Atrévete a orar

Domingo 17º TO A 2ª Lect. (30.07.2017): Dios “trabaja” nuestro amor con su Amor

24.07.17 | 11:12. Archivado en 2ª Lect.

Introducción:Dios trabaja todo para bien con los que aman” (Rm 8,28-30)
Dios trabaja en todo con nosotros para bien” (v.28)
En el versículo 28 se cuestiona el sujeto del verbo “sinergei” (cooperar, trabajar conjuntamente, ordenar con, ...). El relato litúrgico, siguiendo una versión probable, pone como sujeto a “todo” (“panta”). Hay códices del año 200 con una variante, aprobada por Orígenes, cuyo sujeto es Dios: “Sabemos que Dios trabaja todo para bien con los que aman, los que según su designio son llamados” (Cf. J. M. Bover, S. J.: “Las epístolas de san Pablo”. Versión original. 4 ª ed. Ed. Balmes. Barcelona 1959. P. 55. Cf. THE GREEK NEW TESTAMENT, 3ª ed. Sociedades Bíblicas Unidas 1975, p. 551, nota 10). Me parece más expresiva esta versión. Destaca mejor la verdad de fe: Dios, que crea por amor, “trabaja todo para el bien con los que aman, los llamados a la existencia según su voluntad”. El evangelio de Juan pone en boca de Jesús el trabajo del Padre y el suyo: “siempre están trabajando” (Jn 5,17). Efesios subraya la dirección del trabajo divino: “en Cristo nos eligió antes de la creación del mundo, para ser santos e intachables ante él en Amor” (Ef 1, 4).

Los versículos siguientes (v. 29-30) enumeran cinco acciones divinas
a) “A los que de antemano conoció”. La versión litúrgica, “a los que había escogido”, despista un poco. Es la experiencia creyente, descrita por Jeremías: “antes de que te formara en el vientre te reconocí...” (Jr 1, 5). También el libro de la Sabiduría reconoce el amor del Creador: “Tú amas todo lo que existe, y nada aborreces de todo lo que has hecho; que si alguna cosa aborrecieras, nunca la hubieras ordenado ni hecho.¿Y cómo pudiera durar alguna cosa, si tú no quisieses?; ¿ni cómo conservarse nada sin orden tuya?” (Sab 11, 24-25).

b) “los predestinó a ser imagen de su Hijo..”. Dios Padre-Madre quiere que seamos imagen de su Hijo, así como su Hijo es imagen suya. A todos los que creen en Jesús, el Hijo, les da el Espíritu de su Hijo, para que vivamos como hijos de su amor (2 Cor 3,18), en espíritu y en verdad (Jn 4,24).

c) “los llamó..”. A todos llega su voz a través la conciencia (llamada a la vida digna, a desplegar sus potenciales físicos, intelectuales, creativos, solidarios, etc.), a través de la naturaleza y la historia, a través de otras personas, culturas, religiones... El misterio de Dios se ido mostrando según nuestra capacidad: “Ahora nos ha hablado por un Hijo...” (Hebr 1,2). A Dios nadie lo ha visto. Hemos visto y oído a Jesús de Nazaret, Palabra de Dios hecha carne. Él es el único que sabe quién es Dios y lo ha dado a conocer (Jn 1, 18; 1, 14; 14, 8-11; 1 Jn 1, 1ss; Mt 11, 27; Lc 10, 22). Él dice en nuestro interior: “mira, estoy a la puerta y llamo; si uno oye mi voz y abre la puerta,, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo” (Apoc 3, 20).

d) “los justificó..”. En Jesús se manifiesta la justicia divina: Dios ama, perdona, desea siempre el bien nuestro. En todos ve a su Hijo; a todos nos envía su mismo Espíritu para hacernos hijos. De antemano estamos justificados. Basta adherirse a su Amor: “a todos da lluvia y sol” (Mt 5,44ss).

e) “los glorificó..”. Es la culminación del plan divino: hacernos partícipes de su gloria. “Seremos semejantes a Él, porque le veremos tal cual es” (1Jn 3,2). “El compartir sus sufrimientos es señal de que compartiremos también su gloria” (Rm 8,17). Sus sufrimientos son los del amor gratuito. Amar como él es nuestra gloria, nuestra bienaventuranza, en la tierra y en el cielo.

