El retorno de Malthus

Permalink 11.10.11 @ 00:42:09. Archivado en Economía

En la época de Malthus, el dilema de los gobiernos era cómo lograr que todos sus ciudadanos tuvieran garantizada su subsistencia; ahora es cómo asegurar que tengan trabajo. Pero una semana que comenzó con el dato de la gran subida del paro en septiembre y termina con la previsión de un descenso demográfico de aquí a 10 años debería sugerirnos que ambas variables van relacionadas y que la célebre tesis malthusiana sobre la población adquiere una nueva vigencia en nuestro tiempo.

La población ya no crece en proporción geométrica, es cierto, pero sin duda lo hace más deprisa que la oferta de trabajo. Y esto no es un fenómeno motivado únicamente por la crisis: a partir de ahora va a ser siempre así. El día siguiente a que algo nos induzca a resolver nuestro dilema del prisionero y salgamos por fin del estancamiento, España y Europa seguirán teniendo que hacer más productiva su economía. Y la productividad, que como mantra suena impecable, es la relación entre el valor de lo que produce una empresa y los costes de producirlo.

Cuando los españoles comparamos las horas que trabajamos con las que trabajan los alemanes y, ante la diferencia mayúscula de PIB, nos tachamos de improductivos, en seguida pensamos en los cafés, los cigarritos y las llamadas al novio desde la oficina. Pero si somos improductivos es, ante todo, porque nuestros sectores dominantes requieren mucha mano de obra y por tanto tienen que compensar grandes costes. Si el futuro está en potenciar otros como el tecnológico, que tiene mucho más fácil incrementar la producción sin incorporar nuevos trabajadores, si internet permite prescindir de los intermediarios, y si las máquinas y los ordenadores, según se dice, realizarán pronto el 85% de las tareas que hoy hacen las personas, vayámonos preparando. Como Malthus predijo, antes de tiempo porque la segunda revolución industrial siguió necesitando una gran cantidad de mano de obra, el exceso de población sobre la oferta de trabajo hundirá los salarios hasta el nivel imprescindible para la supervivencia, y a quienes no tengan siquiera esa suerte en el hambre permanente de un empleo.

En esta situación, cabría preguntarse: ¿sigue siendo la natalidad un bien social? El evidente capricho privado que constituye tener un hijo se consideraba hasta ahora merecedor de ayudas públicas porque, cuando el niño trabajara, devolvería con creces lo invertido en su formación y financiaría las pensiones de la generación precedente. Pero, en lo sucesivo, una buena parte de esos niños, cuando se hagan mayores, no alimentarán el fondo que las sufraga sino que tendrán que detraer del mismo su subsidio de paro o su renta mínima de ciudadanía.

Como no surjan de la nada nuevos sectores productivos que requieran mucha mano de obra, podemos estar seguros de que no va a haber trabajo para todos. De modo que, antes incluso de que la ciencia descubra cómo impedir la reducción de los telómeros de los cromosomas y por tanto el envejecimiento, y haga al hombre potencialmente inmortal, vamos a tener que cambiar de mentalidad y considerar una bendición los descensos demográficos. Sin ellos, o aun con ellos si no son lo suficientemente drásticos, habrá que introducir un control o un desincentivo de la natalidad para adaptarla a la oferta de trabajo prevista, que desempeñe el papel que Malthus asignó a las guerras, las hambrunas y las epidemias.

www.kikorosique.com


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El veto a VOX y el egoísmo de Casado y Rivera

Antonio Cabrera

Punto de vista

Punto de vista

Sánchez ya no debería engañar a nadie

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Diez consejos para que tus hijos no caigan en la dictadura de los “likes” en redes sociales 3/4

Juan Luis Recio

Opinión

Opinión

Cayetana muy bien en el debate televisivo. Por el mejor desarrollo y frente a muy graves amenazas

Opinión

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Reconozco que soy pilarista

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

¡Qué remedio! Se consuma el fiasco.

Vicente A. C. M.

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Las matrioshkas de Bassat

Miguel Ángel Violán

Corrupción global

Corrupción global

2278 Españoles: ¡la Patria está en peligro, acudid a defenderla¡

Luis Llopis Herbas

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ecos de un incendio pavoroso

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Hermosillo

Hermosillo

'memo' de AMLO vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes.

Efrén Mayorga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital