Pactos en Andalucía: la vieja y la nueva política.

Multitud de compañías, sobre todo aquellas que son empresarialmente relevantes en los sectores en los que operan, planifican de modo estratégico la denominada “arquitectura de marca global”.

Para ello, estas empresas intentan proyectar sus valores corporativos por mediación de un determinado código ético, previamente estructurado en virtud de los mismos.

Del mismo modo, suelen diseñar una política de comunicación, publicidad y marketing reputacional tendente a resaltar emocional y mediáticamente un concreto lema institucional, dirigido tanto al cliente interno (el empleado) como al externo, y enfocado en los citados valores. Éstos, además, también se verán reflejados a través del logo corporativo, que se diseñará para conseguir tal objetivo.

Y, finalmente, el proceso de construcción de una potente marca finaliza cuando estas compañías se comprometen, ante todos sus grupos de interés, con la responsabilidad social.

No obstante, el valor y la reputación de una marca, que tanto cuesta posicionar, se devalúa por completo si los empleados o los clientes descubren que la declaración de principios que vende la compañía al mercado no se corresponde con la práctica empresarial.

En España, Banco Madrid constituye el penúltimo ejemplo en relación a lo expuesto anteriormente, puesto que esta entidad, filial de Banca Privada de Andorra y actualmente en concurso, vía intervención del BdE, se presentaba corporativamente como “la mejor entidad de gestión de patrimonios de España”, sin embargo y según el Departamento del Tesoro de USA, la misma era especialista en blanqueo de capitales.

Desgraciadamente para los españoles y a diferencia de lo que sucede en el entorno empresarial, las marcas de nuestros dos partidos políticos tradicionales, aún estando desprestigiadas y representando ambas a la corrupción, han conducido al PSOE y al PP hasta la victoria electoral en múltiples ocasiones. Todo ello, independientemente de las contradicciones en las que han incurrido estas formaciones durante décadas, y que básicamente han consistido en ejecutar políticas contrarias a las plasmadas en sus programas.

En la actualidad, el PP y el PSOE están intentando disimular sus constantes corruptelas y engaños a los ciudadanos, puesto que perciben que la sociedad española está demandando cambios democráticamente regeneradores y debido, igualmente, a que las marcas de estos dos partidos ya no venden como antes y, por ende, tienen miedo a perder las próximas elecciones.

Pero aún así y debido a que verdaderamente no apuestan por la regeneración democrática, estos dos partidos quedan retratados una y otra vez. Los acuerdos que se están negociando en Andalucía son prueba de ello.

¿Pacto de poder, que respaldaría la corrupción institucionalizada en la Junta de Andalucía, entre el PP y el PSOE?

En principio, el PP de Andalucía podría haber propuesto al PSOE andaluz el apoyo a la investidura, como presidenta de la Junta, de Susana Díaz a cambio de acordar por escrito que ambos partidos respetarán la lista más votada en los ayuntamientos y diputaciones, evidentemente, en relación a las próximas elecciones municipales (y autonómicas, excepto en Andalucía).

Este supuesto pacto, de llegar a producirse, supondría, por parte del PP, apoyar la corrupción del PSOE en Andalucía a cambio de conservar el poder en determinadas ciudades y diputaciones andaluzas (suponiendo que el PP ganara las elecciones municipales), salvaguardándose de esta manera de posibles alianzas entre PSOE y Podemos.

Incluso, cabe la posibilidad que el referido pacto pueda proyectarse a nivel nacional y, en este caso y, evidentemente, si el resultado de las elecciones generales fuese el previsto por ambos partidos, el PSOE gobernaría en Andalucía y el PP en España.

¿Pacto anticorrupción y a favor de la democracia propuesto por Ciudadanos?

Por el contrario, Ciudadanos podría estar planteándose la posibilidad de supeditar un posible apoyo a la investidura de Susana Díaz a la expulsión del PSOE de Chavéz y Griñán, previa dimisión y abandono de sus respectivos escaños en las Cortes Generales. Pero aún así, ¿sería ético pactar con la heredera del régimen de la corrupción institucionalizada que el PSOE ha instaurado en Andalucía?

¿Pacto para intentar mantener la “dictadura de la corrupción” entre el PSOE y Podemos?

Por último, Podemos, el tercer negociador que podría entrar en liza, posiblemente se abstendrá, apoyando así la investidura de Susana Díaz y mostrando de esta forma su verdadera cara.

Y aunque las verdaderas condiciones de este acuerdo (de llevarse a cabo de modo definitivo) serían secretas, las mismas estararían encaminadas, incluso de manera más radicalizada, a continuar con la políticas que han llevado a Andalucía al liderazgo europeo en materia de desempleo y corrupción política.

Sin duda, el enfoque del pacto que podrían refrendar el PP y el PSOE define la corrupta y vieja política española. En cambio, el “planteamiento”del pacto supuestamente instado por Ciudadanos podría significar la aparición de una nueva política. Y en cuanto al posicionamiento de Podemos, la marca de este partido representa a la corrupción antes de llegar al poder, por tanto, no podemos esperar ningún tipo de regeneración en Andalucía con esta formación influyendo en las decisiones del nuevo gobierno andalúz.

