Atrévete a orar

Respuesta a “un recado” incomprensible (y 2)

20.10.17 | 18:47. Archivado en CELIBATO

Sacerdote católico casado: “los sacerdotes no deberían casarse”
(“Religión en libertad”, 26 septiembre 2017)

Síntesis de la primera parte:

- Párroco norteamericano, casado, antes episcopaliano, contrario al matrimonio de los sacerdotes
- Planteamiento no compartido por los curas católicos casados.
- Su matrimonio, dice, es una excepción por ecumenismo.
- No es verdad que los sacerdotes católicos casados sean los más firmes defensores del celibato.
- Pedimos el cambio de la ley celibataria por razones evangélicas, no utilitarias.
- “Tratad a los demás como queréis que ellos os traten” (Lc 6, 31)
- Los sacerdotes casados traerán “un nuevo y mejor tiempo para la Iglesia Católica”

No es cierto, como se dice, que olvidamos o desconocemos “el fruto espiritual” del celibato:

“los que piden acabar con el celibato olvidan o desconocen lo que la Iglesia llama el `fruto espiritual´ que conlleva esta elección de vida, `algo incomprensible en esta época libertina, pero que sigue siendo cierto y esencial para el trabajo de la Iglesia´ (Religión en Libertad)..

A ningún sacerdote, “secularizado” o no, le he oído pedir tal disparate: “acabar con el celibato”. Todos respetamos y damos gracias por “el `fruto espiritual´ que conlleva esta elección de vida”. Nosotros aceptamos la realidad de que en la Iglesia hay muchos célibes viviendo con alegría y realizando un servicio eclesial muy valioso. Lo de “esencial” para el trabajo eclesial es discutible. El trabajo eclesial de casados es tan cristiano como el de célibes. Jesús no entró en esa discusión sobre la esencialidad celibataria. Casados y solteros son “esenciales para el trabajo de la Iglesia”.

>> Sigue...


Preces Fieles (D. 29º TO A 2ª L. 22.10.2017): “Sé valiente, la misión te espera” (Domund 2017)

18.10.17 | 19:27. Archivado en PRECES FIELES A

Hoy nos recuerda el papa Francisco que “el Evangelio es la Buena Nueva que trae consigo una alegría contagiosa, porque contiene y ofrece una vida nueva: la de Cristo resucitado..., Camino, Verdad y Vida” (mensaje Domund 2017). Pidamos ser misioneros “valientes” diciendo: “queremos vivir tu evangelio, Señor”.

Por los cristianos:
- que vivamos el amor del Padre-Madre en toda situación;
- que nos sintamos comunidad fraterna, asamblea reunida en el amor de Jesús.
Roguemos al Señor: “queremos vivir tu evangelio, Señor”.

>> Sigue...


Domingo 29º TO A 2ª Lect.(22.10.2017): “Sé valiente, la misión te espera” (Domund 2017)

16.10.17 | 10:06. Archivado en 2ª Lect.

Introducción:actividad de fe, esfuerzo de amor y aguante de esperanza” (1 Tes 1,1-5b)
Durante cinco domingos consecutivos, leemos fragmentos de la primera carta a los Tesalonicenses. Es el documento primerizo del Nuevo Testamento, escrito hacia el 50/51 d. C. A Tesalónica (hoy, Salónica, ciudad de la provincia griega Macedonia Central, puerto al norte del mar Egeo), entonces capital de la provincia romana de Macedonia, llegó Pablo desde Filipos, sobre el año 49/50. Predicó el evangelio durante unos tres meses, hasta que los responsables judíos le montaron un altercado (He 17,1-10). Lo recuerda en la carta: “cuando estábamos con vosotros, os predecíamos ya que nos esperaban dificultades, y sabéis que así ocurrió” (1Tes 3,4). Pablo tuvo que salir de noche (He 17, 10), y, cuando pudo, envió a Timoteo a Tesalónica para saber de aquella comunidad: “no pude aguantar más y envié a uno que se informara de cómo andaba vuestra fe, temiendo que os hubiera tentado el tentador y que nuestras fatigas hubieran resultado inútiles” (1Tes 3, 5). Las buenas noticias de Timoteo animan a Pablo a escribirles esta carta de satisfacción y ánimo (3, 6ss).

>> Sigue...


Respuesta a “un recado” incomprensible (1)

13.10.17 | 11:46. Archivado en CUARESMA A

Un párroco norteamericano, casado, contrario al matrimonio de los sacerdotes

Leo en “Religión en libertad” (26 septiembre 2017) un artículo sobre un “sacerdote católico casado que piensa que los sacerdotes no deberían casarse”. Se trata del padre Whitfield, que “manda un recado a los que intentan abolir esta norma de la Iglesia. Padre de 4 hijos, casado y sacerdote, defiende el celibato y explica por qué no deberían casarse”. Dicho padre, aduce el portal digital, ha publicado hace poco en el periódico “Dallas News” un artículo: “Soy un sacerdote católico casado que piensa que los sacerdotes no deberían casarse”.

