Atrévete a orar

Santos Pedro y Pablo (29.06.2017): Oración y Preces de los Fieles

24.06.17 | 10:01. Archivado en FIESTAS Y SOLEMNIDADES

Introducción: "El Señor me salvará y me llevará a su reino del cielo" (2 Tim 4, 6-8.17-18)
Los dos anuncian el Evangelio y dan su vida en la construcción del Reino
Celebramos conjuntamente a Pedro (responsable del grupo apostólico en la primera generación cristiana) y a Pablo (converso de la segunda generación). Uno y otro anuncian el mismo evangelio: el amor de Dios manifestado en Cristo Jesús. Uno y otro darán su vida en la construcción del Reino. El haber declarado a la fiesta como “día del Papa”, ha puesto en la penumbra la figura de Pablo. La exaltación exagerada de la figura del Papa contradice la tradición antigua. La palabra “PAPA” viene de un acrónimo del s. IV formado por las iniciales de “Petri Apostoli Potestatem Accepit” (de Pedro Apóstol Potestad Acogió). El obispo de Roma es “sucesor o vicario de Pedro”, como gusta decir el Papa actual, Francisco. Los creyentes primeros confesaban que la cabeza de la Iglesia es Cristo (Col 1,18; 2,19; Ef 1,22). Los cristianos, desde el Papa al último bautizado, son miembros del cuerpo de Cristo que es la Iglesia. Ésta era llamada “Vicario de Cristo” por representar a Cristo y continuar su misión. San Basilio (escritor y obispo del s. IV) llama “Vicario de Cristo” al “pobre”, pues tratar al pobre es tratar a Cristo (Mt 25, 31-46).

Dos fragmentos de la segunda a carta a Timoteo
a) El anuncio del Evangelio es una acción santa (liturgía)
Pablo está en la cárcel: “sólo Lucas está conmigo” (2Tim 4,11). El capítulo empieza solemnemente: “delante de Dios y del Mesías Jesús, que ha de juzgar a vivos y muertos, te pido encarecidamente, en nombre de su venida y de su reino: proclama el mensaje (lit.: ton logon, la palabra).., insiste.., corrige, reprende, exhorta.., mantente sereno, soporta sufrimientos, haz obra de evangelista, cumple el servicio” (lit.: diaconía) (2Tim 4,1-5). El primer fragmento que leemos (vv. 6-8) refleja la conciencia de Pablo ante la muerte: “estoy a punto de ser sacrificado” (lit.: ahora soy ofrecido en libación)... “He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe. Ahora me aguarda la corona merecida”. Imagina su vida como sacrificio de libación. Esta metáfora (el mismo verbo: spéndomai: ser ofrecido en libación) se usa en la Carta a los Filipenses significando su vida al servicio del evangelio: “aunque me ofrezca como libación sobre el sacrificio y liturgia de vuestra fe, me alegro y me congratulo con todos vosotros” (Flp 2,17). En los ritos se derramaba el vino (spendo: derramar, hacer libaciones) antes de sacrificar la víctima. Pablo entiende su actividad como “derramar” el evangelio y su persona, antes que surja “el sacrificio y liturgia de vuestra fe”. Esta libación es acto de culto: “en mi espíritu doy culto (latreuo) a Dios en el evangelio de su Hijo” (Rm 1,9), “Dios me dio la gracia de ser ministro (leitourgon: agente de liturgia) del Mesías Jesús, ejerciendo el sacerdocio (`ierourgounta: ministrando como sacerdote) del evangelio de Dios” (Rm 15,15b-16). Tras su libación surge la “víctima viva, santa, grata a Dios, culto espiritual” (Rm 12, 1), en la alabanza y en la solidaridad, “sacrificio agradable a Dios” (Flp 4, 18; Heb 13,15-16).

b) El Señor está siempre con quien anuncia el Evangelio
Los versículos 17-18 expresan la confianza de Pablo en el Señor, que no abandona nunca, incluso en la soledad y abandono de los suyos: “en mi primera defensa nadie estuvo a mi lado, sino que todos me abandonaron; no se les tenga en cuenta” (v. 16, no leído hoy). “El Señor estuvo junto a mí y me fortaleció para que por mí el kerigma fuera plenamente proclamado y lo oyesen todos los gentiles, y me libró de la boca del león (v. 17). El Señor me librará de toda obra mala y [me] salvará hacia su reino celestial. A él la gloria por los siglos...” (v. 18). Es el balance de su misión: el Resucitado le ha acompañado y le ha fortalecido para anunciar completamente el kerigma (“mensaje”, lo que dice el heraldo) de Jesús como Mesías. Aunque le hagan daño, el Señor le libra y conduce hacia el Reino celeste. Él es el “juez justo”, según el amor de Dios manifestado en él.

Oración: “el señor me salvará y me llevará a su reino del cielo” (2 tim 4, 6-8.17-18)

Jesús, misionero del Amor divino:
recordamos hoy a dos misioneros de tu Amor en la Iglesia primera.

Pedro, responsable del grupo apostólico en la primera generación cristiana:
el que te reconoció primero como “el Mesías, el Hijo de Dios vivo”;
a quien dijiste: “tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,13-19).

