Los árboles y el bosque

Notas postelectorales

28.06.16 | 13:58. Archivado en La vida misma

A modo de reflexiones postelectorales:

- Solo un partido ha ganado, y esta vez esa afirmación insólita en unos comicios es rigurosamente cierta. El PP ha ganado por tercera vez consecutiva unas elecciones, y en esta ocasión con mejores resultados que en las anteriores. Y todos los demás han perdido, sin paliativos.
- El ganador le saca más de 50 escaños y 11 puntos porcentuales al segundo.
- El PSOE, pese a estar en la oposición en una etapa de duros recortes y sacrificios, pierde votos y escaños elección tras elección, lo cual demuestra un serio problema de credibilidad, liderazgo o ambas cosas.
- Podemos, tras su OPA a Izquierda Unida, no ha conseguido su inconfeso objetivo principal, que no era otro que superar a los socialistas en votos, escaños o ambos.
- Ciudadanos hace sistemáticamente un análisis erróneo de su electorado: los líderes y hasta el programa se proclaman de centroizquierda pero sus votantes no se reconocen en esa definición. En diciembre, un buen número de votantes se inclinó por los naranjitos esperando un pacto con el PP que atemperase a esta formación. La aritmética no dejó a Rivera muchas más opciones que flirtear con el PSOE, pero probablemente fue demasiado lejos firmando un pacto sin tener bien atadas las mayorías y negando docenas de veces el pan y la sal al PP, pese a ser éste el ganador de las elecciones.
- En el tema de la corrupción se ha alcanzado posiblemente el punto de saturación, a partir del cual el votante deja de dar importancia, aunque sea por incapacidad de asumirlo, a cada nuevo caso que aparece, salvo que sea de magnitud colosal. También es cierto, en este terreno, que hay afortunadamente un sector mayor del que se supone en la sociedad que empieza a ser capaz de separar en esta materia el grano de la paja. Y es que si se es capaz de objetivar la cuestión, se ve claramente, por ejemplo, que la acusación de que Rajoy se llevaba dinero negro no es más, de momento y mientras no se acredite lo contrario, que la afirmación de un tesorero que, él sí, atesora millones en el extranjero. O que el macro sumario de la juez Alaya se desinfla por momentos. Es mucha la gente que empieza a pensar que trasladar siempre y ante cualquier supuesto de corrupción la responsabilidad a la cúpula no es justo. O que recibir un bolso, por caro que sea, no es un delito si no se demuestra un paralelo favor político.
- Podemos asusta. Asusta su agresiva verborrea y su estética excesivamente alternativa para los puestos a los que aspira. Y sus inquietantes apoyos y referentes internacionales. Y hasta su sofocante presencia mediática y su arrogancia intelectual, a menudo no respaldada por un contenido consistente. Pero ha asustado también la gestión que ha desarrollado en determinados ayuntamientos y muy en especial el perfil de los personajes que ha designado para ocupar las alcaldías.
- Ciudadanos, y en particular Rivera, se equivocará mucho si persiste en su veto a un presidente que, por antipático que pueda resultarnos, ha sido respaldado con cien escaños más que la propia formación naranja. De acuerdo, en campaña se dicen muchas cosas que luego la realidad aritmética impide ejecutar. Si eso es así para los gobernantes, cómo no ha de serlo para el cuarto partido del hemiciclo. Es absurdo mantenerse en la cerrazón del “Rajoy no”, cuando Rajoy te ha pasado por encima como una apisonadora. Nadie perdonaría a Rivera que nos empujase a unas terceras elecciones por una cuestión de personalismo.
- Qué decir de Pedro Sánchez. Ha salvado los muebles de secretario general al haber evitado el famoso sorpasso, pero con los peores resultados de la historia del partido, marca que parece empeñado en batir en cada nueva convocatoria. Su desesperada ambición personal le hace capaz de lo que sea con tal de no tener que renunciar a su sueño de presidir el gobierno. Pero un mínimo gesto de grandeza personal y de responsabilidad le obliga a permitir que quien le ha ganado las elecciones con holgura pueda gobernar. Lo intentó y fracasó. Ahora le toca hacerse a un lado.
- Y Mariano... Se agotan los adjetivos con este personaje que ha hecho de la terquedad, la resistencia y el inmovilismo una de las bellas artes. No es ya que no se sepa si sube o baja la escalera, es que la escalera es suya. Nunca des a Mariano por muerto: como en cualquier película de terror que se precie, en la última escena su mano surgirá de la tierra para agarrarte el tobillo. Un auténtico killer de la política, frío, silencioso e implacable. Se ha intentado todo para defenestrarle pero, como el dinosaurio, cuando despiertas sigue ahí. Torpón, desgarbado, esquivo, pero tenaz y ambicioso como nadie. Qué quieren que les diga: intentado todo, y todo fracasado, se ha ganado otra oportunidad.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 22 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930