Atrévete a orar

El silencio de los obispos sobre el celibato (21)

07.12.18 | 00:00. Archivado en Acerca del autor

¿Quiénes sois vosotros para tentar al Señor? (Judit 8, 12)
Hoy -30.10.2018, miércoles de la semana XXX del Tiempo Ordinario-, antes de ponerme a escribir, en el Oficio de Lectura, leo el texto del libro de Judit. Nos da un criterio básico para relacionarnos con Dios: no ponerle condiciones:

- “¿Qué es eso que ha prometido Ozías, de entregar la ciudad a los asirios si en cinco días no viene el Señor en vuestro auxilio? ¿Quiénes sois vosotros para tentar al Señor en el día de hoy y colocaros en lugar de Dios entre los hombres? Estas palabras no provocarán la misericordia, sino más bien excitarán la ira y encenderán el furor. Señaláis a Dios un plazo para que se compadezca y queréis atraerlo a vuestro criterio... No hipotequéis los planes del Señor, nuestro Dios, porque no hay que amenazar ni juzgar a Dios como a un hombre. Por eso, en espera de su salvación invoquémosle en nuestro favor y oirá nuestra voz si le place” (Judit 8, 11-12. 16-17).

>> Sigue...


Inmaculada Concepción (08.12.2018): En Cristo todos somos bendecidos

30.11.18 | 10:00. Archivado en Acerca del autor

Comentario:Nos ha bendecido en Cristo” (Ef 1,3-6.11-12)
Esta lectura, elegida para la fiesta de la Inmaculada Concepción de Santa María Virgen, es un himno al plan salvador de Dios. En María, la madre de Jesús, admiramos el proyecto divino de vida humana. “Enriquecida, desde el primer instante de su concepción, con esplendores de santidad singular, la Virgen Nazarena es saludada por el Ángel anunciante, por mandato de Dios, como “llena de gracia” –cf. Lc 1,28-” (Vat. II: LG 56). Es “la gracia en que estamos” (Rm 5,2) al creer a Jesús.
“El Dios, Padre de Jesús”, es bendecido (“decimos bien” de él) por habernos bendecido él primero. Como en María, su amor se ha adelantado “con toda clase de bendiciones espirituales en los cielos”:
a)“nos eligió en Cristo antes de la fundación del mundo para que fuésemos santos e intachables ante él por el amor” (ágape: el amor desinteresado y universal).
b) “Él nos ha destinado (proorisas hemás: decidiéndonos desde un principio) por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su voluntad, a ser sus hijos” .
c) “para alabanza de la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en el Amado”.

>> Sigue...


Preces Fieles (D. de Ramos 2ª l. (25.03.2018): entrada al Misterio de Muerte y Resurrección

21.03.18 | 11:41. Archivado en Acerca del autor

El domingo de Ramos inicia la Semana Santa, “los días de la vida mortal de Cristo, en los que presentó con gran clamor y lágrimas oraciones y súplicas al que podía salvarle de la muerte, y fue escuchado en atención a su obediencia” (Heb 5,7). La salvación de la muerte es la resurrección, el misterio que culmina esta semana. Pidamos vincularnos a la vida de Jesús diciendo: “queremos resucitar contigo”.

Por la Iglesia:
- que obedezca al amor de Jesús humildemente;
- que sea ejemplo de diálogo, de respeto, de acuerdo comunitario.
Roguemos al Señor: “queremos resucitar contigo”.

>> Sigue...


DOMINGO 3º ADVIENTO C (13.12.2015) Juan, una voz libre y honrada

07.12.15 | 10:39. Archivado en Acerca del autor

Introducción: "El os bautizará con Espíritu Santo y fuego" (Lc 3,10-18).
María y el Bautista son los maestros más inmediatos del adviento. Sus actitudes son modélicas para recibir a Jesús que llega. Celebrar la Navidad es revivir nuestro encuentro con Cristo y disfrutar de su Espíritu que lo hace presente continuamente. Juan nos pone hoy en camino hacia la verdadera Navidad con coherencia vital, con leguaje directo y sincero, con insistencia en frutos de conversión, con el anuncio del Espíritu de Cristo.

