Atrévete a orar

¡Feliz Navidad y Año Nuevo a obispos y presbíteros célibes y casados!

23.12.16 | 10:32. Archivado en Navidad

Con este pregón, escrito para la celebración cristiana de la Navidad, quiero felicitar a los amigos, a los lectores del Blog, a toda la parroquia de Religión Digital. A todos os deseo salud, buen ánimo, mejor espíritu-amor. Que el nuevo año os siga siendo oportunidad (“kairós”) para mejorar nuestro mundo.

Especialmente manifiesto mis deseos a los hermanos obispos y presbíteros casados
Os invito a “avivar el carisma de Dios, que está en vosotros por la imposición de las manos; pues Dios no nos dio espíritu de cobardía, sino de valentía, de amor (“agápes”) y de dominio de sí mismo” (2Tim 1, 6). “Valentía, amor, señorío sobre sí mismo” son frutos del Espíritu, adecuados para presidir y animar las comunidades cristianas. El encargo pastoral -simbolizado en la imposición de las manos- no incluye celibato ni matrimonio, ni distinción de género -Gál 3, 28: “en Cristo todos somos uno”-.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Domingo II después de Navidad 05.01.2014)

02.01.14 | 10:51. Archivado en Navidad

Seguimos celebrando el gran acontecimiento cristiano:
Dios nos ha hablado en su Hijo, hecho hombre en Jesús de Nazaret.
Jesús es la Palabra, la explicación, el proyecto de Dios, para nuestra vida.
Expresemos nuestra fe navideña diciendo: queremos, Jesús, ser tus hermanos.

Por todos los cristianos:
para que sean “palabra” que ilumina y da vida;
para que, como Cristo, seamos manifestación del Amor incondicional.
Roguemos al Señor: queremos, Jesús, ser tus hermanos.

>> Sigue...


Domingo II después de Navidad (05.01.2014)

01.01.14 | 11:38. Archivado en Navidad

Introducción: La Palabra se hizo carne (Jn 1, 1-18)

El evangelio de Juan no contiene tradiciones, como las de Mateo y Lucas, sobre la anunciación y el nacimiento de Jesús. Pero tiene el “prólogo” como introducción a estos mismos misterios. A través de su teología de la Palabra, nos narra la encarnación, la “venida” de Jesús a nuestro mundo. Ya en el Antiguo Testamento la “Palabra” aparece como lo más profundo y vivo de Dios. Aquí radica una diferencia esencial con los dioses paganos, que “tienen boca, pero no hablan” (Salmo 115, 5). El Dios de la Biblia es el único que habla: “a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje” (Salmo 19, 5). Con la Palabra “crea” (Gén 1,3ss: “y dijo Dios...”); “llama” a Abrahán (Gén 12,1ss: “dijo a Abrahán...”) el padre de los creyentes; “libera” de la esclavitud de Egipto (Ex 3, 4ss); “anuncia” su voluntad y los tiempos mesiánicos en las palabras de los profetas auténticos de Israel (Is 1,2: “Yahvéh ha hablado”; Jer 1,4: “se me dirigió a mí la palabra de Yahvéh, diciendo...”; Ez 1,3: “la palabra de Yahvéh vino a Ezequiel...”; Os 1,2: “cuando Yahvéh comenzó a hablar por medio de Oseas...”, etc.). En esta tradición se inscribe el evangelio de Juan, llamando a Jesús “Palabra” que desvela el proyecto divino, revela el amor de Dios, vive la verdad del hombre, es luz del mundo, trae la vida verdadera, el don gratuito (“la gracia”) de su Espíritu... El evangelio de Juan supera el Antiguo Testamento, al identificar la “Palabra” con Dios mismo.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Sagrada Familia: Jesús, María y José. 29.12.2013)

27.12.13 | 10:36. Archivado en Navidad

La familia es una institución universal.
Su origen es nuestra fragilidad al nacer y el lento crecimiento.
Ha tenido y tiene diversas formas, según las diversas culturas y religiones.
A todas las formas les une la crianza y educación, si hay hijos,
y el respeto y cuidado mutuo, nacidos del amor personal, en toda situación.
Recordemos hoy a todas las familias, diciendo: Acrecienta el amor en toda familia.

Por la sociedad en general:
que cuide la familia, facilitando una vivienda digna;
que atienda a los hogares más problemáticos;
que proteja a los miembros más débiles: niños, ancianos...
Roguemos al Señor: Acrecienta el amor en toda familia.

>> Sigue...


Sagrada Familia: Jesús, María y José (29.12.2013)

26.12.13 | 10:19. Archivado en Navidad

Dios ama a todo tipo de familia

Introducción:levántate, toma al niño y a su madre...” (Mt 2, 13-15.19-23)
Como el José del Antiguo Testamento, también José, esposo de María, salva a su familia, alejándola del territorio de Herodes, llevándola a Egipto (Gn 45-46). Es una interpretación o lectura teológica de la historia: Dios (su ángel o mensajero puede ser la vida misma: la realidad con su circunstancia, la conciencia personal...) quiere siempre el bien de las personas. Intuir peligros o amenazas, buscar y encontrar salidas dignas... son voluntad divina. Eso en el fondo pretende significar el “si Dios quiere”, tan utilizado popularmente. En la teología de Mateo, el nuevo Israel comienza con Jesús. Su vuelta de Egipto equivale al éxodo del pueblo. Por eso le aplica el texto de Oseas (11,1) “llamé a mi hijo para que saliera de Egipto”. Jesús revive la experiencia de Israel hacia la tierra prometida. Jesús, el nuevo Israel, está también sometido a las vicisitudes históricas.

