Atrévete a orar

Domingo 4º Adviento (24.12.2017): “miremos a Jesús, sujeto a Dios y sujetado por su amor”

18.12.17 | 09:47. Archivado en ADVIENTO-NAVIDAD B 2ª LECT.

Introducción:Cristo Jesús: revelación del Misterio” (Rm 16, 25-27)
Leemos la doxología (“sentencia breve de alabanza de Dios”) final de la Carta a los Romanos. Se admite comúnmente que no pertenece a la carta original (no aparece en algunos códices), sino que es un añadido. Según manuscritos antiguos, no es el único final creado para esta carta; hay varios más, aunque éste es el más común, extenso, solemne, enfático y trabajado. Un buen conocedor de la teología paulina, a finales del s. I o inicios del s. II, escribió esta magnífica síntesis doctrinal.

“Gloria por los siglos, por Jesucristo, al Dios único sabio”
A este Dios le reconoce “la capacidad de afianzaros en orden a mi evangelio y la predicación de Jesucristo, en orden a la revelación del misterio silenciado durante tiempos eternos, pero manifestado ahora, y dado a conocer a través de escritos proféticos, según mandato del Dios eterno, a todos los pueblos para la obediencia de la fe” (Rm 16, 25-27).

La alabanza se dirige a Dios caracterizado así:
- “al que puede afianzar” (dinameno steríxai) en la adhesión al Evangelio y a la revelación del misterio (el proyecto de Cristo);
- “Dios eterno”, “Dios único sabio”.
Al Dios “eterno y único sabio” nadie le ha visto. Sólo podemos creer que la realidad es fruto de su acción creadora y transformadora. Este Dios nos parece coherente con la “buena noticia”, evangelio de Pablo, que consiste en la proclamación de Jesucristo (explicar a Jesucristo). La fuerza (dínamis) de Dios es su Espíritu, que nos afianza (fortalecer) en la fe al evangelio. Así lo expresa la Iglesia: “El Espíritu vive en la Iglesia y en corazón de los fieles, ora, testifica su adopción de hijos, guía hacia la verdad, unifica, provee y gobierna, embellece, rejuvenece, renueva y conduce hacia la unión con su Esposo” (LG 4).

La “buena noticia”, la proclamación de Jesús, es “misterio” desvelado
“Misterio” es realidad llena de vida, inabarcable, silenciado durante tiempos eternos, manifestado ahora (en la vida de Jesús) y dado a conocer, por ordenación del Dios eterno, a través de escritos proféticos (cristianos), a todos los pueblos (universalidad del evangelio) para obediencia de la fe. En Jesús creemos muchos que se da la mejor manifestación del Misterio. Los que le trataron tuvieron conciencia de contactar con el Misterio de Dios, con el Abismo de bondad y amor inabarcable. Le interpretaron: como Rabino, Profeta, como Profeta del Reino de Dios, como Mesías, como Hijo de Dios (elegido y amado, en sentido hebreo), como Hijo de Dios y Logos de Dios (en sentido griego). Unos dicen que recibió la misión y filiación divinas en el bautismo del Jordán; otros, en la muerte-resurrección.
Los avatares históricos (destrucción de Jerusalén, conversión del “movimiento de Jesús” en religión oficial, intervención de los emperadores...) contribuyeron a imponer la interpretación helenista (Hijo real de Dios y Logos de Dios) como la más decisiva y obligatoria, la más coherente con la ideología del imperio absoluto. En el fondo, toda palabra sobre el misterio de Jesús se reduce a decir lo que no es y a sugerir con símbolos lo que creen que es. No sabemos qué sea “naturaleza divina y humana, única persona divina” (la segunda de la Trinidad). Esta cultura hoy no existe; esta formulación resulta inadecuada. Es más sugerente hoy hablar de Jesús como “un hombre que revela, manifiesta en su persona al Absoluto innombrable, al Vacío de toda posible categorización. Si Jesús revela ese Abismo Absoluto Innombrable, ese Abismo le invade con su vacío y con su condición inefable. Continúa siendo hombre, pero es un hombre invadido, empapado de Abismo. Su naturaleza humana no desaparece, pero queda envuelta por el Abismo Inconcebible. Su naturaleza humana hace presente al Absoluto inconcebible, informulable; y al hacerlo, el Inconcebible le hace inconcebible a Él. La presencia de Jesús es la presencia del Absoluto mismo ininterpretable. Su humanidad es la presencia y la certeza de Eso inefable, absolutamente vacío de toda posible categorización o representación” (Marià Corbí: “Las narraciones de la Natividad de Jesús”. Redes Cristianas. Dic10 2017. Koinonia)

Oración:Cristo Jesús: revelación del Misterio” (Rm 16, 25-27)

Jesús, Hijo de Dios, Hermano nuestro:
la lectura de Pablo nos abre la puerta de la Navidad:
el Dios creador, “eterno y único sabio, puede afianzarnos en el Evangelio;
puede afianzarnos en la revelación del misterio manifestado ahora,
- dado a conocer por los escritos proféticos,
- para la obediencia de la fe”.

