Atrévete a orar

Gestos “sorprendentes” que esperamos de la Iglesia (12)

28.07.16 | 23:02. Archivado en Reforma Iglesia

Que la “Forma C” sea también modo “ordinario” del sacramento de la Penitencia (I)

La libertad humana necesita para crecer la revisión de la propia conducta, el arrepentimiento, la experienca de perdonar y ser perdonado, el esfuerzo por superarse... Esta experiencia es para Jesús también religiosa: la conciencia religiosa siente que al obrar mal se desvía de la voluntad del Padre Creador, que quiere vida honrada, amor a todo y a todos... Jesús inicia su vida pública diciendo: “arrepentíos y creed al Evangelio” (Mc 1, 15). Ejerce la actividad reconciliadora invitándonos a perdonar y explicando cómo trata Dios a los que se le alejan de sus caminos (Mt 18, 15ss; Lc 17,3; Lc 5, 20s; 7, 48s; Lc 15; Mt 18, 12-14). Dejó a los discípulos la capacidad de reconciliar: “Recibid el Espíritu Santo. Si perdonáis los pecados de alguno, les quedan perdonados; si los retenéis, les quedan retenidos” (Jn 20, 22-23). Los responsables eclesiales fueron concretando los modos más convenientes para vivir y celebrar el perdón como hacía Jesús. En la carta a Santiago (5,16) se habla de la confesión mutua: “confesaos los pecados unos a otros y rezad unos por otros, para que os curéis”. Los cristianos de la Reforma lo ejercen así. La Iglesia católica viene manteniendo durante siglos la confesión individual, secreta, etc., al ministro autorizado por la Iglesia. Es una celebración comunitaria. Aunque sólo tenga presidente y penitente. A través de la historia ha variado la forma. La más conocida antes del concilio Vaticano II empezó a practicarse a lo largo del siglo sexto.

El concilio Vaticano II recomendó:

“revisar el rito y las fórmulas de la Penitencia, de manera que expresen más claramente la naturaleza y el efecto del sacramento” (SC 72).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 18º TO C 31.07.2016): “¿Cuándo lograrás poner ante tus ojos los sufrimientos de los pobres?”

27.07.16 | 11:24. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

También nuestro corazón está lleno de codicia. No dejamos de desear más y más. Nuestro afán de dinero, de casas, de coches, de bienes materiales... es insaciable. Pidamos hoy a Jesús que modere nuestro corazón diciendo: “queremos ser `ricos ante Dios´”.

Por la Iglesia:
- que sus bienes estén al servicio de los más necesitados;
- que administre sus bienes al servicio del Reino con transparencia.
Roguemos al Señor: “queremos ser `ricos ante Dios´”.

Por quienes presiden las comunidades:
- que sean los primeros en atender a los necesitados;
- que alejen de sí cualquier apariencia de lujo y despilfarro.
Roguemos al Señor: “queremos ser `ricos ante Dios´”.

>> Sigue...


Domingo 18º TO C (31.07.2016): “¿Cuándo lograrás poner ante tus ojos los sufrimientos de los pobres?

25.07.16 | 10:08. Archivado en Tiempo Ordinario C

Introducción: “Guardaos de toda clase de codicia” (Lc 12,13-21)
Era costumbre acudir a los rabinos para que hicieran de mediadores en conflictos familiares. Jesús se niega a dirimir el reparto de una herencia. Cree que deben ser ellos los que lo solucionen. Él les da la clave para actuar: “guardaos de toda clase de codicia... la vida no depende de los bienes”. E inventa una parábola, exclusiva de Lucas, en la que el protagonista es el mismo Dios: la “del rico insensato”. La parábola explica gráficamente cómo la realización humana no está en “tener”, sino en ser persona, en “bien lograrse”. Responde a la cuestión hecha a los discípulos: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si acaba perdiéndose o malográndose él mismo?” (Lc 9, 25).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (SANTIAGO, APÓSTOL 25.07.2016)

22.07.16 | 19:57. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

Seguimos en la Iglesia sin vivir el “No será así entre vosotros” (Mt 20, 20-28). Dominar, tener los primeros puestos, sobresalir, usar títulos rimbombantes (santidad, eminencia, monseñor...).. no tiene arreglo en nuestra organización eclesial. Pidamos hacer la voluntad divina, diciendo: no sea así entre nosotros, Señor”.

Por la Iglesia:
- que no imite a los poderes de este mundo: imponiendo, excomulgando...;
- que no existan pecados reservados a ninguna instancia superior.
Roguemos al Señor:no sea así entre nosotros, Señor”.

Por nuestra sociedad:
- que no deje a nadie en la miseria, en los márgenes de la salud y educación;
- que no se castigue a nadie con la pena de muerte.
Roguemos al Señor: no sea así entre nosotros, Señor”.

>> Sigue...


SANTIAGO, APÓSTOL (25.07.2016)

21.07.16 | 18:57. Archivado en FIESTAS Y SOLEMNIDADES

Introducción:No será así entre vosotros” (Mt 20, 20-28)
Mateo quiere dejar en buen lugar a los dos apóstoles, y pone la “postración y petición” en labios de Salomé (“la madre de los hijos de Zebedeo”, Mc 10,35-45; 15,40; Mt 27,56). Enseguida aparecen Santiago y Juan, “los Truenos, los autoritarios” (Mc 3,17), dialogando directamente con Jesús (Mt 20, 22ss). Madre e hijos quieren los primeros puestos. “No sabéis lo que pedís”, es la respuesta cortante de Jesús. Se resisten al mesianismo de Jesús. Le imaginan encaramándose socialmente y llegando a ser un monarca que dirija los destinos de Israel.

¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber? (cf. 26,39; Jn 18,11)
Es la pregunta propia del sentir de Jesús. Su realeza es dar vida, curar, hermanar, enjugar lágrimas, realizar la morada del Amor en los seres humanos: “Dios en persona, su Dios, estará con ellos, y enjugará toda lágrima de sus ojos” (Ap 21, 3-5). Para oír, ver y palpar la Vida (1 Jn 1, 1s), el Amor, hay que seguir las huellas de Jesús, y estar dispuesto a pasar su mismo trago.

Lo somos”, contestan atrevidos para lograr lo que quieren
Mi cáliz lo beberéis”, les reconoce Jesús como parte del compromiso de ser su discípulo. Pero “sólo el Padre” sabe quiénes son los primeros en el reino. Jesús no entra en promesa y premio. “Por prometer que no quede”, dice un adagio popular, revelador de la ambigüedad de toda promesa. Infinidad de factores pueden condicionarla: desde el egoísmo más grosero hasta la osadía más inconsciente, o el amor más generoso. Nuestras promesas siempre están teñidas de limitación. A veces rebasan con creces nuestra capacidad. El Padre de Jesús “ve” nuestro devenir histórico, nuestros cambios, nuestras limitaciones. No como nuestros “jefes” que la promesa cristiana por excelencia -dar vida gratuitamente- la exijen menos que otras muchas ocasionales, voluntariosas, no necesarias evangélicamente. Las hay incluso que atentan contra la salud y no aportan vida a nadie: andar descalzo, lacerarse el cuerpo, ayuno sin solidaridad, dar dinero aunque venga de la injusticia...

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 17º TO C 24.06.2016): el “Padre nuestro”, oración de vida

20.07.16 | 09:14. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

“De tanto usarlo”, el “Padrenuestro” se ha convertido en rutina, en oración que no enciende nuestra alma. Hay que volver siempre a ella, decirla despacio, concentrados en su verdadero significado; reconociendo la intemperie esencial de nuestra existencia. Pidamos hoy rezar con Espíritu el “Padre nuestro”, diciendo: “Danos, Padre, el Espíritu Santo”.

Por la Iglesia:
- que nos explique constantemente el “Padre nuestro”;
- que su conducta sea expresión del “Padre nuestro”.
Roguemos al Señor: “Danos, Padre, el Espíritu Santo”.

