Atrévete a orar

Preces de los Fieles (Cuerpo y Sangre de Cristo B 2ª lect. (03.06.2018) la vida sacerdotal de Jesús

30.05.18 | 09:38. Archivado en PRECES FIELES B

La Eucaristía nos acerca sacramentalmente a la vida de Jesús. Vida que fue enteramente sacerdotal: comunicaba el Amor divino a los que trataba y les hacía comprender que Dios les perdonaba y les daba capacidad de ser buenos y felices. Hoy sigue haciendo lo mismo. Pidamos sentir su amor y dejarnos transformar por él, diciendo: “Queremos amar como tú, Señor”.

Por la Iglesia:
- que toda comunidad cristiana pueda celebrar la eucaristía;
- que la eucaristía exprese el amor de los participantes.
Roguemos al Señor: “Queremos amar como tú, Señor”.

>> Sigue...


El Cuerpo y la Sangre de Cristo B 2ª lect. (03.06.2018): la vida sacerdotal de Jesús

28.05.18 | 10:04. Archivado en PASCUA B 2ª LECT.

Comentario:La sangre de Cristo purifica nuestra conciencia” (Heb 9,11-15)
Hebreos es el único escrito del Nuevo Testamento que interpreta la vida de Jesús como sacerdotal. Llama a Jesús “sumo sacerdote grande” (4,14). Jesús no es sacerdote al uso: no pertenece a la clase sacerdotal, no se constituye sacerdote mediante ritos, no oficia sacrificios rituales o ceremoniosos. “Se hace uno de tantos”, conllevando alegrías y sufrimientos, especialmente con los más débiles, dando su vida a favor de todos (Heb 2,17-18). Los capítulos 8-9 analizan la culminación sacerdotal de Jesús. Hoy leemos su remate en la muerte y la resurrección (9,11-15).

Muerte y resurrección culminan el sacerdocio de Jesús
Los vv. 11-12 describen el sacerdocio de Jesús como acceso a los “bienes venideros”, divinos, a través de su cuerpo resucitado, hecho templo donde Dios habita y libera de todo mal. Su paso de la muerte a la resurrección le ha constituido definitivamente en sacerdote eterno: “Cristo, por el contrario, se presentó como sumo sacerdote de los bienes venideros, a través de un tabernáculo más santo y más perfecto, no hecho por mano de hombre, es decir, no de esta creación, y entró de una vez para siempre en el santuario, no con sangre de machos cabríos y de becerros, sino con su propia sangre, adquiriéndonos una liberación eterna” (vv. 11-12).
Jesús nos ha traído “los bienes venideros”, es decir, el Espíritu de Dios: su amor perdonador, sanador, fortificante, paráclito constante que asiste, defiende y consuela... “Con su propia sangre”, es decir, dedicando su vida a dar vida. Muriendo por ello, al resucitar, “entró en el santuario”, la esfera divina, la dicha plena. Su cuerpo resucitado es ya “el tabernáculo más santo y más perfecto”. Así ha revelado al ser humano su destino: incorporarnos al cuerpo de Cristo, aceptando su Espíritu y dejándonos guiar por él. Esta es la liberación definitiva, iniciada en este mundo, como la vida sacerdotal de Jesús, y culminando tras la muerte.

>> Sigue...


El silencio de los obispos sobre el celibato (2)

25.05.18 | 09:43. Archivado en CELIBATO HOY

Silencio sobre el “factor religioso y sociocultural” más decisivo: el Vaticano II

Abundancia y escasez extraordinarias de vocaciones
Así lo constata el discurso inaugural de la última Asamblea plenaria de los obispos españoles:
“Desde hace mucho tiempo venimos padeciendo una penuria seria de vocaciones para el ministerio presbiteral. Si hace varios decenios la abundancia era extraordinaria, actualmente la escasez es también extraordinaria. Aquella abundancia impulsó a la construcción de muchos seminarios, que poco tiempo más tarde no fueron necesarios”.

La abundancia tuvo sus causas:

“La floración vocacional no aconteció por generación espontánea. Hubo una larga preparación histórica por obra de personas, nuevas fundaciones religiosas y otras iniciativas, con el acento particular en la oración por los sacerdotes. El ambiente sacerdotal tan propicio fue al mismo tiempo efecto y causa de importantes manifestaciones, como congresos, semanas de espiritualidad sacerdotal, publicaciones. El punto principal de referencia era san Juan de Ávila, entonces beato y patrono del clero (J. Esquerda Bifet)”.

>> Sigue...


Preces Fieles (Trinidad B 2ª lect. (27.05.2018) la familia del cielo nos hace familia en la tierra

23.05.18 | 09:41. Archivado en PRECES FIELES B

Nuestro Dios es Padre-Madre. Conocido sobre todo en su Hijo Jesús, actúa en la historia y en cada ser humano con la fuerza de su Espíritu de amor. Así los cristianos formamos una familia “reunida por la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (LG 4). Pidamos vivir como hermanos diciendo: “queremos ser tu familia, Señor”.

Por la Iglesia:
- que haya confianza, diálogo, libertad, fraternidad;
- que sea testimonio del amor del Padre-Madre, del Hijo y del Espíritu.
Roguemos al Señor: “queremos ser tu familia, Señor”.

>> Sigue...


Santísima Trinidad B 2ª lect. (27.05.2018): la familia del cielo nos hace familia en la tierra

21.05.18 | 20:48. Archivado en PASCUA B 2ª LECT.

Comentario:los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (Rm 8, 14-17)
El capítulo octavo de la carta a los Romanos aborda la vida del Espíritu Santo en el cristiano. Pablo contrapone la vida “según la carne” (movida por tendencias egoístas), y la vida “según el espíritu” (movida por el amor gratuito y universal). Los cuatro versículos leídos conectan la vida del cristiano con la santísima Trinidad, cuya fiesta celebramos hoy.

La identidad cristiana se expresa en obras de amor gratuito
“Los que se dejan guiar (lit.: son guiados) por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (v. 14). Es el criterio de Jesús: por los frutos se reconoce la identidad y bondad del árbol (Lc 6, 43-45; Mt 7, 17-20). La identidad cristiana se expresa en obras de amor (curan, hacen bien...), hechas con el “dedo de Dios” (Lc 11,20), con su Espíritu. Somos hijos de Dios, dice Pablo, cuando nos dejamos llevar por su Espíritu. Por contra, cuando nuestra conducta deshace personas, margina, esclaviza, deja en la miseria..., nos estamos dejando llevar por el enemigo de lo humano: el egoísmo en sus diversas formas: venganza, dominio, vanagloria, avaricia (acumulación de bienes que impide la voluntad divina de que lleguen a todos). Así ahogamos el Espíritu, entraña divina; no somos hijos de Dios.

>> Sigue...


El silencio de los obispos sobre el celibato (1)

18.05.18 | 10:22. Archivado en CELIBATO HOY

El presidente de la Conferencia Episcopal Española
Del 16 al 20 de abril se celebró la 111ª reunión de la Asamblea Plenaria. Se inauguró con el discurso programático del presidente. Tres asuntos parecen centrales, aunque el discurso matiza que son sólo “algunos temas que ocuparán una parte de nuestras reflexiones estos días”. El resumen de la Web episcopal, tras la Asamblea, quedan disluidos. Ignoramos el sentido mayoritario y las conclusiones de la reflexión. Los tres temas fueron: 1) Asamblea del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes. 2) Vocaciones sacerdotales y seminarios 3) Conferencias Episcopales: presente y futuro.

“Vocaciones sacerdotales y seminarios”
Parecía la estrella de la sesión. No sólo por la extensión en el discurso, sino por lo actual y decisivo en la vida de la Iglesia. Viene precedido por una reflexión sobre vocaciones para el próximo Sínodo: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. “En esa franja de edad se descubre, madura y decide personalmente la vocación de la vida. Acertar en la elección es fundamental para el futuro; por ello, uno de los mejores servicios que se puede prestar a los adolescentes y jóvenes es acompañarlos en la orientación de la vida y en el discernimiento vocacional”.

>> Sigue...


Preces de Fieles (Pentecostés B 2ª lect. (20.05.2018): todos activos, solidarios, corresponsables

16.05.18 | 09:39. Archivado en PRECES FIELES B

En las comunidades cristianas, corremos el peligro de dejarlo todo en manos de los obispos y sacerdotes. El Espíritu está en todos los cristianos y en la comunidad. Todos somos testigos de Jesús y de su evangelio. Todos estamos llamados a participar según el Espíritu nos sugiere y de acuerdo con nuestros servicios y cualidades. Pidamos ser activos y corresponsables, diciendo: “Queremos ser testigos de tu Amor”.

Por la Iglesia:
- que sea comunidad de comunidades según quería Jesús;
- que haya diálogo, libertad y decisiones comunitarias.
Roguemos al Señor: “Queremos ser testigos de tu Amor”.

>> Sigue...


Pentecostés B 2ª lect. (20.05.2018): todos activos, solidarios, corresponsables

14.05.18 | 11:04. Archivado en PASCUA B 2ª LECT.

Comentario:Todos hemos bebido del mismo Espíritu” (1 Cor 12, 3-7.12-13)
Los capítulos 12, 13 y 14 de 1ª Corintios hablan de carismas (“jarisma” = gracia, regalo, don). Estos capítulos forman un “sándwich literario”. El centro es el c. 13, sobre el amor, abrazado por los c. 12 y 14 sobre realidad, finalidad, diferencia y función de los carismas. Lo mejor, pues, del “sándwich” es el amor (“agápe”). “El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha dado” (Rm 5, 5). El amor da sentido, verdad y vida a todos los carismas.

Jesús y el Espíritu
El capítulo 12 pretende enseñar: “no quiero, hermanos, que estéis en la ignorancia sobre los [dones, impulsos...] espirituales” (v. 1). La lectura de hoy arranca con un principio de discernimiento claro: “Nadie, movido por el Espíritu de Dios, puede decir: `Maldito sea Jesús´; y nadie puede decir: `Jesús es el Señor´, si no es movido por el Espíritu” (v. 3). La vinculación entre Jesús y el Espíritu de Dios es un dato evangélico indudable. Acusado de expulsar demonios en nombre del jefe de los demonios (Mt 12, 22-30; Mc 3, 20-27; Lc 11, 14-23), Jesús apela a sus obras, que hechas gratis, no pueden proceder del espíritu del mal. En Lucas, Jesús dice: “si expulso los demonios gracias al dedo de Dios, quiere decir que el reino de Dios ha llegado a vosotros” (Lc 11, 20). “Dedo de Dios” es la fuerza de Dios (Ex 8, 15). La liturgia en el himno “Veni creator Spiritus”, recuerda al Espíritu como “digitus paternae dexterae” (dedo de la diestra paterna). “Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo” (He 10,38). No reconocerlo es negar la evidencia. Para un creyente es “blasfemar contra el Espíritu Santo” (Mt 12, 31-32; Mc 3, 28-29; Lc 12, 10).

>> Sigue...


Hasta siempre, hasta luego, hasta ahora..., Gregorio, hermano

10.05.18 | 22:39. Archivado en Signos de los tiempos

Desde la fe cristiana las despedidas de los difuntos son muy relativas. Podemos decir “hasta siempre, hasta luego, hasta ahora...”. En todo momento y lugar la intimidad personal, ya “despierta”, se nos hace presente. Cristo resucitado nos ha entreabierto el misterio de la vida. Tras la muerte, su Espíritu les intimó a los discípulos que estaba vivo. Había entrado en una vida nueva. El Espíritu creador penetró su ser, y fue hecho gloria, luz, comunión, presencia ilimitada, transparencia plena, “espíritu de vida” , (1Cor 15,45), “carne olvidada de sí misma” (S. Ireneo, Adv. Haereses V,9,2), Amor sin límites. Esta es nuestra fe y esperanza. También nosotros, conforme vamos terminando esta vida, nos vamos incorporando a la vida definitiva del Hijo de Dios, el hermano de todos, el que nos dejó dicho: “voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os lo prepare, vendré de nuevo y os acogeré de nuevo; así, donde estoy yo estaréis también vosotros” (Jn 14, 2-3).

Mi hermano está más “despierto”, más “Gregorio” que nunca
Con esta esperanza despedimos ayer a mi hermano mayor, Gregorio. Ayer, cuando cumplía justamente ochenta y siete años (09.05.1931 – 09.05.2018), le despedimos con una eucaristía. Había fallecido el día anterior de paro cardiaco instantáneo en su misma casa. Esposa, hijos, nietos, hermanos, sobrinos, primos, amigos..., a todos nos unió su recuerdo y su cariño.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Ascensión B 2ª lect. (13.05.2018): “Los hechos nos tienen ciegos”

09.05.18 | 19:15. Archivado en PRECES FIELES B

“Los hechos nos tienen ciegos”, decía santa Teresa de Jesús. Sigue siendo verdad. Las primeras comuniones, durante este mes de mayo, nos meten por los ojos el folklore sacramental que confunde el camino de Jesús con las ceremonias, las costumbres sociales, los regalos... Pidamos la luz del cielo para centrar nuestra vida en el seguimiento de Jesús diciendo: “Ábrenos `los ojos del corazón´”.

Por la Iglesia:
- que predique y viva el Evangelio;
- que promueva comunidades de vida evangélica.
Roguemos al Señor: “Ábrenos `los ojos del corazón´”.

>> Sigue...


Ascensión del Señor B 2ª lect. (13.05.2018): “Los hechos nos tienen ciegos”

07.05.18 | 09:19. Archivado en PASCUA B 2ª LECT.

