Atrévete a orar

Los sacerdotes casados celebran 40 años de “protesta conjunta”

03.11.17 | 11:10. Archivado en CELIBATO

Cuarenta años de Jesús “llamando a la puerta” (Apoc 3, 20)
La Iglesia católica, en sus instancias más altas, no ha percibido a Jesús de Nazaret que “llama a su puerta, ni le oye, ni le abre, ni, por tanto, le deja entrar en su casa y cenar juntos” (Apoc 3, 20). Es Jesús, a través de los sacerdotes casados, de sus organizaciones, de su historia y congresos..., el que viene llamando incansablemente a las puertas de la Iglesia Católica. Pide restaurar la libertad en la disciplina: que lo que “antes se recomendaba a los sacerdotes, y después fue impuesto por ley a todos los promovidos al Orden sagrado en la Iglesia Latina” (PO 16), siga siendo “recomendado”, respetando así su Evangelio (Mt 19, 12). Pablo VI reconocía que Jesús: “no puso esta condición previa en la elección de los Doce, como tampoco los Apóstoles para los que ponían al frente de las primeras comunidades cristianas (1Tim 3, 2-5;Tit 1, 5-6)” (Pablo VI: Sacerd. Caelib. 5). Jesús solo lo insinuó como opción libre para cualquier discípulo, si lo entendía como don divino y quería “hacerse soltero a sí mismo por causa del reino de los cielos” (Mt 19, 11-12). No lo vinculó a ministerio alguno por el reino. La vinculación con el “ministerio ordenado” es espuria a su proceder. Hoy, Jesús ayudaría a los pastores de las comunidades a que fueran buenos maridos o esposas y padres, y pastores de la comunidad. Lo que hacen tantas iglesias cristianas, que "llevan la delantera" en libertad evangélica.

4-5 noviembre, una celebración eclesial
Este fin de semana (4-5 noviembre) Moceop (Movimiento pro Celibato Opcional) celebra cerca de Madrid -Centro de Congresos “Fray Luis de León”. Guadarrama (Madrid)- los cuarenta años de su andadura. Allí recordarán sus “muchos días, mucha lucha, mucha fe y mucha esperanza... Cantarán, bailarán y festejarán esta larga andadura con una jornada de convivencia, recuerdos y acción de gracias”. Por supuesto, con la Acción de gracias cristiana, la Eucaristía, donde sentimos la presencia resucitada de Jesús que acompaña y sostiene el trabajo por la vida, la libertad, el amor a todos. Sería
bueno que las comunidades cristianas lo recordaran y oraran por intenciones tan santas.

Miles de sacerdotes católicos casados
La historia de los sacerdotes casados y de sus organizaciones actuales son un hecho histórico en nuestra sociedad y en la Iglesia. Están presentes en el mundo entero. El 25 de Mayo de 1986 se constituyó en París la Federación Internacional de sacerdotes católicos casados. En 1987 celebró su Primer Congreso en Ariccia (a treinta kilómetros de Roma). En él participaron clérigos de Europa, América, África y Asia. Se creó formalmente el FISCC (Federación Internacional de Sacerdotes Católicos Casados) y su revista “Ministerium Novum”. Otros Congresos en 1990 (en Doorn, Holanda), 1993 (Madrid), 1996 (en Brasilia), 1999 (en Atlanta, USA), 2002 (Leganés, España), 2006: Wiesbaden (Alemania) al que acudieron las 4 federaciones existentes: la Latinoamericana, la Filipina, la Europea y la Noratlántica; allí quedó constituida la Confederación Internacional. El VIII Congreso, año 2015, tuvo lugar en Guadarrama (Madrid), en el mismo lugar donde estos días el Moceop celebra sus cuarenta años de historia. Por su parte Latinoamérica lleva ya celebrados siete congresos: 1991: Curitiva (Brasil), 1995: Lima (Perú), 1999: México, 2001: Lima (Perú), 2005: Asunción (Paraguay), 2006: Quito (Ecuador), 2011: Buenos Aires (Argentina).

Dos asociaciones de sacerdotes casados en España
Ambas nacidas en 1977. Una de signo más conservador (ASCE), otra más renovador (MOCEOP). Como ha venido ocurriendo en la Iglesia desde los primeros tiempos, unos acentúan más lo interior, la oración, el exponerse diariamente al amor del Padre; otros subrayan el esfuerzo por transformar vida y estructuras para que “nuestra alegría llegue a su plenitud” (1Jn 1, 4). En este tema, unos y otros coinciden: no es voluntad del Padre la imposición del celibato a los sacerdotes y obispos de la Iglesia. Todos piden renovar la teología y disciplina del ministerio, volviendo al espíritu de Jesús.