El ángel (Dios a través de la realidad interpretada por la conciencia de José) dirige a José a Galilea, país de los gentiles (4, 14-16), destinatarios ahora también de la salvación. Se establece en Nazaret (“nazireos”: santos y consagrados según Is 4,3; Ju 16,17; “vástagos” por asociación con la palabra hebrea de Is 11,1). José, fiel a la Ley y a los Profetas cumple el plan de Dios. En los evangelios de Marcos y Juan, aparece Jesús viniendo de Nazaret a las orillas del Jordán (Mc 1,9; Jn 1,46: “hijo de José, el de Nazaret”). Mateo y Lucas, que escriben para cristianos judíos, pondrán a Jesús en Nazaret tras cumplir las promesas mesiánicas.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Noche Buena / Navidad 24-25.12.2013)

23.12.13 | 12:03. Archivado en Navidad

Celebramos hoy la mejor noticia del mundo: el nacimiento de Jesús de Nazaret.
Nuestra fe está centrada en su persona y en lo que esperamos de él.
A Dios nadie le ha visto, el Hijo unigénito, el que está en el regazo del Padre, ése lo reveló”.
En su persona “ha aparecido la Bondad de Dios y su Amor al hombre”.
Manifestemos nuestra fe y nuestro deseo diciendo: queremos vivir a la luz de tu vida.

Recordemos a la humanidad entera, a las culturas y religiones, a sus logros y conflictos...
que la bondad y el amor de Jesús iluminen a todos;
que la preferencia de Jesús por los más necesitados guíe la acción política;
que el amor de Jesús a la verdad allane el diálogo entre las diversas religiones.
Roguemos al Señor: queremos vivir a la luz de tu vida.

>> Sigue...


NOCHE BUENA - NAVIDAD (24-25.12.2013)

22.12.13 | 10:09. Archivado en Navidad

PREGÓN DE NAVIDAD

Introducción:No temáis, os traigo una buena noticia” (Lc 2,1-14)
No hay otra fuente histórica sobre este censo, ni tampoco sobre la obligación de inscribirse fuera de la residencia habitual. Parece un recurso literario de Lucas para fijar a Jesús en la historia universal, y conectar a José y María con Belén, la ciudad de David. César Augusto es presentado como medio instrumental de Dios para que Jesús nazca en Belén. Destaca el contraste entre la majestad imperial y la pequeñez de Jesús. Ordenar por decreto un censo y realizarlo a través de gobernadores y tropas romanas son signos indiscutibles de grandeza y poder. Por el contrario, obedecer un decreto, no encontrar sitio en la posada, recostarlo en un pesebre, ser visitado por unos pastores (gente mal vista y sospechosa, marginal)..., son signos de pequeñez y debilidad.

>> Sigue...


Oración para la Epifanía del Señor (6 enero 2013)

02.01.13 | 19:01. Archivado en Navidad

“¡Ay de mí si no evangelizo!”

Introducción: también los gentiles son coherederos (Ef 3,2-3a.5-6)
En esta carta circular a las comunidades del Asia Menor, Pablo recuerda el plan de Dios: la unidad del género humano en el amor y la libertad. Ese plan se ha manifestado claramente por medio de su Hijo, Jesús de Nazaret. Él nos ha comunicado el Espíritu del Padre creador que ama a todos y quiere unirnos a judíos y no judíos en la misma dignidad de hijos y hermanos.

Lo que Pablo recuerda hoy a los no judíos –los gentiles- es en el fondo el mensaje de la epifanía cristiana: “que también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa en Jesucristo, por el Evangelio” (3,6). Nos hacemos miembros del Cuerpo de Cristo al bautizarnos en su Espíritu. Éste nos hace conscientes de la dignidad de hijos de Dios y nos incita a dejarnos llevar por su aliento amoroso: “hijos de Dios son todos y sólo aquellos que se dejan llevar por el Espíritu de Dios” (Rm 8,14). Creer que todos somos hijos de Dios, llamados a vivir de su amor, es la entraña del Evangelio. Más allá de creencias, normas y ritos –que separan y enfrentan- está lo que nos une: el amor gratuito de Dios a todos, considerándonos hijos y hermanos en su Hijo.

>> Sigue...


Oración para la fiesta de Santa María, Madre de Dios (1 enero)

30.12.12 | 12:06. Archivado en Navidad

“¡Ay de mí si no evangelizo!”

