Atrévete a orar

¿CLERICALISMO O SINODALIDAD?

10.11.17 | 10:19. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

De la fraternal “iglesia doméstica” a la clerical “iglesia domesticada”

Gracias, Pepe, por esta reflexión tan llena de luz humana y evangélica. La suscribo. Me siento honrado al poderla publicar en este Blog que invita a “atreverse a orar” en público, en la sinceridad que exige el Jesús del evangelio, aquel que “no necesitaba que nadie le informase sobre el hombre, pues él conocía lo que el hombre lleva dentro” (Jn 2, 25).

Escribe Pepe Mallo:
Ya sabéis que los proclamados jefes de las naciones los gobiernan con despotismo y los poderosos los oprimen con su poder. Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros, será vuestro servidor; y el que de vosotros quiera ser el primero, que se haga el siervo de todos” (Mc 10,42-45).

“Debemos extirpar el clericalismo de la Iglesia”
No sé si se puede decir más claro, con más rotundidad, con más osadía. Pero las palabras del papa Francisco son así de claras, rotundas y osadas: “Debemos extirpar el clericalismo de la Iglesia”. Y más recientemente en su viaje a Colombia: “Es un imperativo superar el clericalismo que infantiliza a los laicos y empobrece la identidad de los ministros ordenados”. El clericalismo es un virus que la Iglesia católica ha venido incubando durante siglos. Y es que el clericalismo representa la “es-clero-sis” de la Iglesia. Es la expresión de un enfoque de Iglesia que solo cumple con objetivos de poder, dominación y control sobre las personas. Se trata de la “dictadura del clero”, de un sagrado “despotismo ilustrado”: “Todo para el pueblo (de Dios) pero sin el pueblo (de Dios)”. Hago y deshago, organizo y desorganizo, pongo y compongo, apruebo y desapruebo, incluyo y excluyo...

>> Sigue...


¿Tiene hoy sentido pastoral la Coronación de imágenes de la Virgen?

02.06.17 | 19:51. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Discernimiento muy antiguo
Surgido de la vida de Jesús. Quedó muy asentado en los llamados Padres de la Iglesia. Dos textos, uno de Padre griego y otro de latino, bastan para percibir por dónde va el Espíritu en este asunto:
- San Juan Crisóstomo (349-407):

“Aprendamos a pensar con discernimiento y a honrar a Cristo como él quiere ser honrado. Porque la honra más grata para aquel que la recibe es la que él mismo quiere, no la que nosotros imaginamos. Pedro pensaba honrar al Señor no permitiendo que le lavara los pies, y eso no era honra sino todo lo contrario. Pues, dale al Señor el honor que él mismo quiere, empleando tu riqueza en los pobres. Porque Dios no tiene necesidad de vasos de oro sino de almas de oro” (Sobre 1 Cor. PG 61,113).

-San Ambrosio (339-397) :

“Aquel que envió sin oro a los Apóstoles (Mt 10,9) fundó también la Iglesia sin oro. La Iglesia posee oro no para tenerlo guardado, sino para distribuirlo y socorrer a los necesitados. Pues ¿qué necesidad hay de reservar lo que, si se guarda, no es útil para nada?... Acaso no nos dirá el Señor: `¿Por qué habéis tolerado que tantos pobres murieran de hambre, cuando poseíais oro con el que procurar su a1imento?... ¡Mejor hubiera sido guardar los tesoros vivientes que no los tesoros de metal!´” (Sobre los deberes de los ministros de la Iglesia. PL 16, 148-149).

>> Sigue...


¿Es conforme con el Evangelio nombrar a los Cristos o Vírgenes “alcaldes(as) honoríficos”?