Uno de los fundadores de ASCE y presidente actual, José María Lorenzo Amelibia, mantiene el Blog “Sacerdotes secularizados, mística y obispos”, en Religión Digital, dedicado a la espiritualidad y a difundir la necesidad de corregir la “injusticia teológica” de impedir el ejercicio del sacramento del Orden a sacerdotes casados. MOCEOP, coordinado ahora por una mujer, Tere Cortés, esposa de un sacerdote casado, está presente en Internet en la Web “moceop.net” y edita una revista trimestral (“Tiempo de Hablar. Tiempo de Actuar”) que va ya por el número 150. Esta revista recoge la vida de estos hombres, reflexiones y encuentros de todo tipo. En ella se percibe la seriedad de sus planteamientos, la solidez de su teología, sus aportaciones teológicas al ministerio eclesial, etc.

“Provocando y exigiendo una respuesta” desde hace siglos
La historia de estos cristianos, consagrados como servidores de las comunidades cristianas, está “provocando y exigiendo una respuesta”. “Provocación” que viene de muy atrás, desde que esta historia celibataria empezó a andar. Desde que empezó a inocularse el error de que “una persona no puede estar casada y ser perfecta”. Desde los rigoristas del siglo II que empezaron a exigir a todo cristiano la continencia (“enkrateia”) sexual: encratismo, gnosticismo, montanismo... Desde que la Iglesia, en sus dirigentes más universales, defendió e incluso decretó que “todo sacerdote que duerma con su esposa la noche antes de dar misa perderá su trabajo” (s. IV). Desde que se cultivó la presunta “tradición apostólica” sobre la famosa “continencia” de los Apóstoles. Tradición que aún hoy quieren algunos defender. Con tal de amparar la ley, violentan textos e incluso contradicen la libertad que respira el capítulo siete de la primera carta a los Corintios sobre la soltería por el Reino.

Una mujer, movida por el Espíritu
María (mariaercilia6@hotmail.com), no sé más que su nombre y email, convencida de que “el presbítero casado es una riqueza para las comunidades, para la teología y para la iglesia en genera1”, reaccionó a un post mío de diciembre de 2013, increpando a la jerarquía católica:

“¿Cuándo terminará este capricho de nuestra jerarquía en imponer obligatoriamente el celibato? ¿Cuántos talentos y servidores se están perdiendo en la Iglesia católica? ¿Cuándo acabará la injusticia y la incoherencia de admitir sacerdotes casados entre los conversos y no admitir los propios? ¿Cuándo se darán cuenta del gravísimo pecado que cometen al privar a muchas comunidades de asistencia espiritual? Roguemos para que Dios ilumine a Francisco y colaboradores para darse cuenta de tamaña injusticia e incoherencia...”.

Esta mujer recuerda a Judit de Betulia:

“Escuchadme, jefes de los habitantes de Betulia, porque no son rectas las palabras que dirigisteis ante el pueblo... Porque, ¿quién sois vosotros para tentar a Dios en el día de hoy y colocaros en el lugar de Dios entre los hombres?... No hipotequéis los planes del Señor, nuestro Dios, porque no hay que amenazar ni juzgar a Dios como a un hombre. Por eso, en espera de su salvación invoquémosle en nuestro favor y oirá nuestra voz si le place” (Judit 8, 11-12. 16-17).

La Iglesia católica pone condiciones a Dios y le enseña qué es lo que tiene que hacer para “ordenar” obispos y presbíteros. Si Dios no concede el celibato por el reino, las comunidades se quedan sin eucaristía. El “haced esto en memoria de mí” (Lc 22, 20), sólo vale si Dios concede el celibato de por vida a quien presida la comunidad. Le han enseñado a Dios lo que tiene que hacer: dar los dones de la soltería por el reino y del amor pastoral a la misma persona. No hay respeto a la conciencia personal que va evolucionando y tiene derecho a cambiar ante exigencias humanas perentorias (físicas o psíquicas). La brutalidad de la ley arrolla todo lo humano y divino: exilios forzosos, esposas invisibles, hijos clandestinos, doble vida, escándalos, derecho de la comunidad a tener pastores y a celebrar la eucaristía, etc.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 23 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930