Introducción: envió al Espíritu de su Hijo que clama “¡Abba!” (Gál 4, 4-7)
El texto contiene la primera alusión del Nuevo Testamento a la Madre de Jesús, y la única en las cartas de Pablo. El contexto es la teología paulina de la justificación o rehabilitación del hombre por Jesús. Lo que nos hace “justos” no es la observancia de la Ley, sino la fe en Cristo Al creer en él, recibimos su mismo Espíritu, que nos “agracia” y capacita para realizar “las obras que el Padre quiere”.

Los versículos 4-5 revelan el hecho y la finalidad de Jesús. “La plenitud del tiempo” es precisada por Dios, como el padre concretaba la mayoría de edad del hijo en el derecho de la época. La humanidad, viene a decir Pablo, ya está madura para recibir al Hijo, y lograr que cada persona viva como “hijo de Dios”, no “sometida a los elementos del mundo” (4,3).

>> Sigue...


Oración para la Sagrada Familia

28.12.12 | 12:45. Archivado en Navidad

“¡Ay de mí si no evangelizo!”

Introducción: vuestro uniforme sea la misericordia entrañable... (Colosenses 3,12-21)
Celebramos la “Sagrada Familia” de José, María y Jesús, que el evangelio de Marcos amplía: “el hijo de María y hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón...” (Mc 6,3). La segunda lectura es un texto de la carta a los Colosenses. Conviene leer el inicio del capítulo 3º: “Si habéis resucitado con Cristo.. estad centrados arriba, no en la tierra” (3,1-2). “Estad centrados” traduce el verbo “froneo”: pensar, proyectar, sentir...; procede del sustantivo “fren”: diafragma, membrana o telilla que envuelve un órgano; de aquí pasa a significar lo que envuelve y da unidad a parte o a todo el ser humano: el corazón, la inteligencia, la voluntad.... La familia de Jesús debe estar centrada en “lo de arriba”, es decir, en el Espíritu de Dios que hizo posible la encarnación e inspiró toda su vida.

>> Sigue...


YA NO ES NAVIDAD

26.12.12 | 14:30. Archivado en Navidad

Con mucho gusto acojo en este Blog, esta meditación sobre la Navidad, que me envía el buen amigo Pepe Mallo. Quiero que conste aquí su colaboración al Evangelio durante años: a jóvenes, a novios que preparan su boda, a matrimonios que quieren ayudarse a vivir humanamente, a las celebraciones comunitarias... Hoy, jubilado profesionalmente, mantiene el mismo Espíritu que le animó toda su vida. Pero, de forma incomprensible, fruto del clericalismo dominante, lleva unos años apartado forzosamente de cualquier colaboración. Su habitual presencia en la eucaristía semanal es el único testimonio de fe que le permiten en el interior de su parroquia. Aquí tienes, querido Pepe, ocasión de anunciar el Evangelio, la Buena Nueva, a la que has dedicado tu vida. Gracias.
Rufo González.

YA NO ES NAVIDAD

Pues no. Ya no es “Navidad”. Son “¡las navidades!”. Que, por cierto, cada año empiezan a manifestarse más temprano. Y “ya no son lo que eran”, como suele lamentarse la nostalgia. Las navidades hoy tienen de cristianas sólo el nombre; son fiestas del consumo y del descanso; me parecería más adecuado denominarlas con un nombre laico ya que realmente es en lo que se han convertido, pues ya sabemos que la “fiesta del invierno” o las “saturnales”, fiestas paganas, son anteriores a la navidad.

>> Sigue...


Oración para la Navidad 2012

24.12.12 | 11:15. Archivado en Navidad

“¡Ay de mí si no evangelizo!”

Introducción: “En esta etapa final nos ha hablado por el Hijo” (Heb 1, 1-6)
La Carta a los Hebreos es un sermón (13,22) puesto por escrito para que se lea en las comunidades. Hoy, el exordio o introducción de este discurso, sintetiza su Cristología. Con tono solemne marca la diferencia entre la revelación antigua (“a los padres en los profetas”) y la actual (“a nosotros en un Hijo”). De la primera se dice que “habló muchas veces y de muchas maneras”. De la actual (“al fin de estos días”) se dice que “habló en un Hijo”.

Describe algunos aspectos del Hijo: a) “lo ha constituido heredero de todo”; b) “también por él había hecho las edades”; c) “Él, siendo resplandor de la gloria e imagen exacta (impronta) de su ser”; d) “sosteniendo todo con la palabra de su fuerza”; e) “habiendo hecho limpieza (purificación) de los pecados”; f) “se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas”; g) “llegando a ser tanto más poderoso que los ángeles cuanto ha heredado un nombre más diferente respecto de ellos”. El nombre es “Hijo”. Con citas bíblicas precisa el significado de Hijo: “Pues ¿a quién de los ángeles dijo alguna vez: tú eres mi hijo, yo hoy te he engendrado?” (Salmo 2,7). “Y otra vez: yo seré para él un Padre y él será para mi un Hijo” (2Sam 7,14; eís patera, eís uion; eís expresa movimiento hacia; quiere decir que el Hijo se dirige o trata al Padre, y el Padre al Hijo activa, dialogal, vitalmente). “Al introducir al Primogénito en el mundo dice: adórenle los ángeles de Dios” (Sal 95,7).

>> Sigue...


Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031