Asomado a la ventana

Teresa de Calcuta, siempre viva y vivificadora

06.09.18 | 12:24. Archivado en Autor

Todavía recuerdo, como si fuera hoy, aquella tarde del mes de julio del año 96. Después de inscribirnos mi mujer y yo como voluntarios, subimos a la capilla de la casa madre de las Misioneras de la Caridad en Calcuta. Allí, arrodillada en el suelo, junto a una silla, se encontraba la Madre Teresa. A su alrededor unas cuantas religiosas y voluntarios. Justamente quedaban dos sillas muy cerca de ella. Pensamos que estaban preparadas para nosotros. Rezamos las vísperas, y al terminar, nos miró con esa profundidad que ella tenía y nos saludó como si nos conociera desde hacía mucho tiempo. Fue un breve diálogo, rodeados de mucha gente, pero nos sentimos singularizados por su mirada. Durante nuestra estancia, en dos ocasiones, pudimos personalmente encontrarnos con ella.

>> Sigue...


Lunes, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930