Por Internet, contacto con la parroquia de Santa Rita en la ciudad norteamericana de Dallas. En su estamento dirigente, figura el P. Joshua J. Whitfield como “el administrador pastoral de Santa Rita. Ex ministro anglicano, ordenado sacerdote católico a través de la provisión pastoral del Papa Juan Pablo II en 2012. Antes de convertirse en católico, fue a un seminario en Inglaterra en el Colegio de la Resurrección. Licenciado en teología por la Universidad de Leeds y la de Duke. Es autor de la Santidad peregrina: el martirio como testigo descriptivo (Cascade, 2009)”.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 28º TO A 2ª Lect. 15.10.2017): “tu problema es también mío”

11.10.17 | 12:57. Archivado en PRECES FIELES A

Jesús soñaba la vida como mesa compartida, donde puedan sentarse todos, incluso los que no tienen nada y se ven obligados a mendigar. Pidamos hacer de la vida un banquete de salud, de alimentación, de cultura, de libertad, de trabajo... diciendo: “Señor: que la vida sea un banquete para todos”.

Por la Iglesia:
- que invite a todos, especialmente a los más débiles, a tu Reino;
- que las comunidades cristianas sean comunidades de vida, de ayuda, de amor...
Roguemos al Señor: “Señor: que la vida sea un banquete para todos”.

>> Sigue...


Domingo 28º TO A 2ª Lect.(15.10.2017): “tu problema es también mío”

09.10.17 | 12:54. Archivado en TO A 2ª LECTURA

Introducción:Todo lo puedo en aquél que me conforta” (Flp 4,12-14.19-20)
Los cinco versículos que leemos pertenecen a la conclusión (4,10-23) de la carta. El denominador común es el agradecimiento a los filipenses por haberle enviado una ayuda económica y personal. Escuchamos un testimonio de “indiferencia cristiana” y el sentido cristiano de los donativos.

La solidaridad es parte de la fortaleza cristiana
El primer fragmento (vv. 12-14) está precedido de una expresión de moral estoica: “yo aprendí a bastarme a mí mismo en cualquier circunstancia” (v. 11b). Leemos la consecuencia estoica: “sé vivir en pobreza y abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo: la hartura y el hambre, la abundancia y la privación” (v. 12). Parece oírse a un sabio estoico de su ciudad de Tarso, donde esta enseñanza tuvo uno de sus centros más brillantes, proclamando la “apatía” (“apático”: libre ante sentimientos y emociones) y la “indiferencia” (adiafora) ante vida y muerte, placer y dolor, salud y enfermedad, pobreza y riqueza, reputación buena o mala... La autosuficiencia estoica no es compartida por Pablo. Su “indiferencia”no procede de la autosuficiencia, sino del amor de Cristo: “todo lo puedo en aquél que me conforta” (v. 13). Literalmente: “domino todas las cosas en el que me fortalece”. “En” como causa de la fortaleza. Se refiere al Espíritu, que Cristo sigue entregando a todo el que se adhiere a él. Es el amor de Jesús, su “gracia”: “te basta mi gracia, pues la fuerza llega a su apogeo en la debilidad...” (2Cor 12, 9-10). Ha sido Cristo quien lo ha hecho fuerte para vencer las diversas tentaciones. La fuerza de Cristo incluye la ayuda de los hermanos. La comunión en las dificultades es también acción del Espíritu. Por eso les dice: “hicisteis bien en compartir mi tribulación” (v. 14). Dicho de otro modo: “me habéis hecho un favor al tomar como vuestro mi problema”. La solidaridad es parte de la fortaleza cristiana, es colaborar con el Espíritu de Cristo.

>> Sigue...


Preces de los Fieles (D. 27º TOA 2ª L. 08.10.2017): la alegría y el gozo del amor

04.10.17 | 09:41. Archivado en PRECES FIELES A

Todo lo auténticamente humano es regalo y tarea. La fe cristiana no sólo no desprecia los valores humanos, sino que los potencia, los cultiva, los purifica de posibles adherencias malignas. Pidamos ser profundamente humanos diciendo: “queremos ser fieles al Amor”.

Por la Iglesia:
- que promueva los valores humanos en todos los ámbitos;
- que sus comunidades sea ejemplo de convivencia leal en libertad y amor.
Roguemos al Señor: “queremos ser fieles al Amor”.

>> Sigue...


Domingo 27º TO A 2ª Lect.(08.10.2017): la alegría y el gozo del amor

02.10.17 | 10:54. Archivado en 2ª Lect.

