Atrévete a orar

La Sagrada Familia: Jesús, María y José (31.12.2017)

26.12.17 | 11:55. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B 2ª LECT.

Introducción:sobrellevaos mutuamente y perdonaos” (Col 3, 12-21)
El principio inspirador de conducta cristiana, según esta carta, es: “aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra” (Col 3, 2). Literalmente: “estad centrados arriba, no en la tierra” (“ta ano froneite, me ta epí tes ges”). El imperativo griego (“froneite”) deriva de “fren”: diafragma, toda membrana que envuelve un órgano como el corazón, el hígado, vísceras.. De ahí otros significados: corazón, pensamiento, deseo, tendencia que orienta y envuelve todo el ser. Puede traducirse por “apeteced”, “aspirad”, “pensad” según el principio inspirador que viene de “arriba”, de Dios, el que “hace salir el sol y bajar la lluvia sobre justos e injustos...”. Desde aquí se entiende la lectura de hoy. El amor divino hay que aplicarlo a la comunidad y a toda familia donde viva un cristiano.

No es lo mismo familia tradicional que familia cristiana
Esta fiesta es instituida por León XIII en 1893 con carácter facultativo y Benedicto XV como fiesta obligatoria en 1921. Hasta 1969 no empezó a celebrarse en este domingo. Los cristianos coptos celebran la “huida de la sagrada familia a Egipto” (6 noviembre) y la llegada a Nazaret (24 mayo). La finalidad de la fiesta es ofrecer a las familias cristianas un modelo evangélico de vida. Se supone que en la familia de Nazaret brilló lo central del evangelio: el amor divino. Amor divino que llevó a esta familia a vivir el amor situaciones impropias de la familia tradicional: embarazo sin saberlo el esposo que pensó dejarla en secreto, fugitivos al desierto, actuación irregular del niño rebelde con gran disgusto de los padres, deja el hogar y cree su familia que está loco, etc. Por lo tanto, no se trata de proponer el patriarcado que estaba vigente ni de consagrar “códigos domésticos” vigentes en el Imperio Romano, que recogen algunos textos del Nuevo Testamento (Col 3,18-21; 1Pe 2,11-3,12; Ef. 5,21-6,9; 1Cor 11,2-10; 2Cor 11,2-3; 1Tim 2,11-12). Se trata de contemplar y descubrir la actitud fundamental cristiana en las diversas formas de familia que se dan en diversas sociedades. Respetando los diversos modelos sociales, el cristiano procura vivir el amor, el respeto, la ayuda mutua, la realización personal, de acuerdo con su conciencia y sus aptitudes personales.

El bautismo es la consagración fundamental del cristiano
Al aceptar a Jesús, recibimos la fuerza de su Espíritu que nos relaciona con el misterio de Dios como hijos a quien el Padre ama y perdona, y con Jesús, como hermano mayor que nos reúne en la comunidad que Dios quiere. La misión del cristiano es la misma de Jesús: anunciar y realizar el Reino. “En la Iglesia hay unidad de misión, pero diversidad de servicio” (Vat. II: Decreto AA 2). Es misión compartida. Cada uno la realizará según los diversos dones y servicios, todos “compañeros en misión”, “cuerpo apostólico en seguimiento” de Jesús, “otros Cristos”, “elegidos de Dios, santos y amados”. De aquí el vestido uniforme de Jesús: “entrañas de misericordia, bondad, humildad, dulzura, paciencia, soportándoos unos a otros y perdonándoos (jaridsomenoi: conceder gratis) si alguno tiene queja contra otro: tal como el Señor os `concedió gracia´, así vosotros. Sobre todo esto (vestid) el amor (agapen), ligamento de la perfección...”.

Estas actitudes hay que aplicarlas también a la familia (3,18-21)
Leemos un “código doméstico”, más breve que Ef 5,22s y más tolerable actualmente que 1Tim 2, 9-15. Para valorarlo bien es necesario conocer el contexto en que fue escrito. La cultura marginaba a la mujer, el marido era jefe de familia. De aquí: “mujeres, someteos a los maridos como conviene en el Señor. Maridos, amad (“agapate”: amor desinteresado) a las mujeres y no seáis duros con ellas”. La matización, “como conviene en el Señor” y el “amad”, supone que el hogar cristiano es invitado a vivir el amor de Jesús hasta la muerte. Igualmente el trato entre padre e hijos (obediencia y trato amable) debe hacerse “en el Señor”. Lo importante, pues, es vivir el amor de Jesús en cualquier situación o forma de familia que no sea indigna del ser humano.

Oración:sobrellevaos mutuamente y perdonaos” (Col 3, 12-21)

Jesús uniformado y madurado en el amor:
necesitamos contemplar tu vida tan libre
- de la leyes sociales y morales del judaísmo;
- de las normas religiosas del templo;
- de la familia tradicional...