Por la paz del mundo:
- que se inspire en el amor perdonador del “Padre nuestro”;
- que se construya sobre los derechos humanos.
Roguemos al Señor: “Danos, Padre, el Espíritu Santo”.

>> Sigue...


Domingo 17º TO C (24.06.2016): el “Padre nuestro”, oración de la vida

18.07.16 | 09:57. Archivado en Tiempo Ordinario C

Introducción: ¿Cuánto más vuestro Padre dará el Espíritu Santo a los que se lo piden? (Lc 11,1-13)
Jesús está orando. Al terminar, un discípulo le pide que les enseñe a orar como el Bautista a los suyos. Jesús les enseña una plegaria distintiva y unas recomendaciones para orar adecuadamente. El “Padre nuestro” es el modelo de plegaria cristiana. Nos ha llegado en dos versiones: la de Mateo (6,9-13), utilizada en nuestra liturgia, y la de Lucas, más breve y primitiva. Lo esencial no varía. Parecen dos creaciones litúrgicas de las comunidades primitivas. No son fórmulas mágicas. Ambas recuerdan creativamente lo esencial de la oración cristiana. “Resumen del evangelio” (Tertuliano s. II-III).

Padre
Entonces resultaba inusual referirse a Dios como Padre y menos con la connotación de intimidad con que lo hace Jesús. “Abba”: querido padre, “papaíto” como dirían algunos niños. El hombre, en última instancia, se reconoce originado por el amor entrañable de Dios. Su contingencia esencial, el hecho de que puede o no existir, queda fundamentada en el amor creador que desde siempre “nos eligió para ser hijos suyos por medio de Jesús” (Ef 1, 4-5).

>> Sigue...


En la diócesis de Getafe “se han retrotraído a la liturgia preconciliar”

15.07.16 | 11:08. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

“EN ESTO NO OS PUEDO ALABAR” (1Cor. 11,22)

“Hacía por lo menos cincuenta años que no `oía´ misa”

Escribe Pepe Mallo

He vuelto a “oír misa”: ¿regresión, trastorno, retroceso...?
¡¡Quién lo diría!! Hacía por lo menos cincuenta años que no oía misa. Sí, sí, así, como lo lees. Pero de un tiempo a esta parte, he vuelto, no sin pena, a “oír misa”. No se trata de un regreso, sino de una regresión; no de retorno, sino de trastorno; vale decir, de un retroceso, de una reculada. Antaño iba “a celebrar la Eucaristía”, a festejar el encuentro, vivencia de la comunidad, y hogaño no me queda más remedio que “oír la misa”. Significa que en ciertas iglesias hemos vuelto a ritos litúrgicos del concilio de Trento, al “Juan Palomo” eucarístico, “yo me lo guiso, yo me lo como”. La Eucaristía es “el sacramento de nuestra fe”. Lo reconocemos explícitamente. Sin embargo, se ha tergiversado y desfigurado hasta tal punto el mensaje original del evangelio que lo hemos convertido en algo casi ineficaz para vivir la auténtica “Cena del Señor”. Se ha reducido a ceremonia rutinaria, carente de convicción y compromiso. Ya san Pablo denunciaba esta deformación en Corinto (1Cor 11,17-22).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 16º TO C 17.07.2016): El reino, “lo único necesario”, es tarea de todos

13.07.16 | 11:19. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

Jesús resucitado nos visita continuamente. Se hace presente en la comunidad (Mt 18,20: “allí donde dos o tres se reúnan en mi nombre”); los hermanos, sobre todo más débiles (Mt 25, 34-36: “venid benditos de mi Padre...”), los sacramentos, signos de su amor... Pidamos tratarle como María diciendo: “queremos escucharte, Señor”.

Por la Iglesia:
- que el Evangelio, la palabra y la vida de Jesús, sea lo fundamental cristiano;
- que escuche a Jesús, a su Espíritu, y le siga.
Roguemos al Señor: “queremos escucharte, Señor”.

Por la autoridad en la Iglesia:
- que favorezca el desarrollo de los carismas en las comunidades;
- que promueva comunidades adultas, dignas del evangelio.
Roguemos al Señor: “queremos escucharte, Señor”.

>> Sigue...


Domingo 16º TO C (17.07.2016): El reino, “lo único necesario”, es tarea de todos

11.07.16 | 12:54. Archivado en Tiempo Ordinario C

Introducción:Marta lo recibió en su casa... María estaba sentada a los pies” (Lc 10,38-42)
Varones y mujeres tienen la misma capacidad cristiana
Es la tesis de Pablo: “todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gál 3, 28). Llamar “Señor” (v. 39 y 40) a Jesús nos indica que la escena es una adaptación pascual de Lucas a las comunidades de su época. A partir del hecho histórico (la acogida de Jesús por parte de Marta), Lucas ejemplifica el modelo ideal de discípulo que requiere el Reino de Dios. Dos mujeres le sirven como representantes de los grupos de seguidores. Lucas destaca el trato de Jesús con la mujer: en igualdad de condición que los varones. María, “sentada a los pies de Jesús...” (En He 22, 3, Pablo declara ser “discípulo de Gamaliel” con idéntica expresión: “a los pies de”), actúa del mismo modo que tradicionalmente actuaban los varones. Jesús lo permite. La queja de Marta tiene también este sentido: María se comporta como un hombre, dejándola en el papel de mujer según su cultura. Marta representa a los seguidores procedentes del judaísmo, preocupados por observar la ley, y querer imponerla. Los papeles sociales quieren hacerlos absolutos, invariables. María representa a los seguidores no judíos, que han desechado las normas judías para el Reino, “lo único necesario”. María, al escuchar a Jesús, ha elegido “la mejor parte”, “que nadie puede quitar”, el reino de Dios, abierto a todos, sin ataduras superfluas. “Escuchar a Jesús” y seguirlo es tarea común. Igual que ejercer cualquier ministerio en la comunidad cristiana.

>> Sigue...


Gestos “sorprendentes” que esperamos de la Iglesia (11)

08.07.16 | 09:39. Archivado en Reforma Iglesia

Revalorizar la eucaristía como sacramento de reconciliación (III)

Eucaristía y Penitencia, dos caminos opcionales de reconciliación
Desde la fe cristiana puede afirmarse que son dos caminos opcionales de reconciliación. La norma eclesial excluye esta libertad. El concilio de Trento propone como regla general:

“aquellos a quienes grave la conciencia de pecado mortal, por muy contritos que se consideren, deben necesariamente hacer previa confesión sacramental, si hay facilidad de confesar” (Conc. Trento DS 1647; 1661).

Regla que el Código de Derecho Canónico vigente formula así:

“Quien tenga conciencia de hallarse en pecado grave, no celebre la Misa ni comulgue el Cuerpo del Señor sin acudir antes a la confesión sacramental, a no ser que concurra un motivo grave y no haya oportunidad de confesarse; y en este caso, tenga presente que está obligado a hacer un acto de contrición perfecta, que incluye el propósito de confesarse cuanto antes” (c. 916).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 15º TO C 10.07.2016): la ayuda al prójimo tranquiliza la conciencia, no la religión

06.07.16 | 12:50. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

Es un hecho de vida. Mucha gente -la mayoría- vive tranquila sin celebraciones religiosas. Mucha gente -la mayoría- vive tranquila, se siente feliz, cuando ayuda a sus semejantes, sobre todo a los más necesitados. Pidamos que nuestra celebración nos ayude a vivir como el samaritano de la parábola de hoy, diciendo: “queremos `hacer lo mismo´ que el samaritano”.

Por la Iglesia:
- que no tranquilice a la gente con prácticas religiosas, sino con ayuda al necesitado;
- que sus celebraciones inciten al compromiso con la vida, con la salud, el trabajo...
Roguemos al Señor: “queremos `hacer lo mismo´ que el samaritano”.

>> Sigue...