Concreciones de la conversión
En forma dialogal resume Lucas algunas concreciones de la conversión. Propone “compartir” lo que tenemos: túnicas, comida... Es consecuencia obvia de interpretarse como hijos de Dios, y, por tanto, hermanos que comparten la mesa de la vida. A los “publicanos”, recaudadores de impuestos, les invita a “no exigir más de lo establecido”. La corrupción en los servicios públicos es tan vieja como la humanidad. Igualmente a los militares (agentes armados que tutelaban a los publicanos en la recaudación de impuestos) autorizados a usar violencia, les pide “no sacar dinero a la fuerza o con amenazas” (“diaseio”), ni “quitar dinero a alguien con acusaciones falsas” (“sicofanteo”), “estar contento, satisfecho, con su salario” (no quiere decir que acepten un salario injusto; les pide que no busquen un modo ilegítimo de incrementar sus ingresos). La traducción litúrgica lo expresa así: “no hagáis extorsión..., no os aprovechéis con denuncias, contentaos con la paga”. Quien desea encontrar a Jesús rompe la espiral de la violencia con la honradez.

>> Sigue...


DOMINGO 29º TO B (18.10.2015) ¿Cuándo aprenderemos el “entre vosotros nada de eso”?

13.10.15 | 11:00. Archivado en Acerca del autor

Introducción: El Hijo del Hombre no ha venido para le sirvan, sino para servir... (Mc 10,35-45)
Jesús les ha informado a los Doce, por tercera vez, sobre la pasión, muerte y resurrección(10, 33-34). Como en el segundo anuncio (9,31ss), no entienden y sueñan con el trono de Israel que ocupará Jesús. Los hijos de Zebedeo solicitan los primeros puestos. De estos hermanos cuenta Lucas que eran de armas tomar: llegaron a proponer incendiar una aldea por no recibirles cuando iban hacia Jerusalén. Jesús les reprendió: “no sabéis de qué espíritu sois” (Lc 9, 55). Algo parecido les dice hoy: “no sabéis lo que pedís”.

¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?”. “Beber el cáliz” y “bautizarse” es sumergirse en el sufrimiento que les va a acarrear el hacer presente el reino de Dios en aquella sociedad. Hay que entregarse a amar y aceptar las cruces de las manos injustas, las que buscan privilegios, honores, riqueza, poder. “-Lo somos”, es la contestación rápida de los ambiciosos hermanos. La condición humana es capaz de prometer en un momento determinado lo que tal vez luego no sea capaz de cumplir. Cuando Marcos escribe su evangelio, Santiago ya “ha bebido el cáliz” y “ha sido sumergido en el bautismo” del Señor. Creció y maduró en comprensión y seguimiento de Jesús, y le acompañó en su gloria. Jesús reconoce esa capacidad, pero “el juicio” sobre la gloria es del Padre.

>> Sigue...


DOMINGO 17º TO (26.07.2015)

22.07.15 | 10:56. Archivado en Acerca del autor

Introducción:Jesús tomó los panes... y los repartió” (Jn 6,1-15)
Durante cinco domingos leeremos el capítulo sexto de Juan. Fiel al esquema general del llamado “Libro de los Signos” (Jn 2-12: siete grandes manifestaciones de la personalidad de Jesús con sus debidas explicaciones), este capítulo narra dos signos (multiplicación de los panes y marcha sobre las aguas) y dos discursos explicativos (sobre el pan de vida y sobre la eucaristía). Leemos hoy la multiplicación de panes y peces, signo claro de la voluntad de Dios, manifestada en su Mesías. Lo narran todos los evangelios. Es el gran signo del “reino de Dios”, banquete de vida para todos.

En el relato se intuye a Jesús como nuevo Moisés que lleva al pueblo hacia la libertad. La tierra prometida se ha convertido en tierra de esclavitud. Dios liberador, encarnado en Jesús, inicia desde ella un nuevo éxodo. El paso del mar de Tiberíades o de Galilea (nombre pagano y judío) (v. 1), el monte (v. 3), la mención de la Pascua (v. 4), la tentación (v. 6) y el pan-maná (vv. 9.11.13) aluden con claridad al Éxodo.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Jesucristo, Rey del Universo A 23.11.2014)

20.11.14 | 10:24. Archivado en Acerca del autor

El evangelio de hoy nos atrae a lo fundamental de la vida. Fueron las preocupaciones de Jesús desde su relación entrañable con el Padre Dios: curar a los enfermos, compartir mesa con toda clase de personas, y relacionarse con todos en el amor más limpio (Mt 5-7; Lc 6, 12-49). Esto es Evangelio. Centrarnos en ritos, en dogmas, en jerarquías y sus poderes es alejarnos del Evangelio.
Pidamos vivir la alegría del Evangelio diciendo: “El amor de Cristo nos apremia” (2Cor 5,14).

