Asomados a la bocamina

Permalink 08.07.12 @ 12:50:31. Archivado en Economía, Movimientos sociales

Con una columna menos que Franco e invocando a Santa Bárbara en lugar de a Santiago, los mineros avanzan sobre Madrid sin mucha esperanza de que les rindan la plaza. Si no se pasan de brutos, siempre tendrán una cuarta columna en la opinión pública, que empatiza con su aura trágica y con el tizne ácrata del color que apellida su marcha. Pero el ministro Soria dice que no hay dinero, y ya se sabe que, cuando se agotan las reservas de este material que se ha revelado tan perecedero, en Europa sólo hay alternativas renovables para mantener encendida la banca.

Los mineros alegan que las subvenciones estaban pactadas hasta 2018, pero éstas son siempre una medida discrecional y no hay forma de justificar con argumentos que se deban dar a un colectivo concreto y denegárselas a otro. ¿Por qué se subvencionan la educación y la sanidad, y no la comida o la vivienda? ¿Merecen prestaciones los parados pero no los interinos despedidos? ¿Se ha de financiar desde el erario la reconversión de la minería y no la de los cines, los periódicos o los pequeños comercios, a quienes la evolución económica ha puesto a los pies del galope de internet y las grandes superficies?

En el plano teórico, sería justo socorrer a todo aquel que tiene la desgracia de trabajar en un sector que deviene deficitario sin que ese declive haya sido responsabilidad suya. Lamentablemente, el futuro de 4.000 familias y sus comarcas no son un problema sistémico que demande un rescate, crédito o ayuda (esos irrelevantes debates nominales), y que el carbón vaya a ser de nuevo rentable y estratégico en un futuro es, todavía, una mera especulación.

El PP y el PSOE expresan su solidaridad hacia el sector minero como lo harían ante los deudos de un finado, y algún senador consecuente hasta se rebela contra esa disciplina de voto que hace superfluo el parlamentarismo. Pero todos saben que no hay solución: el momento exige vetas de lucro inmediato y las personas, a estas alturas, sólo valen como escombros. En el fondo, no es nada nuevo: llevamos tres años asomándonos una y otra vez al agujero y viéndole las entrañas cada vez más negras. “Acompasados ayes a la boca del pozo”, cantaba Víctor Manuel en su demoledora Planta 14. “Quién diría, les pillará de sorpresa la tragedia repetida”.

www.kikorosique.com


Bookmark and Share

Comentarios:
Soy socio de la asociación de fabricantes de quinqués y candiles, y exijo al gobierno subvenciones necesarias para mantener esta actividad.Mi primo trabaja en el sector de la fabricación de diligencias a tacción animal, y asimismo exige al gobierno las subvenciones necesarias para mantener esta actividad tan necesaria para el país. Si no es posible, exigimos al gobierno unas jubilaciones de oro como las de los mineros.
Enlace permanente Comentario por W Blanco 10.07.12 @ 23:33

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Si no es razón de peso suficiente,...

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

RTVE: Debate en zona hostil.

Vicente A. C. M.

Corrupción global

Corrupción global

2276 Es obligada la defensa del agricultor y del empresario tecnológico que han de enfrentarse a las mafias políticas en la defensa de nuestras vidas.

Luis Llopis Herbas

Punto de vista

Punto de vista

El olor del dinero

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El Pacto 2016: baturaleza, viñedo, clima y elaboración se dan la mano

Juan Luis Recio

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

La escuela de imaginería de Medina de Rioseco. I

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Opinión

Opinión

Los jesuitas y Colau unidos contra VOX

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

E-Learning

E-Learning

EXPOELEARNING 2019 en fotos

José Lozano Galera

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Ojalá que llueva cacao

Miguel Ángel Violán

Pacos

Pacos

Despreciar la historia es hoy lo más Cool…

Paco Sande

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital