Ciudadanos debe aprender del fracasado modelo de liderazgo de UPyD

Ciudadanos y UPyD son dos partidos políticos que poseen más similitudes que diferencias.

Porque si desarrolláramos un “Análisis DAFO” centrado en estas dos formaciones políticas, comprobaríamos que las mismas (representantes ambas, y junto a VOX, de la regeneración democrática en España), presentan relevantes avales ante los ciudadanos y a los que podríamos denominar “fortalezas”.

Puesto que UPyD se ha posicionado como el partido que ha abanderado la lucha contra la corrupción política en nuestro país, denunciando importantes casos de corrupción en diversas autonomías y ayuntamientos e, incluso, afrontando institucionalmente los costes de los procedimientos judiciales que a tal efecto han instado.
Y Ciudadanos es el único partido que en Cataluña ha defendido la unidad de España.

Igualmente, las “debilidades” que tienen tanto UPyD como Ciudadanos, también tienen un denominador común y este no es otro que el liderazgo casi hegemónico que ejercen los máximos responsables de ambos partidos, que contrasta enormemente con el perfil bajo que mantienen, con honrosas excepciones, el resto de dirigentes (y candidatos).

Tanto es así que actualmente y debido, entre otros factores, al ejercicio de un liderazgo erróneamente proyectado, UPyD está en pleno proceso de reestructuración o, en el peor de los casos, de desintegración.

En virtud de lo cual, Ciudadanos debería aprender esta lección de anti liderazgo, magistralmente impartida por UPyD, al objeto de no reproducir el mismo error en el futuro.

Porque, contradictoriamente, y aunque la complicada situación por la que atraviesa UPyD pueda beneficiar en el corto plazo a Ciudadanos, puesto que una cantidad considerable de potenciales votantes magentas podrían apostar al color naranja, el partido de Albert Rivera también está infectado por un virus tan mortífero como el que ha provocado el cáncer a UPyD.

Si bien es cierto que Ciudadanos tiene controlado el tumor, no obstante, el mismo puede desarrollarse malignamente en cualquier momento. En este caso no tanto a causa del ejercicio de un férreo liderazgo sino en mayor medida debido a que este partido es personalista y está identificado por los ciudadanos únicamente con Albert Rivera. ¿Alguien se imagina a Ciudadanos sin Albert Rivera?

En relación a lo anterior, los partidos políticos deberían tener en consideración que uno de los deberes que debe auto imponerse cualquier organización que desee alcanzar el éxito es el relativo a planificar estratégicamente, y por mediación de un determinado código o protocolo, la concepción, el desarrollo y la ejecución tanto del liderazgo como del estilo de dirección.

En este sentido, mantener el liderazgo únicamente en la cúpula de la dirección o reservar esta competencia, de forma exclusiva y omnipotente, solo para el dirigente de mayor responsabilidad es un error que, además, favorece la aparición del “contralider”. Y este falso líder, aunque en un principio pudiera ejercer el liderazgo de forma eficaz, también podría a largo plazo sembrar el caos en la organización y, por supuesto, destruirla.

En el PSOE o en el PP existen claros ejemplos que confirman que la implantación de esta versión del liderazgo conduce directamente hacia la eliminación de la democracia interna en los partidos.

Por este motivo, las formaciones políticas de última generación deben diferenciarse y adoptar modelos de liderazgo (y de gestión) más modernos y democráticos, para ello, no pueden reproducir la obsoleta forma de dirigir que hasta la fecha han fomentado los partidos tradicionales.

Un arquetipo de liderazgo, que se ha implementado exitosamente en multitud de compañías top, y que podrían adaptar los partidos políticos democráticamente regeneradores es el “Modelo de Liderazgo Corporativo”.

Se trata de un modelo de liderazgo enfocado en los valores y alineado a la misión y a los objetivos de la empresa, que traspasa la faceta personal para transformarse en una competencia global de la organización, implementando del mismo modo y en todos los niveles estructurales de la misma una definida conducta y una ética del liderazgo.

El objetivo de este tipo de liderazgo es diseñar una pirámide organizacional, en la que el orden jerárquico sea compatible con el ejercicio de un múltiple liderazgo, es decir, que el líder corporativo pueda ejercer el liderazgo por mediación de otros líderes.

La nueva política debe ser innovadora y, en virtud de ello, necesita apoyarse en nuevos modelos de liderazgo. Y de gerencia.

Empresa

17 comentarios


  1. Tomás

    L los partidos políticos ni siquiera diseñan el modelo de liderazgo, el título del artículo es un poco engañoso…

  2. ARANTXA M.S.

    UPyD lleva camino de desaparecer y, salvo milagro político, así sucederá. Es una pena que pudiera desaparecer este partido porque hasta ahora ha realizado un trabajo excelente. Esperemos que me equivoque y salga adelante.

  3. A. Loureiro

    Empleando un símil futbolístico,Ciudadanos es Albert Rivera y diez más

  4. Anro

    Posiblemente se esté estigmatizando con demasiada osadía y frivolidad a nivel de opinión pública, la figura y liderazgo de Rosa Diez, creadora del partido UPyD. No sé, pero es mi impresión. Los ataques y agresivas críticas que ha venido recibiendo, desde el bipartidismo corrupto y corruptor, es decir, del PP- PSOE, complementado en su propio partido con la rebeldía y actitud crítica de muchos de sus militantes más significativos, ha supuesto para UPyD y su líder Rosa Diez, una debacle electoral de imprevisibles consecuencias negativas.

    En mi opinión, la debacle electoral de UPyD en las pasadas elecciones andaluzas no es achacable en su totalidad, por el No acuerdo de unión con Ciudadanos de Albert Rivera.

    Es decir, son muchísimos los factores que han venido conjuntándose y sucediéndose, como para poder diagnosticar un veredicto de exclusiva culpabilidad en su líder Rosa Diez. Lo cual no le exime de su responsabilidad como máxima mandataria de UPyD. El mercantilismo más descarnado y exacerbado, junto con las nulas estrategias de imagen en los medios, mensajes proyectos y programas de poca eficiencia y calado en el electorado, sumados a las actitudes individualistas de sus militantes más destacados, y agravado en última instancia por no llegar acuerdo con Ciudadanos, han sido los principales detonantes para poner en cuestión el liderazgo de Rosa Diez.

    Sin embargo, su liderazgo personal está más cuestionado, que el propio partido, habidas cuentas, para muchos electores, UPyD, es una alternativa no solo necesaria, sino que rompe con el tradicional bipartidismo, en la lucha por implantar un nuevo estilo y forma de hacer política, y lo que es más importante, la cohesión y unidad de España.

    No obstante pienso, que después de tormentas y truenos, viene la calma, esperemos pues, que todo vuelva a su normal cause.

    Un saludo a todos

    • Para Anro

      Buenas tardes, Anro.
      Interesantísima reflexión.
      Esperemos que sea así porque España necesita a UPyD.
      Un saludo, Anro.

      • Anro

        En estos tiempos de dificultades socioeconómicaslaborales, y de crisis institucional, y tambien moral lo que no se puede poner en cuestión es el principio de autoridad, por muchas razones que la sustente. Es decir, para que todo funcione meridianamente bien, debe coexistir en armonía, el respeto que merecen los que mandan como los que obedecen al igual que en las empresas y el mundo del trabajo.- Por lo tanto, lo que no vale, es cuestionar al líder mientras no se demuestre con la razón y el tiempo lo contrario. Y eso es lo que ha sucedido en UPyD , con independencia de otras apreciaciones y valoraciones a su lider Rosa 10. Y lo queramos aceptar o no, UPyD, ha venido desenmascarando múltiples asuntos de corrupciones en las Instituciones, sin ser reconocida por su trabajo por la mayoría de ciudadanos.

        Un saludo

  5. Cágate lorito

    Ciudadanos es Albert Rivera, nada más.

    • Macarena

      PERSONALISMO TOTAL, ESTE ES EL PROBLEMA DE ESTOS PARTIDOS, QUE SON NADA MÁS QUE ROSA DÍEZ Y ALBERT RIVERA

  6. estajanovista en paro

    Señor Lucio A.Muñoz:
    Estoy de acuerdo con el enfoque de su análisis en cuanto a como los partidos deben enfocar el problema del liderazgo,con una propuesta de la gestión empresarial,que es muy innovadora pero en los partidos se da una circunstancia y es que un partido es una maquinaria para conquistar el poder y cuando hablamos del poder las cosas cambian porque ahí aparece el mando y al aparecer el mando muchas relaciones se envenenan y empiezan los problemas dentro del partido,más todavía si se tiene en cuenta que en España los partidos por puras circunstancias son entes pequeños y tienden a contrlarlo todo por pura supervivencia,ya se que en las corporaciones y en las empresas puede pasar algo similar pero una empresa tiene que ganar mercado no el poder del Estado la situación es distinta,la empresa de sobrevivir en un ambiente competitivo dde donde no puede sustraerse está sometida a la incertidumbre,un partido cuando llega al Poder tiene los mecanismos de la maquinaria del Estado y puede disminuir su incertidumbre y aumentar la incertidumbre de los demás.
    Paso a comentar un aspecto sobre Ciudadanos y UPyD.Decir primero que las dos formaciones son fruto de una crisis interna del PSOE,usted que habla de empresas,lo primero que hay que hacer notar es que el PSOE no es un partido a día de hoy sino 17 franquicias y dió la casualidad que tanto la franquicia vasca como la catalana del PSOE se vieron muy escoradas hacia el nacionalismo imperante en sus respectivas comunidades,Ciudadanos de cuyo nacimiento fui testigo surgió como una reacción de gentes de izquierdas frente al seguidismo que hacía el PSC al nacionalismo catalán y UPyD supongo que por cuestiones similares porque Rosa Díez es del País Vasco.Cierto que en Ciudadanos hay un hiperliderazgo de Albert Rivera pero si no fuera así Ciudadanos no existiría,siempre hablamos del peligro que supone profesionalizar la política,Ciudadanos es un partido formado por ciudadanos,gente que no es política profesional ¿qué hay de malo en ello?¿ahora echamos de menos los políticos profesionales?

