Atrévete a orar

DOMINGO 3º ADVIENTO C (13.12.2015) Juan, una voz libre y honrada

07.12.15 | 10:39. Archivado en Acerca del autor

Introducción: "El os bautizará con Espíritu Santo y fuego" (Lc 3,10-18).
María y el Bautista son los maestros más inmediatos del adviento. Sus actitudes son modélicas para recibir a Jesús que llega. Celebrar la Navidad es revivir nuestro encuentro con Cristo y disfrutar de su Espíritu que lo hace presente continuamente. Juan nos pone hoy en camino hacia la verdadera Navidad con coherencia vital, con leguaje directo y sincero, con insistencia en frutos de conversión, con el anuncio del Espíritu de Cristo.

Concreciones de la conversión
En forma dialogal resume Lucas algunas concreciones de la conversión. Propone “compartir” lo que tenemos: túnicas, comida... Es consecuencia obvia de interpretarse como hijos de Dios, y, por tanto, hermanos que comparten la mesa de la vida. A los “publicanos”, recaudadores de impuestos, les invita a “no exigir más de lo establecido”. La corrupción en los servicios públicos es tan vieja como la humanidad. Igualmente a los militares (agentes armados que tutelaban a los publicanos en la recaudación de impuestos) autorizados a usar violencia, les pide “no sacar dinero a la fuerza o con amenazas” (“diaseio”), ni “quitar dinero a alguien con acusaciones falsas” (“sicofanteo”), “estar contento, satisfecho, con su salario” (no quiere decir que acepten un salario injusto; les pide que no busquen un modo ilegítimo de incrementar sus ingresos). La traducción litúrgica lo expresa así: “no hagáis extorsión..., no os aprovechéis con denuncias, contentaos con la paga”. Quien desea encontrar a Jesús rompe la espiral de la violencia con la honradez.

El pueblo espera y se pregunta
El texto subraya la espera del pueblo y el preguntarse (“dialoguidso”: pensar, reflexionar, discutir, dialogar) todos “en sus corazones” (omitido en la traducción litúrgica: “en tais kardiais”) sobre si no sería Juan, el Mesías. Juan responde a esta situación popular. Primero les indica la diferencia entre su bautismo y el del Mesías. En segundo lugar valora la dignidad del Mesías por su función de esposo espiritual con cada persona que quiera encontrar la realización plena.

El bautismo del Espíritu
El Mesías “os bautizará con Espíritu Santo y fuego”. Es la acción creativa del Espíritu anunciada por los profetas: “rociaré sobre vosotros un agua pura.., os purificaré..., os daré un corazón nuevo, infundiré mi Espíritu en vuestro interior...” (Ez 36,25-27). Este bautismo, fruto de la fe, capacita el acceso al Padre con el mismo Espíritu de Jesús, hace nacer una fuente que salta hasta la vida eterna, vivifica, ora y da testimonio de la filiación divina, guía hacia la verdad y reúne en comunión-amor (LG 4). Así describe Ignacio Hazim (1921 - 2012), Patriarca sirio, la acción del Espíritu:

“El es la Presencia de Dios-con-nosotros, 'unido a nuestro espíritu' (Rom 8, 16). Sin Él, Dios está lejos; Cristo se encuentra en el pasado; el Evangelio es letra muerta; la Iglesia, una simple organización; la autoridad, despotismo; la misión, propaganda; el culto, una evocación; y la vida cristiana, una moral de esclavos. Pero, en el Espíritu Santo y en permanente comunión con él (dans une synergie indissociable), el cosmos queda elevado y gime en el alumbramiento del Reino; el hombre se mantiene en lucha contra la carne; Cristo resucitado está presente; el Evangelio es poder de vida; la Iglesia significa comunión trinitaria; la autoridad es un servicio liberador; la misión es un nuevo Pentecostés; la liturgia es memorial y anticipación; y toda la vida cristiana queda deificada” (discurso inaugural, titulado: “He aquí que hago nuevas todas las cosas” (Ap 21, 5), de Mons. Ignacio Hazim, metropolita ortodoxo de Lattaquié -Siria-, en la Conferencia Ecuménica de Uppsala -Suecia-, el 5 de agosto de 1968).

No merezco desatarle la correa de su sandalia
Algunos ven aquí cuestión de categoría: es más fuerte, más importante, por encima... Lo apoyan en las costumbres paganas (los esclavos desataban la correa de las sandalias de sus señores) y judías (trabajo innoble, que la tradición rabínica prohibía a los discípulos respecto de sus maestros). El Bautista se consideraría inferior al esclavo con respecto al que es más fuerte que él, Jesús.
Me parece más concordante con la tradición bíblica la opinión de quienes ven aquí una alusión a la imagen de esposo de la nueva alianza. El papel de esposo que los profetas atribuyen a Dios (Os 2, 4ss; Is 54, 5ss; Jr 2) será realizado ahora por Jesús. Él es el esposo de la alianza nueva (Mc 14, 24: “sangre de la alianza”). Él, “el novio de la boda” (Mc 2,19; Jn 3,29) es redentor de la viuda (la Ley cuya alianza está muerta). A eso alude la metáfora de “no merezco agacharme para desatarle las sandalias”. “En caso de rescate o cambio, para dar fuerza al contrato había la costumbre de quitarse uno la sandalia y dársela al otro” (Rut 4, 7-8). Jesús tiene la sandalia esponsal y Juan no puede iniciar el proceso de quitársela.

Oración: "Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego" (Lc 3,10-18).

Jesús de la Navidad:
nos acercamos hoy a Juan Bautista, preparador de tu adviento;
ni él ni tú vais a Jerusalén a recibir instrucciones del Templo;
ninguno de los dos pertenecéis a escuelas oficiales de la Ley;
tampoco os enardecen las tradiciones guerreras de los celosos judíos.

Estáis en desierto, junto al río Jordán, frontera de la tierra prometida:
allí denunciáis las instituciones sociales y religiosas;
se han adueñado por la fuerza de la tierra de Dios;
dueños del Templo, intentan controlar el encuentro con Dios;
vuestras vidas son una condena de los ricos y los sacerdotes sin corazón;
maldecís la riqueza, fruto de la explotación de los pobres;
destapáis la hipocresía de quienes buscan la apariencia y el honor;
desautorizáis al poder sacerdotal que niega la acción de Dios en la historia (Lc 20,1-8, y paral.);
ni tú ni el Bautista tenéis misión jurídica para enseñar teología;
vuestra autoridad está en el Espíritu de verdad, de libertad, de vida, de amor...
Si expulso los demonios con el dedo de Dios, se ha hecho presente el reino de Dios
(Lc 11,20; “el dedo de Dios” es el Espíritu: Mt 12,28).

Allí, a la otra orilla del Jordán, volverás tú, Jesús del adviento:
allí ofrecerás tu opción de vida: tu tierra prometida;
allí conectarás con los profetas: sentirás el Espíritu de Dios;
allí “endurecerás el rostro” para subir a Jerusalén;
allí muchos creyeron en ti y comenzaron a seguirte (Jn 10, 40-42).

Hoy escuchamos la voz libre, profética, de Juan que invita al cambio:
en sus palabras vemos más parentesco ético que consanguíneo;
los dos proponéis compartir túnicas, comida... con quien no tiene;
es la consecuencia más obvia de aceptarse como hijos de Dios,
y, por tanto, hermanos que comparten la mesa de la vida;
el Bautista lo propone para “ver” la realización verdadera;
tú te identificas con el necesitado;
quien no te ve en el necesitado, es un falso creyente (Lc 10,25-37; 1Jn 3,17; 4,20).

La ética limpia, sencilla, elemental, es la base para acoger tu Espíritu:
"no exigir más de lo acordado”;
no extorsionar con amenazas, violencia, acusaciones falsas”;
estar contento, satisfecho, con el justo salario”...
Sólo en un corazón abierto a los derechos humanos puede anidar tu Espíritu:
os bautizará con Espíritu Santo y fuego”.

Se hace realidad la profecía:
rociaré sobre vosotros un agua pura.., os purificaré...,
os daré un corazón nuevo..., infundiré mi Espíritu en vuestro interior...
”;
el Espíritu del Señor... me ha empapado;
me ha enviado a dar la buena noticia a los pobres...,
a proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos,
a enviar en libertad a los oprimidos,
a predicar un año de gracia del Señor
” (Ez 36,25-27; Is 61,1-2).
Juan percibe que Tú, Jesús de Dios, eres el esposo de la humanidad:
tú tienes la sandalia esponsal, sólo tú tienes el Espíritu en plenitud;
ni Juan, ni nadie humano, puede suplantarte.

Sólo tú, Jesús de la Navidad, puedes llenar nuestro corazón:
sólo tú puedes darnos un corazón como el tuyo.

¡Ven, Señor Jesús!

Rufo González


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 22 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930