¿Quiere sobrevivir la Monarquía? Al lado de los españoles y alejada de nuestro sistema corrupto.

La operación de cirugía estética practicada por los denominados “padres de la Transición”, y creadores del actual sistema partitocrático, no podría reproducirse en la actualidad. Aunque el Régimen corrupto del 78 está putrefacto, España no podría sobreponerse fácilmente a otra pantomima político mediática en forma de segunda Transición. Porque nuestro país necesita un cambio radical de modelo político, económico, judicial, social, laboral y ético.

¿El bipartidismo inmovilista y corrupto ha diseñado una estrategia de maquillaje político, basada en utilizar a nuestra recién renovada Monarquía como reclamo para aparentar una supuesta (y no real) regeneración democrática?

El futuro de la Monarquía depende del rol y el posicionamiento ante la sociedad que adopte el nuevo Rey.

Si Felipe VI se deja amansar por los cantos de sirena procedentes del bipartidismo corrupto actual y de los amigos del poder y “financieros del BOE” (IBEX 35), los españoles percibirán que el Rey comulga con el sistema extractivo que les está empobreciendo. Por el contrario, el nuevo monarca puede convertirse en un referente moral, para ello deberá enfrentarse a un sistema político y económico que está expoliando a las familias españolas al objeto de enriquecer a una oligarquía político-sindical y a una élite financiera sin escrúpulos.

Complicada misión, tanto en cuanto el Rey tendrá que respetar el marco constitucional respecto a las atribuciones simbólicas y representativas pero sin carácter ejecutivo que nuestra Carta Magna le atribuye.

¿Podría adoptar la Corona un papel de moderador institucional, convirtiéndose en la voz del pueblo ante el poder? El entorno político y económico actual, marcado por la corrupción política y el desprestigio de las instituciones publicas, así lo aconseja.

La Casa Real debe proyectar el futuro, al menos en el corto-medio plazo, tal como lo hace una empresa, es decir, planificando una estrategia, en este caso, centrada en la reputación y la ejemplaridad, puesto que la supervivencia de la Monarquía dependerá de su imagen institucional. Para lograr tal fin, la Monarquía deberá caminar en sentido contrario a la corrupción política, a la politización de la Justicia, al independentismo territorial, a los “medradores empresariales” y cortesanos del SXXI…

La Monarquía debe intentar que la decadencia del bipartidismo y del sistema, que es económicamente insostenible y estallará más temprano que tarde, no la arrastre y la destruya.

Al margen de ideologías políticas, origen social, nivel económico y formativo, etc., el perfil de la sociedad española cada vez está más polarizado y, en base a ello, la desigualdad en España está adquiriendo un matiz tercermundista. En un extremo, se sitúa una minoría privilegiada y protegida por nuestro injusto sistema político y económico que gira alrededor de los dos principales partidos políticos. En el otro, se encuentran los desheredados de la partitocracia: las pymes, los autónomos y las familias, que financian vía impuestos confiscatorios la malversación de los caudales públicos y la corrupcion política derivada de los 17 Reinos de Taifas.

En definitiva, la Corona debe elegir entre colocarse al lado del poder político y económico o ayudar a los españoles de bien a cambiar este sistema corrupto, con la finalidad de redistribuir la riqueza en virtud de criterios asociados a la justicia social y la meritocracia. Del resultado de esta elección dependerá la estabilidad de la Monarquía.

Empresa

25 comentarios


  1. María del Carmen

    Excepto una minoría muy ruidosa, la mayoría del pueblo español sabe que la monarquía es necesaria en España. Por el contrario, el rechazo a los políticos es prácticamente unánime.
    El Rey Juan Carlos no tenía previsto abdicar de ninguna manera. Sin embargo, se vio forzado por la casta política. Los políticos sacrificaron a Don Juan Carlos para salvarse ellos.
    La Corona y los políticos son dos cosas distintas por mucho que los medios traten de confundir. El pueblo lo que grita en silencio es Monarquía Si, Políticos No.
    Las cosas tenderán a peor y la solución sólo podrá venir de una disolución de las Cortes y el nombramiento por parte del Rey de un militar para presidir el Gobierno de la nación en defensa de los ciudadanos.

    • gringo

      María del Carmen, la abdicación del Rey Juan Carlos ha sido forzada por las circunstancias, en ningún caso voluntariamente, pero si se hubiera aplazado es probable que no hubiera resistido la monarquía.

      • El Rey Sol

        Es posible que no sea como dices. Puedes leer en Interviú el reportaje de la historia secreta de la abdicación del Rey en el que comentan que el Rey intntó abdicar varias veces con anterioridad. No sabemos con certeza lo que ha pasado.

        • Don Pelayo

          Jaime Peñafiel dice que al Rey le han obligado a irse, ¿pero quiénes? El barbas y Rubalcaga.

