La reforma laboral, o invertir la injusticia

Permalink 13.02.12 @ 03:32:18. Archivado en Economía

La batalla se empezó a perder desde el momento en que quien ofrecía su fuerza de trabajo para ayudar a un empresario a ganar dinero tuvo que ponerse a la cola ante una ventanilla que decía "demanda de empleo", mientras que si éste necesitaba más gente para ampliar su negocio no tenía que demandarlo, sino ofrecer graciosamente un empleo. Aquello fue el primer síntoma de la cruda realidad que todos conocemos hoy: un puesto de trabajo es un bien de primera necesidad pero por su escasez parece uno de lujo. En esta carestía, no es de extrañar que el PP se sienta autorizado a alabar a los empresarios como los venerables benefactores que crean empleo, y a cederles el mango de la sartén donde se fríen los contratos, los despidos y, por ende, el presente y el futuro de millones de vidas.

Sin embargo, la ortodoxia liberal que hace suya el PP también establece que un empresario, a quien obviamente nadie tiene por qué exigir caridad, sólo contrata a un trabajador cuando el ingreso marginal (adicional) que va a obtener por él es superior al coste que le supone. Y el Gobierno, aunque abordó el problema del crédito con una valentía que ya quisiera su predecesor, sometiendo de una vez el stock de viviendas de los bancos a la ley de la oferta y la demanda, sabe que hoy casi ninguna empresa tiene tales expectativas. Por eso, avisa de antemano que la reforma laboral no se basta por sí sola ni tampoco reducirá el paro a corto plazo. Lo mismo dijo el PSOE cuando hizo la suya, y le duraron meses los reproches y los chascarrillos preguntando que entonces para qué servía.

Si la reforma laboral pretende fomentar la contratación, y ésta no va a salir rentable gracias a los ingresos, sólo puede serlo gracias a las bajadas unilaterales de sueldo que por lo visto escondió Soraya (me pregunto qué pensarán los sindicatos que pactaban moderación salarial en los buenos tiempos con el objeto de contener la inflación), y, sobre todo, gracias a los despidos. Es decir, si las empresas se ahorran un coste marginal mayor que el que asumen con el recién contratado.

Para eso sí que se basta la reforma: cualquier empresa puede ya despedir a sus empleados antiguos, los más gravosos debido a los derechos adquiridos, sólo con demostrar que no es una privilegiada excepción y en los últimos trimestres ha visto decrecer sus beneficios, por muy cuantiosos que sigan siendo. Siempre los podrá reemplazar, gratificada por ayudas y deducciones, con jóvenes deseosos de aferrarse a cualquier oportunidad, aunque sea de un año y sin indemnización.

La reforma laboral no va a solucionar la dramática injusticia de que los trabajadores veteranos de empresas sin pérdidas gozaran sin temor de su contrato indefinido mientras una generación perdida se hacinaba en el paro o los empleos temporales: sólo la va a invertir. Ahora serán los asalariados de entre 45 y 60 años los que se verán de repente en la calle sin opción de reincorporarse a ninguna actividad. Hay quien lo celebra como una mejor asignación de los recursos, y no seré tan naïf como para recordar que esos recursos son personas. Sólo espero que, ya que la política abdica de su deber de matizar la lógica de la eficiencia, la asistencia familiar que lleva años aliviando sus consecuencias sea bidireccional y, como la injusticia, reversible. Es decir, que los nuevos jóvenes empleados, si se consolidan, no pongan pegas a mantener a sus padres despedidos aunque éstos hayan cumplido los 40.

www.kikorosique.com


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Punto de vista

Punto de vista

El olor del dinero

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El Pacto 2016: baturaleza, viñedo, clima y elaboración se dan la mano

Juan Luis Recio

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

La escuela de imaginería de Medina de Rioseco. I

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Es difícil decir quién más nos daña

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

Un país a la deriva

Un país a la deriva

La JEC se desacredita vetando a VOX.

Vicente A. C. M.

Corrupción global

Corrupción global

2275 Las tres prioridades: acabar con el Hambre Extrema en el mundo, promover un uso masivo de Sensores Digitales SD y potenciar la tecnología 5G que optimice las prestaciones de la Banda Ancha BA

Luis Llopis Herbas

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Opinión

Opinión

Los jesuitas y Colau unidos contra VOX

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

E-Learning

E-Learning

EXPOELEARNING 2019 en fotos

José Lozano Galera

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Ojalá que llueva cacao

Miguel Ángel Violán

Pacos

Pacos

Despreciar la historia es hoy lo más Cool…

Paco Sande

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital