Armonía en la diversidad

Raimon Panikkar y la complejidad de la Realidad

09.10.18 | 19:22. Archivado en Panikkar

Durante mucho tiempo, calificar algo de complejo servía para designar una dificultad de comprensión o de realización; al mismo tiempo, cumplía un papel de explicación de lo que no se podía explicar de otro modo. Pero la complejidad se convirtió desde hace décadas en objeto de estudio y de investigación sistemática; sobre todo en física, química y biología; y, lo que es más importante, en una explicación bastante satisfactoria de lo que la Realidad es.
Ilya Prigogine, premio Nóbel y uno de los principales científicos de la complejidad, dice que el mundo no sigue estrictamente el modelo de un reloj con una mecánica que lo hace funcionar de manera previsible y determinada -como pensaba Descartes-, sino que la realidad es una “mezcla” de desorden y orden; los procesos de la realidad dependen de un enorme conjunto de circunstancias inciertas, que determinan que cualquier pequeña variación en un punto del planeta, genere un efecto considerable en el otro extremo de la tierra. El llamado paradigma de la complejidad es una verdadera revolución copernicana en las ciencias (física, química y biología), pero también en el pensamiento y los sistemas sociales y económicos (La nueva alianza. Metamorfosis de la ciencia). Y Edgar Morin, padre del pensamiento complejo, llegó a decir: “El universo entero es un cocktail de orden, desorden y organización” (Introducción al pensamiento complejo).
Panikkar no utiliza la palabra complejidad a lo largo de toda su obra; pero tiene, como esta teoría actual, un discurso cualitativo-complejo, no cuantitativo-reduccionista-mecanicista, como pensaban Descartes, Newton o Leibnitz.
Frente a la afirmación de estos de que no hay nada en el todo que no esté en las partes; la ciencia y la filosofía de la complejidad afirman que el todo es más que la mera suma de las partes. Por eso, dice Prigogine que necesitamos “abandonar el concepto newtoniano de que una teoría científica debería ser universal, determinista, objetiva en cuanto que no contiene referencias al observador, y completa, en cuanto que consigue el nivel fundamental de descripción que escapa las zarpas del tiempo”; la ciencia clásica enfatizaba la permanencia, la moderna habla más bien de cambio, evolución y relación; por eso “ha muerto el diablillo omnisciente”, dice el gran científico.

>> Sigue...


Jueves, 21 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031