    • Para estajonovista en paro

      Sr. Estajanovista en paro, sin duda, tiene usted bastantes más conocimientos tanto en cuanto fue testigo del nacimiento de Ciudadanos, por tanto, aporta usted una visión más entroncada con la realidad de este partido. Muchísimas gracias por su certera aportación.
      De todas formas, solo he intentado analizar el estilo de dirección de UPyD y Ciudadanos, sin pretender ir más allá…
      Un saludo y muchas gracias, Sr. Estajanovista en paro.

  7. María del Carmen

    No creo que el problema de Ciudadanos sea el liderazgo de Rivera, el grave peligro es su programa económico socialista ideado por Garicano y Conthe. Por favor, repásenlo y verán que el precipicio en el que está la economía española acabará despeñándose al negarse a corregir sus principales desequilibrios. Algunas barbaridades:
    -No quieren reducir el gasto público corriente (y sí la obra pública)
    -Quieren que el estado se involucre en la creación de empresas
    -Su obsesión es aumentar la recaudación fiscal en vez de bajar los impuestos

    • Para María del Carmen

      Srta. María del Carmen.
      Ciudadanos es un partido de perfil socialdemócrata y, por tanto, se le puede calificar como estatista, sin embargo está tratando de presentarse también como un partido de corte semi liberal, en el caso que ello fuera posible y sin caer en contradicciones ideológicas y político-económicas. Sea como fuere, este partido presenta algunas propuestas económicas aceptables respecto al recorte de gasto público-político, aunque evidentemente debería profundizar mucho más.
      El error principal que han cometido hasta la fecha es proponer una subida de impuestos en Madrid.
      Un saludo, Srta. María del Carmen.

  8. Anro

    Lo que debe preocuparnos a los ciudadanos, con mínimo sentido de raciocinio, y conocimiento de la realidad económica política y social de nuestro país, son los acontecimientos que de una u otra manera nos afecta en nuestra cotidianidad presente y proyección de futuro. De ninguna manera, es bueno para el futuro de nuestro país, que partidos como UPyD, y CIUDADANOS, no hubieran rubricados acuerdos de coalición. Y todo ello con independencia, de ideas y valoraciones de sus más significativos líderes.

    El panorama político español, no está para frivolidades ni protagonismos egocéntricos de sus más o menos carismáticos líderes o de voceros y/o personajes adláteres u otros intereses espurios que arriman las ascuas a sus sardinas. No se trata pues, de Rosa 10 y Albert Rivera, y todos los votos que les puedan reportar, respaldar y secundar, sino las ideas, programas y proyectos que puedan ofertar a todos los ciudadanos de España y las voluntades explicitas e implícitas que conlleva para conformar un bloque que haga posible no solo alternativa de gobierno, sino la constatación de que hay que cambiar y reformar, las estructuras políticos territoriales, económicas sociales jurídicas y constitucionales de nuestro seudo Estado Social y Democrático de Derecho.

    El bipartidismo corrupto que representa PP- PSOE, está “tocado” lo cual se está perdiendo una oportunidad única y sin precedente para fortalecer y conjuntar un bloque de partidos que acabe y derrote de una vez por todas, con las miserables, corruptas y corruptibles formas de hacer políticas que ha venido realizando el perverso bipartidismo.

    Ensimismarnos o estancándonos con dudas, respecto a las tendencias ideológicas dogmáticas incluidas las pragmáticas de los nuevos partidos emergentes aceptables, solo nos llevara a divisiones y fragmentaciones, que en modo alguno podrá dar soluciones a los graves problemas de crisis económicas e institucionales que padece nuestra nación.

    Por ello, los que luchamos contra el corruto bipartidismo, en pos por conseguir, más libertades mucho mejor democracia, y otros estilos y formas de hacer política honesta, transparente y participativa, no podemos perder ni un segundo de nuestros esfuerzos, tiempo, y voluntad, en retoricas apreciaciones subjetivas o ideas confusas, que en nada ayuda ni beneficia las reales propuesta serias y objetivas que los nuevos partidos emergentes nos ofrecen. Por tanto en el centro de la balanza, está el equilibrio para discernir con la mejor voluntad nuestras intenciones para apoyar y votar a los que realmente merezcan la pena depositando nuestra confianza.

    Un saludo a todos

  9. Para Anro

    Buenas tardes, Sr. Anro.
    Amén.
    Un saludo, Sr. Anro.
    ¡Feliz fin de semana!