Comentario:Para que conozcáis cuál es la esperanza de su llamada” (Ef 1, 17-23)
1) Plegaria de petición (vv. 17-19)
La petición viene introducida por los versículos 15-16, donde el autor confiesa que, tras saber de la fe en Jesús de aquella comunidades y el amor a todos los “santos” (aspectos básicos de la identidad cristiana), no cesa de dar gracias a Dios por ellos en sus oraciones. Pide “al Dios de nuestro señor Jesucristo, el Padre de la gloria” estos dones o “gracias”:
a) “Espíritu de sabiduría que os revele un conocimiento profundo de él”. Quien acepta a Jesús se adhiere a su Dios, el Padre, y recibe su misma vida, es decir, su mismo Espíritu. Lógico será que desarrolle las virtualidades de ese Espíritu: su sabiduría, es decir, saber vivir como Jesús. Al dejarse llevar del mismo Espíritu de la verdad (Jn 16,13-14), se conoce al Padre y al Hijo.
b) “Iluminación de los ojos de vuestro corazón, para que conozcáis:
- cuál es la esperanza de su llamada,
- cuál la riqueza de la gloria de su herencia otorgada a su pueblo (v. 18),
-cuál la excelsa grandeza de su poder para con nosotros, los creyentes, según la fuerza de su poderosa virtud
” (v. 19).
“Ojos del corazón” son las capacidades humanas superiores: conocer, sentir, querer, actuar. En la antropología semita, se conoce, se siente, se quiere, se actúa... con “el corazón”. El corazón viene a ser “el “yo oculto de la persona” (1Pe 3, 4), el interior del ser humano, la facultad complexiva del conocer, sentir, decidir... Se expresa mejor el modo de conocer la esperanza, la riqueza de gloria, la grandeza del poder... que actuó en Jesús. El versículo 19 contiene cuatro vocablos, que pueden considerase sinónimos (poder, energía, potencia, fuerza = dinamis, energueia, cratos, isjíos), para describir la poderosa intervención de Dios en Cristo.

>> Sigue...


EL HUMOR, ELEVADO AL HONOR DE LOS ALTARES

04.05.18 | 09:54. Archivado en Signos de los tiempos

Escribe Pepe Mallo

He visto reír al Papa
Un fotomontaje con sugestivos rostros de Francisco en franca carcajada. ¡Cómo me hubiera gustado escuchar esas risotadas sinceras, amplias, sonoras, espontáneas, contagiosas… que se adivinan! No me extraña que nos haya sorprendido regalándonos la Exhortación “Gaudete et Exsultate”. Llama la atención que las tres exhortaciones de Francisco publicadas hasta el presente encierren en el título respectivo las palabras “gozo” (Evangelii Gaudium), “alegría” (Amoris Laetitia) y ahora “exultación y regocijo”, como eco de las palabras de san Pablo a los filipenses: «Alegraos siempre en el Señor; os lo repito, alegraos» ( Flp 4,4).

Una santidad en zapatillas
En esta exhortación, Francisco hace un llamamiento a la santidad, una santidad de andar por casa, una santidad en zapatillas. "Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades". (GE.2) Y, efectivamente, con lenguaje sencillo y cercano va desgranando la naturaleza, peligros y características de la santidad. Y es que, hasta ahora, la santidad se presenta muy devaluada. Todo se ha convertido en santo: el Santo Padre, la Santa Sede, la santa Iglesia, el santo grial, la santa cena, la sábana santa, los santos óleos, el camposanto, la semana santa, el santo patrono, los santos sacramentos, el Santo Oficio, la santa Cruzada, la santa Inquisición, … En los últimos cincuenta años se ha santificado a más personas que en varios siglos anteriores. Existen muchos santos de altar y pocos de la “puerta de al lado”. Tenemos los santos “preferentes”, agraciados con un “doctorado honoris causa”, y los del “montón”, los que se lo tienen que currar. Y digo yo por qué tanto empeño en encumbrar más santos al cielo. Si en el cielo ya no cabe nadie más: ¡¡Están los “justos”!! Por eso, en esta exhortación, Francisco ha ensalzado a los “santos de la calle”.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 6º Pascua B 2ª lect. (06.05.2018): el Amor exige cambiar leyes eclesiales

02.05.18 | 09:10. Archivado en PRECES FIELES B

Dentro y fuera de la Iglesia debemos vivir el Amor de Jesús. “¿Qué es lo que los sacerdotes de hoy, a través de su disminución numérica, de su prepotencia clerical, de su perplejidad ante la disminución de vocaciones, de sus problemas económicos y afectivos... nos están diciendo a los demás miembros de la iglesia? Pidamos percibir la voz del Espíritu diciendo: “Ven, Espíritu divino”.

Por la Iglesia:
- que promueva comunidades vivas de hermanos en Cristo;
- que respete los carismas de todos y los encauce al bien común.
Roguemos al Señor: “Ven, Espíritu divino”.

>> Sigue...


Lunes, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031