Atrévete a orar

Evangelio para obispos y presbíteros casados (5)

24.03.17 | 20:23. Archivado en CELIBATO

Cuarta y quinta conveniencias (supuestas) entre sacerdocio ministerial y celibato:

4.- “Se dedican en Cristo y por Cristo más libremente al servicio de Dios y de los hombres” (PO 16)
5.- “Sirven más expeditamente a su Reino y obra de regeneración sobrenatural” (PO 16).

En el fondo es la misma conveniencia
“La dedicación al servicio de Dios y de los hombres” y “el servicio a su Reino y obra de regeneración sobrenatural” alude a la misma actividad. Es la misión de Jesús: “regenerar”, “hacer nacer de nuevo o de lo alto”. Es ofrecer el Evangelio del Reinado de Dios, el mejor servicio de dicha y felicidad que podemos soñar los seres humanos. Es colaborar con la actividad del Padre y el Hijo que “están siempre actuando” (Jn 5, 17) con la fuerza del Espíritu para llevar al ser humano a la plenitud de la vida. La fuerza de las conveniencias reside en la libertad (“más libremente”: “liberius”) y por la forma “más expedita” (“expeditius”) de servir al Reino. El celibato, viene a decir el texto conciliar, concede más libertad y desembarazo o facilidad para dedicarse “en Cristo y por Cristo al servicio de Dios y de los hombres”.

Evidente: el soltero está más “suelto” para cualquier tarea
Podemos conceder que el soltero en principio está más “suelto” para cualquier tarea. A toda actividad -cultura, investigación, policía, enfermos...- la soltería la libera de cargas matrimoniales y familiares. El soltero puede dedicarse con más tiempo y empeño a la actividad profesional o de afición. Pero el hecho de que la soltería dé más libertad y desembarazo a una dedicación, no exige en absoluto la imposición por ley para el ejercicio de actividad alguna. Humanamente sería atropellar la dignidad personal exigir la renuncia a un derecho humano para poder desarrollar la vocación personal. Formar una familia y el casamiento son derechos humanos, naturales.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 4º Cuar. A 2ª Lect. (26.03.2017): Creer en Dios es creer en el Hombre

22.03.17 | 18:39. Archivado en PRECES FIELES A

“El que sigue a Cristo, Hombre perfecto, se perfecciona cada vez más en su propia dignidad de hombre” (GS 41). “El Hijo de Dios en su encarnación se ha unido en cierto modo con todo ser humano” (GS 22). Pidamos creer en el Hombre,diciendo: “Tú, Señor, vives en toda persona”.

Por todo ser humano:
- que sea respetada su dignidad humana;
- que pueda realizarse personal y socialmente.
Roguemos al Señor: “Tú, Señor, vives en toda persona”.

Por las comunidades cristianas:
- que “gozos y esperanzas, tristezas y angustias, sobre todo de los pobres... sean nuestras”;
- que “continúen , bajo la guía del Espíritu, la obra misma de Cristo” (GS 1, 3).
Roguemos al Señor: “Tú, Señor, vives en toda persona”.

>> Sigue...


Domingo 4º Cuaresma A 2ª Lect. (26.03.2017): Creer en Dios es creer en el Hombre

21.03.17 | 11:37. Archivado en CUARESMA A 2ª LECT

Introducción: “Caminad como hijos de la luz” (Ef 5,8-14)
Un gran documento sobre la fraternidad humana
Así puede calificarse la carta a los Efesios. En ella se defiende la igual dignidad del género humano. Dios quiere la unidad de la humanidad como familia suya, fraternidad universal. Así une a todos con Él y entre sí, suprimiendo todo privilegio racial, religioso, político, cultural, etc. La Iglesia, signo y anticipo de la voluntad divina, rechaza toda discriminación y derecho de fuero, privilegio o preferencia. Ella, la Iglesia que Jesús quería, es “la unidad que crea el Espíritu. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, una sola esperanza.., un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, que está sobre todos, entre todos y en todos” (Ef 4, 3-6).

La unidad la realiza el Amor
Reconociendo la diversidad de dones, la unidad se va realizando en el amor mutuo, que ayuda a caminar y a crecer con la actividad de cada una de las partes (Ef 4, 15-16). El capítulo 5 se abre con el imperativo cristiano fundamental: “como hijos queridos de Dios, procurad pareceros a él, y vivid en amor mutuo, igual que el Mesías os amó y se entregó por vosotros, ofreciéndose a Dios como sacrificio fragante” (5, 1-2). Es el amor universal que Jesús pedía a los discípulos, imitando al Padre Dios “que hace salir su sol sobre malos y buenos y manda la lluvia sobre justos e injustos”. Y que terminaba con este imperativo, resumen del amor divino: “sed perfectos como vuestro Padre” (Mt 5, 45-48). Jesús se identificó con este mismo amor: “amaos como yo os amo” (Jn 13, 34).

>> Sigue...


Día del Seminario 2017: Sigue el clericalismo

18.03.17 | 20:12. Archivado en PASTORAL VOCACIONAL

“Ser mediador entre Dios y los hombres haciendo presente al mismo Cristo”

Objetivos del “Día del Seminario” de este año:
- Conocer más la figura del sacerdote, sus tareas, su vocación y su ministerio.
- Descubrir una de las tareas esenciales de la vocación sacerdotal: ser mediador entre Dios y los hombres haciendo presente al mismo Cristo.
- Celebrar el Día del Seminario y orar juntos por la vocaciones al ministerio sacerdotal”.
El lema de este año: “Cerca de Dios y de los hermanos”: “Esta tarea, la de estar cerca de Dios y cerca de los hombres, le viene dada por su identificación con Cristo... Jesús ha inaugurado un nuevo concepto de humanidad, de hermanos. Él es el vínculo entre el cielo y la tierra. Los sacerdotes, por el sacramento recibido, por el ministerio que ejercen, hacen presente su misión.

Apropiación clerical de lo común cristiano
Según los organizadores del “Día del Seminario”, la tarea esencial del sacerdote es “ser mediador entre Dios y los hombres haciendo presente al mismo Cristo”. Es una apropiación clerical de lo común cristiano. Es el planteamiento del sacerdocio como poder, propio de la cristiandad medieval. Ese “poder” tiende a protegerse separándose de los no-sacerdotes, formando una casta, asegurando su control, poniendo condiciones, constituyendo un grupo cerrado de dominio. Ese era el concepto de sacerdocio del Antiguo Testamento y de las religiones en general. Para el Nuevo Testamento, el bautismo, sacramento inicial y básico, “nos ha hecho sacerdotes para Dios Padre” (Ap 1, 6). Todos los bautizados son “piedras vivas, edificio espiritual destinado a ser sacerdocio santo para ofrecer sacrificios espirituales, aceptos a Dios por medio de Jesucristo..., `raza elegida, sacerdocio regio, nación santa, pueblo patrimonio de Dios´...” (1Pe 2, 5.9). Los clérigos han permitido que el pueblo cristiano pierda su identidad sacerdotal. Lo han reducido a entidad pasiva en el culto, en la opinión, en la decisión. El clero ha anulado la identidad cristiana en su misma raíz: sólo el clero tiene acceso directo a Dios, al Evangelio, sólo él realiza los sacramentos, sólo él decide. Siglos y siglos viviendo que sólo los “sacerdotes” tienen acceso directo a Dios, que sólo ellos ofrecen la eucaristía. Tuvo el Vaticano II que corregir esa deriva clerical afirmando solemnemente:

“los sagrados pastores saben que ellos no fueron constituidos por Cristo para asumir por sí solos toda la misión salvífica de la Iglesia cerca del mundo, sino que su excelsa función es apacentar de tal modo a los fieles y de tal manera reconocer sus servicios y carismas, que todos, a su modo, cooperen unánimemente a la obra común” (LG 30).

>> Sigue...


Evangelio para obispos y presbíteros casados (4)

17.03.17 | 10:19. Archivado en CELIBATO

Tercera conveniencia (supuesta) entre sacerdocio ministerial y celibato:

“Se adhieren a Cristo más fácilmente con un corazón indiviso - 1Cor7, 32-34-” (PO 16)

Esta conveniencia es una clara apropiación exclusiva de lo común cristiano. Es un modo de proteger y ensalzar el poder clerical sobre el Pueblo fiel. Reino, misión, celibato, corazón indiviso, libertad, paternidad-maternidad cristianas... son conceptos y realidades comunes a todos los cristianos. Es lo común recibido en el Bautismo, afianzado en la Confirmación, alimentado y sostenido por los demás sacramentos. Es el núcleo del Pueblo de Dios: el sacerdocio común, la vocación básica y fundamental de todo cristiano. Todos compartimos la misión de renovar la humanidad. Varones y mujeres, célibes y casados, llenamos nuestro corazón de Espíritu Santo. El corazón cristiano es “indiviso” y apto para amar a todos. Con la libertad de los hijos de Dios, “buscamos el Reino y su justicia”, alumbramos y criamos hijos de Dios y hermanos de todos... En esta misión, hay diversas vocaciones específicas. Son vocaciones a diversos servicios de la comunidad. Abiertas a todos, hombres y mujeres, casados y célibes, según la gracia específica que el Espíritu concede y la comunidad necesita.

Manipulación clerical de 1ª Corintios 7, 32-34
Es manipulación clerical utilizar este texto de Pablo para apoyar el celibato ministerial:

“quiero que estéis sin preocupaciones; el no casado se preocupa de los asuntos del Señor, cómo agradará al Señor, en cambio el casado se ocupa de los asuntos del mundo, cómo agradará a la esposa, y anda dividido...” (1Cor 7, 32-34).

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 3º Cuaresma A 2ª Lect. (19.03.2017): El culto verdadero es amar a todos

15.03.17 | 10:43. Archivado en PRECES FIELES A

“La fe nos da entrada a esta gracia en que estamos”, nos recuerda hoy la carta de san Pablo. Esta “gracia” es el Espíritu Santo que nos habita y derrama el amor de Dios en nosotros. Hagamos caso a ese Espíritu que nos habla en el silencio del corazón, diciendo: “queremos adorar a Dios en espíritu y verdad”.

Por la Iglesia:
- que promocione comunidades verdaderas, guiadas por el amor de Dios;
- que el Evangelio, la vida de Jesús, inspire la conducta eclesial.
Roguemos al Señor: “queremos `adorar a Dios en espíritu y verdad´”.

Por quienes quieren recibir el bautismo:
- que conozcan bien el Evangelio;
- que se dejen llevar del amor de Jesús.
Roguemos al Señor: “queremos `adorar a Dios en espíritu y verdad´”.

>> Sigue...


Domingo 3º de Cuaresma A 2ª Lect. (19.03.2017): El culto verdadero es amar a todos

13.03.17 | 09:13. Archivado en CUARESMA A 2ª LECT

Introducción:Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos” (Rm 5,1-2.5-8)
El texto, en primera persona plural –subrayado individual y comunitario-, es un resumen de la vida cristiana. Es la vivencia de las actitudes básicas del cristiano. Son las llamadas “virtudes teologales” o hábitos operativos buenos, que actúan en la vida cristiana: fe, esperanza y caridad. La fe y la esperanza se viven como ascendentes: van del hombre hacia Dios. La caridad o amor de Dios se vive como descendente: de Dios al hombre. Aunque todo es don divino, el hombre interviene al adherirse a Jesús, Mesías, por la fe. La vida de Jesús manifiesta el amor que Dios nos tiene. Es la revelación del Misterio divino. Por la fe en Jesús hemos entrado en “esta gracia en que estamos”.

Frutos de “la gracia en que estamos
1.- La fe crea la paz con el Misterio
Esta “gracia” es el Espíritu Santo que nos habita y da conciencia de ser hijos de Dio Padre-Madre. Por ella nos creemos amados incondicionalmente por Dios. El primer fruto es “la paz con Dios”. No hay que hacer méritos para granjearse el amor de Dios. Sólo es necesario acogerlo con fe para estar en paz con él. ¡Fuera el miedo a los dioses y a sus castigos! Creerse amados desde siempre lleva a la ajustada relación con Dios: relación filial. Tiene repercusión psicológica en el espíritu personal que elimina miedos y crece en tranquilidad y ánimo espirituales. Pero, sobre todo, abre un nexo positivo con el Misterio inabarcable y Fuente inagotable de vida buena, que entendemos como Dios, el Padre de Jesús, “el que hace salir el sol y bajar la lluvia para justos e injustos” (Mt 5, 45-48).

>> Sigue...