Introducción:nada os preocupe: vuestras peticiones sean presentadas a Dios” (Flp 4, 6-9)
Recomendaciones finales a los filipenses
La lectura de hoy (Flp 4, 6-9) viene precedida por unas recomendaciones prácticas, fruto del buen entendimiento entre Pablo y los filipenses. “Hermanos queridos y añorados, mi alegría y corona” (v. 1) son estos cristianos para Pablo. Les ruega mantenerse fieles. Pide a dos mujeres –Evodia y Síntique- que “estén acordes (el conocido verbo fronein: “envueltas”) en el Señor” (v. 2). A un compañero le pide que las ayude a reconciliarse: “y a ti, mi leal compañero de fatigas: ayúdalas, ya que combatieron a mi lado por el Evangelio con Clemente y otros colaboradores” (4, 3). Algunos traducen la palabra griega “sízigo” (“unido en el yugo”: compañero) como nombre propio: Sízigo. Repite que vivan alegres y saboreen la bondad adquirida al encontrarse con Jesús, porque “Jesús está cerca” (v. 5). Los versículos, leídos hoy (6-9), son consecuencia lógica de esta reflexión.

La cercanía del Señor produce alegría y paz (vv. 6-7)
- “Nada os preocupe”. Es el eco del evangelio: “no andéis preocupados... buscad el reino y su justicia...” (Mt 6, 25ss). Si el Señor está cerca, si habéis aceptado su reino, haced presente vuestra vida ante Dios sin miedo. Es la relación de hijo con el Padre-Madre, todobueno, perdonador...
- “Con acción de gracias y súplica”. Son actitudes de quien cree en el amor de Dios. Reconoce la situación de gracia en que nos encontramos (Rm 5, 2), confia en Jesús, Mesías de Dios.
- “La paz de Dios, que sobrepasa todo juicio (nous: mente), custodiará corazones y pensamientos”. La paz divina no es fruto de nuestro razonamiento. Al creernos el amor divino, lo vivimos como un regalo. La oración pone en manos del Padre que guarda el corazón y la mente “en Cristo Jesús”. La paz divina viene sobre quien acepta su amor: nos sentimos amados y amamos con su mismo amor.

>> Sigue...


La vida de los sacerdotes casados proclama la injusticia eclesial (IV)

29.09.17 | 09:03. Archivado en CELIBATO

Jerónimo Podestá, obispo con los pobres y con los sacerdotes casados (8)
Un hombre sincero y fiel a su conciencia

La investigación histórica con “método oral”, que Lidia González y Luis I. García Conde, editaron al poco de morir el obispo Podestá (“Monseñor Jerónimo Podestá. LA REVOLUCIÓN EN LA IGLESIA” -Instituto Histórico Ciudad de Buenos Aires. 2000-) recoge el proceso personal que le llevó a elegir diversos caminos de vida. Demuestra que, además de inteligente, era persona que iba decidiendo en cada momento lo que honradamente creía ser la voluntad divina. Así cuenta su cambio de rumbo desde la facultad de Medicina al Seminario diocesano:

“Entré en la Facultad de Medicina, hice tres años completos, terminé tercer año, aprobé todas las materias del primer ciclo y me inscribí en el segundo y en ese momento... se me había presentado un dilema: soy católico, tengo fe en Jesús, ¿me lo tomo en serio? o como se dice ahora, ¿en joda?.
Yo me acuerdo que una noche abrí la ventana, estaba pensando esto, y mi padre advirtió que había una corriente de aire y se acercó: “Pero qué te pasa, hijo?”. “Nada papá, estaba pensando, yo voy a tomar mi creencia en Jesús y en el Evangelio, ¿lo voy a tomar en serio o no?”. Y mi respuesta fue: lo voy a tomar en serio, entonces al día siguiente le dije a mi padre que quería hacerme religioso.
- “Pero ¿vas a abandonar tus estudios? No me opongo, pero mejor termina tu carrera y después...”.
- “Mira, papá cuando uno decide una cosa... ya me he decidido”. Mi padre se calló, no dijo nada. Y me dejó interrumpir la carrera.
El sacerdote que me aconsejaba, me dijo: “No te metas de fraile de entrada, anda al Seminario y después piénsalo ahí, luego toma el rumbo para donde te guste”. Era sensato, pero no era práctico, porque una vez que uno se mete a una cosa no sale más. A los veinte años entré al Seminario. Yo que había ido con ejemplos de cristianos tipo místicos, un poco exaltados decían algunos, me encontré con que el ambiente del Seminario para mí era de una chatura increíble. Era un colegio donde estudiabas para cura y tenías misa todas las mañanas, pero nada más. Me acostumbré, quizás no debí haberme acostumbrado. Se hace un clima, un ambiente de formación religiosa muy cerrado. No se convive. Lo de afuera uno lo rechaza, el mundo feo, malo, pecaminoso...” (O.c., pág. 115).

>> Sigue...