Tú, como nuestros contemporáneos, no aceptas códigos sociales de moral:
para ti la conducta no es buena o mala según el código impuesto;
la base de tu moral no es la obediencia a la autoridad;
tú invitas a conocer el valor de nuestros actos:
- desde la vida buena que aportan;
- desde la liberación de la miseria física, cultural, espiritual...;
- desde el amor desinteresado que “llueve y a hacer salir el sol” para todos.

Tú educas la conciencia desde el Amor genuino y universal:
das a entender que la vida es un regalo desinteresado;
haces sentir que este mundo es de todos y para todos;
el egoísmo ha ido deteriorando la inspiración original;
hemos convertido la casa humana en campo de guerra;
el poder, la acumulación de bienes, el afán de gloria... nos han pervertido.

Tú, Cristo, quieres restaurar nuestra vida desde el corazón:
nos infundes tu Espíritu de amor universal;
nos devuelves la conciencia de ser hijos del Amor, hermanos en el Amor:

“Como elegidos de Dios, santos y amados, vestíos de la misericordia entrañable,
bondad, humildad, dulzura, comprensión.
Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro.
El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo.
Y por encima de todo esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada.
Que la paz de Cristo actúe de árbitro en vuestro corazón;
a ella habéis sido convocados, en un solo cuerpo.
Y sed agradecidos.
La palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza;
enseñaos unos a otros con toda sabiduría; corregíos mutuamente.
Cantad a Dios, dadle gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados.
Y, todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre del Señor Jesús,
dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Col 3, 12-21).

“En tu nombre” sólo podemos amar como tú amabas y amas:
intentar curar y purificar cuerpos y espíritus para el Amor;
acercarnos más a las personas “perdidas”, sin conciencia, miserables...;
dar gratis todo lo que podamos: tiempo, escucha, ayuda de todo tipo...;
no buscar nunca su oro o plata, su hacienda, su herencia, nuestro interés...;
sentir paz con todos: nadie es enemigo, todos son hermanos nuestros;
cargar con las miserias propias y ajenas es nuestra cruz;
creer que amar a todos es encontrar la verdadera vida;
a los pequeños prestarles más atención: son más débiles, necesitan más...;
orar en común para sentir el Amor fontal y perdonar mejor.

Jesús, vecino de Nazaret, hijo de José y María:
tu vida, como la nuestra, compartió la cultura familiar;
ahí creciste en edad, conocimiento y gracia (don gratuito);
ahí despertó tu amor al Amor universal y desinteresado del Padre Dios.

Mira nuestras familias, culturalmente distintas a la tuya:
más igualitarias, de configuración diversa...;
todas, como la tuya, buscan la mutua ayuda;
a todas las miras con tu amor sin límite.

Para ti, Jesús de entrañas misericordiosas, todos somos únicos:
a cada uno nos envías tu Espíritu de Amor;
este Espíritu nos acoge, nos comprende, nos anima a vivir el Amor de verdad.
Ábrenos de verdad a tu Espíritu, danos tus mismas entrañas.

Preces de los Fieles (Sagrada Familia: Jesús, María y José. 31.12.2017)

La familia de Nazaret superó sus problemas desde el Amor. Esta fiesta nos anima a ser testigos del Amor en la familia que históricamente nos ha tocado vivir. Pidamos hoy por nuestras familias, estén en la situación que estén y sean el tipo de familia que sea. Digamos: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por la Iglesia:
- que viva del Espíritu de Jesús, de su “misericordia entrañable”;
- que esté cercana a los que peor lo pasan en la vida.
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por todas las familias:
- que sean respetados sus sentimientos amorosos;
- que sus miembros se sobrelleven y se perdonen.
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por los exiliados:
- que sean atendidas sus familias en todos los aspectos;
- que sean agradecidos, vivan en paz, trabajen por superar la situación.
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por nuestras comunidades:
- que haya sinceridad, confianza, ayuda mutua;
- que la paz de Jesús sea el alma de nuestras relaciones.
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por la reforma de la Iglesia:
- que las funciones ministeriales estén abiertas a mujeres y a casados;
- que haya libertad de pensamiento, de expresión, de elección de cargos...
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Por esta celebración:
- que nos ayude a vivir el amor de Jesús a la humanidad;
- que nos fortalezca en el compromiso por el Evangelio.
Roguemos al Señor: “queremos, Señor, tener tus entrañas”.

Queremos, Jesús de todos,como elegidos de Dios, santos y amados, vestirnos de tu misericordia entrañable, de tu bondad, humildad, dulzura, comprensión”. Queremos “sobrellevarnos y perdonarnos, cuando alguno tenga quejas contra otro”. Ayúdanos a vivir así en tu Iglesia, tú que vives por los siglos de los siglos.

Amén.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 19 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031