Pablo, el “cumplidor celoso de la Ley”, que “perseguía a muerte tu Camino”:
a quien elegiste “para llevar tu nombre ante gentiles, reyes e hijos de Israel” (He 9,1-19).

A los dos les costó entender el reino de la vida verdadera:
ambos estaban atados a tradiciones religiosas de su pueblo;
ambos defendían la observancia literal de sus leyes;
ambos esperaban hundir a los enemigos y brillar en poder y gloria.

Pedro quiere colocarse por encima de Dios:
te “toma aparte”, te reprende, cree saber mejor que tú el camino a seguir;
se cree más fiel que nadie y que su fe es inquebrantable;
quiere controlar a todos y todo;
la verdad de tu amor y la libertad de tu vida le van aclarando el camino:
- “¡Vete! ¡Detrás de mí, Satanás! Me sirves de tropiezo,
porque no tienes en cuenta las cosas de Dios, sino la de los hombres
”.
- “Pedro, te digo que no cantará hoy el gallo antes que tres veces niegues conocerme”.
- “¡A ti qué te importa!” (Mt 16,22s; Lc 22,33-34; Jn 21,20-22).

También Pablo evolucionó del egoísmo homicida al Amor desinteresado:
respiraba amenazas y asesinatos” contra tus discípulos;
es el fanático que mata a quien no comparte su creencia.
Camino de Damasco, lleno de odio orgulloso, encuentra tu amor:
- “una luz venida del cielo lo envuelve con su resplandor”:
- es, sin duda, tu Amor, que brilla en los discípulos, la nueva “luz del mundo”;
- “soy Jesús al que tú persigues”, le dices en el corazón;
- “yo le mostraré cuánto tendrá que sufrir por mi nombre” (He 9,1-19).

De ambos recordamos su servicio al evangelio:
ambos tienen experiencia de tu resurrección;
ambos se encuentran y comparten su fe en el evangelio;
ambos dialogan sincera y cordialmente;
ambos se sienten iguales ante tu Amor:
- el dirigente cristiano acoge en su casa al que acaba de llegar a la fe;
- le hace su huésped, le iguala en dignidad, dialogan.

Gracias, Jesús Mesías, por Pedro, cuyo servicio al evangelio celebramos hoy:
- él reunió a los discípulos desconcertados y los animó en la misión;
- su servicio no se inspira en el imperialismo romano, orlado de religiosidad;
- su servicio se inspiró en tu amor dialogante, respetuoso, comprometido;
- nos dice “amad a la fraternidad”, distintivo cristiano (1Pe 2, 17);
- “resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos sufrimientos son soportados
por la fraternidad de los vuestros en el mundo
” (1Pe 5, 9).

Gracias, Jesús Mesías, por Pablo, cuyo servicio evangélico celebramos hoy:
- se convirtío de corazón a tu amor, y fue fiel al Evangelio hasta la muerte;
- “no manda”, sino exhorta, amonesta, encomienda, invita...
- no pedía obediencia a él, sino a tu evangelio, a tu Espíritu...;
- respeta la libertad y la conciencia personal que no contradice el evangelio (1Cor 7,1-9).

Jesús misionero del Amor divino:
abre el corazón de la Iglesia a la escucha del Espíritu que nos habita;
conviértenos al Amor de la libertad que invita y sirve.

Preces de los Fieles (Santos Pedro y Pablo, Apóstoles. 29.06.2017)

Por caminos diversos, Pedro y Pablo, congregaron la única Iglesia de Cristo...”, y la Iglesia hoy “a ambos los celebra con una misma veneración” (Prefacio de la misa). Pidamos continuar la tarea de estos dos grandes testigos del Amor de Jesús, diciendo: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por la Iglesia:
- que sea sencilla, humilde, “arraigada firmemente en el Amor”;
- que “se mantenga siempre fiel” a la fe apostólica.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por quienes presiden la Iglesia: Papa, obispos, presbíteros...:
- que anuncien tu evangelio de vida con palabras y obras;
- que transmitan tu Espíritu en las celebraciones y en la vida comunitaria.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por el sucesor de Pedro, ahora, el Papa Francisco:
- que mantenga la humildad y la libertad de Pedro y Pablo;
- que dialogue y exhorte a obedecer al Señor.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por nuestra sociedad:
- que encuentre caminos de diálogo y respeto;
- que atienda especialmente a los más débiles y vulnerables.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por los refugiados, parados, sin techo, enfermos...:
- que encuentre en nosotros el amor de Jesús;
- que cuiden su dignidad y trabajen por superarse.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Por esta celebración:
- que nos ayude a aceptarnos y no excomulgar de nuestro amor a nadie;
- que nos llene del Amor de Jesús, que es nuestro pensar y sentir.
Roguemos al Señor: “queremos vivir el Evangelio de Pedro y Pablo”.

Que tu Espíritu, Jesús de todos, que cambió a Pedro y a Pablo, negador y perseguidor, nos guíe a todos, especialmente a quienes presiden la Iglesia, para dar testimonio del Amor incondicional que nos habita. Por los siglos de los siglos.

Amén.

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 24 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930