Este misterio eres Tú, Jesús de Nazaret, lleno de Espíritu:
nos disponemos a celebrar el aniversario de tu nacimiento;
nos trajiste la mejor noticia que podemos esperar;
la “buena noticia” para “todo el pueblo”, para todo ser humano.

Al Dios “eterno y único sabio” nadie le ha visto:
le imaginamos conforme a nuestros deseos y miedos;
le llamamos “Dios mío”, fabricado por cada uno;
le invocamos como protector de nuestros intereses;
le hacemos amigo de nuestros amigos y enemigo de nuestros enemigos;
en su nombre hasta hemos cogido “espadas de dos filos en las manos,
- para tomar venganza de los pueblos y aplicar el castigo a las naciones,
- sujetando a los reyes con argollas, a los nobles con esposas de hierro
” (Salmo 149,6ss).

Los que te aceptan, Jesús de Nazaret, reciben una fuerza nueva:
dejan su imagen de Dios, hecha a su medida;
reciben la capacidad de ser hijos queridos de Dios;
reciben el mismo Espíritu que alentaba tu vida:
- todos se sienten amados por tu Padre Dios;
- buenos y malos, religiosos e irreligiosos..., son hijos suyos;
- nadie puede apropiarse de Dios para hacer daño a otro;
- toda persona es hermana;
- el Padre quiere que todos tengan vida en plenitud.

Tu vida, Jesús de Nazaret, manifestó al Dios misterioso:
tu amor gratuito revela el amor gratuito del misterio divino;
tu vida es el mejor regalo del Misterio:
de este modo se manifestó entre nosotros el amor de Dios:
enviando al mundo a su Hijo único para que tuviésemos vida por su medio.
Esto define a ese amor: no el haber nosotros amado antes a Dios,
sino el habernos él demostrado su amor enviando a su Hijo
para que expiase nuestros pecados
” (1Jn 4, 9-10).

Tu vida, movida por el Espíritu, responde al Amor del Padre:
- luchando pacíficamente contra todo lo que nos perjudica:
hambre, enfermedad, odio, acaparamiento egoísta, desigualdad...;
- promoviendo amorosa y libremente todo lo que aporta vida:
alimentación, salud, mesa compartida, igualdad, fraternidad, libertad...;
- sosteniendo la fragilidad humana en la benevolencia permanente del Padre,
que “hace salir el sol y bajar la lluvia” para todos.

Esta es la Buena Noticia de tu Navidad:
ha nacido el Hijo del Amor;
se ha manifestado la Vida verdaderamente humana;
Dios es Padre de todos y a todos revela su Amor;
a todos nos entrega su Espíritu (capacidad) de Amor:
- para hacernos nacer a una vida de amor gratuito;
- para sentirnos sus hijos queridos;
- para que amemos como él:
todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios;
el que no ama no tiene idea de Dios, porque Dios es Amor
” (1Jn 4,7-8).

Ayúdanos, Jesús del Amor, a ser testigos y cauces del Amor:
que creamos tu gran revelación:
el Misterio es Padre que ama incondicionalmente.
tu vida fue y es vivir desde este mismo amor.
Por eso, queremos “poner los ojos sólo en ti,
porque en ti, el Padre nos tiene dicho todo y revelado,
y hallaremos en ti aún más de lo que pedimos y deseamos”
(Juan de la Cruz, “Subida del Monte Carmelo”, II, 22).

Preces Fieles (D. 4º Adv. 24.12.2017): “miremos a Jesús, sujeto a Dios y sujetado por su amor”

San Juan de la Cruz cree que el Misterio de Dios nos está diciendo siempre: “Mira a mi Hijo, sujeto a mí y sujetado por mi amor” (Subida del monte Carmelo, libro 2º, capítulo 22, 6). Pidamos que nuestra Navidad sea mirar mucho a Jesús, diciendo: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por la Iglesia:
- que brille en ella tu pobreza, tu sencillez, tu humanidad...;
- que abrace a todos, especialmente a los más débiles y necesitados.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por la paz en todos los pueblos:
- que se busque la vida, la salud, el conocimiento, la libertad...;
- que desechemos la violencia como solución de conflictos.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por los niños y jóvenes:
- que sean educados en la verdad, en la ayuda mutua...;
- que sean respetados y promovidos sus valores de bien.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por todas las familias:
- que se basen en el amor verdadero, en el respeto y ayuda;
- que sean abiertas a la sociedad y al bien común.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por el mundo del trabajo:
- que esté al servicio de las personas, no del dinero;
- que sea digno y desarrolle las capacidades personales.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Por esta celebración:
- que nos acerque a la vida humana de Jesús, el Hijo de Dios;
- que nos llene de su humanidad, de su honradez, de su amor.
Roguemos al Señor: “Tu vida, Señor, sea nuestra vida”.

Queremos, Señor Jesús, “poner los ojos sólo en ti, porque en ti Dios nos dicho y revelado todo, y en ti hallaremos aún más de lo que pedimos y deseamos...”. Queremos “mirarte a ti, Hijo de Dios, sujeto a Él y sujetado por su amor” (Subida del monte Carmelo, l. II, c. 22, 5 y 6), por los siglos de los siglos.

Amén.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 19 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031