El blog de Gustavo de Arístegui

El Yihadismo Checheno

09.09.05 | 03:41. Archivado en Islam, Rusia, Chechenia

Se trata de un conflicto histórico extremadamente complejo dentro de la Federación Rusa ya que nunca gozaron de independencia real y tampoco son los únicos musulmanes de toda la Federación. La resistencia chechena contra la Rusia zarista empezó, según la propaganda islamista que se encuentra en la red, en páginas que al poco tiempo desaparecen, en 1552 contra Iván "El Terrible" por haber tomado y destruido Kazan, la gran ciudad musulmana de Alto Volga.

Pero en realidad se inicia en el siglo XVIII, concretamente con la batalla de Tatar-Toub en 1791 protagonizada por el sheij Mansour Ushurma el primer líder musulmán checheno del que se tiene noticia que era el jefe de una rama de la escuela sufí1 Naqshbandi.. El sufismo ha tenido siempre una enorme fuerza y popularidad entre los pueblos musulmanes del Cáucaso.

Su resistencia se ha centrado en torno a esos movimientos y escuelas estructuradas alrededor de unas organizaciones secretas de gran disciplina interna múridas (muridin en árabe), de las
que llegó a haber más de 300 000 en Chechenia. Al movimiento de resistencia del sheij
Mansour, le siguió hacia el año 1824 el de diversos imanes sufíes y duraría otros treinta
años.

El jefe más popular y activo de la revuelta era el Sheij Imam Shamil, que llegó a
establecer una especie de Estado islámico en Chechenia, que nunca fue reconocido por
ningún otro país, por lo que la pérdida de la independencia de Chechenia es más un mito
de los resistentes que una realidad, sin por ello minimizar la importancia de las
matanzas y abusos cometidas por los zaristas primero y por el régimen soviético
después. De hecho la guerra contra los rusos se extiende entre 1834 y 1859, año en el
que es detenido Shamil.

Se sabe que además de matanzas y deportaciones masivas, confiscación de
tierras o cierre de madrasas y de mezquitas, Stalin sometió a los chechenos a una
persecución implacable, que según cuentan las crónicas más fiables, fue casi un
genocidio (250. 000 víctimas de entre un millón de habitantes en total sólo en Ingushetia). Todo esto contribuyó a exacerbar los sentimientos de profundo
resentimiento hacia los rusos, que están intentando ser explotados, como en todos los
demás casos, por el islamismo radical.

Como consecuencia de esas persecuciones, internamientos, deportaciones y
matanzas, se produjo una importante emigración de chechenos a Oriente Medio en el
siglo XIX. Éstos se establecieron en Siria pero sobre todo en Jordania donde la
comunidad chechena es muy próspera y respetada, teniendo incluso escaños reservados
en el Parlamento del Reino Hachemita junto a los circasianos, otro pueblo eslavo
musulmán huido de la persecución zarista.

El último líder musulmán checheno destacado del siglo XIX fue, según los
propios islamistas chechenos, Ghazi Mollah, autor de unas arengas "yihadistas"
verdaderamente violentas, al declarar la "yihad" contra los rusos diciendo: "un
musulmán puede que siga todos los preceptos de la shari'a pero no vale nada si es bajo
dominio ruso. ¡Vuestros hijos serán bastardos, vuestros matrimonios, nulos, mientras
haya un solo ruso en vuestras tierras!"

Hoy en Chechenia los movimientos islamistas son aun minoritarios, pero están
creciendo de manera muy preocupante. De hecho hay una penetración de movimientos
islamistas internacionales que han llevado a un importante número de "estudiantes" de
movimientos ultra rigoristas, que se dedican al proselitismo activo, a reclutar militantes
para los grupos terroristas. Sin embargo los sondeos de opinión demuestran que una
mayoría de chechenos considera la guerra en su país como un "esfuerzo de
independencia" y no como una yihad o guerra santa.

Es cierto que no se debe confundir
a los chechenos pacíficos ya sean autonomistas o independentistas con los que como
éstos, son abyectos terroristas inspirados por la fanática ideología isamista radical, pero
tampoco se puede decir que su violencia pueda estar justificada por “su causa”. No
obstante todo lo dicho y lamentablemente, la rama más conservadora del wahabismo y
principalmente su versión salafista, así como otros movimientos islamistas
conservadores y otros radicales, están avanzando peligrosamente, especialmente entre la
juventud, para la que ese mundo creo la "Liga Islámica Juvenil" de Chechenia, que tiene
un periódico propio y hogares de acogida de niños, además de madrasas y otras
instituciones benéficas.

Pág. 1 2 3


Sábado, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

  • Gustavo de Arístegui Gustavo de Arístegui

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031