El fin de la Economía

Permalink 31.08.11 @ 01:33:31. Archivado en Unión Europea, Economía

Tras la crisis del comunismo, Francis Fukuyama decretó “el fin de la Historia” augurando que en lo sucesivo nada amenazaría la feliz hegemonía de la democracia liberal-capitalista. Los intelectuales de izquierda y luego Osama Bin Laden, cada cual a su manera, se encargaron de recordarle que la vida no se detiene nunca en la fotografía de un momento determinado. Ahora, curiosamente al albur de una crisis del neoliberalismo, la UE deduce a partir de una coyuntura que ya no hay ni habrá más política económica posible que la ortodoxia del ahorro público, y un presidente socialista se apresura a inmortalizarla en la Constitución.

Inaudito. El texto sagrado del que no se podía tocar una coma, porque en el arcano de sus apenas 70 páginas estaba misteriosamente prefigurada toda la prosperidad del país, va a ser modificado contra reloj para garantizar que el déficit, según dicen, jamás subirá del 0,4%, menos del que contrae cualquier pareja para financiarse un coche. Zapatero ni siquiera ha agotado el plazo de año y medio fijado por Alemania, aun a costa de poner en un brete a Rubalcaba con una iniciativa que da objetivamente la razón a Rajoy y neutraliza cualquier intento de recuperar al electorado tradicional del PSOE. Por lo visto, ahora lo que se valora no es la reflexión sosegada y el análisis de las alternativas, sino apaciguar a los inversores con gestos vistosos, inmediatos y expeditivos. Berlusconi suprime municipios, Zapatero reforma la Constitución; para mantener el listón, el próximo jefe de Gobierno va a tener que jurar su cargo sobre el Camino de servidumbre de Hayek.

Las fluctuaciones son la razón de ser de los mercados financieros, pero últimamente andamos más pendientes de su evolución diaria que los enfermos de La montaña mágica de las décimas que les subía o bajaba la fiebre. Con tal obsesión, no es de extrañar que perdamos la noción del tiempo y nos creamos instalados en una patológica ilusión de inmutabilidad digna de fosilizar en la Carta Magna.

¿Pero qué ocurrirá cuando el dogma se vea interpelado por una guerra, por una catástrofe sanitaria, por un problema social de dimensiones inesperadas o, simplemente, por la necesidad de estimular la economía con cargo a la demanda agregada de un sector público más saneado que el actual, tal y como defendía Keynes, antaño tótem de la socialdemocracia, y como de hecho Roosevelt sacó a los EEUU de la Gran Depresión? ¿Volveremos entonces a reformar la Constitución para sancionar que sí, que en muchas coyunturas el Estado puede y debe incurrir en un déficit mayor de lo que estipula la ley de leyes? Espero que ésa sea la última vez que tengamos que aprender que, casi por definición, ni la Historia ni la Economía llegan nunca a su fin.

www.kikorosique.com


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Un tal Francesc-Xavier Mena

Miguel Ángel Violán

Punto de vista

Punto de vista

Ningún niñato de Podemos me podrá refutar

Vicente Torres

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El veto a VOX y el egoísmo de Casado y Rivera

Antonio Cabrera

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Aroa Gorena 2013 Reserva , un tinto reserva frutal, fresco, redondo y vegano

Juan Luis Recio

Corrupción global

Corrupción global

2277 Abortos y Oligopolios las armas de destrucción masiva de la Humanidad impuestos por las dos mafias fácticas. "Hábilmente" combinados con los ataques a las tecnologías digitales salvadoras.

Luis Llopis Herbas

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Comprobar que he marrado me disgusta

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Igual viene el lobo.

Vicente A. C. M.

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los versos del coronel. Camino del centenario

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Hermosillo

Hermosillo

'memo' de AMLO vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes.

Efrén Mayorga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Opinión

Opinión

Los jesuitas y Colau unidos contra VOX

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital