Votar al PP según la “doctrina del mal menor”

Según determinados especialistas en M&A (fusiones y adquisiciones), entre los que se encuentra Jaume Llopis, profesor de dirección estratégica del IESE, las fusiones empresariales prácticamente no existen.

Tanto es así, que cualquier fusión entre dos (o más) empresas es en realidad una operación de absorción, en la que una empresa, normalmente aquella que posee más recursos, suele absorber a la otra.

En este sentido, el término “fusión por absorción” es el más adecuado para denominar a la mayor parte de las fusiones empresariales.

Extrapolando esta acertada teoría al entorno actual de la política española y, en concreto, a uno de los resultados electorales que podría producirse tras el 20-D, obtendríamos las siguientes conclusiones:

Ciudadanos y PSOE tendrían la posibilidad de gobernar España, vía fusión de partidos, si entre ambas formaciones obtuvieran más escaños que el Partido Popular, aunque el PP fuera el partido más votado.

No obstante, para que esta operación política pudiera tener éxito sería imprescindible, además, que Podemos se abstuviera (aunque se necesitaría también la abstención tanto de IU como del PNV), evitando así que Rajoy fuera investido presidente del gobierno de España en primera instancia. Y permitiendo de este modo que en virtud de una mayoría simple y en segunda votación fuera elegido en su lugar el líder de Ciudadanos o del PSOE.

En este caso, el PSOE absorbería a Ciudadanos y, consecuentemente, el Partido Socialista gobernaría España, independientemente de quien fuera investido presidente. Tanto en cuanto la estructura, la capacidad organizativa, la experiencia, el equipo de gestión, etc., del Partido Socialista es a todos los niveles incomparablemente superior.

Máxime, teniendo en consideración que detrás de Albert Rivera y su equipo solo hay marketing político y, quizás, socialismo maquillado. Y porque fuera de Cataluña, Ciudadanos es un “chiringuito político” construido en varios meses e integrado, con excepciones, por oportunistas y aspirantes a políticos profesionales.

¿Es el PP el mal menor para gobernar España? 

En función de lo anterior, se debe imponer entre los votantes de centro derecha y la derecha española la “doctrina del mal menor”, puesto que la aplicación de la misma, aún siendo considerada inmoral por determinados sectores sociales e incluso eclesiásticos, puede salvar a España de otro gobierno “zapaterista”.

Sobre todo, debido a que la economía española necesita estabilidad y certidumbre. Y, aunque es cierto que el Partido Popular ha cometido innumerables errores en su política económica (y en la social) durante la presente legislatura, no es menos cierto que la citada formación es la única que puede garantizar que España siga creciendo y creando empleo.

Porque, aunque los mercados y el BCE sean los principales causantes de que nuestra economía siga con oxigeno, ciertamente, si el PP continúa desarrollando en la próxima legislatura las reformas estructurales que todavía se encuentran en su fase inicial (y se atreve a acometer definitivamente la reforma de la Administración), la todavía casi imperceptible recuperación económica podría consolidarse en los años venideros.

Empresa

10 comentarios


  1. María del Carmen

    Prácticamente perfecta reflexión de Don Lucio.
    Hasta que VOX (la verdadera opción liberal-conservadora en España) no tenga opciones de conseguir escaños no nos queda otra que votar al PP por la simple razón de evitar el horror para el país de un gobierno de cualquiera de las otras tres alternativas socialistas, PSOE, Ciudadanos, Podemos.

  2. estajanovista en paro

    Reconozco que la opción de que el PSOE absorba a Ciudadanos es factible en tanto en cuanto Ciudadanos está formado en buena parte de España por tránsfugas socialistas que no encontraban su sitio en el PSOE,pero ese esquema tiene a mi entender un punto débil que en el futuro será un punto de fricción entre el PSOE y Ciudadanos, y el punto débil de llama PSC que a día de hoy en Cataluña aspira a ocupar el sitio de Convergencia Democrática de Cataluña y Unió Democrática de Cataluña,llegando a reclamar que se reconozca a Cataluña como nación,y este será un punto de fricción muy importante para el acuerdo PSOE-Ciudadanos porque en Cataluña es Ciudadanos quien se está llevando el electorado tradicional del PSC,en las últimas elecciones que ganó el PSOE en 2008 ganó gracias al triunfo del PSC en Cataluña donde Carmen Chacón fue la diputada más votada de la democracia.¿Ya veremos si el 20-D repite el resultado?Esa es la cuestión de la inconveniencia del pacto PSOE-Ciudadanos.

    • Patriot

      Su razonamiento es muy acertado. Pero hay que tener en cuenta que un pacto de poder es un pacto de poder y al final lo que cuenta es alcanzar el poder, nada más.
      Mire usted como PSOE y Podemos ha pactado en autonomías y ciudades y tambián había discrepancias pero finalmente pactaron para ALCANZAR EL PODER y el PSOE se está tragando todas las carmenadas de Carmena en Madrid, por ponerle un ejemplo.
      Teniendo usted razón, cualquier pacto es posible cuando se trata de alcanzar el poder.

      • estajanovista en paro

        Pero es que hay una diferencia de base que parece no aprecian en el fondo PODEMOS es uan variante del Zapaterismo,pero es que Ciudadanos nació especificamente en Cataluña como respuesta al PSC que se había unido al nacionalismo con armas y bagajes,Albert Rivera ha definido al PSC como un “caballo de Troya” del nacionalismo y eso en las futuras relaciones entre el PSOE y Ciudadanos va a pesar.Ciudadanos ya ha dicho que no pactará con ningún partido nacionalista y puedo asegurar que eso incluye al PSC que a día de hoy es otro partido nacionalista aunque ahora se ponga de perfil sobre la cuestión y posiblemente un pactp PSOE-Ciudadanos pase por exigir volver a recuperar las siglas del PSOE en Cataluña,cosa que el PSC se va a oponer y ahí va a venir el lío.No hay que olvidar que a día de hoy el PSOE no existe como tal,hoy en día el PSOE no es más que una agencia de colocación organizada en 17 franquicias.

        • Patriot

          Estajovinista, estos detalles son importantes y es posible que fuese así, no tengo tantos conocimeintos como usted, pero cuando se trata del poder se puede hacer de tripas corazón, de todas formas no le discuto su razonamiento

          • estajanovista en paro

            Estoy de acuerdo de que el Poder es muy goloso y atrae mucho pero es que la diferencia entre Ciudadanos en Cataluña que es donde nació y el PSC son abismales,no son sólo políticas sino también sociológicas y no creo que el PSC que dentro del PSOE es un partido autónomo permita ese pacto por la sencilla razón de que le va la vida.

  3. Anro

    LA MEJOR ELECCION NO ES LA QUE VENCE, SINO LA QUE CONVENCE

    Posiblemente el Psoe pueda tener los días contados como primer partido de la oposición, incluso como alternativa de gobierno. La historia de todas sus fechorías políticas, despilfarros corrupciones, pactos con los antisistemas y extremistas y miles de ambigüedades inconexas e insostenibles como inconsistentes, han sido las causas y motivos, para que el electorado de centro izquierda no marxistas, se aleje cada día más de un partido que man que les peses a muchos ha sido la vanguardia social de nuestro sistema económico político y social.

    Las políticas económicas de las últimas décadas implementadas por gobiernos ultra-liberales imperantes en Europa y en buena parte del mundo, han puesto de manifiesto la constatación y preponderancia del capital económico y financiero, sobre los poderes de gobiernos y el mundo del trabajo. El capital pues, no solo no tiene patria, ni entiende de sentimientos ni derechos, sino de beneficios y ganancias. Si o sí. Las sistemáticas perdidas de derechos laborales conquistados en los últimos 50 años, los aumentos imparables de las desigualdades, las cobardes actitudes de muchos gobiernos, incapaces de regularizar la relación capital/trabajo, ha supuesto para los trabajadores, parias y menos favorecidos en el mundo, “bofetadas” sin precedentes, complementadas de pobreza, indigencia, marginación, exclusión social, y por ende, de funestas reacciones y conflictos virulentos que más tarde que temprano podríamos lamentar.

    Expuesto lo anterior, y atendiendo a nuestro contexto, los distintos gobiernos de nuestro país, tanto de Psoe como de Pp, han sido meras marionetas al servicio de los poderes económicos financieros globales, y consecuentemente bufones de grandes poderes y lobbys, de gigantescas empresas macroeconómicas y multinacionales financieras que han venido manipulando los mercados y por consiguiente la verdadera naturaleza de lo que debe ser la honesta regulación que no intervención, en la economía y la noble competencia no desleal, respetando los libres mercados, iniciativas privadas, ofertas y demandas.

