Atrévete a orar

Domingo 31º TO A 2ª Lect.(05.11.2017): el ministerio eclesial hoy, ¿escribas y fariseos?

30.10.17 | 13:18. Archivado en 2ª Lect.

Introducción:os tratamos con delicadeza como una madre cuida de sus hijos” (1 Tes 2,7b-9.13)
En la lectura de hoy brilla el ministerio de Pablo. Tan distinto al ministerio de “escribas y fariseos” criticado por Jesús en el evangelio (Mt 23,1-12). ¿A quién se parece más el ministerio eclesial hoy?

Equipo misionero de Pablo: actitud evangélica
Fieles a la práctica de Jesús, Pablo y su equipo misionero, recuerdan su conducta al fundar la comunidad tesalonicense. En los primeros versículos, no leídos hoy, reconocen: “Dios es testigo de que nunca fuimos -eguenézemen: llegamos a ser, permanecimos- en palabra de adulación, ni en pretexto de codicia, ni buscando gloria de hombres, ni de vosotros ni de otros” (1Tes 2, 5-6). Esto coincide con la denuncia evangélica que leemos hoy: no hacen lo que dicen, actúan para que los vea la gente, admiren, aplaudan, den honores, se distinguen por la vestimenta, exigen primeros puestos, reverencias, títulos de poder y honor... Cosas que Jesús prohibió. Y más contradicción: prohíben lo que Jesús nunca prohibió (pensar y decir lo que se piensa) e imponen leyes innecesarias...

“La dulce y confortadora alegría de evangelizar”
En los versículos siguientes, contemplamos el alma pastoral de Pablo, transformado por el amor de Jesús. Sus palabras recuerdan “la dulce y confortadora alegría de evangelizar... ministro cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo” (Pablo VI, “Evangelii nuntiandi”, citado por papa Francisco en “Evang. Gaudium 9). Sólo desde esta vivencia de Cristo (“en las entrañas de Cristo Jesús” -Flp 1, 8-), puede sentir el equipo misionero de Pablo:

a) “Como una madre que cuida con cariño de sus hijos” (v. 7b)
“Nos portamos (“eguenézemen”, aoristo pasivo del ya visto verbo “guínomai”: llegar a ser, estar, suceder, hacerse, proceder, portarse...) con delicadeza entre vosotros, como una madre que cuida con cariño de sus hijos” (v. 7). La versión litúrgica se inclina por la variante “épioi” (“amables, bondadosos, afectuosos, con delicadeza), frente a “népioi” (niños, pequeñuelos, menores de edad -Gál 4, 1)...). Esta segunda versión, tan válida como la litúrgica -los críticos textuales le conceden el mismo nivel de duda-, sería: “nos hicimos pequeñuelos en medio de vosotros, como cuando una madre cuida de sus hijos” (v. 7b). Las dos versiones tienen seguidores y las dos son coherentes. La aparente contradicción de la segunda refuerza la originalidad típica paulina. “Acoger el reino como un niño” pedía Jesús (Mc 10,15; Lc 18, 17); “el reino de los cielos es de los que son como niños” (Mt 19, 16-17) . Es coherente con la imagen de la madre que se hace “niña” cuidando a sus hijos. Confiarse a los demás como un “niño”, sin malicia y necesitado de ayuda, es un modo de llamar al amor gratuito que de modo natural brota en los adultos ante la debilidad e inocencia.

b) entregar el evangelio y la vida
Os queríamos tanto que deseábamos entregaros no sólo el Evangelio de Dios, sino hasta nuestras propias personas, porque os habíais ganado nuestro amor” (v. 8).
Literal: “Sintiendo un profundo afecto por vosotros, decidimos entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras vidas, porque llegasteis -eguenézete, de nuevo- a sernos queridos” (agapetoi: del verbo agapao: amar gratuitamente, como el amor de Dios). El misionero lleva en su corazón el mismo amor de Jesús. Por eso entrega el evangelio y ama como Jesús, dando su vida. “Predica y da trigo”: la teoría y práctica van juntas si quieren engendrar vida y convicción profunda.

c) Expresión del amor desinteresado
Recordad, hermanos, nuestros esfuerzos y fatigas; trabajando día y noche para no ser gravoso a nadie, proclamamos entre vosotros el Evangelio de Dios” (v. 9).
En el original hay matices que no reproduce la versión litúrgica: “recordad, pues, hermanos, el esfuerzo y fatiga nuestros (“kopos” y “móxzon” son sinónimos: trabajo pesado, sufrimiento, pena, fatiga)...”. No es baladí el “pues” (“gar”: conjunción causal, explicativa de lo dicho). En el versículo anterior dice que les quiere tanto que desea darles el evangelio y la vida. En éste, les demuestra que es verdad por el trabajo fatigoso, “de noche y día”, para proclamarles el evangelio sin “ser gravoso” a nadie. Pocos obispos y presbíteros disponen de este argumento. Merece la pena leer los vv. 10-12. En ellos Pablo les explana lo que todos han vivido: Dios y los tesalonicenses son testigos de “cuán santa, justa e intachablemente estuvimos -eguenézemen, otra vez- con vosotros... como un padre a sus hijos, alentándoos, confortándoos, instándoos (martiromenoi: testificando) a vivir de modo digno del Dios que os llama a su reino y gloria” (vv. 10-12).

d) Acción de gracias a Dios por la acogida de la Palabra
El versículo 13 cierra la lectura de hoy con la acción lógica de gracias a Dios por la recepción de la Palabra divina: “la acogisteis, no como palabra humana, sino, como es en verdad, como palabra de Dios que permanece operante en vosotros los creyentes” (v. 13). Palabra creadora, fuerza vital.

