Atrévete a orar

Epifanía del Señor (06.01.2018): Jesús quiere manifestarse a todos

31.12.17 | 12:03. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B 2ª LECT.

Introducción:También los gentiles son coherederos” (Ef 3, 2-3a.5-6)
Aunque esta carta no sea directamente de Pablo, recoge enseñanzas orales suyas, escritas por algún discípulo, que afectan muy personalmente a Pablo. El fragmento de hoy está dentro de un paréntesis del capítulo 3 de Efesios. El versículo primero se une al v. 14, tras el paréntesis (vv. 2-13), para formar una plegaria de reconocimiento y petición por y para conocer y vivir “el amor del Mesías” (v. 1.14-21).

Un gran paréntesis (vv. 2-13)
Tiene dos partes bien diferenciadas. Los vv. 2-7 hablan de algunos rasgos del misterio de Cristo. Los vv. 8-13 hablan de la economía o modo y tiempo de la realización del misterio de Jesús. La lectura de hoy pertenece a la primera parte (Ef 3, 2-3a.5-6).
Supone que los cristianos de Éfeso conocen algunos rasgos externos del misterio de Jesús:
- “habéis oído hablar de la distribución (economía) de la gracia de Dios que se me ha dado en favor vuestro” (v. 2):
- “se me dio a conocer por revelación el misterio, [como he escrito antes en pocas palabras]” (v. 3);
- “[por lo que, leyéndolo, podéis conocer mi inteligencia en el misterio del Cristo]” (v. 4);
- “el cual no había sido manifestado a los hombres en otros tiempos como ha sido revelado ahora por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas” (v. 5).

El versículo 6 revela un rasgo intrínseco del misterio de Cristo: “también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa en Jesucristo, por el evangelio" (v. 6).
Los gentiles son los no judíos. Convertidos al Evangelio, adquieren la dignidad del pueblo elegido. De ellos se dice que Cristo los ha hecho a todos “sin-clero-noma” (participación conjunta en “el clero”, “suerte”, “porción”, de Dios; esta cualidad común del cristiano fue usurpada en exclusiva por los dirigentes eclesiales, llamados “clero”), “sissoma” (miembros del mismo cuerpo) y “summetoja tes epanguelías” (copartícipe de la promesa) en Jesucristo. Todos los cristianos, pues, somos “porción” de Dios, miembros del cuerpo del Cristo, partícipes de su gloria prometida.

Celebramos la Epifanía (manifestación) de Jesús
El plan de Dios se ha manifestado en Jesús. Creyendo a Jesús, recibimos su Espíritu. También “los gentiles son coherederos y miembros de un mismo cuerpo y copartícipes de la promesa en Cristo mediante el evangelio”. Hay signos de Dios en la belleza y grandiosidad de la naturaleza, pero su “voluntad” se descubre claramente en la historia de Jesús. En la vida de Jesús, ha entendido Pablo el misterio de Dios. Su expresión “en Cristo” o “en el Señor” marca la relación de filiación y fraternidad que deriva del amor de Dios manifestado y vivido por Jesús. Este es el mensaje de la Epifanía: Jesús manifiesta a todos el Amor de Dios. Este es el proyecto, la voluntad divina: que todos vivamos disfrutando la heredad de Dios, viviendo como miembros de un mismo cuerpo, participando de la promesa de vida eterna que nos asegura Cristo. “La puerta estrecha” para ir a Dios, a la salvación, es la relación fraternal inspirada en el Amor de Dios. Quien entra por esta puerta contempla a Dios en el prójimo, y al prójimo en el Dios que le ama sin medida y quiere lo mejor para él.

Oración: “También los gentiles son coherederos” (Ef 3, 2-3a.5-6)

Jesús, voluntad salvadora universal de Dios:
Dios quiere que todas las personas se realicen,
liberándose de cualquier mal,
desarrollando sus capacidades en plenitud,
disfrutando la herencia –amor y bienes- del Padre de todos;

Con las comunidades de Pablo reconocemos que todos:
también “los gentiles son coherederos
y miembros de un mismo cuerpo
y copartícipes de la promesa en Cristo mediante el evangelio
”.