    Ergo que entrar en discusiones bizantinas, de quienes nos pueden gobernar mejor o peor, son simplezas y falacias inconsistentes con total ausencia de conciencia y conocimiento de la realidad, por cuanto la evolución de los tiempos cambiantes, las nuevas tecnologías de la información y comunicación y otros acontecimientos inter relacionados con las energías, el clima y la subsistencias de pueblos y naciones, etnias y culturas, posibilitan, cambios involuntarios en la que los poderosos seguirán siendo más poderosos y los débiles más débiles. Por ello se hace necesaria y urgente más humanización en un mundo más consecuente y realista, donde impere las justas ecuanimidades, el triunfo de la justicia, la verdad sobre la maldad, la generosidad sobre los egoísmos, que anteponer fantasiosos ideales políticos y religiosos, dada que la verdad absoluta no la tiene nadie, en un mundo materialista, donde se recurre in extremí, a la autoridad y justicia humana, y/o en su defecto a la divinidad y a su posible o no existencia. Por ello y desde la perspectiva más racional que podamos desarrollar, no merece la pena perder ni un segundo de nuestras energías, en reparar si tal gobierno de tal partido o color, lo harán o dejaran de hacer bien o mal, sino de nuestra voluntad para entender, que la creación de riquezas no solo deben ser objetivos de unos cuantos, sino que todos se deben implicar para beneficiarse con equidad y proporcionalidad sin exclusión

    Las recurrentes propuestas políticas que vienen ofreciendo los partidos en España en sus diferentes versiones y opciones políticas a los electores, no son más de palabra huecas, hipótesis, utopías, humos y promesas sin bases que se sostenga, mientras exista la creencia que el Estado lo hace todo, y reparte como maná que cae del cielo. Puesto que el Estado y sus administradores somos todos. Por lo tanto son todos los ciudadanos con sus trabajos, esfuerzos y sacrificios los que conforman la organización, los principios y leyes de un Estado. En consecuencia no es aceptable ni admisible, quienes pretenden desde posiciones y actitudes políticas fariseas y omnímodas, prometer el “Cielo y el Paraíso Terrenal” como si de un régimen teocrático se tratara, sin antes desvelar todas las verdades y mentiras de las posibilidades y alcances que un Estado moderno pueda desarrollar. Cuestiones que las mayorías de políticos suelen ocultar, más aún cuando ostentan el poder.

    El mercadeo al que asistimos en estas elecciones generales, donde 4 partidos según las encuestas, luchan y compiten por ganar el gobierno de la nación, debería hacernos reflexionar, sobre la manipulación de la que somos objetos todos los ciudadanos, por las grandes empresas de sondeos y medios afines de comunicación de potentes influencias y otros intereses económicos, etc. etc. que en nada ayudan al noble ejercicio del libre pensamiento, equilibrio y justo raciocinio para saber y determinar con certezas quienes y cuales opciones son las que verdaderamente puedan centrar nuestra atención y nuestro apoyo. Por ello, es imprescindibles las honestas convicciones y principios a tener en cuenta, respecto a la sociedad que deseamos aspirar y construir para vivir en paz, libertad y justicia.
    Participar en debates estériles sobre unas u otras opciones políticas, no nos lleva a ninguna parte, más que al juego que otros pretenden imponer desde sus particulares intereses, y panegíricos discursos, con papanatismos exacerbados de sofismas y estulticias que restan libre albedrio para discernir con nuestras propias capacidades cognitivas la mejor elección. Antes cualquier duda e indecisión, lo mejor es guiarse por los instintos y/o en su caso “votar en blanco”, lo cual no deja de ser una opción más que legitima que cumple con el sagrado deber y derecho al voto.

    Un saludo cordial a todos

  4. Anro

    Los resultados de las pasadas elecciones generales, nos gusten o no, es el veredicto que los ciudadanos han determinado. Ahora toca formar gobierno Sí o sí. No valen chanchullos ni egos ni vanidades personales de unos u otros. España necesita más que nunca un pacto entre todos para salir adelante, anteponiendo los intereses de los ciudadanos y el bienestar de todos. Aquí ya no valen las imposiciones y soberbias de los que creen ser iluminados y salvadores de la Patria. Ni las estupideces que puedan romper la unidad nacional. La prioridad es mejorar la economía y por ende el Estado de bienestar con la garantías blindadas de las pensiones y las prestaciones sociales a los más débiles. Lo contrario, es volver a caer en los abismos de la desesperación. Sin mayorías, es ahora cuando los políticos, deben demostrar lo que valen al servicio de los ciudadanos. Es ahora cuando se tiene que demostrar que hay voluntad política pese a las ideas y diferencias programáticas de los partidos y sus líderes.

    Saludos cordiales a todos y feliz Navidad.