  2. Anro

    En mi opinión, como pueden ser la de millones de ciudadanos, es que se someta a Referéndum el modelo de Estado. Y aunque estoy seguro que la monarquía en la figura de Felipe VI, ganaría por mayoría, se asentarían las bases de una vez por todas, del nuevo proyecto y sistema político que debe configurar y coexistir en España en todos los ámbitos. Incluido referéndum para la reforma y mejora de la carta Magna.

    Por otra, sería un gran precedente histórico y democrático, que daría credibilidad a nuestra nación y Estado. El rey reina pero no gobierna. Es meramente un símbolo moderador que representa a la más alta instancia del Estado.

    Y efectivamente, el Bipartidismo Corrupto, ha utilizado la monarquía, y la abdicación del viejo rey para maquillar un sistema político que hace aguas por todas partes, incluida la propia monarquía. No se trata pues, de ver como alternativa a una República, sino de sentar las bases para regenerar y mejorar el sistema surgido de la caduca y obsoleta Transición del 78, que algunos la supervaloran y otros la detestan. A todos los efectos, es evidente y man que les pesen a muchos, se hace necesario y urgente un cambio radical en nuestro sistema político y Constitucional. Modificando la ley de partidos y su financiación, reforma de la ley electoral, nueva ley estructural, de competencias territoriales de las comunidades Autónomas, y los servicios que deben controlar, centralizando y potenciando los servicios básicos como educación, sanidad y justicia. Todo ello, y como debería ser obvio configurando una verdadera y autentica división de poderes.

    En otro sentido, y dada que la figura del nuevo rey Felipe VI viene impuesta por condición hereditaria, tendrá que ganarse día a día no solo la simpatía, apoyo y adhesión de las mayorías de los ciudadanos de España, sino que tendrá que defender, apoyar, influir, recomendar, y moderar, con total transparencia desde YA, las reformas del sistema político que tanto se necesitan y demandan las mayoría de los ciudadanos.

    De lo contrario, y dadas las nuevas actitudes radicales y posicionamientos extremos e ideológicos en buena parte de la ciudadanía, con resurgimientos y afloramientos de nuevos partidos emergentes, integristas y totalitarios, motivados, provocados y causados entre otras cuestiones por un Bipartidismo Perverso anclados en su nula transparencia, obcecación, ninguneo y obstáculos para las reformas, podríamos acabar con movimientos no deseados tanto en la izquierda como la derecha, abocándonos a situaciones imprevisibles sin consistencias e inconsecuentes que podríamos lamentar, sino se avanza en los cambios, reformas y en definitiva la Regeneración que reclaman la gran mayoría de los ciudadanos.

    Regeneración a la que se opone, limita, ningunea, y obstaculiza, el perverso bipartidismo que representa PP y PSOE, únicos y exclusivos responsables de todos los males habidos y posiblemente por haber en la España actual.-

    Un saludo cordial a todos

  3. Sunset

    Totalmente, el bipartidismo corrupto está utilizando al nuevo Rey de paraguas, pero los ladrones del PP-PSOE siguen robando y ninguno va a la cárcel.

    • El Rey Sol

      Cierto, el PP-PSOE no quiere perder privilegios ni ceder poder, quieren seguir robando y aprovechan la abdicación y la renovaada monarquía para hacernos ccreer que va a cacambiar algo, otra mentira más de este bipartidismo de cloaca que tenemos. Pero nadie se va a tragar esta farsa.
      El rechazo a esta casta política llena de parásitos, ladrones, vividores de la política, gentuza inculta y vagos no hay quien lo pare. El problema es que Podemsos ha aglutinado el malestar contra la castuza pero los españoles estamos hartos de esta gentuza política.

      • Ver artículo de Fernando Lázaro en El Mundo sobre Podemos-Pablo Iglesias & ETA

        Ver artículo de Fernando Lázaro en El Mundo sobre Podemos-Pablo Iglesias & ETA en el que se afirma que Pablo Iglesias, el líder de Podemos, ayudó a la red de apoyo de los presos de ETA.

  4. Tomás

    Ejemplaridad, esta es la clave. Esperemos que Felipe VI actúe ejemplarmente, justamente lo contrario que su padre.

    • Madame de Pompadour

      La última cena del Rey Juan Carlos. Antes de abdicar, el Rey Juan Carlos cenó con una serie de personajes en una conocido restarurante de Madrid. Los comensales de esta cena retratan al personaje en cuestión.

  5. Vania

    Posicionamiento de la Monarquía. La Gaceta.
    Saludos.

  6. Perroflauta

    Mejor una monarquía que una república llena de más políticos ladrones

    • Políticos al paredón

      Absolutamente de acuerdo

    • Movimiento perroflautístico republicano de Expañistán

      De acuerdo también. Mejor mantener los gastos de la monarquía que soportar a más políticos ladroneando y robando a los españoles a través de la República Perroflautística y Ultraizquierdosa de Expañistán.

  7. +++++perroflauta

    TOTAL, LO HAS CLAVADO

  8. gringo

    El referendum que solicitan los perroflautas que se manifiestan a favor de la República es ilegal, primero habría que reformar la Constitución para plantear un referendum.

  9. Monárquico pero contrario al juancarlismo

    El problema de la monarquía es el juancarlismo. Felipe VI debe ser ejemplar y honesto. D. Juan Carlos ha hecho cosas buenas, indudddablemente, pero también ha hcoecho cosas muy malas, no me refiero a asuntos de faldas, esto me importa un pito aunque también es relevante pero lo más importante es el tema económico. ¿Comisiones o retribuciones opacas por representar a España o ayudar a impulsar los negocios de las grandes empresas españolas en el exterior? Estas no son las funciones del Rey.
    D. Juan Carlos aparece en la lista Forbes de multimillonarios del mundo, ¿cómo es posible que aparezca en esta lista? Es posible que la representación de España la haya cobrado con creces. Muchas multinacionales españolas saben a lo que me refiero.
    Urdangarín solo ha copiado la forma de proceder de D. Juan Carlos pero sin ser D. Juan Carlos, ese ha sido su gran problema, creerse alguien, siendo un simple jugardor de balonmano.
    Felipe VI debe regenerar la monarquía y borrar la etapa juancarlista, como dice el artículo, ejemplaridad y reeputación, esto es lo que puede salvar a la monaarquíaa. Felipe VI debe actuar de otro modo y ceñirse a sus atribuciones constitucionales.
    Un saluido.

  10. Vizconde de Picha Pelada

    De acuerdo con los comentarios anteriores. Prefiero a la monarquía que a más políticos de mierda viviendo a nuestra costa en una república que sería bananera

  11. URTANGARÍN Y LA INFANTA YO NO SE NADA

    Lo peor que le puede pasar a la Corona es que se desimpute o salga absuelta la Infanta Cristina.

  12. URTANGARÍN Y LA INFANTA YO NO SE NADA

    Y si al ladrón de Urtangarín no le pasa nada y sale de rositas, la Monarquía va a hacer puñetas.

  13. Aquí roba todo el mundo dinero público

    El futuro de la monarquía, por desgracia, se presenta cuanto menos incierto. Felipe VI no puede cometer errores.

  14. Cortesana

    El pp-psoe quiere salvar a la Infanta Cristina a toda costa y librarla de la cárcel, al precio que sea, esto significa darle una estocada mortal a la monarquía y al actual Rey Felipe VI.
    Podemos y toda la ultraizquierda quieren una república.
    La Infanta Cristina es su hermana aunque haya cometido presuntamente delitos penales.
    Conclusión: Felipe VI está en una encrucijada y tiene enemigos por todos los flancos. La trinchera en la que puede refugiarse en la Justicia pero solo si actúa independienemente, de cualquier otra forma, también será su enemiga.
    Menuda herencia le ha dejado su padre, dinero le va dejar mucho pero la Corona se la ha entregado en unas condiciones lamentables, producto también de su dejadez y su tolerancia y presunta participación en la corrupción institucional que asola nuestra querida patría.

    • El Rey Sol

      No hay que olvidar el independentismo catalán y vasco. Sin Cataluña o sin Vascongadas, Felipe VI no sería Rey de España y la monarquía desaparecería.
      Felipe VI tiene que ponerse las pilas porque tiene un problemón que se llama independentismo catalan y vasco, el mismo problema que tenemos todos lsoe españoles.

  15. forgottenman

    Queridos compatriotas yo creo que el Rey Felipe VI lo único que tiene que hacer es simplemente ser el Jefe del Estado y como tal representar lo político que es lo que fundamenta racionalmente el Estado y nunca mezclarse con la Política que ese es el gran error que cometen nuestros políticos confundir las dos cosas lo mismo que confunden poderes con funciones.Sobre todo el Rey debe garantizar que la Constitución rija en todo el territorio y debe estar muy atento a los que le quieren vender gato por liebre con territorios asimétricos y otras cosas,yo más bién soy republicano pero no quiero volver a repetir aquella frase de José Ortega y Gasset que decía “estos republicanos no son la República”

  16. Gallardonicida

    El Gallardonicida Gallardón ya ha ordenado a sus sirvientes judiciales que desimputen a la Infanta Cristina. Seguramente, la Infanta Cristina será desimputada.
    Los políticos ladrones, que roban a los españoles y tienen la Justicia a su disposcición, le van a hacer un flaco favor a Felipe VI porque esto es un golpe mortal a al monarquía.
    ¿Qué pensarán los españoles cuando desimputen a la Infanta?