Preces de Fieles (D. 26º TO A 2ª Lect. 01.10.2017): La vida de Jesús, “liderazgo del servicio”

27.09.17 | 14:08. Archivado en PRECES FIELES A

Venimos a la Eucaristía para “tener los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús” (Flp 2,1-11). Eso es lo que pedimos siempre: pensar, sentir y actuar como Jesús de Nazaret. Eso es lo que espera de nosotros el Padre del cielo. Para eso celebramos la Cena de Jesús. Pidamos vivir así diciendo: “hoy queremos trabajar en tu viña, Señor” (Mt 21, 28-32).

Por la Iglesia:
- que “no imponga más cargas que las indispensables” (He 15, 28);
- que libere el ministerio ordenado de la obligación del celibato.
Roguemos al Señor: “hoy queremos trabajar en tu viña, Señor” (Mt 21, 28-32).

>> Sigue...


Domingo 26º TO A 2ª Lect.(01.10.2017): La vida de Jesús, “liderazgo del servicio”

25.09.17 | 09:26. Archivado en 2ª Lect.

Introducción:Tened... los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús” (Flp 2,1-11)
El Espíritu Santo actúa como fermento
Pablo está agradecido y orgulloso de los filipenses. Pero sabe que en toda comunidad hay roces, envidias, actuaciones egoístas... En el último capítulo pide a Evodia y a Síntique que “sientan lo mismo en Cristo” y al responsable de la comunidad que les ayude (Flp 4, 2-3). Sabe también que el evangelio vivido produce “consuelo (paraclesis: invocación) en Cristo, estímulo (paramizion) de amor, comunión (koinonía) de espíritu, entrañas y misericordias (splágjna, oiktirmoi)” (2, 1). Son frutos del Espíritu de Jesús. Este Espíritu, “pequeño” como el grano de mostaza o el fermento, pero con gran virtualidad, hace crecer en valores, evita la corrupción y transforma desde dentro la vida.

El Espíritu Santo unifica al cristiano y a la comunidad
Estos frutos evangélicos (consuelo en Cristo, estímulo de amor, comunión de espíritu, corazón y misericordia) producen una lógica alegría. Es lo que Pablo les pide: “dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir”. Literalmente: “colmad mi alegría para que sintáis (froneo: pensar, sentir) lo mismo, teniendo el mismo amor, una misma alma, sintiendo (fronountes: participio) una única cosa”. Recordemos que el verbo griego “froneo” viene del sustantivo “fren”, cuyo significado primitivo es “membrana que envuelve un órgano”, “la envoltura del corazón”, “la del hígado”, “el diafragma”. Derivadamente significa el órgano envuelto (corazón, alma, inteligencia, voluntad, etc.). Expresa, por tanto, la idea de lo que recoge y envuelve un órgano, lo que orienta, unifica y protege un ser. El cristiano está envuelto, recogido, orientado, unificado por el Espíritu-amor. Metáfora similar es la de Colosenses (3, 14) al llamar al amor mutuo “cinturón de la perfección”. Es un eco de Jesús: “manteneos en ese amor mío” (Jn 15, 9), que hace “uno” como el Padre con Cristo (Jn 17,21). Unifica, por tanto, al cristiano y a la comunidad.

>> Sigue...


“El vino que tiene ... la Iglesia”

22.09.17 | 10:38. Archivado en Liturgia

Con este enigmático título nos envía el amigo Pepe Mallo una sabrosa reflexión sobre el vino que compartimos en la eucaristía, y que parece preocupar “su calidad” a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. No deben tener en Roma mucho trabajo evangelizador, de puesta al día de los sacramentos y del cultivo de comunidades. Menos mal que “el vino que tiene ... la Iglesia” tiene otros significados, como el Espíritu Santo, o el mismo Jesús resucitado, que “está cada día con nosotros hasta el fin de los siglos” (Mt 28, 20). Lean, ríanse con las ocurrencias de Pepe y con su graciosa y buena literatura. Gracias, Pepe.

Escribe Pepe Mallo:

El vino de la eucaristía “debe ser natural”
Sabemos que el vino que tiene Asunción no tiene color, pero ignoramos si tiene denominación de origen. El “vino de misar”, como decían nuestros abuelos, sí que ostenta ya tal denominación.
¿Nos hemos preguntado alguna vez qué vinos toman los sacerdotes durante la Eucaristía? El vino es uno de los dos elementos absolutamente necesarios para el sacrificio de la misa. Pero, ¿vale cualquier vino? No, no sirve cualquiera. Por encargo del papa Francisco, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos envió una Carta circular a los Obispos sobre el pan y el vino para la Eucaristía. (15 junio 2017). El documento exhorta “a vigilar sobre la calidad del pan y del vino destinados a la Eucaristía”:

>> Sigue...


Domingo, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031