Atrévete a orar

Preces de los Fieles (D. Pentecostés 04.06.2017): el Espíritu nos iguala en dignidad

31.05.17 | 10:55. Archivado en PRECES FIELES A

El Espíritu Santo nos ha reunido, “habita en la Iglesia y en nuestro corazón, en nosotros ora y da testimonio de la adopción de hijos (Gál 4, 6; Rm 8, 15-6.26)” (LG 4). Pidamos renovar hoy la conciencia del Espíritu que nos habita, diciendo: “Reaviva tu Espíritu de energía, de amor y de buen juicio” (2Tim 1,7).

Por todos los cristianos:
- que miremos mucho la vida de Jesús, llevado siempre por el Espíritu;
- que seamos testigos comprensibles del amor desinteresado.
Roguemos al Señor: “Reaviva tu Espíritu de energía, de amor y de buen juicio” (2Tim 1,7).

>> Sigue...


Domingo de Pentecostés (04.06.2017): el Espíritu nos iguala en dignidad

29.05.17 | 12:30. Archivado en PASCUA A 2ª Lect.

Introducción:En cada uno el Espíritu se manifiesta para el bien común” (1Cor 12,3b-7.12-13)
Discernimiento de los impulsos interiores
El capítulo 12 se inicia así: “sobre los dones espirituales no quiero, hermanos, que estéis en la ignorancia. Sabéis que, cuando erais paganos, os sentíais arrebatados hacia los ídolos mudos, siguiendo el ímpetu que os venía” (12,1-2). El problema está en la interpretación que damos a los varios impulsos que surgen en nuestro interior.

Pablo nos da un principio de discernimiento claro
Nadie, hablando en el Espíritu de Dios, puede decir: `¡afuera Jesús´! (12, 3a); y nadie puede decir `¡Jesús es Señor!´ si no es en el Espíritu santo” (12, 3b). Es impensable una oposición entre Cristo y el Espíritu Santo: “la prueba de que sois hijos de Dios es que Dios ha enviado a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abba, Padre!” (Gal 4,6). La conexión entre Jesús y el Espíritu del Dios Padre-Madre es un dato incontrovertible en los evangelios. Recordad la acusación de los escribas de que Jesús expulsa los demonios en nombre del jefe de los demonios (Mt 12, 22-32; Mc 3, 20-30; Lc 11, 14-23; 12,10). Evitar el mal y hacer el bien son impulsos buenos. Impulsos procedentes siempre del Espíritu Bueno. Acusar a Jesús de actuar con el poder del Espíritu malo es “blasfemia contra el Espíritu Santo”, es negar la evidencia. Las obras buenas, hechas con amor desinteresado, nunca son obras del poder del mal. “Cristo, hecho Señor por su resurrección, actúa por su Espíritu en el corazón del hombre.” (GS 38). El ser humano “atraído sin cesar por el Espíritu de Dios, nunca jamás será totalmente indiferente ante el problema religioso” (GS 41).

>> Sigue...


¿Es conforme con el Evangelio nombrar a los Cristos o Vírgenes “alcaldes(as) honoríficos”?

26.05.17 | 12:30. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Causa desconcierto en estos tiempos leer noticias como estas:

- “El Pleno municipal del Ayuntamiento de Leganés acordó en una sesión extraordinaria celebrada el 24 de noviembre de 2016 nombrar alcaldesa honoraria de Leganés a Nuestra Señora de Butarque”.
- “El trasfondo de esta designación por parte del Ayuntamiento de Leganés es ratificar como patrona a Nuestra Señora de Butarque de cara al 900º aniversario de la aparición de la Virgen al molinero en las orillas del arroyo de las tierras de Butarque, que se celebrará en 2017” (Noticias Diócesis Getafe).
- “Todos los 14 de agosto la Virgen de Butarque obtiene del alcalde el bastón de mando de manera simbólica. Ahora, además, durante todo el año, tendrá ese cargo. El Pleno ha creado la figura de alcaldesa honoraria para la patrona de Leganés a propuesta de la Hermandad de la Virgen.
Un punto no exento de controversia que ha contado con la abstención del PSOE en el gobierno y el voto en contra de IUCM, cuatro ediles expulsados de Leganemos y de este grupo político. Su portavoz, Fran Muñoz, ha opinado que va en contra de los valores laicos que debe presidir el Ayuntamiento, independientemente de su respeto por las creencias de cada vecino” (Informativo local).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (Ascensión del Señor 28.05.2017): así terminará nuestra vida

24.05.17 | 18:24. Archivado en PRECES FIELES A

La “Ascensión” de Jesús a los cielos nos confirma la validez de su vida. Su honradez personal, su búsqueda de la verdad de la vida, su libertad, su ayuda a todos los desgraciados, su “dios” bueno y Padre de todos... le traen a la plenitud de la vida. Pidamos seguir su camino diciendo: “queremos vivir como tú, Señor”.

