Atrévete a orar

Hasta siempre, hasta luego, hasta ahora..., Gregorio, hermano

10.05.18 | 22:39. Archivado en Signos de los tiempos

Desde la fe cristiana las despedidas de los difuntos son muy relativas. Podemos decir “hasta siempre, hasta luego, hasta ahora...”. En todo momento y lugar la intimidad personal, ya “despierta”, se nos hace presente. Cristo resucitado nos ha entreabierto el misterio de la vida. Tras la muerte, su Espíritu les intimó a los discípulos que estaba vivo. Había entrado en una vida nueva. El Espíritu creador penetró su ser, y fue hecho gloria, luz, comunión, presencia ilimitada, transparencia plena, “espíritu de vida” , (1Cor 15,45), “carne olvidada de sí misma” (S. Ireneo, Adv. Haereses V,9,2), Amor sin límites. Esta es nuestra fe y esperanza. También nosotros, conforme vamos terminando esta vida, nos vamos incorporando a la vida definitiva del Hijo de Dios, el hermano de todos, el que nos dejó dicho: “voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os lo prepare, vendré de nuevo y os acogeré de nuevo; así, donde estoy yo estaréis también vosotros” (Jn 14, 2-3).

Mi hermano está más “despierto”, más “Gregorio” que nunca
Con esta esperanza despedimos ayer a mi hermano mayor, Gregorio. Ayer, cuando cumplía justamente ochenta y siete años (09.05.1931 – 09.05.2018), le despedimos con una eucaristía. Había fallecido el día anterior de paro cardiaco instantáneo en su misma casa. Esposa, hijos, nietos, hermanos, sobrinos, primos, amigos..., a todos nos unió su recuerdo y su cariño.

>> Sigue...


Jueves, 15 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031