26.05.17 | 12:30. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Causa desconcierto en estos tiempos leer noticias como estas:

- “El Pleno municipal del Ayuntamiento de Leganés acordó en una sesión extraordinaria celebrada el 24 de noviembre de 2016 nombrar alcaldesa honoraria de Leganés a Nuestra Señora de Butarque”.
- “El trasfondo de esta designación por parte del Ayuntamiento de Leganés es ratificar como patrona a Nuestra Señora de Butarque de cara al 900º aniversario de la aparición de la Virgen al molinero en las orillas del arroyo de las tierras de Butarque, que se celebrará en 2017” (Noticias Diócesis Getafe).
- “Todos los 14 de agosto la Virgen de Butarque obtiene del alcalde el bastón de mando de manera simbólica. Ahora, además, durante todo el año, tendrá ese cargo. El Pleno ha creado la figura de alcaldesa honoraria para la patrona de Leganés a propuesta de la Hermandad de la Virgen.
Un punto no exento de controversia que ha contado con la abstención del PSOE en el gobierno y el voto en contra de IUCM, cuatro ediles expulsados de Leganemos y de este grupo político. Su portavoz, Fran Muñoz, ha opinado que va en contra de los valores laicos que debe presidir el Ayuntamiento, independientemente de su respeto por las creencias de cada vecino” (Informativo local).

>> Sigue...


Pastoral juvenil actual

12.05.17 | 10:04. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Sobre este tema reflexiona hoy Pepe Mallo. Dada su vivencia anterior y presente, está dolorido por la falta de preocupación pastoral por los jóvenes en la mayoría del clero actual y principalmente por la expulsión de los grupos Junior y Jóvenes de su parroquia. Los nuevos curas no “se han acercado ni se han puesto a caminar con ellos” (Lc 24, 15), y centran su pastoral en la línea del Catecismo y del Derecho Canónico, es decir, de sacramentalización, confesiones, peregrinaciones, jubileos... Les dejaron solos y han terminado por impedirles que utilicen los locales parroquiales. Decisión triste, sólo clerical. La parroquia, al carecer de Consejo Pastoral, no tiene voz y menos voto. No parece importarles mucho a los “nuevos” curas: como el Consejo Pastoral es meramente consultivo, dicen, ya tienen otras personas a las que consultar cuando lo crean oportuno. Esta es la pastoral de los “nuevos” clérigos. Donde no existen Consejos Pastorales, se produce el dominio clerical absoluto, clericalismo puro, descarado. Como para hacer caso, como dice Pepe, al Papa Francisco: “Hagan lío y vayan contracorriente... Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores”.

Escribe Pepe Mallo:

JÓVENES, ¿LOS ETERNOS AUSENTES?
¡¡¿Dónde están los jóvenes?!! Resulta lamentable asistir a misa en la mayoría de las parroquias. En las misas para niños, abundan lógicamente los infantes, acompañados generalmente de sus padres y abuelos y algunos asistentes adultos. En el resto de las celebraciones, que denominaríamos “aptas para todos los públicos”, predominan los adultos, adultos, (no me gusta el término “tercera edad” ni misas para el “imserso”). En ninguna, salvo excepcionales excepciones, se ven jóvenes. Pero no solo en las misas, los jóvenes están totalmente ausentes de las parroquias. Ni están ni se les espera.

>> Sigue...


HACÉIS QUE LOS NIÑOS SE ALEJEN DE MI

31.03.17 | 19:35. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Con gusto, publico la reflexión de Pepe Mallo sobre la “nueva” pastoral del sacramento de la Penitencia que el “nuevo” clero está restaurando de acuerdo con la mentalidad tridentina. El concilio Vaticano II recomendó “revisar el rito y las fórmulas de la Penitencia, de manera que expresen más claramente la naturaleza y el efecto del sacramento” (SC 72). La Congregación para el Culto Divino concretó tres formas de celebración: Forma A: privada total: examen, arrepentimiento, confesión, absolución... Forma B: pública en parte; se canta, se lee la Escritura, homilía, examen, se pide perdón...; privada en lo sustancial: Cada penitente dice sus pecados al sacerdote, recibe la absolución y penitencia. Forma C: pública total con confesión y absolución generales. Esta forma está restringida por la legislación eclesiástica para ciertos casos extraordinarios de necesidad grave. Muchos teólogos defienden y piden que esta forma C sea igualmente “ordinaria”, a elección de los penitentes. La creen “evangélicamente fundada, históricamente ratificada, dogmáticamente correcta, pastoralmente recomendable” (Cf. Domiciano Fernández García, C.M.F.: Celebración comunitaria de la Penitencia. Ed. Utopía. Madrid 1999). Pero el clericalismo, avalado y fortalecido por San Juan Pablo II, impuso que no siguiera ningún avance más. La fórmula más evangélica, la que el pueblo sencillo y fiel vive entusiasmado, los clérigos se han encargado hacerla inviable. En esta cerrazón están instalados los “nuevos” clérigos, con su identificación exquisita clerical, intentando someter la libertad cristiana.

Escribe Pepe Mallo:
Han llegado a mis manos unas octavillas, repartidas por las diversas parroquias de mi entorno como preparación de los niños a su “primera confesión”, presumiblemente con vistas a su inminente “primera comunión”. En portada se recuerdan las “Cinco cosas necesarias para una buena confesión”. La segunda hoja explica “Cómo confesarse”. En la tercera se aportan algunas preguntas a modo de “Examen de conciencia”. Mi imagino que estas “orientaciones” se extenderán también a otras parroquias de otras demarcaciones de otras diócesis.
Llaman sobrecogedoramente mi atención las preguntas que se supone deberán contestar en “confesión oral” los neófitos ante el sacerdote. Quiero dejar constancia de mis reflexiones, y no menos de mi desconcierto. Se me ocurren varias preguntas que considero cruciales ante la práctica sacramental de la confesión en los niños.

>> Sigue...


La Iglesia ante los hechos en San Carlos del Valle (Ciudad Real)

21.01.17 | 10:56. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Hechos:
8 de enero 2017: Los fieles congregados en la eucaristía dominical abandonan el templo en protesta contra el párroco. Causa inmediata: negar la Comunión a una mujer. Miguel Palomar, cura de San Carlos del Valle (Ciudad Real), había negado la comunión en al menos tres ocasiones a la feligresa Ramona María del Pilar Álvarez. Porque, tras morir su hermano, Ramona decidió destinar los 6.000 euros anuales, que éste daba a la Iglesia, a dos ONGs.
- Había otras causas de malestar: “Es un prepotente y un soberbio... Lo único que le gusta es el dinero... Olvida las fechas de las bodas, se queda dormido cuando ha de oficiar un funeral o se muestra reticente a celebrar la comunión de los niños si sus padres no son de su cuerda”.

>> Sigue...


MAGISTERIO VERSUS MINISTERIO

16.12.16 | 09:35. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Pepe Mallo nos ofrece una reflexión lúcida sobre el magisterio ordinario. Gracias, amigo.

“¡Qué poco se ejerce para argumentar reformas que contradicen el Código de Derecho Canónico y protegen derecho y libertad humanos!”

¡Ay de vosotros, maestros de la Ley, que os habéis apropiado la llave del saber...!” (Lc 11,52)
Yo lo llamaría “apropiación indebida” o “secuestro del conocimiento”. Se trata de un tema de profundo calado y, pienso, que de urgente empeño. En la jerarquía concurren dos entidades enfrentadas: magisterio y ministerio. Las califico de “enfrentadas” porque así me lo sugieren sus respectivas etimologías. El término magisterio deriva de “magíster” y este, a su vez, del adjetivo “magis” que significa “más o más que”. Al magíster lo podríamos definir como el que “destaca o está por encima del resto” por sus conocimientos. El término ministerio deriva de “minister” y este, a su vez, del adjetivo “minus” que significa “menos o menos que”. El minister era el “sirviente o el subordinado que apenas tenía conocimientos”. Sorprende, pues, que llamemos “ministros” a los “altos cargos” de la Iglesia, cuando la palabra en latín significa criado, servidor, alguien que está “en lo mínimo”.

Me refiero exclusivamente al magisterio ordinario
El magisterio eclesial es "el oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios, oral o escrita”, la facultad de enseñar con autoridad, “bajo la autoridad de Cristo”, según el Catecismo (CIC, 85). En mi reflexión, me limito exclusivamente al magisterio ordinario desplegado en encíclicas, cartas pastorales, planes y programas de evangelización, homilías, catequesis... Desde este enfoque, la doctrina “verdadera” está reservada al Papa, a los obispos, a los presbíteros y a algún que otro clan religioso. La verdad es competencia exclusiva suya. Sólo ellos ostentan en la Iglesia el saber determinante, convincente, indiscutible. La norma suprema, su norma. De ahí que el magisterio revele un carácter autoritario y enseñe la sumisión total. Incluso en las altas esferas abundan los fanáticos recalcitrantes que se atrincheran a la defensiva detrás de una, para ellos, verdad absoluta. Se trata de personas que por ser “investidos de dignidad” adquieren poder. No han de ser más inteligentes ni perspicaces ni poseer más talento ni desde luego ser más sabios... Ni siquiera más prácticos. A menudo manifiestan una evidente carencia de conocimientos; pero la suerte los ha bendecido, los ha venido Dios a ver. Y es que, en general, los que podríamos apodar “telepredicadores” se comportan como “avasalladores”: “magíster dixit”.

>> Sigue...


En la diócesis de Getafe “se han retrotraído a la liturgia preconciliar”

15.07.16 | 11:08. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

“EN ESTO NO OS PUEDO ALABAR” (1Cor. 11,22)

“Hacía por lo menos cincuenta años que no `oía´ misa”

Escribe Pepe Mallo

He vuelto a “oír misa”: ¿regresión, trastorno, retroceso...?
¡¡Quién lo diría!! Hacía por lo menos cincuenta años que no oía misa. Sí, sí, así, como lo lees. Pero de un tiempo a esta parte, he vuelto, no sin pena, a “oír misa”. No se trata de un regreso, sino de una regresión; no de retorno, sino de trastorno; vale decir, de un retroceso, de una reculada. Antaño iba “a celebrar la Eucaristía”, a festejar el encuentro, vivencia de la comunidad, y hogaño no me queda más remedio que “oír la misa”. Significa que en ciertas iglesias hemos vuelto a ritos litúrgicos del concilio de Trento, al “Juan Palomo” eucarístico, “yo me lo guiso, yo me lo como”. La Eucaristía es “el sacramento de nuestra fe”. Lo reconocemos explícitamente. Sin embargo, se ha tergiversado y desfigurado hasta tal punto el mensaje original del evangelio que lo hemos convertido en algo casi ineficaz para vivir la auténtica “Cena del Señor”. Se ha reducido a ceremonia rutinaria, carente de convicción y compromiso. Ya san Pablo denunciaba esta deformación en Corinto (1Cor 11,17-22).

>> Sigue...


A MI-SEÑOR DON JOAQUÍN MARÍA LÓPEZ DE ANDÚJAR, OBISPO DE GETAFE (MADRID)

01.07.16 | 11:41. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Me envías, querido Pepe, un incisivo alegato contra una actuación concreta del obispo de Getafe. A nivel informativo conviene leer el texto enviado por el interesado a Redes Cristianas: http://www.redescristianas.net/los-jefes-de-las-naciones-los-tiranizan-pero-entre-vosotros-que-no-sa-asifrancisco-javier-sanchez-gonzalez-parroco-sagrada-familia-de-fuenlabrada-y-capellan-carcel-de-navalcarnero/
Como comparto la libertad de opinión y expresión en la Iglesia, lo publico en este Blog. Creo en la buena conciencia del obispo. Su proceder, creo, es hijo de la teología del poder eclesial hoy aún vigente. No comparto el proceso tal como lo conozco. Creo que hay que respetar a las comunidades, acompañar su evolución, darles voz y voto, etc. Sigo manteniendo lo que te escribí el año pasado (12-06-2015) con motivo de tu artículo entusiasta sobre las declaraciones del mismo obispo a RD:

“Pienso que mientras la Iglesia no rehaga su teología del poder, no puede haber reforma evangélica en su organización. Hace años que se viene pidiendo que el primado de la jararquía (papa, obispo, párroco, vicarios) abandone el dominio (expresado como “jurisdicción”, monarquía absoluta...). Y pase a ser “primado de servicio”, desinteresado, inspirado en el modo de vida de Jesús, cabeza de la Iglesia, y ejercido en humildad fraterna. Si la autoridad de la Iglesia se vive y se ejerce en Espíritu de Cristo, volvemos al antiguo “primado de servicio” de los primeros siglos. Si seguimos inspirados en el imperialismo romano, envuelto en religiosidad interesada, seguimos viviendo en primados no evangélicos: “de honor” (prohibidos en el evangelio, pero reales en la Iglesia) y “de jurisdicción” (autoridad y poder que niegan u ocultan el servicio verdadero). Los primados de honor no tienen sentido en la Iglesia, nadie los puede conceder con la autoridad de Cristo, y nada pueden ayudar al crecimiento espiritual. Es sólo vana gloria. Desde el evangelio sólo tiene valor “el primado de servicio”: ministerios para afianzar la fe y apacentar a los hermanos para que se mantengan en el Amor cristiano. Es el primado pastoral, ministerial. Primado que no suplanta a la comunidad, sino que favorece su crecimiento, desarrolla sus carismas, respeta sus procesos de organización, de elección y cambio de sus responsables, etc. Así serían posibles comunidades adultas, dignas de la persona y del evangelio de la libertad guiada por el amor de Jesús”. Rufo González

>> Sigue...


Encuentro del “Movimiento Celibato Opcional”: una experiencia del Espíritu

20.05.16 | 10:36. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Simposio Médico de Moceop sobre “Misericordiología: Curar y cuidar el mundo”
El Hotel-Albergue “Alonso Quijano” de Las Lagunas de Ruidera (Albacete), el pasado fin de semana (13-15 mayo), fue testigo del encuentro de MOCEOP a nivel del Estado Español. Era su Asamblea General de cada tres años. Abierta a amigos, a suscriptores de su revista “Tiempo de hablar. Tiempo de actuar”, a todo simpatizante. De casi todas las autonomías hubo participantes. Hasta un joven sacerdote portugués con su esposa e hijo.

Una buena celebración de Pentecostés, en sintonía con el papa Francisco

“El camino de la Iglesia es este: reunirse, unirse, escucharse, discutir, rezar y decidir. Esta es la llamada sinodalidad de la Iglesia, en la que se expresa la comunión de la Iglesia... ¡Es el Espíritu!... `Toda la asamblea calló y escucharon a Bernabé y Pablo, que referían los signos y prodigios que Dios había realizado entre las naciones, por medio de ellos´.. Escuchar, no tener miedo de escuchar. Cuando uno tiene miedo de escuchar, no tiene el Espíritu en el corazón... Docilidad al Espíritu... No tener miedo, cuando vemos que es el Espíritu quien nos llama. El Espíritu a veces nos detiene.. para hacernos ir a otra parte, `no nos deja solos´, nos da valor, nos da la paciencia, nos hace ir seguros por el camino de Jesús, nos ayuda a vencer las resistencias y a ser fuertes en el martirio” (Homilía de Francisco en santa Marta el jueves de la 5ª semana de Pascua sobre He 15, 7-21. 28 abril 2016).

>> Sigue...


La misericordia de Dios ¿tiene “pecados reservados”?