Domingo 15º TO C (10.07.2016): la ayuda al prójimo tranquiliza la conciencia, no la religión

05.07.16 | 09:08. Archivado en Tiempo Ordinario C

Introducción: ¿quién es mi prójimo? (Lc 10, 25-37)
Iniciamos la lectura de la parte central del viaje (10,25-18,30) del nuevo Moisés que atraviesa el desierto de la vida, hacia la tierra prometida: “pasar al Padre”. Durante el viaje, Jesús va formando un pueblo nuevo, que trabaja por el “Reino de Dios”, y evita la perversión farisea: contentar a Dios con prácticas religiosas, sin conducta comola de Jesús.

La vida definitiva se encuentra en el amor
Un jurista (intérprete profesional de la Ley) pregunta a Jesús: ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? En los paralelos (Mc 12,28; Mt 22,36) se formula en términos de importancia: ¿qué mandamiento es el primero de todos?. Es igual. Sin esos mandamientos no hay vida verdadera y eterna. Jesús no quiere que se entienda sólo respecto de la vida del más allá (espiritualidad evasiva). Amar a Dios y al prójimo aporta ya “vida eterna”, definitiva, que no termina. Ambos textos piden un mismo amor a Dios y al hombre (Mt 22,34-40; Mc 12,28-31). No puede darse el uno sin el otro. Queda muy explícito en el examen final (Mt 25,31ss) y en las cartas de Juan (1Jn 4,20s).

>> Sigue...


A MI-SEÑOR DON JOAQUÍN MARÍA LÓPEZ DE ANDÚJAR, OBISPO DE GETAFE (MADRID)

01.07.16 | 11:41. Archivado en PRÁCTICA PASTORAL

Me envías, querido Pepe, un incisivo alegato contra una actuación concreta del obispo de Getafe. A nivel informativo conviene leer el texto enviado por el interesado a Redes Cristianas: http://www.redescristianas.net/los-jefes-de-las-naciones-los-tiranizan-pero-entre-vosotros-que-no-sa-asifrancisco-javier-sanchez-gonzalez-parroco-sagrada-familia-de-fuenlabrada-y-capellan-carcel-de-navalcarnero/
Como comparto la libertad de opinión y expresión en la Iglesia, lo publico en este Blog. Creo en la buena conciencia del obispo. Su proceder, creo, es hijo de la teología del poder eclesial hoy aún vigente. No comparto el proceso tal como lo conozco. Creo que hay que respetar a las comunidades, acompañar su evolución, darles voz y voto, etc. Sigo manteniendo lo que te escribí el año pasado (12-06-2015) con motivo de tu artículo entusiasta sobre las declaraciones del mismo obispo a RD:

“Pienso que mientras la Iglesia no rehaga su teología del poder, no puede haber reforma evangélica en su organización. Hace años que se viene pidiendo que el primado de la jararquía (papa, obispo, párroco, vicarios) abandone el dominio (expresado como “jurisdicción”, monarquía absoluta...). Y pase a ser “primado de servicio”, desinteresado, inspirado en el modo de vida de Jesús, cabeza de la Iglesia, y ejercido en humildad fraterna. Si la autoridad de la Iglesia se vive y se ejerce en Espíritu de Cristo, volvemos al antiguo “primado de servicio” de los primeros siglos. Si seguimos inspirados en el imperialismo romano, envuelto en religiosidad interesada, seguimos viviendo en primados no evangélicos: “de honor” (prohibidos en el evangelio, pero reales en la Iglesia) y “de jurisdicción” (autoridad y poder que niegan u ocultan el servicio verdadero). Los primados de honor no tienen sentido en la Iglesia, nadie los puede conceder con la autoridad de Cristo, y nada pueden ayudar al crecimiento espiritual. Es sólo vana gloria. Desde el evangelio sólo tiene valor “el primado de servicio”: ministerios para afianzar la fe y apacentar a los hermanos para que se mantengan en el Amor cristiano. Es el primado pastoral, ministerial. Primado que no suplanta a la comunidad, sino que favorece su crecimiento, desarrolla sus carismas, respeta sus procesos de organización, de elección y cambio de sus responsables, etc. Así serían posibles comunidades adultas, dignas de la persona y del evangelio de la libertad guiada por el amor de Jesús”. Rufo González

>> Sigue...


Sábado, 23 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Julio 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031