Por la Iglesia:
que viva en el mismo amor en que vivió Jesús de Nazaret;
que su “religión” sea el Evangelio;
que el Evangelio sea más importante que el Código de Derecho canónico.
Roguemos al Señor: “El amor de Cristo nos apremia”.

>> Sigue...


LOS SACERDOTES CASADOS, SIGNO DEL ESPÍRITU (XI)

04.11.13 | 11:24. Archivado en Acerca del autor, Signos de los tiempos

Los miles de sacerdotes casados, una “voz de nuestro tiempo”

Acostumbro a leer los comentarios a mis artículos. Apenas contesto puntualmente. Pero sobre el artículo anterior ha habido algunos comentarios que, creo, merecen reflexión. No podemos en la Iglesia de Jesús pasar de largo, y no “auscultar, discernir e interpretar, con la ayuda del Espíritu Santo, las múltiples voces de nuestro tiempo y valorarlas a la luz de la palabra divina...” (GS 44). Creo que este tema es muy importante para la Iglesia. Los miles de sacerdotes casados, presentes en todos los continentes, son una “voz de nuestro tiempo” que hay que escuchar y valorar “a la luz de la palabra divina”. Son, además, una porción de la Iglesia del Señor muy significativa por su papel y por su preparación en la sociedad y en las comunidades cristianas. No escuchar y no dar solución evangélica a su problemática será siempre una mala noticia eclesial. O peor: una injusticia llamativa y contraproducente a todas horas.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D 29º TO C 20.10.2013)

17.10.13 | 10:12. Archivado en Acerca del autor

Domund: Jornada Mundial por la evangelización de los pueblos

El lema del Domund 2013 es: “Fe más Caridad es igual a Misión”. Sabemos que “lo que vale es una fe que actúa en amor” (Gál 5,6). “La fe es un don precioso de Dios, que abre nuestra mente para que lo podamos conocer y amar. Él quiere relacionarse con nosotros para hacernos partícipes de su misma vida y hacer que la nuestra esté más llena de significado, que sea más buena, más bella” (Mensaje del papa Francisco para este día).
Oremos todos diciendo: “Que la Palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada” (2Tes 3, 1).

Por toda la Iglesia:
que tengamos claro que “la tarea de ampliar los confines de la fe es un compromiso
de todo bautizado y de todas las comunidades cristianas”;
que hagamos propio el mandato de Jesús: “id y haced discípulos de todos los pueblos...”.
Roguemos al Señor: “Que tu Palabra siga avanzando y sea glorificada”.

>> Sigue...


Oración para la semana primera de Adviento

26.11.12 | 11:32. Archivado en Acerca del autor, adviento

Introducción
¡Ay de mí si no evangelizo!” es la experiencia de Pablo que preside estas “oraciones”, en el “año de la fe”. Pablo necesita evangelizar (1Cor 9,16), como Jeremías la palabra de Dios: siento en mi corazón un fuego abrasador, encerrado en mis huesos; me esfuerzo por contenerlo, pero no puedo (Jer 20,9). Es la “necesidad amorosa” de todo creyente convencido. El Vaticano II lo reconoce con la misma cita de Pablo: “la necesidad de evangelizar, a la vez derecho sagrado, incumbe a la Iglesia... A conseguirlo son impelidos los miembros de la Iglesia por el amor con que aman a Dios y con el que desean comulgar con todos los hombres en los bienes espirituales...” (AG 7).

>> Sigue...