Es la vida real la que contradice el proyecto divino:
limitaciones naturales de nuestro mundo;
decisiones personales o colectivas;
fanatismos ideológicos y religiosos;
imposiciones de los más fuertes...;
seguimos viviendo el racismo incorregible;
aumentamos las diferencias de clases;
fomentamos los nacionalismos excluyentes;
enfrentamos las culturas como enemigas irreconciliables;
eliminamos a quien se opone a nuestro interés;
violentamos la relación de pareja;
odiamos a los del partido contrario (político, deportivo...),
desposeemos a los demás de la “heredad divina”;
expulsamos a “los que apenas son y apenas cuentan”;
inutilizamos funcionalmente a muchos miembros del cuerpo de Cristo;
subordinamos el evangelio a la Ley;
“predicamos el evangelio, pero lo que rige la Iglesia es el derecho canónico,
el derecho más despótico que haya elaborado sociedad alguna”
(J. L. Martín Descalzo en Lobos, perros y corderos Ed. Destino 1978 Barcelona P. 216).

Jesús, testigo del amor de Dios a todo ser humano:
tu vida y tu reino siguen siendo la mejor noticia de este mundo;
fuiste “el sacramento de la compasión de Dios en la Historia”;
eres la mejor epifanía (“manifestación”) del Misterio divino;
tu opción por los pobres y por la Justicia (amor) es nuestra opción;
la opción por el Reino de vida para todos,
la opción de confiar en el Dador de la vida:
- que no castiga, sino perdona siempre;
- disculpa siempre, espera siempre, soporta todo;
- es el mejor Padre y Madre.

Reconocemos, Jesús, que hay mucha decepción en la Iglesia:
mucha gente ha dejado de sentirla como hogar espiritual tuyo;
no comparten su rigidez canónica ni su intolerancia a la crítica;
les duele el control, la represión y el castigo inhumanos;
desaprueban la exaltación casi idolátrica de sus responsables;
no aceptan el servilismo, la obediencia ciega, “el jefe siempre tiene razón”;
sufren la contradicción entre el evangelio y la práctica eclesial:
- “no hacen lo que dicen”;
- predican la liberación, pero no liberan.

Jesús, amor de Dios a la humanidad:
hoy, día de la Epifanía, queremos subrayar tu amor universal;
amor que fue tu camino, el Espíritu que movió tu vida entera;
queremos que ese amor mueva a toda la Iglesia;
a pesar de los defectos de la institución eclesial,
ha sido en ella donde hemos escuchado tu Evangelio;
danos coraje para transformarnos y transformarla en “evangelio” de tu Amor.

Preces de los Fieles (Epifanía del Señor. 06.01.2018): Jesús quiere manifestarse a todos

La “Epifanía” de Jesús proclama la voluntad divina de salvar a todos. Es decir, Jesús quiere que todos los seres humanos se realicen como personas, desarrollen sus capacidades, vivan en buena armonía, tenga sentido su vida y esperen siempre una vida mejor. Pidamos esta esperanza, diciendo: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por la Iglesia:
- que mire más al Evangelio que a sus leyes;
- que reconozca los mismos derechos a las mujeres que a los varones.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por la pastoral del bautismo:
- que se fundamente en la libertad religiosa;
- que quienes decidan bautizar a sus hijos, sean cristianos de corazón.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por la catequesis:
- que inicie en la verdad, en la honradez, en el amor...;
- que sea, sobre todo, conocimiento de la vida y evangelio de Jesús.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por los padres cristianos:
- que eduquen a sus hijos con su vida honrada;
- que participen en la vida de la Iglesia, en su comunidad cristiana.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por la atención a los más débiles:
- que sepamos que lo que hacemos a los pobres, se lo hacemos a Jesús;
- que les respetemos, les escuchemos, les animemos a superarse.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Por esta celebración:
- que nos mantenga en el deseo de Jesús de hacer la vida más feliz;
- que sintamos la alegría de ser sus amigos, sus hermanos.
Roguemos al Señor: “Señor, queremos vivir como tú”.

Jesús, amor manifiesto del misterio de Dios a la humanidad, queremos seguir tu camino, movidos por tu Espíritu. Queremos que ese amor mueva a nuestra comunidad. Danos coraje para transformarnos en “evangelio” de tu Amor. Tú, que vives por los siglos de los siglos.

Amén.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 21 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031