Atrévete a orar

Domingo 6º TO A 2ª Lect. (12.02.2017): Si “los príncipes de este mundo (y de la Iglesia) hubieran conocido esta sabiduría” no habría hambre ni guerra (y menos de religión)...

05.02.17 | 18:35. Archivado en TO A 2ª LECTURA

Introducción:Nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria” (1Cor 2, 6-10)
Hablamos, entre los perfectos, una sabiduría que no es de este mundo..., una sabiduría divina”. Sin duda, con ironía, tras conocer las divisiones en la iglesia de Corinto, Pablo llama “perfectos” a quienes intentan vivir la sabiduría de Jesús. Pablo sabe que no son “perfectos”, pero están en Cristo, intentando amar como él. A pesar de no alcanzar el Amor pleno (que llama “sabiduría divina”), los cristianos “hechos” (maduros) han optado claramente por vivir el Espíritu de Jesús. Son, pues, “perfectos”, por aspirar “a la medida de la estatura propia de la plena madurez de Cristo... profesando la verdad, creciendo en todo, por amor, hacia el que es la cabeza, Cristo” (Ef 4,13-15).

Sabiduría divina y sabiduría de este mundo (y sus dirigentes)
Contrapone la sabiduría divina (misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria) y la sabiduría de este mundo (y sus dirigentes o príncipes). Sin duda, se refiere al Amor de Dios, “que no es de este mundo ni de sus dirigentes pasajeros” (1Cor 2, 6). En el mundo no rige el Amor, sino el dominio de unos sobre otros, la preferencia por uno mismo y sus aledaños, la selección por la fuerza, la inteligencia y la capacidad para tener cosas y buscar honores. El amor de Dios, vivido por Jesús, busca la realización de todos empezando por los últimos, sirve compartiendo los bienes, actúa sin violencia, soporta la injusticia antes que ser injusto, muere pero no mata.

>> Sigue...


Martes, 21 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728