De cualquier forma y en el caso que finalmente Ciudadanos tenga la llave de la gobernabilidad en Andalucía, esta formación debería aprovechar dicha oportunidad para obligar al PSOE andaluz a desmontar su corrupto e improductivo régimen clientelar, basado en la subvención y en la compra de votos. Este es el camino para potenciar la marca política de Ciudadanos y la única esperanza que tiene actualmente Andalucía.

 

Empresa

7 comentarios


  1. Tomás

    es lo único que les interesa a l psoe-pp, el poder y el dinero, esperemos que los nuevos partidos democraticen España y no sean un fraude porque si no ….

  2. Anro

    Nadie mejor que cualquier ciudadano andaluz, bien informado, sabe lo que se ha cocido y se sigue cociendo con las políticas que el Psoe andaluz viene realizando e imponiendo. Nada debe resultarnos extraño en cuanto a pactos se refiere, más aun viniendo del Psoe, partido capaz de pactar con el mismo diablo.

    La propuesta de líder del PP andaluz, para apoyar la investidura de la Sra Diaz, si bien, es mejorablemente aceptable, demuestra sin embargo, el grado de obsesión que el PP tiene por gobernar Andalucía, cueste lo que cueste. Una vez más se pone de manifiesto que el corrupto bipartidismo que representa Psoe-Pp, no tienen límites, ni escrúpulos alguno. Es decir, ambos partidos pretenden pactar, sin tener en cuenta los cientos de imputados en las distintas tramas de corrupción en sus haberes. Solo los partidos de Ciudadanos y POdemos, han sugeridos pactar la investidura de la Sra Diaz, previa dimisión de todos los cargos de sus principales dirigentes, incluidos el Sr Chaves y Griñan.

    En Andalucía desgraciadamente no existe “vida inteligente”, como muy bien dice un chiste que recorre las redes sociales. Y es verdad, dado que se sigue tropezando múltiples de veces con la misma piedra, roban los mismos ladrones desde hace más de 35 años, y lo que es más grave, no se vislumbra signos de cambios, esperanzas y superación en los dirigentes políticos que han sumido en la más absoluta miseria al pueblo andaluz. Y porque posiblemente también, cientos de miles de ciudadanos andaluces más que borregos viscerales, son quizás, masoquistas integrales y esclavos de su misma ignorancia, falta de conciencia y esfuerzo cognitivo para discernir el bien del mal. A todos los efectos, largo… muy largo duradero y escabroso será el camino que Andalucía tendrá que recorrer, para estar a los mismos niveles, en educción, bienestar social, y otros aspectos económicos y laborales, en comparación no ya con cualquier región europea, sino a niveles de otras Autonomías en España.

    El justo raciocinio nos debe hacer pensar y reflexionar… si en más de 35 años, los socioslistos, del Psoe, solo han conseguido miseria, paro desesperación, y corrupción, y privilegios para sus redes clientelares, 4 años más de gobernanza supone un enorme retroceso difícil de calcular de imprevisibles consecuencias negativas.

    ¿ Se lo merecen los andaluces ?. Es posible. Cada pueblo tiene en función de sus conciencias , educación, cultura, civismos, esfuerzo y voluntad lo que se merece.

    Un saludo cordial a todos.

  3. estajanovista en paro

    El caso de Andalucía es paradigmático,porque corrupción aparte demuestra las miserias del consenso socialdemócrata,si tu ayudas gratuitamente a cierta gente sin que esta gente tenga un conjunto de valores de superación y esfuerzo estás ayudando a la gente en balde porque mientras haya ayudas la gente no se preocupa en superarse las ayudas son nun incentivo perverso que sólo sirven como estímulo al clientelismo de quien las controla,el caso de Irene Sabalete es muy elocuente,pero lo elocuente no es lo que dice la tal Sabalete es el asentimiento de los funcionarios de ese departamento que por lo visto consideranque su puesto de trabajo es un favor del poder y que hay que estar a bíen con dicho poder.

  4. ARANTXA M.S.

    ¿Pactará Podemos con el PSOE?
    Podemos hará cualquier cosa para que el PSOE gobierne, son igual de sectarios. Podemos hace teatro para aparentar regeneración pero al final se descubre el pastel, apoyará la investidura del PSOE, sin duda algguna.

    • A. Loureiro

      Podemos no se aclara pero pactar á con el PSEO

    • Comunistas son los que roban lo ajeno

      A Podemos le da igual la corrupción del PSOE, el poder es lo que busca y la pasta, pactaría hasta con el diablo.

    • bota al pp-psoe

      podemos quedará retratado si pacta con el psoe de andalucía, estos solo quieren trincar la pasta y colocar a sus familiares y amiguetes, son peores que el pp y el psoe juntos y pactarán con queien sea para conseguir el poder, de acuerod.