¿Existe el capitalismo en España? El sistema político-clientelar español.

Uno de los objetivos que han intentado conseguir determinadas facciones, integradas de forma interesada en los diferentes movimientos sociopolíticos creados en los últimos años en España, ha sido confundir a la sociedad.

Para ello, algunos de estos grupos (en general, vinculados a la ultraizquierda radical y a colectivos antisistema) han protestado en contra del capitalismo en diversas manifestaciones, en las que esgrimieron a tal efecto ciertos mensajes totalmente desvirtuados, tanto desde una perspectiva socioeconómica como ideológicamente.

Es complicado encontrar sistemas económicamente puros, de este modo, multitud de países mantienen en la actualidad modelos de economía mixta. Considerando lo anterior, todos los sistemas capitalistas presentan un mayor o menor nivel de intervención estatal y de control regulador.

No obstante, ¿es factible calificar con el término de capitalista al actual sistema económico español, tanto en cuanto nuestra economía está totalmente intervenida por el Estado, por mediación de los dos principales partidos políticos, y teniendo en cuenta que tanto el nivel de competitividad como el índice de libertad económica de la misma son ínfimos? Máxime, teniendo en cuenta que nuestra Justicia, al servicio del bipartidismo, impide que pueda desarrollarse el citado sistema libremente.

En relación a ello, se puede afirmar que los principios que caracterizan al liberalismo económico no confluyen en nuestro actual modelo económico. (En el supuesto caso que España tuviera algún modelo definido).

En este sentido, es contradictorio protestar actualmente contra el capitalismo en España, puesto que el sistema económico instaurado por los dos grandes partidos en nuestro país se podría definir como “político y clientelista”. Los españoles estamos atrapados en un malévolo modelo en el que la economía está íntimamente ligada a la política. (El Régimen del 78 desprendió en sus inicios una agradable fragancia que, desgraciadamente, se evaporó instantáneamente por el efecto de la corrupción política institucionalizada).

La sociedad española está influenciada por el capitalismo de consumo pero nuestro sistema no se encuentra identificado con un modelo capitalista óptimamente competitivo. En todo caso, nuestro modelo económico podría estar asociado al concepto de capitalismo corporativo en el que las grandes corporaciones tienen una gran influencia en las políticas y decisiones económicas adoptadas por el Gobierno y viceversa.

Aunque en España, realmente, son los dos partidos mayoritarios los que controlan todos los ámbitos económicos a través de la politización de la Administración y la Justicia. (El ejecutivo actual, siguiendo el camino que inició el Gobierno de Felipe González, está diseñando una Justicia a medida de la casta política a través de la “Reforma del CGPJ”, el “Anteproyecto de la LOPJ” y la futura “Ley de Enjuiciamiento Criminal”).

Todo ello, sin olvidarnos de la economía de la subvención, que mantiene todo este clientelar sistema en pie.

Por consiguiente, las camarillas anticapitalistas (y antisistema) en España tienen el objetivo desenfocado porque en vez de enfrentarse al capitalismo, modelo económico que no existe como tal en nuestro país, deberían centrar sus protestas en luchar contra el sistema político corrupto que está ahogando a la economía española.

¿Es posible que estos movimientos, verdaderamente, defiendan a una pseudo ideología devaluada y obsoleta o a un partido concreto e, igualmente, protesten contra un gobierno al que consideran enemigo (pero que representa lo mismo que el partido al que supuestamente defienden)? ¿Y para ocultar tal intención, abanderan una simulada lucha contra el capitalismo?

El sistema político partitocrático actual (y el poder económico interconectado a los dos primordiales partidos) es culpable de dejar a España en la quiebra y a millones de españoles en el paro y la miseria.

La economía española únicamente crecerá y creará empleo a un ritmo sostenido cuando se regenere democráticamente nuestro sistema político corrupto y se reestructure el modelo territorial actual. Mientras no se lleve a efecto tal regeneración, todas las medidas que se adopten, tanto políticas como económicas, solo serán remiendos.

La evolución de la economía española, como la de cualquier otro país, depende del buen funcionamiento de nuestro sistema político y, por tanto, de la independencia de la Justicia. Pero en España, aproximadamente, 10.000 aforados, fieles representantes de la partitocracia y blindados ante una Justicia politizada, bordean los límites de nuestro Estado de Derecho por obra y gracia de este privilegio feudal denominado aforamiento.

El Gobierno, con la complicidad de la oposición, sigue centrándose en el discurso económico para desviar el verdadero problema de España, que es de naturaleza política.

A nivel internacional, el FMI sigue sin enterarse de los verdaderos problemas de España, puesto que la última ocurrencia de este organismo ha sido recomendar al Gobierno que centre el ajuste en el gasto social (aunque se puede dotar de eficiencia a la gestión de las ayudas sociales) y en los sueldos públicos.

¿Es consciente el FMI que, desde el año 2009, España ha destinado casi 50.000 millones de euros, vía dinero público, al rescate de las bancarizadas cajas de ahorros, quebradas por los políticos, a la par que se han recortado tanto prestaciones sociales como educativas a los ciudadanos (e inversiones en I+D)?

Respecto al recorte de sueldos públicos, acertaría el FMI en este diagnóstico siempre que dicho ajuste se concentrara en puestos políticos prescindibles, asesores, personal procedente de empresas públicas subvencionadas y en números rojos y empleados públicos (sin oposición) enchufados por el PP-PSOE en la Administración. Recordemos que, hasta la fecha, los “interinos” son quienes han sido despedidos en las administraciones públicas.

No existe otro camino que el inicialmente emprendido por Francia (reducir el número de regiones y bajar impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social) e Italia (suprimir provincias y puestos políticos).

Empresa

18 comentarios


  1. Antisistema

    Todos somos antisistema PP-PSOE, menos los que están chupando del bote de la política, auténtics parásitos sociales que explotan a los ciudadanos para llenarse ellos los bolsillos de dinero manchado de corrupción. Políticos del PP-PSOE sois unos ladrones y habéis arruiando a España

    • explotado por el pp-psoe

      si perteneces a la casta política, no te preocupes, a robar o a aprovecharte de la situación, colocado en la administración, robando y sin problemas, si no perteneces a la casta solo te queda rezar

  2. explotado por el pp-psoe

    yo también soy antisistema

  3. MARINA

    Cada vez somos más los antisistemas PP-PSOE

  4. Anro

    Habría que ser cauto cuando se utiliza el término “Antisistema y Anticapitalista”. Los que se definen como tales en las jergas callejeras, en cualquier manifestación, o bien practicando y cobijado bajo tales actuaciones no es más que sinónimo de impotencia o desesperación. Por lo tanto deberíamos saber diferenciar lo que significa ser Antisistema y Anticapitalista, en un país como España, con un sistema Político y Constitucional que hace aguas por todas partes.

    Por ello, existen muchas formas para saber interpretar, ambos términos es decir, los que estamos en contra del sistema Político y Constitucional y los que están en contra del sistema de una determinada forma de sociedad económica social, siendo participes de la misma.

    El parlamento la monarquía y todas la Instituciones del Estado, sirven y están al servicio del Estado mismo y haciendo del Estado su propiedad y únicos dueños. Es decir nunca al servicio de la Nación y de los Ciudadanos, único dueños y soberanos de los destinos de la nación.

    Y mientras la Casta Política y sus partidos sigan manteniendo el actual sistema de ser los únicos dueños del Estado, los ciudadanos somos meros comparsas de actual sistema.

    Una muestra de todo ello, lo tenemos en los más de 10 mil aforados que existen en España. O sea , No existe en ningún país del mundo, tantos aforados políticos aristócratas, y otras faunas que maman de Estado siendo impunes de una u otra manera, como existe en España.

    Todo lo cual, y mán que les pese a la Casta Política y dirigentes en general, la Transición no fue todo lo modélica ni ejemplar, más que por las actitudes de sumisión y acatamiento de los ciudadanos, en pos por conseguir más libertad paz y justicia social.

    No se trata pues, de estar en contra del Sistema o ser Anticapitalista, sino de cambiar, reformar y en definitiva mejorar y Regenerar nuestro actual sistema Político y Constitucional.

    Un saludo cordial a todos.

  5. Vizconde de Picha Pelada

    La izquierda en general es mezquina, ruín, ignorante, analfabeta, ladrona, miserable, mentirosa, etc., todo lo falsea, todo lo manipula, no me sorprende que los anticapitalistas tergiversen todos los mensajes, manipulen a la gente, con la colaboración de los medios de izquierda trasnochados y mentirosos.
    El problema es que Rajoy y su PP lleno de ladrones se ha hecho también de izquierdas. El PP es cada vez más parecido al PSOE.
    Ahora tenemos, los ladrones y analfabetos de siempre del PSOE y los nuevos ladrones y casi todos también, por desgracia, analfabetos del PP.
    Esto no tiene arreglo por ningún lado, a no ser que…………….
    Borreguetes españoles, despertad………….os han robado el zurrón los políticos pero todavía podéis salvar a vuestros biznietos si empezáis a luchar ahora, ánimo pobretones, parados, cobardes…, la pregunta que se tienen que hacer los borreguetes españoles es si se merecen lo que tienen por pusilánimes y cobardes… al paro, a la miseria, al mileurismo si tenéis suerte, mientras tanto, la casta política se ríe de vosotros porque ellos están forrados, han robado hasta que no han podido más….
    Que os den….,borregos…

  6. Soraya

    Los dirigentes del FMI son buitres, aliados de la casta política, más parecidos a los fondos buitre que a las aves rapaces de idéntico nombre

  7. Siro

    VOTA VOX O CIUDADANOS

  8. Amigo

    ¿Los antisistema están pagados por el PSOE o IU?

  9. charnego

    antisistema también es estar en contra de las autonomías, el sistema autonómico es la ruina de los españoles y el chollo de los políticos

  10. El sistema PP-PSOE mata

    El Gobierno tergiversa información económica y manipula cifras macroeconómicas y el INE también, todo es mentira.

    Todos los gobiernos españoles han mentido: el PSOE es maestro en mentir pero el PP ha aprendido rápido con el barbas mentiroso y traidor .

  11. Niño

    Niño Becerra, en El Economista, 19/04/2014: “España se está instalando en uan situación de estancamiento con un crecimiento anémico, una tasa de paro que se convertirá en estructural y una inflación casi nula.

    Caminito de la deflación por endeudamiento…

  12. Políticos ladrones, culpables de la crisis

    Radiografía de la corrupción política en España:
    -1.700 causas abiertas.
    -500 imputados.
    -20 en prisión pero ¿cuántos políticos van a la cárcel?, ninguno, porque la Justicia la tienen en sus manos el PP y el PSOE

  13. Políticos ladrones, culpables de la crisis

    España es el país “desarrollado” en el que más crece la desigualdad: políticos ladrones y multimillonarios y ciudadanos pobres

  14. Pablo I.

    La izquierda española, cínica, sectaria y corrupta, siempre ha mentido, engañado y tergiversado los hechos historicos.

  15. Mercader

    Leer The Economist, la edición que coincide con Semana Santa, ponen verde a Rajoy el Barbas y sus mentiras de que España va bien.
    La culpa ya no solo la tiene Zapatero, también es culpable Rajoy el Barbas