Ley de Transparencia. ¿A quiénes quieren engañar?

La Ley de Transparencia aprobada recientemente por el Gobierno solo es una cortina de humo, cuyo objetivo es tratar de contentar a una sociedad hastiada de la corrupción política. Además, el “Portal de Transparencia” no aporta ningún dato novedoso.

Por consiguiente, la sociedad civil deberá exigir a los gobernantes que la información que nuestra Administración debe suministrar a los ciudadanos englobe hasta el último euro público gastado.

Tanto en cuanto, la ansiada transparencia en la Administración únicamente se lograría despolitizando la Justicia y, complementariamente, eliminando los aforamientos. Pero estas dos imprescindibles medidas no las propondrá el PP-PSOE.

Algunos ciudadanos se han quedado perplejos al conocer, a través del citado portal, el desfase salarial existente actualmente en la Administración. Aunque el gran problema son las consecuencias de tal descontrol retributivo.

El diseño de la política retributiva de una empresa competitiva tiene un carácter estratégico, y la misma representa un área de gestión relevante que integra el “Plan Estratégico de Gestión de Personas”.

Sería complicado desarrollar en la Administración, tal como tienen implantado multitud de compañías líderes, un “modelo de retribución flexible”, basado en la productividad y la consecución de objetivos, que girara en torno al “salario emocional”. Y en el que el paquete retributivo de cada empleado se diseñara de forma personalizada, permaneciera vinculado a la evaluación del desempeño y, en este sentido, primara el esfuerzo, los méritos y la valía.

Si bien y del mismo modo, es prácticamente delictivo que nuestra Administración no tenga implementado un modelo retributivo basado en la equidad, el nivel de responsabilidad, la sostenibilidad económica, la cualificación, etc.

Y más gravoso es aún para nuestra economía el hecho relativo a que la media salarial en el sector público sea más alta que en el sector privado. Algo propio de repúblicas bolivarianas, pero no de democracias occidentales.

Todo ello, es debido fundamentalmente a la politización de la Administración y sus derivaciones en forma de enchufismo y nepotismo, vía entrada de cientos de miles de asesores, empleados públicos sin oposición (y enchufados por los partidos políticos) y políticos prescindibles. Estos colectivos, contradictoriamente y en multitud de casos de forma ilegal, gozan de una retribución más alta que la de los funcionarios, y esta es la causa, entre otras, tanto de los desfases salariales como de la subida de la media salarial en el sector público.

¿Servirá la Ley de Transparencia para intentar subsanar las incoherencias salariales en la Administración? ¿Es sostenible para la economía española este desequilibrio salarial entre el sector público y el privado? ¿Estas incongruencias salariales impactan negativamente en nuestro fracasado mercado laboral?

¿Se podría calificar con el término de corrupción a los insultantes sueldos de los directivos de las más de 4.000 empresas públicas subvencionadas que todavía existen en España, la mayoría de ellas en números rojos?

El sueldo medio en el sector público es de aproximadamente 2.530 euros brutos mensuales. Destacar que en las Comunidades Autónomas, las retribuciones son en general más altas que en la Administración central y local. Por el contrario, el salario medio en el sector privado está situado en torno a los 1.700 euros brutos. (Según datos del INE y en función de la última EPA).

Por cada puesto de trabajo improductivo que se destruyera en el sector público, podrían crearse 2,5 puestos de trabajo en el sector privado, es decir, en la economía productiva.

¿A alguien le sorprende que nuestro país tenga una deuda prácticamente impagable, y sea líder de la Unión Europea en número de parados, junto a Grecia?

Y Podemos pretende aumentar los empleados públicos para solucionar el problema del desempleo en España.

Empresa

13 comentarios


  1. A pagar impuestos para mantener a la casta política que nos roba

    Están intentando hacernos creer que esto va a cambiar pero es todo mentira, quieren seguir robando y después salir de rositas.
    A la cárcel todos los políticos corruptos.

  2. Robespierre

    No se quieren enterar pero la sociedad está cambiando. La casta sigue a lo suyo, como si no pasara nada.
    Tenemos que destruir al PP y al PSOE y empezar de nuevo.