POSVERDADES ECLESIÁSTICAS

10.03.17 | 09:04. Archivado en Signos de los tiempos

Poder clerical, Código canónico y Catecismo antes que Evangelio, celibato obligatorio, discriminación... principales posverdades arraigadas en la Iglesia

La época de la “posverdad”
Vocablo de moda, elegido como palabra del año 2016 por el Diccionario Oxford y admitido por gacetilleros y analistas. La verdad (o la posverdad) es que tal “palabro” necesita una definición conceptual precisa y rigurosa. Según el diccionario, el término designa el “fenómeno que se produce cuando los “hechos objetivos” tienen menos influencia en la formación de la opinión pública que la “emoción de las creencias personales”. O sea, que la objetividad importa mucho menos que las teorías o creencias que hacen que nos sintamos a gusto.
La posverdad es como una “mentira emotiva” (remedo de las “mentiras piadosas”). Puede ser una mentira asumida como verdad o incluso una mentira asumida como mentira, pero reforzada como creencia o como hecho consentido y compartido en una sociedad. Se resume como la idea de que “algo que parezca ser verdad es más importante que la propia verdad”. Para mentir no es necesario caer en el bulo. Se puede mentir diciendo solo medias verdades. Se destaca una pequeña parte de la verdad, se la ilumina, se la descontextualiza, se la carga de notas sentimentales... y ya tenemos esa pequeña parte de la verdad convertida en una descomunal mentira. Es el “photoshop” del engaño. Ya no estamos en la modernidad ni en la postmodernidad, sino en la época de la “posverdad”.

La Iglesia, fuente de posverdades
Este exordio viene a cuento al considerar cuántas posverdades se han elaborado durante tanto tiempo en la Iglesia; cuántos sacrificios intelectuales, que se han aceptado con tal de mantener en pie un sistema de certidumbres que ha arraigado en nuestra identidad, y que, para complacencia de muchos y desasosiego de no pocos, incluidas ciertas facciones de la jerarquía, el papa Francisco está intentando desarticular y esclarecer. Porque posverdades haberlas haylas. Las posverdades no son nuevas en el mundo de la Iglesia. Por ejemplo, así, en términos generales, ¿qué cara de Dios nos ha presentado durante largo tiempo la Iglesia Institución? Nos habla del Dios de los pobres, pero se concilia con la opulencia; el Dios que ama a los pecadores, pero los condena al infierno; el Dios de la paz, pero se alía con el vencedor; el Dios de la igualdad, pero marca lamentables distinciones honoríficas entre jerarquía y laicos y niega a los curas casados y a la mujer los ministerios eclesiales; el Dios de la salvación, pero, eso sí, a largo plazo, en la “otra vida”; el Dios de la justicia, pero favorece con sus beneficios a los que cooperan con “donaciones”; el Dios de los marginados, pero pone cotas a los homosexuales y divorciados; el Dios del Amor, pero es intolerante con ciertas ideas y comportamientos...; y más etcéteras.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 2º Cuaresma A 2ª Lect. (12.03.2017): Evangelio es realización plena

08.03.17 | 10:02. Archivado en PRECES DE LOS FIELES

Hoy, segundo domingo de cuaresma, celebramos la voluntad divina: Dios quiere nuestra realización. Dios quiere que todos los seres humanos se realicen, se salven, como personas. Esta es la buena noticia de Jesús para todos. Pidamos incorporarnos al proyecto divino, diciendo: “queremos colaborar con tu voluntad, Señor”.

Por las Iglesias de Jesús:
- que sean acogedoras y acompañen a los marginados y perseguidos;
- que sean participativas, den la palabra a todos, promuevan sus carismas...
Roguemos al Señor: “queremos colaborar con tu voluntad, Señor”.

Por la paz en nuestro mundo:
- que sea fruto de la justicia, del respeto a los derechos y deberes humanos;
- que las armas destructivas se cambien por desarrollo, ayuda, cultura, amistad...
Roguemos al Señor: “queremos colaborar con tu voluntad, Señor”.

>> Sigue...


Domingo 2º de Cuaresma A 2ª Lect. (12.03.2017): Evangelio es realización plena

06.03.17 | 11:11. Archivado en CUARESMA A 2ª LECT

Introducción: "Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa" (2Tim 1,8b-10)
Estamos en una carta “pastoral”. Escrita al “pastor” Timoteo, colaborador de Pablo, que preside la iglesia de Éfeso. Su contenido es claramente “pastoral”: ofrece orientaciones para la buena marcha de la Iglesia. El texto que leemos viene enmarcado dentro de la fidelidad que todo cristiano, con más razón el responsable de la comunidad, debe tener al Evangelio (1, 6-14). Lealtad evangélica que viene motivada por “tu fe sincera” (lit.: no hipócrita -”anhipocritou”-). La fe lleva a reconocer la obra de Dios en nosotros. En concreto a Timoteo, Pablo le recuerda que “avive el don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos... Recibiste un espíritu de fortaleza, de amor y de buen juicio -prudencia-" (2Tim 1,6-7). Como consecuencia: “no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, su prisionero” (2Tim 1,8a).

Comunidad apostólica no clerical
La lectura de hoy resalta otra consecuencia de la “fe sincera”: “toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según las fuerzas que Dios te dé” (2Tim 1, 8b). Literalmente: “con-sufre males por el evangelio según la fuerza de Dios” (“sugkakopázeson”: “sufre-males-con”). Debe aplicarse a todo cristiano, consagrado por el bautismo, ungido por el Espíritu para evangelizar a los pobres, abrir los ojos a los ciegos y dar libertad al oprimido (Lc 4, 18). El término “con-sufrir-males” supone la comunidad apostólica: todos llamados a evangelizar “según la fuerza de Dios”. Es decir, según los carismas, cualidades, fuerza espiritual..., que Dios nos da. La comunidad debe acoger y acoplar todos los carismas para el bien común (1Cor 12, 4-7). El clericalismo ahoga la comunidad.

>> Sigue...


Evangelio para obispos y presbíteros casados (3)

03.03.17 | 13:00. Archivado en CELIBATO

La “conveniencia multimodal” del celibato con el sacerdocio
Ya no se usan los antiguos argumentos de la obscenidad matrimonial ni de la pureza ritual del Antiguo Testamento. Gran parte del clero, sobre todo la alta gerontocracia eclesial, no quiere cambiar la ley. El miedo a la libertad y al evangelio se lo impide. Por ello se buscan razones basadas en la “múltiple conveniencia (multimodam convenientiam) del celibato con el sacerdocio” (PO 16). “Conveniencia” que huele a excusas, a auténticos sofismas, a relativas ventajas gremiales, en suma a ideología clerical. Veamos las “conveniencias” del Decreto conciliar “sobre el ministerio y la vida de los presbíteros” (PO 16). Razones que repetirán los voceros del inmovilismo, pero sin contrastar con quienes no las comparten. El ministerio del presbítero, dicen, concuerda con el celibato porque:

1. “Toda la misión del sacerdote está al servicio de la nueva humanidad... que no tiene su origen en la sangre, ni en la voluntad de la carne, ni en la voluntad del varón, sino de Dios (Jn 1,13)”.
2. “Los presbíteros se consagran a Cristo con nueva y eximia razón a través de la virginidad o celibato, guardado por el Reino de los cielos”.
3. “Se adhieren a Cristo más fácilmente con un corazón indiviso”.
4. “Se dedican en Cristo y por Cristo más libremente al servicio de Dios y de los hombres”.
5. “Sirven más expeditamente a su Reino y obra de regeneración sobrenatural”.
6. “Se hacen más aptos para recibir más ampliamente la paternidad en Cristo”.
7. “Ante los hombres manifiestan que quieren dedicarse sin división al oficio encomendado: a desposar a los fieles con un solo varón, a presentarles como virgen casta a Cristo”.
8. “Evocan el misterioso matrimonio fundado por Dios y que se manifestará plenamente en el futuro, por el que la Iglesia tiene a Cristo como único esposo”.
9. “Se hacen signo vivo del aquel mundo futuro, presente ya por la fe y el amor, en el que los hijos de la resurrección no se casarán (Lc 20,35-36)”.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 1º Cuaresma A 2ª Lect. (05.03.2017): Vivir en Verdad y en Amor, oferta de Jesús

01.03.17 | 09:21. Archivado en PRECES FIELES A

El primer domingo de cuaresma nos invita a mirar la vida. En la vida, descubrimos las tentaciones para no ser fieles a la vida de Jesús, a vivir en su Amor. Pidamos elegir lo que nos hace bien, lo que nos realiza como personas diciendo: “queremos vivir en tu Amor libre”.

Por la Iglesia:
- que no tenga miedo a la libertad, a la igualdad, a la fraternidad;
- que confíe en sus comunidades adultas, las respete y promueva.
Roguemos al Señor: “queremos vivir en tu Amor libre”.

>> Sigue...


Sábado, 25 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031