12.02.16 | 08:49. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

¿Por qué no se concede a todos los sacerdotes ser “Misioneros de la Misericordia”
En el n. 18 de la Misericordiae vultus, el Papa manifiesta “la intención de enviar los Misioneros de la Misericordia”. Será en la cuaresma. Dice que “serán un signo de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios”. “Serán sacerdotes a los cuales daré la autoridad de perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica”. ¿No sería más signo de la misericordia divina el que concediera dicha “autoridad” a todos los sacerdotes? ¿Hay que peregrinar a donde estén estos distinguidos presbíteros para obtener más misericordia? Si la Iglesia, representada por quienes la presiden, quiere ser “eco de la misericordia del Padre”, que lo sea de verdad: sin cortapisas, sin mediaciones innecesarias, gratis, en toda ocasión...

La disciplina eclesial contradice el Evangelio
El Evangelio (actitud de Jesús, sus parábolas...) proclama la misericordia del Padre Dios. Es el amor que sale del corazón de Dios, representado por la pasión de una mujer que pierde una moneda que necesita para vivir, o la del pastor que va al encuentro de una de sus ovejas (el rebaño es su tesoro, del que vive y para quien vive), o la de un padre que pierde a un hijo (se va del hogar de vida, del cuidado y amor familiar; sólo quien tiene experiencia de parternidad real, puede valorar bien esta vivencia; no los solteros).

>> Sigue...


UN OBISPO LLAMADO DESEO

05.02.16 | 09:33. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

[Comparto, querido Pepe, lo que dices sobre la autoridad eclesial:

“Quiero recalcar que el “episcopo” no era impuesto desde “arriba” (entonces no existían “arribas” ni “abajos”), sino designado por cada una de las iglesias; y, como miembro de la comunidad, no gozaba de supremacía ni hacía alarde de autoridad, pues su autoridad consistía en el servicio, en la “diakonía”.

Pienso que mientras la Iglesia no rehaga su teología del poder, no puede haber reforma evangélica en su organización. Hace años que se viene pidiendo que el primado de la jararquía (papa, obispo, párroco y vicarios) abandone el dominio (expresado en términos “de jurisdicción”, monarquía absoluta...). Y pase a ser “primado de servicio”, desinteresado, inspirado en el modo de vida de Jesús, Cabeza de la Iglesia, y ejercido en humildad fraterna. Si la autoridad de la Iglesia se vive y se ejerce en el Espíritu de Cristo, volvemos al antiguo “primado de servicio” de los primeros siglos de la Iglesia. Si seguimos inspirados en el imperialismo romano, envuelto en religiosidad interesada, seguiremos viviendo en primados no evangélicos: “de honor” (prohibidos en el evangelio, pero reales en nuestra Iglesia) y “de jurisdicción” (pura autoridad y poder, que niega u oculta el servicio verdadero). Los primados de honor no tienen sentido en la Iglesia, nadie los puede conceder con la autoridad de Cristo, y nada pueden ayudar al crecimiento espiritual. Es sólo vana gloria. Desde el evangelio sólo tiene valor “el primado de servicio”: ministerios para afianzar la fe y apacentar a los hermanos para que se mantengan en el Amor. Es el primado pastoral, ministerial. Primado que no suplanta a la comunidad, sino que favorece su crecimiento, desarrolla sus carismas, respeta procesos de organización, de elección de sus responsables, etc. Así serían posibles comunidades adultas, dignas de la persona y del evangelio de la libertad guiada por el amor de Jesús. Rufo González]

Escribe Pepe Mallo:

Es muy cierto que si alguien aspira a ser obispo, aspira a un cargo muy noble. Es necesario, pues, que no se le pueda reprochar nada. Que sea marido de una sola mujer, hombre prudente, juicioso, de buenos modales, acogedor y hospitalario y que sea capaz de enseñar... , que sepa dirigir su propia casa, y cuyos hijos le obedezcan y respeten; pues quien no sabe presidir su propia casa, ¿cómo cuidará de la Iglesia de Dios?” (Tim. 3,1-5)

>> Sigue...


Martes, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031