Atrévete a orar

BAUTISMO DEL SEÑOR (13 enero 2013)

08.01.13 | 19:48. Archivado en Bautismo

“¡Ay de mí si no evangelizo!”

Introducción: Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo (He 10,34-38)
Leemos la primera parte del discurso de Pedro en casa de Cornelio. Allí ha acudido Pedro llamado por el propio Cornelio para que lo reciba en la comunidad cristiana. No ha sido fácil para el primero de los Apóstoles acudir a casa de un pagano (un no judío), participar en su mesa y realizar el signo bautismal de plena integración en la Iglesia. Por eso comienza expresando su evolución en el conocimiento de la voluntad divina: “de verdad caigo en la cuenta” (“catalambano”: “lambano”: coger, tomar, y “katá”: a través de, por medio de...; en voz media: comprender a través de, darse cuenta, encontrar...; la versión litúrgica: “está claro”, no refleja el dinamismo del original).

Los hechos vividos con el Espíritu de Jesús le han hecho comprender “que Dios no hace distinciones (lit.: no es persona de favoritismos), acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea (lit.: “en toda nación el que lo respeta y practica la justicia le es aceptable”)”. Israel ha sido mediación –Jesús es israelita- para el Evangelio de Dios: “envió la palabra a los hijos de Israel anunciando la paz a través de Jesucristo, el Señor de todos”. Pablo se hará eco de esta perspectiva al entender la obra de Jesús como comunión amorosa, que hace la verdadera paz: Jesús “ha hecho de los dos pueblos, judíos y gentiles, una sola cosa”, y por ello es “nuestra paz” (Ef 2,14).

>> Sigue...


El Bautismo de Jesús cuestiona nuestra práctica bautismal

06.01.13 | 12:47. Archivado en Bautismo

El Bautismo de Jesús cuestiona nuestra práctica bautismal
El próximo domingo celebramos el Bautismo de Jesús. Buena ocasión anual para revisar nuestra pastoral de bautizos. La oración que he preparado para dicha celebración supone conocer el hecho del bautismo de Jesús: encuentro consciente con el Espíritu de Dios, con el Amor que empapa toda la vida, con la presencia de Jesús que “pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque el Dios estaba con él”.

¿Por qué queréis bautizar a vuestro hijo? ¿Para qué sirve estar bautizado? ¿No sería mejor dejar que el niño fuera mayor y decidiera? ¿Implica algún compromiso estar bautizado? ¿Los padres se obligan a algo por el hecho de bautizar a sus hijos? Estas preguntas ponen nerviosos a algunos padres. Se sienten atacados, y adoptan una actitud defensiva. “Bautizar, suelen argumentar, es una costumbre social, una tradición. Y la tradición no se discute. El que quiera que la siga, y el que no quiera, pues que no la practique. Encima que queremos bautizar, nos ponen pegas, exigencias... Debían recibirnos con los brazos abiertos y darnos facilidades”.

>> Sigue...


Viernes, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031