  3. ARANTXA M.S.

    La transparencia es imposible mientras tengan politizada a la justicia. El CGPJ está a las órdenes del PP y del PSOE. Una justicia dependiente del PP y del PSOE garantiza la corrupción política y la impunidad para los políticos del PP y del PSOE.

  4. Sunset

    Maquillaje, sombra aquí y sombra allá.

  5. andalú

    El dinero público se escapa por todos lados. La culpa la tienen los ladrones políticos, que son todos sin excepción, que se lo llevan. Unos se lo llevan directamente y otros se tapan los ojos, esta es mi teoría, por eso los políticos son todos unos ladrones, por acción o por omisión.

  6. Tomás

    estos políticos lo tienen todo para ellos, viven a todo tren, a costa de los ciudadanos que están en la miseria, y no van a permitir que les quitemos sus privilegios fácilmente, harán todo lo que tengan que hacer para seguir robándonos, la ley de transparencia es reirse de nosotros en nuestra cara

  7. Vallisoletana

    He entrado en el portal de transparencia y los políticos cobran un pastizal, mientras los españoles están cada vez peor y son más pobres. Esta sociedad se divide entre políticos ricos y ciudadanos españoles pobres.

  8. ANRO

    La ley de Transparencia, como tantas otras leyes aprobadas por este gobierno, son claramente de un cinismo sin precedente, por su falsedad, por seguir engañando y estafando a los ciudadanos y lo que es más pernicioso, por mantener sus privilegios y prebendas.

    En España, el sector privado, está sometido con total genuflexion al sector publico, es decir, como en los regimenes populistas de izquierdas bananeros. Las politicas economicas, sociales,e institucionales que viene aplicando el gobierno del PP de Rapoy, no solo vienen constituyendo un atentado al sentido común, sino que las diferencias y desigualdades sociales se acrecientan a ritmos de vertigos.

    Lanzar consignas con euforias como que la crisis es historia pasada, se estan creando empleos y otras falacias, es sinonimo de miedos y temores dadas las cercanias en fechas, de proximos comicios electorales Autonomicos- Municipales-y Generales.

    La realidad, la vida cotidiana de los ciudadanos, y sus problemas con el paro, con salarios y contratos precarios de miserias y otros aspectos de subsistencia, sobrepasa con crece las fantasiosas y falsas proclamas que el gobierno del inclito Rajoy viene intoxicando. Porque una cosa es la Macroeconomia y otra muy difirente la microeconomia- domestica. A todos los efectos, y reconociendo una leve mejoria en la Macroeconomia es debido en buena parte, por politicas financieras crediticias y expansivas del BCE y el poco crecimiento de los paises de nuestro entorno. La prueba más evidente es que la deuda publica del Estado sobrepasa el billon euro. Deuda que durante el gobierno de Rajoy ha crecido más del 36% respecto a la deuda que dejo el inepto Zp.

    Por tanto una vez más, los datos economicos y especulaciones del gobierno, no solo son mentiras y quimeras insostenibles sino mera propaganda goebbelsianas.

    Todo lo cual, no se sostiene de ninguna de las maneras que mas de 3,7 millones de ciudadanos sigan sin empleo ni ingresos declarados, mas de 1,2 millones de familia con todos sus miembros en paro, y cerca de 1 millon de personas rozando el umbral de la pobreza más abosluta, sin contar con la desnutricion infantil y tantos y tantos problemas de miserias, hambres e indigencias y falta de perspectivas.

    En síntesis, creer en la Transparencia, Regeneracion, Recuperación y otras sandeces que viene proclamando el Gorbiero de Rajoy, no solo es de incautos, sino de ilusos, sin base ni fundamento alguno. No se puede creer nunca a los que han sido y siguen siendo lideres en Corrupción Politica anquilosamiento, cinismo y falsedades.

    Un saludo a todos.

  9. Vania

    Ya no engañan a nadie

  10. PP - PSOE LADRONES

    HAY QUE HUNDIR AL PP Y AL PSOE (Y NO VOTAR A PODEMOS) Y REGENERAR ESPAÑA CON OTRO PARTIDOS COMO VOX, CIUDADANOS, UPyD, ETC.

  11. Guillotina para los políticos ladrones

    Demasiado cobran estos ladrones políticos, si a eso le añadimos lo que roban, el resultado es que son ricos. Y analfabetos también, la inmensa mayoría de ellos.