Por todas las Iglesias:
- que se inspiren en la vida y la conducta de Jesús de Nazaret;
- que vuelvan a la libertad del Evangelio.
Roguemos al Señor: “queremos vivir como tú, Señor”.

>> Sigue...


Ascensión del Señor (28.05.2017): así terminará nuestra vida

22.05.17 | 10:26. Archivado en PASCUA A 2ª Lect.

Introducción:el Padre ilumina los ojos de vuestro corazón” (Ef 1,17-23)
Para celebrar la Ascensión de Jesús –un aspecto de la resurrección, llamado también entronización, exaltación- leemos este hermoso texto de la carta a los Efesios. Sigue al himno inicial de la carta (1,3-14) en el que se bendice el plan salvador de Dios, obra del Padre, del Hijo y del Espíritu. Este texto (1,17-23) es el verdadero inicio de la carta. Pues, tras colocar el himno dando a entender que no es suyo, dice: “por esto, yo también, oyendo vuestra fe en el señor Jesús y vuestro amor a todos los santos (v. 15), no paro de dar gracias por vosotros recordándoos en mis oraciones (v. 16)”. Y comienza el fragmento leído hoy. Podemos dividirlo en tres partes.

1.- Peticiones de la plegaria en favor de los destinatarios de la carta (v. 17-19)
La oración se dirige al “Dios de nuestro señor Jesucristo, el Padre de la gloria”. Con este “dios” es con quien nos hemos entender los cristianos: el Padre de Jesús y nuestro. Pide primero “espíritu de sabiduría y revelación en su conocimiento”. Este “espíritu” es un don de Dios. Esta “sabiduría y revelación” es una experiencia divina, experiencia del proyecto de Dios para nuestra vida. Este “Espíritu” “ilumina los ojos del corazón” (en cultura semita, el corazón es la sede de las facultades superiores humanas; símbolo, por tanto, de la interioridad humana) para “comprender la esperanza a la que os llama, la riqueza de gloria... y la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros”.

>> Sigue...


Evangelio para obispos y presbíteros casados (9)

19.05.17 | 10:25. Archivado en CELIBATO

Novena (y última) conveniencia (supuesta) entre sacerdocio ministerial y celibato:

“Se hacen además signo vivo del aquel mundo futuro, presente ya por la fe y el amor, en el que los hijos de la resurrección no se casarán (Lc 20, 35-36; Pio XI, enc. “Ad catholici sacerdotii”, 20 dic. 1935; Pio XII, enc. Sacra virginitas, 25 marzo 1954)” (Vaticano II, PO 16).

Pablo VI resalta la misma conveniencia: “signo de los bienes celestiales”
Con la encíclica “Sacerdotalis caelibatus” (24 junio de 1967), Pablo VI, año y medio tras el Vaticano II, dice cumplir “la promesa que hicimos a los venerables padres del concilio, a los que declaramos nuestro propósito de dar nuevo lustre y vigor al celibato sacerdotal en las circunstancias actuales”. La historia confirma lo contrario. Tras esta encíclica, tal “lustre y vigor” provocaron la mayor deserción histórica de presbíteros, incluidos algunos obispos. El Papa optó por la continuidad de la ley en vez de la libertad y cambio que le pedían muchos pastores, teólogos y fieles:

“Nuestro Señor y Maestro ha dicho que “en la resurrección no se tomará mujer ni marido, sino que serán como ángeles de Dios en el cielo” (Mt 22, 30). En el mundo de los hombres, ocupados en gran número en los cuidados terrenales y dominados con gran frecuencia por los deseos de la carne (cf. 1Jn 2, 16), el precioso don divino de la perfecta continencia por el reino de los cielos constituye “un signo particular de los bienes celestiales” (Vat. II, Decr. Perfectae caritatis, n. 12), anuncia la presencia sobre la tierra de los últimos tiempos... (cf. 1Cor 7, 29-31)..., y anticipa de alguna manera la consumación del reino, afirmando sus valores supremos, que un día brillarán en todos los hijos de Dios. Por eso, es un testimonio de la necesaria tensión del Pueblo de Dios hacia la meta última de su peregrinación terrena y un estímulo para todos a alzar la mirada a las cosas que están allá arriba, en donde Cristo está sentado a la diestra del Padre y donde nuestra vida está escondida con Cristo en Dios, hasta que se manifieste en la gloria (Col 3, 1-4)” (“Sacerdotalis caelibatus” n. 34).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 6º Pascua 2ª Lec. 21.05.2017): La Iglesia tiene problema de credibilidad

17.05.17 | 10:08. Archivado en PRECES FIELES A

Queremos, Señor Jesús, que tu Iglesia “permita y robustezca el diálogo sincero entre todos; promueva la mutua estima, el respeto y la concordia; reconozca toda diversidad legítima; viva `la unidad en lo necesario, la libertad en lo dudoso, la caridad en todo´” (GS 92). Te lo pedimos diciendo: “queremos ser testigos de tu Amor”.