Acerca de Rufo González Pérez

25.11.12 | 09:53. Archivado en Acerca del autor

Colaborador de Moceop. Jubilado de todo cargo, tras cuarenta y un años en la enseñanza y en la pastoral parroquial (1963-2004), dedica su tiempo a estudiar y escribir sobre espiritualidad, a colaborar con toda comunidad cristiana que solicita su servicio, y a disfrutar de su familia. Licenciado en Filosofía y Letras (Comillas y Complutense de Madrid) y doctor en Teología por Comillas (Madrid). “Presencia del Espíritu Santo en los documentos del Concilio Vaticano II”. Ediciones UPCO. Madrid 1994. “La homilía hecha oración. Un estilo nuevo de homilía”. Ciclo C. Atenas, Madrid 1997 (Agotado). “Nos casamos en la fe cristiana”. Sígueme, S.A. 3ª edición. Salamanca 2008 (Agotado). Desde 2003 al 2012 colaboró en Homilética. Sal Terrae, con Oración semanal. Desde 2013 escribe en Religión Digital el Blog “Atrévete a orar”.

Contacto con el autor: E-mail: rufo.go@hotmail.com

Objetivos del Blog:
1. Fomentar la experiencia personal y comunitaria con el Dios de Jesús
Orar, igual que creer y actuar en conciencia, requiere mucha osadía. Por eso titulo el Blog “Atrévete a orar”. Recuerda el lema “sapere aude” (Epístola II de Horacio), que usó Kant como divisa de la Ilustración. Tanta osadía se requiere para optar por la fe como por la increencia. Es el riesgo de la libertad. La oración en sus diversas formas (contemplar, dar gracias, ofrecer, pedir, arrepentirse...) supone osadía. Quien no se atreve a orar no se atreve a creer por sí mismo. Cuando se acepta conscientemente a Jesús, se acepta su Espíritu, y éste se une a nuestro espíritu haciendo brotar la oración en soledad y en comunidad. “Hemos hecho muy conscientemente esto de celebrar el Domingo, la comida del Señor. No podemos vivir sin el Domingo”, decía audazmente Saturnino, sacerdote norteafricano, al procónsul romano que le acusaba de no cumplir el edicto de Diocleciano a finales del s. III (Cita de A.G. Martimot: “El Domingo”, Rev. Phase, 125 (1981), pág. 359-380).

2. Vincular la oración y la vida
No se puede orar impunemente, al menos en cristiano. Si la vida no sigue a la oración, ésta no es verdadera. Ser cristiano cabal incluye vivir en el amor de Jesús. Recuerdo el texto de San Juan Crisóstomo: “No me digáis que es imposible cuidar de los otros. Si sois cristianos, lo imposible es que no cuidéis... El compartir radica en la naturaleza misma del cristiano...Y si dices que el cristiano no puede ser de provecho a los otros, insultas a Dios y lo dejas por embustero. Más fácil es que el sol no caliente ni brille, que no que el cristiano deje de dar luz... Si ordenamos debidamente nuestras cosas, la ayuda al prójimo se dará absolutamente, se seguirá como una necesidad física” (Homilías sobre los Hechos. PG 60, 162).

3. Unir la oración y la vida con la Buena Noticia de Jesús
En medio de la historia, queremos seguir escuchando el Espíritu de Jesús en esta hora. Él sigue “asegurando a nuestro espíritu que somos hijos de Dios...; Él nos permite gritar ¡Abba! ¡Padre!... Él viene en ayuda de nuestra debilidad, pues no sabemos qué hemos de pedir de forma conveniente, pero el Espíritu en persona intercede por nosotros con gemidos sin palabras...” (Rm 8, 15-16.26). ¡El Padre dará el Espíritu Santo a los que se lo piden! (Lc 11,13).

4. Proporcionar una “homilía hecha oración”
La oración, por sí misma, despierta la fe, la educa, mueve lo emocional humano, hace trabajar la imaginación, activa la memoria, impulsa la voluntad a ponerse en marcha... Muchos cristianos sólo aprendieron a “rezar” de memoria alguna oración. Y con mucha carga mágica y egoísta. Al ver que tales oraciones “no valían”, “no pasaba nada”, dejaron de hacerlas. Hay que confiar en el Espíritu Santo que viene en ayuda de nuestra flaqueza, pues nosotros no sabemos orar como es debido. Estas oraciones pretenden cumplir los objetivos de toda homilía: “guiar a los hermanos hacia una sabrosa comprensión de la sagrada Escritura, abrir el corazón a la acción de gracias por las maravillas de Dios, alimentar la fe en la Palabra..., preparar para una provechosa comunión, e invitar a asumir las exigencias de la vida cristiana” (OLM 1981, 2ª ed. típica, nº 41).


Lunes, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31