Oración:os tratamos con delicadeza como una madre cuida de sus hijos” (1 Tes 2,7b-9.13)

Jesús misionero del Amor del Padre-Madre:
Bien sabemos que “a Dios nadie lo ha visto jamás” (Jn 1, 18);
cualquier imagen es fruto de nuestra fantasía;
Dios no es un “otro”, sino el “totalmente otro”;
Dios es a la vez trascendente (supera nuestro conocer y comprender)
e inmanente (habita toda realidad).
Desde el mundo, la historia y la libertad humana:
podemos intuir su noticia como Creador y Dador de vida;
pero nunca podemos acercarnos a su verdadera realidad.

A ti, Jesús de Nazaret, te reconocemos como revelador de Dios:
como encarnación de Dios, como humanización de Dios;
Tú nos has dicho que “el que te ve a ti, está viendo al Padre”;
y “lo que hicisteis a uno de estos, a mí me lo hicisteis” (Jn 14,9; Mt 25, 40).

En ti contemplamos tu humanidad:
como hacemos con los demás al tratar su humanidad;
es en lo humano donde encontramos tu misterio de Dios:
- en el respeto y la promoción de la vida humana;
- en la libertad y en el amor humanos;
- en el cuidado y curación de cualquier desequilibrio humano;
- en la alegría fraternal humana...

Trabajando por la plenitud humana, nos encontramos con tu Dios:
mi Padre está trabajando siempre y yo también trabajo”,
decías tras curar –hacer más humano- a un paralítico (Jn 5, 17).
Obstaculizando, mermando o anulando el desarrollo humano,
estamos actuando contra el reino de Dios.
“Cuanto atenta contra la vida humana..., viola su integridad..., ofende su dignidad...
es en sí mismo infamante, degrada la civilización humana, deshonra a sus autores...
y es totalmente contrario al honor debido al Creador” (GS 27).

¡Cuánto humanismo leemos hoy en la carta a los tesalonicenses!:
nunca tuvimos palabras aduladoras ni codicia disimulada;
no buscamos honores humanos, ni vuestros ni de otros;
nos hicimos niños en medio de vosotros,
como cuando una madre cuida a sus hijos;
sintiendo un profundo afecto por vosotros,
decidimos entregaros no sólo el evangelio de Dios,
sino también nuestras vidas, porque llegasteis a sernos queridos
” (1Tes 2, 5-8).

Esta había sido tu conducta apostólica:
buscar la verdad de la vida, ser testigo de la verdad;
nada de codicia ni acaparamiento, productores de hambre y miseria;
no destacar por los hábitos, no buscar los primeros puestos,
ni honor ni reverencias, ni títulos que indique supremacía o dependencia.

Tu comportamiento, Jesús de Nazaret, nacía del amor divino:
como me amó el Padre, yo también os amé.
Permaneced en mi amor
” (Jn 15,9).
Este es el amor de Pablo y su equipo:
- amor que les lleva a hacerse niños como una madre con su hijo;
- a entregar la buena noticia, el Amor de Dios,
- que se autentifica con la entrega de la vida a favor de quien se ama.

Contemplamos a Pablo enseñando sus credenciales:
los esfuerzos y fatigas”, persecuciones...;
trabajando noche y día para no ser gravoso a nadie,
y proclamar el Evangelio
” libremente (1Tes 2, 9).

Dios y los tesalonicenses son testigos de:
de lo santa (buena), justa e intachable de nuestra estancia
con vosotros los creyentes,
tratando con cada uno de vosotros personalmente,
como un padre a sus hijos, alentándoos, confortándoos,
instándoos a vivir de modo digno del Dios
que os llama a su reino y gloria
” (1Tes 2, 10-12).

Así sucedió el milagro:
acogisteis la Palabra de Dios”, su Amor,
como lo que es de verdad”, palabra creadora
que actúa en los creyentes” (1Tes 2, 13).

Jesús misionero del Amor del Padre-Madre:
ayúdanos a construir comunidades cristianas,
donde todos seamos hermanos, testigos de tu Amor.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por tib 07.11.17 | 16:17

    Hello baby, what's your name? let's chat in an online chat.
    Erotic show as a gift, I'll take off my panties? Click on the image.With you, one Tokin
    ;)) baby to you here

    http://i61.tinypic.com/34s2s5h.png

  • Comentario por JesseGlymn 04.11.17 | 12:10

    https://www.youtube.com/watch?v=FEOwPB_uL6M

Sábado, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930