Atrévete a orar

Domingo 6º TO B (11.02.2018): “Dios no es nada religioso”

05.02.18 | 10:25. Archivado en 2ª Lect. Tiempo Ordinario B

Introducción:Seguid mi ejemplo, como yo sigo el de Cristo” (1Cor 10, 31-11,1)
Leemos el resumen de la respuesta (iniciada en el c. 8) a los corintios sobre si es bueno comer carne sacrificada a los ídolos. Pablo responde que tenemos libertad, que debe ser guiada por el Amor. En este amor gratuito, conducta de Cristo, está la respuesta. Lo expresa de cuatro modos: “hacedlo todo para gloria de Dios (10, 31), no deis motivo de escándalo (10, 32), buscad siempre el bien de los demás (10, 33), seguid mi ejemplo como yo sigo el de Cristo” (11, 1).

1. “La gloria de Dios es el hombre viviendo”
El “hacedlo todo para gloria de Dios” (10, 31) equivale al texto de Colosenses (3,17): “Haced todo en nombre del señor Jesús”. Actuar en Cristo es actuar en su Espíritu de amor. Jesús da “gloria a Dios” dando vida a los hijos de Dios, a todo ser humano: dándoles salud, comida y fraternidad Ésta es la intención de la parábola del buen samaritano: “Haz esto y tendrás vida... Haz tú lo mismo” (Lc 10, 25-37). Este es el sentido de Mateo 25, 31ss.: “venid benditos de mi padre.., porque tuve hambre y me diste de comer… Apartaos de mí malditos…porque tuve hambre y no me distes de comer…Cada vez que lo hicisteis con mis hermanos conmigo lo hicisteis...”. San Ireneo, en el s. II, lo expresaba así: “La gloria de Dios es el hombre viviendo...; el obrar de Dios consiste en modelar al hombre..., con sus manos (el Verbo y la Sabiduría, el Hijo y el Espíritu)... para llegar a ser imagen y semejanza suya” (Adv. Haer., IV, 20, 1. 7; V, 15, 2). En la misma línea: “Estamos dispuestos para servir a los hombres como tales, no sólo a los católicos, a defender en primer lugar y ante todo los derechos de la persona humana y no sólo los de la Iglesia” (Pablo VI, en la clausura del Vaticano II). Y “el camino de la iglesia es la persona humana” (Juan Pablo II: RH 14).

>> Sigue...


Domingo 5º TO B (04.02.2018): Curas Obreros, anunciadores gratuitos del Evangelio

29.01.18 | 19:06. Archivado en 2ª Lect. Tiempo Ordinario B

Introducción: ¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio! (1Cor 9,16-19.22-23)
Leemos dos fragmentos del capítulo 9. Continúa la respuesta (iniciada en el c. 8) a la consulta de los corintios sobre si es bueno comer carne sacrificada a los ídolos. Pablo ha contestado que tenemos libertad, pero ésta siempre hay que ejercerla con amor. El amor es el valor principal y principio de acción. Para ilustrar esta tesis, añade ejemplos donde la libertad y el amor son difíciles de conciliar: renuncia por amor al derecho de comer carne sacrificada, al derecho de viajar con una mujer, a dejar otros trabajos, a vivir del trabajo de predicar (9, 4-6.14). Los textos de hoy exponen su ejemplo de evangelizador por amor, subordinando la libertad de cobrar, “anunciándolo de balde, sin usar el derecho que me da la predicación” (v. 18) “para no crear obstáculo alguno a la Buena Noticia del Mesías” (v. 12). Su trabajo ministerial se hace paradigma del evangelio mismo, del Amor gratuito.

Apóstol del Amor por amor
¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!”(v. 16) es, por tanto, una amenaza que surge del interior del amor. Pablo ha descubierto el amor de Dios, manifestado en Jesús, y ha quedado “en-amorado”, prendado del amor gratuito, más fuerte que la muerte, universal... Este amor le ha hecho libremente esclavo: “siendo libre como soy, me he hecho esclavo de todos para ganar a todos” (v. 19). Predica no por soberbia, ni por hacerse famoso, ni para ganar el pan, etc. Predica por exigencia del amor a las personas que viven sin sentido, envueltas en la miseria material y espiritual, esclavas del dinero y del más fuerte, etc. Ha aceptado el oficio de apóstol del Amor por amor. No tiene más remedio que anunciarlo gratis porque así se lo exige el Amor que siente por aquellas personas concretas.

>> Sigue...


Domingo 4º TO B 2ª lect. (28.01.2018): celibato opcional para obispos y presbíteros

22.01.18 | 10:17. Archivado en 2ª Lect. Tiempo Ordinario B

Introducción:Os digo todo esto para vuestro bien” (1 Cor 7, 32-35)
Es bueno tener en cuenta la situación presente
La lectura de hoy pertenece al mismo contexto que la del domingo pasado. Pablo cree que vive en la última generación (1 Tes 4, 15; 1Cor 15, 52) y acepta la creencia apocalíptica de que la situación actual desaparecerá pronto. Por eso insiste hasta tres veces: “siga cada uno en el estado en que Dios lo llamó” (1Cor 7, 17.20.24); “está bien quedarse como se está por motivo de la calamidad que se viene encima” (1Cor 7, 26). Entre los corintios asoma una creencia extraña que sostiene ser “bueno (kalón: hermoso) para el hombre no tocar a una mujer” (1Cor 7, 1). Pablo reacciona defendiendo que el matrimonio y su consumación no son cosas malas, sino lo contrario (1Cor 7, 28.36).

Respeto al Señor y a la conciencia frente al “Mandamos”, “Decretamos...”
Llama la atención cómo Pablo usa la autoridad: “no tengo orden del Señor, pero doy mi parecer” (1Cor 7, 25); “pienso que, por la crisis actual” (1Cor 7, 26); “yo quiero evitaros tribulaciones” (1Cor 7, 28); “quiero que...” (1Cor 7, 32); “Digo esto para vuestro provecho” (1Cor 7, 35); “que cada uno haga lo que crea conveniente” (1Cor 7, 36); “hará bien” (1Cor 7, 37); “mi parecer” (1Cor 7, 40). Propone, ofrece, no suplanta la conciencia, y mucho menos al Señor. Por “la calamidad que se viene encima” (1Cor 7, 26), “quiero que estéis sin preocupaciones” (1Cor 7, 32a). ¡Qué distinto a los dirigentes eclesiales: “Mandamos”, “Decretamos”, “Por nuestra autoridad...”!.

>> Sigue...


Domingo 3º TO B 2ª lect. (21.01.2018): Lo irrenunciable es el Amor, reino de Dios

15.01.18 | 13:28. Archivado en 2ª Lect. Tiempo Ordinario B

Introducción:el momento es apremiante” (1Cor 7, 29-31)
La segunda parte de esta carta (1C0r 7-15) contesta a un escrito de consultas de los corintios. El capítulo 7 responde a la primera consulta sobre los estados de vida: soltería, matrimonio, viudedad, circuncisión o incircuncisión, esclavitud o libertad (7,1-40).

La libertad al servicio del amor
La tesis de Pablo sobre los diversos estados de vida es la libertad guiada por el amor. Hemos sido seducidos por el amor de Cristo, que nos ha llevado a la fe en su persona y en su modo de vida, en su bienaventuranza de cruz, muerte y resurrección. En cualquier situación, permanece la validez de estos principios cristianos: “lo que vale es una fe que se traduce en amor” (Gál 5,6) y “libertad está al servicio de los demás” (Gál 5, 13). Soltería, matrimonio, viudez, circuncisión o incircuncisión, esclavitud o libertad, son situaciones humanas transitorias, áreas de vida, donde puede y debe vivirse “la gracia en que estamos” (Rm 5,2), el reino, los dones de cada uno (1Cor 7,7)).

>> Sigue...


Domingo 2º TO B 2ª Lect. (14.01.2018): El cuerpo no es para la prostitución, sino para el Amor

08.01.18 | 13:57. Archivado en 2ª Lect. Tiempo Ordinario B

Introducción:el que se une al Señor es un único espíritu con él” (1 Cor 6, 13c-15a.17-20)
En este ciclo litúrgico, los domingos 2º-6º, únicos leídos este año antes de la cuaresma, leemos parte de los capítulos 6-10, de la primera carta a los Corintios. Carta importante de Pablo, escrita en Éfeso sobre el año 56. La primera parte (cc. 1-6) corrige los abusos comunitarios de los que tiene noticia. La segunda (cc. 7-15) contesta a consultas diversas de los propios corintios. El texto de hoy es el final de la primera parte sobre abusos que se dan en Corinto, referidos al cuerpo.

La libertad en el uso de nuestro cuerpo
1Cor 6, 12-20 forman una unidad literaria sobre la libertad en el uso de nuestro cuerpo. El cristiano, como todo ser humano, es libre, pero la libertad es siempre autodominio: “yo no me dejaré dominar por nada”, dice rotundamente en el v.12. Los corintios, para justificar la prostitución, establecían un paralelismo entre la comida y el sexo. Al cuerpo hay que alimentarlo también con sexo para vivir en equilibrio. Este argumento no convence a Pablo. “La comida es para el vientre y el vientre para la comida”, señala en v. 13a. Es una relación entre una cosa y una una sola persona. Hoy diríamos que la comida es una “cosa” al servicio personal. El sexo no es “cosa”, sino relación interpersonal. El cuerpo es la persona humana en cuanto presencia observable, distinta, activa y dialogante. Las personas no son “cosas” de las que servirse, sino sujetos a quien servir. En la actualidad se intenta justifica la prostitución como actividad laboral. Iría contra la conciencia de que el cuerpo no es una “cosa”, sino parte de nuestra identidad, nuestro “yo”, nuestra esfera íntima e incomunicable. La fenomenología actual (p. e. Merleau-Ponty) destaca nuestra percepción de “ser nuestro cuerpo”, no de “tener” cuerpo. Desde el principio paulino de que “el cuerpo no es para la prostitución, sino para el Señor” (para vivir en el amor que nos propone Jesús), no cabe la actividad sexual con la actividad laboral. Ésta actúa sobre la naturaleza, relación comercial, transformación de bienes, convivencia... La prostitución se dirige exclusivamente a utilizar la persona como “cosa”; actividad del egoísmo, de infidelidad, de indignidad de quien paga y de quien cobra, de descontrol pasional, de humillación del que dispone de dinero... También la relación laboral, cuando supone esclavitud, se acerca a la prostitución y se convierte en inmoralidad

>> Sigue...


D 34º TO B: Jesucristo, Rey del Universo, testigo del Amor (22.11.2015)

16.11.15 | 10:17. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:He venido para ser testigo de la verdad” (Jn 18, 33b-37).
El evangelio de Juan da mucha importancia al proceso romano, más detallado y decisivo para la condena a muerte de Jesús (18,28-19,16a). Leemos hoy el primer interrogatorio del gobernador romano al Nazareno, acusado por los judíos de “malhechor” (18,30) y de “hacerse rey” (19,12). Jesús es condenado por lo que nunca quiso ser: mesías político y, por tanto, trasgresor de la “Lex Julia Maiestatis”, convicto del delito de lesa majestad contra la autoridad del emperador.

El diálogo sucede dentro de la residencia de Pilato
Así podrá informarse mejor, sin la presión judía ambiental. Pilato le pregunta: “¿Eres tú el rey de los judíos?”. Jesús no quiere que Pilato sea manipulado, sino que actúe por convicción propia: ¿es lo que tú piensas, o lo que te han dicho? Pilato no acusa, son “la nación y los sumos sacerdotes” quienes le han entregado. Pregunta por su actividad (“¿qué has hecho?”), que en el fondo es lo que puede ser peligroso para el poder político. Pilato, que no habría escuchado nunca a Jesús, debió quedar desconcertado: “Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí”. No se apoya en la fuerza para nacer ni para sostenerse, y, por lo tanto, no es peligroso para Roma. Debió resultarle extraño a Pilato este tipo de rey, pero la conclusión lógica se le impone con evidencia: “Con que, ¿tú eres rey?”. Jesús le aclara que sí es rey, pero su meta es “ser testigo de la verdad”. Es el resumen de su persona, vida y destino. Al ver no ver peligro para su poder, Pilato piensa escépticamente que es asunto de ideas o creencias, e intenta solucionarlo con corrección política.

>> Sigue...


DOMINGO 33º TO B (15.11.2015): Jesús potencia la dignidad humana

09.11.15 | 13:13. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:Mis palabras no pasarán” (Mc 13,24-32).
Último texto de Marcos en este ciclo B de la liturgia. Curiosamente leemos del mismo capítulo 13, un fragmento inmediatamente anterior al leído en el primer domingo de adviento (13, 33-37) del mismo ciclo. La admiración por la grandiosidad y belleza del templo le sirve a Jesús para anunciar su ruina. La gloria de Dios no está en la grandiosidad de los edificios, sino en ser humano viviendo el Reino. Este anuncio provoca en los discípulos preguntas sobre cuándo sucederá y cuál será la señal precursora de la destrucción. Jesús habla primero de las señales de su venida gloriosa: que nadie os engañe, habrá persecuciones y desconcierto, pero el Espíritu estará con vosotros (13,5-13). Después anuncia la ruina de Jerusalén, en la que no habrá señal salvadora (vv. 14-23). La historia continúa con su proceso liberador, fruto de la misión (vv. 24-27). Momento de la ruina de Jerusalén (vv. 28-31). Vigilancia por el reino (vv. 32-37).

Cambios históricos, a partir de la vida de Jesús (24-27)
Símbolos ya utilizados por los profetas (Is 13,10; Jr 4,23; Ez 32,7-8; Joel 2,10; 3,4; 4,15; Am 8,9):

- El sol y la luna, divinidades paganas (Dt 4,19 4; 17,3; Jr 8,2; Ez 8,16), perderán su fuerza, no iluminarán.
- La estrellas, símbolos de poderes políticos, que para legitimarse se creían participar de la fuerza del sol y de la luna, es decir, de la divinidad (Is 14,12-14; 24,21; Dn 8,10), “caerán del cielo”.
- “Los ejércitos del cielo”, símbolos de opresión, que se cree protegida por los dioses celestes, “temblarán”.

La confianza en el amor incondicional y constante del Padre irá desmoronando toda concepción mágica de la intervención divina. El Padre de Jesús ha puesto todo en sus manos, en nuestras manos, para que, guiados por su Espíritu de amor, humanicemos la naturaleza y la vida al servicio de todos sus hijos.

>> Sigue...


DOMINGO 32º TO B (08.11.2015): Los dirigentes eclesiales encajan en esta denuncia evangélica

02.11.15 | 11:00. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:¡Cuidado con los letrados!... Ha echado lo que tenía para vivir” (Mc 12,38-44)
Este relato es cruz y cara, denuncia y anuncio de la realidad eclesial. Jesús denuncia y previene sobre los “letrados” que viven de la religión establecida. Y presenta a la viuda como modelo de cristiano, como otro Jesús, que ofrece “todo lo que tenía para vivir” (su “bios”, su vida).

¡Cuidado con los letrados!
Jesús denuncia un peligro de toda religión establecida, y de todo grupo organizado. Los servidores pueden convertirse en señores. Los profesionales de la religión, como los de la política, hacen como “finca propia” al grupo religioso o civil, lo utilizan para imponerse, dominar y enriquecerse. El poder religioso suele fundarse en el conocimiento de los libros sagrados y en la relación especial que dicen tener con el Misterio divino; se consideran delegados y representantes de Dios. Jesús denuncia los signos de ese poder y prestigio no evangélicos:

-amplio ropaje: para crear apariencia, distinguirse de los demás, enmascarar la fraternidad.
-reverencias en la plaza: representación de prestigio, de autoridad pública...
-asientos de honor en las sinagogas: lugar de la comunidad creyente para leer, orar y comentar la Escritura. Aprovechan para controlar, dirigir, hablar sólo ellos, imponer sus interpretaciones.
-primeros puestos en los banquetes: invitados a comer; superioridad para vivir a costa de los demás.
-¡Devoran los bienes de las viudas con pretexto de largos rezos! La oración como medio o pretexto para “comerse los bienes de las viudas” (con el huérfano y el extranjero son prototipo de desamparo y debilidad). El brillo y el poder se vuelven principio de explotación y muerte.

>> Sigue...


DOMINGO 30º TO B (25.10.2015): La fe lleva al amor práctico, a la ética fraternal

19.10.15 | 12:16. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:Anda, tu fe te ha curado” (Mc 10,46-52)
El evangelio de Marcos es una gran catequesis: intenta que vayamos conociendo a Jesús a lo largo de su vida. En Jerusalén -en la pasión, muerte y resurrección-, se manifestará claramente. Ahí lo descubre el centurión, hombre no judío: “verdaderamente este hombre era Hijo de Dios” (Mc 15, 39). Pero hasta llegar a Jerusalén, su vida va poco a poco desvelando el amor de Dios. Con palabras, con obras, con actitudes... revela quién es Dios y quién es él, su “mesías”. Hoy, atravesando Jericó, en el valle del Jordán, camino de Jerusalén, Marcos coloca este episodio como contrafigura de los Doce, que no comprenden el mesianismo de Jesús. Este ciego es “hijo de Timeo” (sólo Marcos dice el nombre) que en griego significa “digno de honra, apreciado...”; es decir, hijo o discípulo del Apreciado, el Mesías davídico, en oposición a Jesús, el “Despreciado” en su tierra.

Como este ciego, los discípulos “no ven” el mesianismo de Jesús
Este ciego “ve”, tras confiar en el amor de Jesús. Su paso a la fe es un proceso. Sentado “junto al camino”, tierra endurecida, lugar donde la semilla cae y no da fruto (Mc 4,15), el ciego le invoca primero como “Hijo de David” (concebido como un rey en la línea de David), guerrero y victorioso. Después, venciendo a quienes le intimidan, grita y pide “compasión”. “Soltó el manto, dio un saltó y se acercó a Jesús”. El “manto” es símbolo del reino davídico (1Re 11, 30-31). El ciego abandona la ideología nacionalista, y salta a la confianza en el amor de Dios, manifiestado en Jesús: “se acercó a Jesús” (Jesús es “Dios salva” con su amor a todos) y recibe su Espíritu.

>> Sigue...


Poner el corazón en el dinero impide el Reino de Dios (DOMINGO 28º TO B 11.10.2015)

05.10.15 | 11:21. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!” (Mc 10,17-30).
La reflexión sobre la renuncia a la riqueza para entrar en el Reino tiene tres partes: encuentro del joven rico con Jesús, dificultad entre riqueza y Reino, y promesa a los que dejan todo y le siguen.

Cuando Jesús salía al camino, se le acerca “uno corriendo” (signo de juventud)
Para Mateo es “un joven” (19,16) y para Lucas un “hombre importante” (18,18). Le conocemos como el “joven rico”. Es bien intencionado, pero hay síntomas de mentalidad mercantilista: - “Maestro bueno ¿qué haré para heredar la vida eterna?”. Concibe el modo de vida de Jesús como un patrimonio que quiere incorporar a sus riquezas. Jesús se extraña por llamarle “maestro bueno”. ¿Cómo habría reaccionado si le hubiera dicho “Santo Padre”, “santidad”, “beatitud”, “eminencia”? Le deja clara “la creencia judía de que “sólo Dios es bueno”, y que nadie es bueno en el sentido en que lo es Dios” (V. Taylor lo ilumina con Rom 7,18: “pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir en mi carne”). La institución y sus dirigentes se inflan títulos y actitudes de dominio que son antievangélicos, e incluso errores teológicos. Ante algunos apelativos, brillos, ritos, ropajes, gestos... eclesiales habría que gritar como Pablo y Bernabé: “nosotros también somos hombres mortales, igual que vosotros” (He 14, 15).

>> Sigue...


DOMINGO 27º TO B (04.10.2015): La misericordia comprende la fragilidad y posibilita otro amor, “signo del amor de Dios”

28.09.15 | 11:30. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:Serán los dos una sola carne” (Mc 10,2-16).
Catequesis sobre el matrimonio en confrontación con los fariseos
Leemos el capítulo 10 de Marcos durante cuatro domingos. En camino hacia Jerusalén se narran catequesis sobre el matrimonio y acogida a los niños (hoy), renuncia a ser rico (D. 28º), autoridad en el reino (D. 29º), y curación de la ceguera (D. 30º). Hoy leemos que los fariseos se “acercaron a Jesús y le preguntaron para tentarle”, como Satanás (1,13; 8, 11.33). Marcos lo formula así: “¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?”. El paralelo de Mateo (19,1-12) da por supuesto la licitud del divorcio, y pregunta así: “¿puede uno repudiar a la esposa por cualquier motivo?”. En Marcos quieren enfrentarle a la ley de Moisés, y en Mateo suponen la validez del repudio moisaico, y le piden que se decante por la tendencia rígida (divorcio en casos graves) o la más liberal (divorcio por cualquier causa).

>> Sigue...


DOMINGO 26º TO B (27.09.2015)

21.09.15 | 10:04. Archivado en Tiempo Ordinario B

Introducción:El que no está contra nosotros está a favor nuestro” (Mc 9,38-43.45.47-48).
El evangelio de hoy está ubicado en Cafarnaún, “una vez en casa”. Sigue la conversación de Jesús con los discípulos. Juan reivindica para su grupo la exclusiva en “echar demonios en nombre de Jesús”. Se trata de un exorcista que al estilo de Jesús, con su mismo espíritu, “en su nombre”, expulsa demonios (libera del mal como Jesús). Sería algún sanador o curandero, que cura como Jesús, incluso aludiendo a la misma actividad (“yo curo como cura Jesús”). Han intentado impedírselo “porque no es de los nuestros” (tal vez porque no es judío, o porque creen que sería un contrincante a la hora de reivindicar el mesianismo que ellos esperan). La respuesta de Jesús es paradigmática: “No se lo impidáis”. El espíritu de Jesús, su amor a todos, como el del Padre Dios, no es monopolio de los discípulos, ni de los israelitas. El Espíritu sopla donde quiere. Toda persona puede hacer caso al Amor, y dejarse conducir por actos de amor gratuito a favor de los necesitados de salud o de liberación de cualquier mal.

El que no está contra nosotros está a favor nuestro”, les dice taxativamente
Sienta así un principio de tolerancia a favor del bien. Todo lo bueno, todo lo que hace bien al hombre, lo haga quien lo haga, tiene valor ante Dios Padre. No está en contradicción con otra sentencia de Jesús, de la fuente Q, (Mt 12, 30; Lc 11, 23): “el que no está conmigo está contra mí; y el que no recoge conmigo desparrama”. Según algunos exégetas, señalaría la radicalidad de ciertos profetas itinerantes defensores de un exclusivismo como el de Juan. Se está hablando de la lucha contra el mal, no de la tolerancia ante buenas acciones. Contra Jesús está cualquiera que hace mal a su prójimo, y con él está cualquiera que hace bien. El bien es expresión del Amor, que el Padre ve y recompensa: “El que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no quedará sin recompensa” (Mc 9,41). Concuerda con “cada vez que lo hicisteis con uno de esos hermanos míos tan insignificantes lo hicisteis conmigo” (Mt 25, 40).

>> Sigue...


Domingo, 25 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728