Atrévete a orar

CURAS JUBILADOS Y EL CELIBATO

19.01.18 | 20:13. Archivado en Jubilación eclesial

Escribe: Pepe Mallo:

¿Qué es de nuestros curas jubilados?
El clericalismo, dominante en la Iglesia a lo largo de siglos, ha acuñado las palabras “sacerdote” y “cura” para denominar a quienes han recibido órdenes sagradas y ejercen o han ejercido el ministerio. De esta forma, ha caído en el olvido y ha sido proscrito el genuino término “presbítero”, expresión original de los inicios de la Iglesia. No existían sacerdotes, ni curas; sí, “presbíteros”, es decir, “ancianos”. Me da que posiblemente este desuso lingüístico se haya convertido en infausto signo de un abandono personal de los “presbíteros”. Me pregunto y cuestiono qué es de nuestros curas jubilados, a qué se dedican a partir de su retiro, a qué se ven abocados, si se sienten acogidos y atendidos por la institución Iglesia a la que han servido religiosamente (nunca mejor dicho) durante tantos años...

¿Es “jubilosa” la jubilación de los curas?
La jubilación se presenta como una etapa ineludible en la vida de las personas. Sin duda el momento del cese laboral supone un cambio fundamental en nuestra vida, nos vincula a una nueva condición: la de jubilado. Para algunos jubilarse viene a ser lo mejor que nos ha podido pasar; para otros puede significar un estrés y depresión emocional al no sentirse ya útiles ni valorados. No pocos lo asocian desafortunadamente al deterioro físico y al envejecimiento. El jubilado es socialmente como un “des-viado” de lo que fue en su vida activa, como un aparcado en vía muerta, como si su vida ya no pudiera seguir siendo provechosa. (A alguien le oí decir con siniestro sarcasmo que “Inserso” quiere decir “inservibles sociales”. De pena.)

>> Sigue...


Martes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31