Poner letra a mi canto

Galapagar 2017-18: Escuchar la sabiduría de las emociones

Emma Martínez

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Los santos que nunca serán canonizados

Francisco Margallo

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Excomunión a corruptos

Guillermo Gazanini Espinoza

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Ortuzar amenaza y se sube al carro de Cataluña.

Vicente A. C. M.

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Virgen de la paz

Maximino Cerezo Barredo

Corrupción global

Corrupción global

1953 Seguridad Alimentaria y Seguridad Medio Ambiental. Alarmas Sanitarias. El Reglamento 178/2002 CE: la incumplida, universalmente, ley de leyes sanitarias. Inútiles denuncias ante los Altos Organismos Europeos. El esencial Documento Internacional de Identidad electrónico, DIIe.

Luis Llopis Herbas

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

El NYT ya no influye aquí

Manuel Molares do Val

Punto de vista

Punto de vista

La deriva nacionalista de algunos obispos

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Pomarina sigue cosechando éxitos: Mejor Sidra Espumosa y Sidra Institucional

Juan Luis Recio

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Bajo la Sharía no es pecado asesinar a los no creyentes

Doctor Shelanu

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Wonder Woman: mosquitos

Juan Carrasco de las Heras

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Qué es lo que no hay que exportar/importar?

Ángel Sáez García

Jesús Arameo

Jesús Arameo

Con los endemoniados (o con Satán) no se dialoga

Vicente Haya

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Dios como segundo "yo": el valor de la oración y la meditación.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Cuando el hambre entraba hasta en el palacio real

Josemari Lorenzo Amelibia

Teselas

Teselas

Culpables. ¡Los jueces!

Alejandro Fernández Barrajón

Religión Digital

Religión Digital

A quien me reconozca...Yo lo reconoceré

Religión Digital

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Las Naciones de Sánchez

Antonio Pérez Henares

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital