Atrévete a orar

Preces de los Fieles (D. 2º después de Navidad 04.01.2015)

02.01.15 | 09:57. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Este domingo después de Navidad somos invitados a ahondar en el hecho “Jesús de Nazaret”.
Su vida nos vincula al Misterio de la vida, al que llamamos Dios.
Jesús viene del Misterio: es su Palabra, su Proyecto, su Persona..., realizándose entre nosotros.
Recibamos a Jesús diciendo: “nos ha hecho capaces de ser hijos de Dios”.

Por nuestro mundo:
- que busque sentido a la vida humana en el Misterio que llamamos “Dios”;
- que escuche la propuesta de Jesús de Nazaret a los deseos de justicia y de paz.
Oremos al Señor: “nos ha hecho capaces de ser hijos de Dios”.

>> Sigue...


DOMINGO 2º DESPUES DE NAVIDAD (04.01.2015)

01.01.15 | 11:26. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Introducción: la Palabra se hizo carne (Jn 1, 1-18)
El prólogo de Juan es una síntesis de su evangelio (“su resumen más apretado y redondo”, dice J. M. Cabodevilla, en “Cristo Vivo”. BAC Madrid 1963 p. 4). Algunos piensan que es la profesión de fe de sus comunidades (cf. 1,14-16 “nosotros”). Otros ven un himno (escrito en prosa rítmica, difícil de encajar en esquemas métricos) que canta al “Logos” o “Palabra” en relación con Dios, con la humanidad, con el pueblo judío. Aparece como “gracia”, “vida” y “verdad” ofrecidas a todos. Por este prólogo se le llama a Juan “el teólogo de la Encarnación” al describir tan densamente este misterio.

Se inicia con una afirmación de fe: “En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios” (Jn 1,1). Incluye tres realidades: preexistencia del Verbo, existencia junto Dios como persona distinta del Padre, y su divinidad misteriosa.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Sagrada Familia 28.12.2014)

25.12.14 | 21:21. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

La familia en todas las culturas está sometida a evolución histórica. Jesús nació y vivió en una familia judía, patriarcal, marcada por la institución religiosa y social de su época. Jesús abrió camino a otra familia basada en el amor de Dios. Es la familia nueva, la que formamos en la Iglesia, en las pequeñas comunidades o grupos cristianos. Hagamos nuestro “el uniforme de la misericordia entrañable, la bondad, la humildad, la dulzura, la comprensión”(Col 3,12s), diciendo: “sobrellevaos mutuamente y perdonaos”.

Por la Iglesia:
- que a todos los niveles sea una familia que ama, valora todos los carismas, perdona...;
- que sea capaz de acoger iniciativas para mejorar la convivencia y la alegría de todos.
Escuchemos al Señor: “sobrellevaos mutuamente y perdonaos”.

>> Sigue...


SAGRADA FAMILIA (28.12.2014)

24.12.14 | 12:41. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Introducción:Mis ojos han visto a tu Salvador” (Lc 2,22-40)
El centro de la historia para el evangelio de Lucas es Jesús. Su vida es el cumplimiento de la promesa hecha a los Padres de Israel. Con su resurrección ha empezado la consumación de la historia. La manifestación de Jesús en el Templo empalma la etapa de Israel con el tiempo de Jesús. Dos figuras del antiguo Israel, Simeón y Ana, símbolos del Israel piadoso que espera al Mesías, presentan la nueva etapa. “Mis ojos han visto a tu Salvador”, y “daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los aguardaban la liberación de Israel” (de “Jerusalén” literalmente) son los puntos de sutura histórica. En Jesús se realiza la promesa: es el Mesías.

>> Sigue...


NATIVIDAD DEL SEÑOR y Preces de los Fieles (25.12.2014)

23.12.14 | 13:21. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

NATIVIDAD DEL SEÑOR (25.12.2014)

Introducción:Os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo:
hoy os ha nacido un salvador, el Mesías, el Señor
” (Lc 2,1-14)
Leemos hoy la narración central del llamado “evangelio de la infancia”. Es el testimonio más famoso y bello de la Navidad cristiana. Como texto simbólico, no hay que entenderlo literalmente. De modo significativo y sencillo expresa el hecho de que Dios se hace hombre en Jesús de Nazaret.

No es ajeno a esta simbolización el lugar del nacimiento: Belén. La mayoría de los exegetas aceptan el nacimiento en Nazaret. Se apoyan en veinte citas del Nuevo Testamento. Sólo dos pasajes señalan a Belén (Mt 2 y Lc 2). Este lugar, dicen los estudiosos, no es un dato geográfico, sino un símbolo de la vida de Jesús, nacido en pobreza, pero enriquecido con el Espíritu de Dios como David, nacido en Belén. Hay que seguir utilizándolo, como el 25 de diciembre, aunque sabemos que Jesús no nació ese día. La profecía de Miqueas (sobre el 500 a.C.) -“Pero tú, Belén de Efratá, aunque eres pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el que ha de ser soberano de Israel... pastoreará con la fuerza y la majestad de Yahvé su Dios..” (Mi 5,1-3)- anuncia que el futuro Mesías, descendiente de David, procederá de la ciudad humilde de David (Belén) y no de la regia Jerusalén. No se refiere directamente al nacimiento de Jesús, que vendrá al mundo medio milenio más tarde. Los profetas no son adivinos que intentan predecir hechos al margen de la realidad coetánea. Su misión era anunciar la voluntad de Dios en el presente de sus oyentes. Aquí, en concreto, el profeta dice que Dios no comparte el espíritu de la corte de Jerusalén; no es ambiente para nacer el Mesías, descendiente del rey David, “hombre según el corazón de Dios”(He 13,22), nacido en la humilde Belén. Si quieren que venga el Ungido de Dios, hay que revivir el mismo ambiente de Belén. Es, por tanto, una propuesta a los dirigentes de Jerusalén para volver a la humildad y sencillez de los orígenes, donde surgió un gran rey.

>> Sigue...


PREGÓN DE NAVIDAD (24-25.12.2014)

22.12.14 | 21:40. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Hermanos:
Como el ángel a los pastores “que pasaban la noche al aire libre”,
como el gallo que canta en la medianoche,
“os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo:
hoy os ha nacido un salvador, el Mesías, el Señor” (Lc 2, 8-11).

Infinidad de signos invitan a celebrar la Navidad:
luces de la calle y vacaciones estudiantiles;
felicitaciones más o menos interesadas y la lotería nacional;
comidas de compañeros, belenes y árboles navideños...

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 4º Adviento B 21.12.2014)

18.12.14 | 09:57. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Nos dice el Papa Francisco (Ev. G. 286): “María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura”
A esto, a construir la casa de Jesús, nos invita hoy María, antes de la Navidad.
Pidamos celebrar bien el Nacimiento de Jesús, diciendo: “hágase en mí según tu palabra”.

Ella es la esclavita del Padre que se estremece en la alabanza”:
que, como ella oigamos la voz del Padre que nos acaricia.
Roguemos al Señor: “hágase en mí según tu palabra”.

>> Sigue...


DOMINGO 4º ADVIENTO B 21.12.2014)

16.12.14 | 11:00. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Introducción:hágase en mí según tu palabra”. (Lc 1, 26-38)
El texto proclama que el origen huma­no de Jesús es obra del Espíritu de Dios. La escena de la anunciación es un texto teológico sobre la obra salvadora divina, iniciada con la creación del mundo y del hombre. La concepción de Jesús está en paralelo con la creación de Adán. Con Jesús nace una nueva humanidad. Por ello el texto está redactado con ecos de la creación primera, narrada en el Antiguo Testamento. Empieza algo nuevo, y hay, por tanto, una cierta ruptura con el pasado. Nazaret es una aldea insignificante de una región alejada y cosmopolita, Galilea.

Lucas narra el núcleo de la fe cristiana: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios”. Su vida terrena se inicia como la nuestra: en las entrañas de una mujer, María de Nazaret, en Galilea. En su pueblo recibe la llamada a ser la madre del Mesías. Prometida a José, con esponsales solemnes, esperaba la boda y la convivencia dentro del año. El anuncio del ángel es triple: a) Alégrate: te han llenado de gracia, el Señor está contigo, bendita entre las mujeres. b) “Concebirás en tu vientre...”. c) Explica la objeción de María, que está prometida, no casada con José.: “El Espíritu vendrá... la fuerza del Altísimo te cubrirá...”. El Espíritu creador se hace presente. El Espíritu ha hecho factible la humanidad de Jesús, regalo de la divina Trinidad: “tanto amó Dios al mundo...”. Es “la manifestación de la gracia salvadora de Dios a todos los hombres” (Tit 2,11).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 3º Adviento 14.12.2014)

15.12.14 | 21:02. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

La Iglesia, nosotros los cristianos, podemos hacer de Juan Bautista en nuestra sociedad.
Sabemos que no somos el Mesías, ni Elías ni el Profeta.
Humildemente podemos ser “la voz que grita en el desierto: allanad el camino del Señor”.
Allanemos nuestro camino al Señor, diciendo: “amando te hallaré y hallándote te amaré” (San Anselmo, Proslogion c. I, 227).

Por la Iglesia:
que reconozca que ella no es la luz, sino “testigo de la luz”;
que sea capaz de desprenderse del boato y la hipocresía;
que ame la humildad, el servicio desinteresado...
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Por quienes presiden las comunidades cristianas:
que, guiados por el amor, sean capaces de reformar la Iglesia;
que obedezcan al evangelio más que al código de derecho canónico;
que promuevan los derechos humanos dentro y fuera de la Iglesia.
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Por la paz:
que respetemos sus cimientos: los derechos humanos;
que pongamos límite al hambre, la incultura, el racismo, la intolerancia...;
que las religiones sean ejemplo de entendimiento y respeto.
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Por la relación entre fe y ciencia:
que sean capaces de dialogar respetuosamente;
que fe y ciencia puedan enriquecerse mutuamente;
que fe y ciencia estén al servicio de la verdad y felicidad humanas.
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Por la esperanza de la gente:
que confiemos en nosotros y seamos trabajadores honestos;
que nos creamos capaces de hacer mucho bien a quien nos rodea;
que creamos que en medio de nosotros está la fuerza del Espíritu de Jesús.
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Por esta celebración:
que sea un testimonio de nuestra fe en que Cristo vive en nuestro medio;
que alimente y fortalezca nuestra esperanza;
que nos comprometa a trabajar por un mundo más justo, más fraternal.
Roguemos al Señor: “amando te hallaré y hallándote te amaré”.

Este es el camino que nos lleva a la felicidad: amar a los hermanos,
y trabajar para que todos puedan vivir con dignidad.
Este es el camino que nos lleva igualmente a ti, Jesús, Hijo de Dios,
hermano de todos, camino, verdad y vida, que vives por los siglos de los siglos.

Amén.

Rufo González


DOMINGO 3º ADVIENTO B (14.11.2014)

09.12.14 | 11:36. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Introducción:Allanad el camino del Señor” (Jn 1,6-8.19-28)
El primer fragmento (Jn 1,6-8) pertenece al prólogo del evangelio (Jn 1,1-18): “Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan... No era él la luz, sino testigo de la luz... para que todos vinieran a la fe”. El prólogo de este evangelio es la profesión de fe de la comunidad en cuyo seno se redacta el cuarto evangelio. Las alusiones al Bautista demuestran la gran admiración de esta comunidad por su figura. La luz, de la que el Bautista es testigo, es el Verbo, la Palabra hecha carne, plenitud de amor y lealtad, explicación y prueba del amor de Dios al mundo, Hijo único de Dios dado a los hombres. “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único...” (Jn 3,16). “Dios es luz” (1Jn 1, 5) equivale a “Dios es amor” (1Jn 4,8). El amor es luz, el egoísmo es tiniebla: “Quien dice estar en la luz mientras odia a su hermano, no ha salido de las tinieblas. Quien ama a su hermano habita en la luz, y en la luz no tropieza” (1Jn 2, 9-10). Un vida sin amor es ciega, sin rumbo, desorientada en el ámbito de las ideas y de la actividad. Sólo el amor realiza, lleva a la dicha.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 2º Adviento B 07.11.2014)

03.12.14 | 19:11. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Hoy, mucha gente ve en el Papa Francisco a Juan Bautista, que reanimó aquella sociedad,
denunció la opresión de los débiles, y llamó al cambio de mente y de corazón.
Buen tiempo el Adviento para enrolarnos en la misión del Bautista,
diciendo como él: “Ésta es mi alegría, que ha llegado a su plenitud” (Jn 3, 29).

Por todos los cristianos:
que “la verdadera fe en el Hijo de Dios hecho carne
sea inseparable del don de sí, de la pertenencia a la comunidad,
del servicio, de la reconciliación con la carne de los otros” (Ev. G. 88).
Roguemos al Señor: “Ésta es mi alegría, que ha llegado a su plenitud” (Jn 3, 29).

>> Sigue...


DOMINGO 2º ADVIENTO B (07.11.2014)

02.12.14 | 19:49. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B

Introducción:Él os bautizará con Espíritu Santo” (Mc 1,1-8)
Leemos hoy parte del prólogo (1,1-13). “Comienzo (“arjé”) del Evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios”. El primer elemento (“origen”) subraya el fundamento, el cómo surge la “buena noticia” (“euanguelion”). “De Jesús, Cristo, Hijo de Dios” puede tener significado subjetivo y objetivo. Jesús, como “sujeto” que nos da la Buena Noticia, y, a la vez, “objeto” de la misma: su persona y su actividad son la Buena Noticia. Su nombre lo resume: “Jesús, Mesías, Hijo de Dios” (Hijo de Dios, Ungido con su Espíritu, nuestra Salvación).

>> Sigue...


Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031