Por la Iglesia:
- que se deje llevar del Espíritu de Jesús;
- que busque sinceramente la verdad y la vida para todos.
Roguemos al Señor: “queremos ser testigos de tu Amor”.

Por las religiones:
- que sean honestas, al servicio de la libertad humana;
- que humanicen, respeten la vida, iluminen, den sentido...
Roguemos al Señor: “queremos ser testigos de tu Amor”.

>> Sigue...


Domingo 6º Pascua 2ª Lect. (21.05.2017): La Iglesia tiene problema de credibilidad

15.05.17 | 10:51. Archivado en PASCUA A 2ª Lect.

Introducción:estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza” (1Pe 3, 15-18)
Hacer el bien glorifica a Cristo
Los dos versículos anteriores expresan la confianza en el bien: “además, ¿quién os hará daño si sois celosos del bien? Pero, si también sufrís por ser justos, dichosos: no les tengáis miedo ni os inquietéis” ( 1Pe 3, 13-14). Son las bienaventuranzas (Mt 5, 10). En vez de miedo: “glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor” (v. 15a): “santificad, consagrad, venerad, reconoced como santo...”. Es el mismo verbo –“agiadso”- del “santificado sea tu nombre” (Mt 6,9; Lc 11,2). Este imperativo, asentado en el corazón, es raíz de la vida cristiana. Reconocer como “santo” (propio de Dios) a Cristo es expresar que su proceder es bueno, santo, propio “del consagrado y enviado al mundo por el Padre” (Jn 10, 36). “Haciendo el bien”, obras del Padre, reconocemos a Cristo como “Señor” (Jn 10, 37-38).

Sin miedo al diálogo
La libertad de fe (derecho inviolable: “la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa” -Vat. II: Declar. Dignitatis humanae, 2-), permite creer en la unión de Jesús con Dios, con el Misterio de Bien. La esperanza en Cristo es en el Bien, en la Verdad de las cosas, en el Reino que él soñaba y predicaba: mundo de paz, justicia para todos, buen futuro, incluso más allá de la historia. Nuestro testimonio no se reduce al culto. La fe cristiana da sentido y transforma la vida en reino de Dios. La celebración expresa y nutre la vida. Si nuestra vida no se parece a Jesús, nuestro culto es vacío, hipócrita, mentiroso. “Quien no practica la justicia, o sea, quien no ama a su hermano, no es de Dios... Sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos... Si uno posee bienes de este mundo y, viendo que su hermano pasa necesidad, le cierra las entrañas, ¿cómo va a estar en él el amor de Dios?” (1Jn 3, 10-17). “La solidaridad y hacer el bien son los sacrificios que agradan a Dios” (Hebr 13, 16).

>> Sigue...


Pastoral juvenil actual

12.05.17 | 10:04. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Sobre este tema reflexiona hoy Pepe Mallo. Dada su vivencia anterior y presente, está dolorido por la falta de preocupación pastoral por los jóvenes en la mayoría del clero actual y principalmente por la expulsión de los grupos Junior y Jóvenes de su parroquia. Los nuevos curas no “se han acercado ni se han puesto a caminar con ellos” (Lc 24, 15), y centran su pastoral en la línea del Catecismo y del Derecho Canónico, es decir, de sacramentalización, confesiones, peregrinaciones, jubileos... Les dejaron solos y han terminado por impedirles que utilicen los locales parroquiales. Decisión triste, sólo clerical. La parroquia, al carecer de Consejo Pastoral, no tiene voz y menos voto. No parece importarles mucho a los “nuevos” curas: como el Consejo Pastoral es meramente consultivo, dicen, ya tienen otras personas a las que consultar cuando lo crean oportuno. Esta es la pastoral de los “nuevos” clérigos. Donde no existen Consejos Pastorales, se produce el dominio clerical absoluto, clericalismo puro, descarado. Como para hacer caso, como dice Pepe, al Papa Francisco: “Hagan lío y vayan contracorriente... Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores”.

Escribe Pepe Mallo:

JÓVENES, ¿LOS ETERNOS AUSENTES?
¡¡¿Dónde están los jóvenes?!! Resulta lamentable asistir a misa en la mayoría de las parroquias. En las misas para niños, abundan lógicamente los infantes, acompañados generalmente de sus padres y abuelos y algunos asistentes adultos. En el resto de las celebraciones, que denominaríamos “aptas para todos los públicos”, predominan los adultos, adultos, (no me gusta el término “tercera edad” ni misas para el “imserso”). En ninguna, salvo excepcionales excepciones, se ven jóvenes. Pero no solo en las misas, los jóvenes están totalmente ausentes de las parroquias. Ni están ni se les espera.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 5º Pascua 2ª Lect. 14.05.2017): Los cristianos son sacerdotes como Jesús

10.05.17 | 11:13. Archivado en PRECES FIELES A

Somos el “santo pueblo fiel de Dios”, reunido por su Espíritu, para recordar la Cena de Jesús. Como Jesús, vivimos “los gozos y esperanzas, tristezas y angustias de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren” (GS 1). Pidamos ser “evangelio” para todos, diciendo: “queremos ser piedras vivas de amor”.

Por la Iglesia:
- que sea sensible a todo tipo de miseria, física o moral;
- que viva entre los pobres, comparta su vida, toque en ellos las llagas de Cristo.
Roguemos al Señor: “queremos ser piedras vivas de amor”.

Por los responsables de la Iglesia (Papa, obispos, presbíteros...):
- que “cuiden del rebaño de Dios..., no como dominadores de los elegidos” (“ton cléron”);
- que “sean modelos del rebaño” (1Pe 5, 1- 3).
Roguemos al Señor: “queremos ser piedras vivas de amor”.

>> Sigue...


Domingo 5º Pascua 2ª Lect. (14.05.2017): El clero se apropia en exclusiva del sacerdocio

08.05.17 | 17:59. Archivado en PASCUA A 2ª Lect.

Introducción:Vosotros, como piedras vivas... formáis un sacerdocio sagrado” (1Pe 2,4-9)
La vida de Jesús es sacerdotal
La Carta a los Hebreos interpreta la vida de Jesús como “sacerdotal”. Al solidarizarse con los sufrimientos y tentaciones humanos, al ofrecer perdón divino y fraternidad universal, nos acercó el comportamiento y la voluntad de Dios. Su vida, muerte y resurrección son sacerdocio existencial, vital, no ritual. Es así puente -pontífice- entre Dios y las personas. Da el Amor de Dios (sacer-dat.: da lo sagrado), y capacita para ser, sentirse y trabajar como hijos de Dios y hermanos de todos.

Todos los cristianos son sacerdotes como Jesús
El texto de hoy, con citas del Antiguo Testamento que tienen en común el término “piedra” (Sal 118, 22; Is 8,14; 28, 16), compara a Jesús resucitado con una “piedra viva” de Espíritu divino. En él, piedra angular, “como piedras vivas sois edificados casa espiritual para un sacerdocio sagrado para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por medio de Jesucristo”. Sacerdocio de Jesús, existencial, compartido por los cristianos: todos tenemos acceso directo a Dios por su Espíritu, don entregado por Jesús como su herencia, su misión y su destino. No necesitamos nacer de estirpe sagrada ni recibir una consagración específica para contactar con Dios y comunicar su Amor a la humanidad. Es la teología neotestamentaria del Pueblo de Dios.

>> Sigue...


Evangelio para obispos y presbíteros casados (8)

05.05.17 | 10:30. Archivado en CELIBATO

Celibato y matrimonio “evocan el arcano matrimonio fundado por Dios”

Octava conveniencia (supuesta) entre sacerdocio ministerial y celibato:

8. (Con el celibato) “evocan el arcano matrimonio fundado por Dios y que se manifestará plenamente en el futuro, por el que la Iglesia tiene a Cristo como único esposo” (PO 16).

Lo mismo dice Benedicto XVI del matrimonio: “icono de la relación de Dios con su pueblo”
En la encíclica “Deus caritas est”, reflexionando sobre la relación entre el amor humano y divino (eros y agapé), comenta la narración bíblica de la creación del hombre y la mujer (Gn 2). Anota la diferencia entre los mitos antiguos y el relato bíblico. El matrimonio monógamo es imagen del Dios monoteísta:

“En el trasfondo de esta narración se pueden considerar concepciones como la que aparece también, por ejemplo, en el mito relatado por Platón, según el cual el hombre era originariamente esférico, porque era completo en sí mismo y autosuficiente. Pero, en castigo por su soberbia, fue dividido en dos por Zeus, de manera que ahora anhela siempre su otra mitad y está en camino hacia ella para recobrar su integridad (Cf. El Banquete, XIV-XV, 189c-192d.). En la narración bíblica no se habla de castigo; pero sí aparece la idea de que el hombre es de algún modo incompleto, constitutivamente en camino para encontrar en el otro la parte complementaria para su integridad, es decir, la idea de que sólo en la comunión con el otro sexo puede considerarse “completo”. Así, pues, el pasaje bíblico concluye con una profecía sobre Adán: “Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne” (Gn 2, 24).
En esta profecía hay dos aspectos importantes: el eros está como enraizado en la naturaleza misma del hombre; Adán se pone a buscar y “abandona a su padre y a su madre” para unirse a su mujer; sólo ambos conjuntamente representan a la humanidad completa, se convierten en “una sola carne”. No menor importancia reviste el segundo aspecto: en una perspectiva fundada en la creación, el eros orienta al hombre hacia el matrimonio, un vínculo marcado por su carácter único y definitivo; así, y sólo así, se realiza su destino íntimo. A la imagen del Dios monoteísta corresponde el matrimonio monógamo. El matrimonio basado en un amor exclusivo y definitivo se convierte en el icono de la relación de Dios con su pueblo y, viceversa, el modo de amar de Dios se convierte en la medida del amor humano. Esta estrecha relación entre eros y matrimonio que presenta la Biblia no tiene prácticamente paralelo alguno en la literatura fuera de ella” (“Deus caritas est”, n. 11; 25.12.2005).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 4º Pascua 2ª Lect. (07.05.2017): volvamos a Jesús, pastor y obispo de nuestra vida

03.05.17 | 12:05. Archivado en PRECES FIELES A

La eucaristía es una experiencia comunitaria de encuentro con Jesús resucitado. Él es “el pastor y el obispo de nuestras vidas” (1Pe 2, 25). Siempre nos cuida, pero especialmente saboreamos su pastoreo en la eucaristía: nos escucha, nos alimenta con su palabra y su vida, nos da paz y alegría. Pidamos sentir internamente su presencia diciendo: “Reanima, Señor, mi alma” (Sal 23, 3).

Por la Iglesia universal:
- que todas las comunidades puedan celebrar la Eucaristía;
- que brille en todas el respeto a los derechos humanos.
Roguemos al Señor: “Reanima, Señor, mi alma” (Sal 23, 3).

Por la paz social:
- que el diálogo, el entendimiento, el bien de todos... sea normal;
- que los más débiles sean respetados, ayudados, protegidos...
Roguemos al Señor: “Reanima, Señor, mi alma” (Sal 23, 3).

>> Sigue...


Domingo 4º Pascua 2ª Lect. (07.05.2017): volvamos a Jesús, pastor y obispo de nuestra vida

01.05.17 | 11:43. Archivado en PASCUA A 2ª Lect.

Introducción:Habéis vuelto al pastor y guardián de vuestras vidas” (1Pe 2,20b-25)
Sufrir por el Reino de Dios
El texto de hoy es una aplicación del amor gratuito. Al leerlo, recordamos aquello de Lucas: “si hacéis bien a quienes os hacen bien, ¿qué gracia tenéis?... Amad a todos, incluso a los enemigos... así seréis hijos del Altísimo” (Lc 6,32-35). Idéntico término: “si obrando el bien soportáis el sufrimiento, esto es una cosa hermosa (“jaris”) ante Dios” (lit.: “si perseveráis, obrando bien y sufriendo, eso es gracia ante Dios”). “Gracia” es don gratuito de amor universal a justos e injustos. Es la última bienaventuranza: “dichosos los perseguidos por causa de justicia...” (Mt 5, 10-11).

Experiencia comunitaria de Dios
La exhortación está dirigida a los criados domésticos (“oiketai”, no “douloi”: esclavos). Podían ser esclavos o libres al servicio de un amo. En los versículos anteriores, les dice que sean obedientes no sólo a los amos buenos y comprensivos, sino también a los ásperos, pues “esto es gracia, si, por la consciencia de Dios (“Diá sineidesin tou zeou”: “a través del conocimiento conjunto de Dios”; algunos traducen: “por la experiencia que tenemos de Dios” -J. Mateos – L. Alonso Schökel-) uno soporta aflicciones sufriendo injustamente” (2,19). Para comprender, pues, este proceder hay que tener “consciencia de Dios”, experiencia conjunta del amor del Padre de Jesús. De sentir el amor gratuito y universal de Dios, surge el amor gratuito; amor que devuelve bien por mal, como Jesús.

>> Sigue...


Domingo, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031