Oración:Dios trabaja todo para bien con los que aman” (Rm 8,28-30)

Jesús, adorador de Dios en espíritu y en verdad:
hoy Pablo nos recuerda tu mismo evangelio;
el evangelio del trabajo de Dios:
Dios trabaja para bien con los que aman, los que según su designio son llamados”.

Tu fe en el Padre te llevó a reconocerte Hijo de su amor (Jn 10,30.36):
te hizo sentir “todo lo tuyo suyo, y lo suyo tuyo” (Jn 17,10);
te sentiste su portavoz: Dios, vuestro Padre, os ama y perdona siempre (Jn 14, 9ss. 21);
tu voluntad era seguir su voluntad de fraternidad universal (Jn 4,34; 5, 19ss.30; 6,38);
tus obras eran las obras del Padre “que siempre está trabajando” (Jn 5,17.36);
- obras en favor de la vida, de la verdad, de la paz, del amor desinteresado...;
- curaciones y cercanía a los más débiles...,
- mesa compartida para que nadie pase hambre, sed, desnudez, soledad... (Jn 9,4; 10,25.37s).

Seguir tu camino, Jesús del amor, es seguir la voluntad de Dios:
que a todos nos llama a la vida: a realizarnos plenamente;
Dios quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad” (1Tim 2, 4);
quienes creen en el Padre han encontrado un tesoro, una perla preciosa (Mt 13, 44-45);
ya no temerán a los dioses vengativos y justicieros;
sentirán una alegría inmensa al saberse amados incondicionalmente;
escucharán en su corazón la llamada a ser dichosos, felices;
comprenderán que la dicha personal es necesariamente comunitaria;
entenderán la voluntad divina de
“santificar y salvar a los hombres no individualmente y aislados entre sí,
sino organizados en un pueblo, que le conozca en verdad y le sirva santamente” (LG 9).

Este pueblo te tiene a ti, Jesús de Nazaret, por cabeza:
tu vida entregada manifestó el amor incondicional de Dios;
ese amor te dio luz y fuerza para vivir humanamente;
el Espíritu divino, fiel hasta la muerte, te incorporó a la Vida sin límites;
el mismo Espíritu lo entregas a quienes van creyendo en tu vida;
el mismo Espíritu es el alma de nuestras comunidades;
el mismo Espíritu nos ayuda a vivir “las heridas incurables de la vida, del amor, de la muerte”
(J. A. García: Sal Terrae. Rev. de Teología Pastoral. Marzo 2011. Pág. 189-201);

Conforme a tu promesa, sigues enviándonos tu mismo Espíritu:
que nos convence de que somos hijos de Dios, hermanos tuyos;
que nos llena el corazón con tu mismo amor;
que nos hace llamar a Dios ¡Padre – Madre!;
que nos conduce por tus mismos caminos de desprendimiento,
- de aflicción con los afligidos,
- de solidaridad con los despojados de bienes,
- de esfuerzo por la libertad de hijos de Dios,
- de ayuda a cualquiera que la necesite,
- de buena intención expresada en obras de vida,
- de fraternidad pacificadora...

Pablo nos dice hoy que el misterio de Dios quiere:
reproducir en nosotros tus rasgos de Hijo, el mayor de una multitud de hermanos;
hacernos saber que desde siempre el Padre:
- “nos conoció, nos predestinó a ser imagen de su Hijo”;
- “nos llamó” a la vida con toda su carga de misterio, de gozo y de dolor;
- “nos justificó” con su amor personal, concreto, en toda situación;
- “nos glorificó” contigo, haciéndonos hijos y coherederos tuyos.

Queremos, Jesús de todos, vivir como tú:
contemplar tu vida, nuestra vida, como don del Padre;
realizarnos en amor sincero y entregado a los demás, sobre todo a los más débiles;
poner nuestra vida en las manos del Padre que nos ama siempre.
vivir en su amor la enfermedad, la incomprensión, la marginación...

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 19 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728