9 cosas que harán que tu entrevista de trabajo sea un éxito

Qué bonita sensación cuando quieres un trabajo y te acaban de llamar para ir a una entrevista porque les ha gustado tu currículum vitae.

Ahora tienes que hacer un buen papel y demostrarle al entrevistador que eres apto para el puesto. Pero, ¿cómo puedes maximizar tus oportunidades de que la entrevista sea un éxito? ¿Cuáles son las cosas que debes saber para hacer un buen papel y seducir al reclutador?

En este artículo encontrarás 9 consejos para que triunfes en tu entrevista de trabajo.

Solo tienes una oportunidad. ¡No la desperdicies!

La entrevista de trabajo es una buena oportunidad para demostrar tu valía, por eso, si realmente quieres el trabajo, deberías minimizar la posibilidad de cometer errores. En la vida esta permitido cometerlos y uno debe aceptarse con sus defectos y sus virtudes.

Sin embargo, no ocurre lo mismo en una entrevista de trabajo. La imagen que se lleve de ti el entrevistador va a determinar si trabajarás para esa compañía o no.

Para evitar cometer fallos, solo tienes que leer la lista que te presento a continuación.

1. Conoce la organización

De entrada, averigua todo lo que puedas de la empresa. Las entrevistas de trabajo hay que prepararlas, pues es necesario que des la imagen de que el empleo te importa. El primer paso es conocer la organización, porque así podrás saber cuáles son sus valores, como trabajan o qué ofrecen. Esto puede darte información muy valiosa, por ejemplo, para saber lo que esperan de ti.

2. Vístete correctamente

Una vez hayas investigado sobre la empresa, también puedes hacerte una idea de cómo vestirte. Si por ejemplo aspiras a un puesto creativo, puede que no necesites ir vestido de manera muy formal.  Ahora bien. si quieres asegurarte, puedes ir de forma seria y elegante. Eso no falla.  

3. No llegues tarde

Si eres de esas personas que llegas tarde casi como si fuese un hábito, procura que este día no ocurra. Sal una hora antes de lo que lo harías si hace falta. Sobra decirlo, pero si no quieres arruinar tu oportunidad de lograr el trabajo llega puntual.

4. Cuida tu lenguaje corporal

El lenguaje no verbal es aproximadamente el 70% de lo que comunicamos mientras que el lenguaje verbal representa solamente el 30. Esto significa que debes cuidar tu lenguaje corporal, especialmente en una entrevista de trabajo en la que te están evaluando y todo lo que digas o hagas será tenido en cuenta. Una buena postura, mirar a los ojos, evitar hábitos nerviosos como moverte mientras hablas, etc., pueden marcar la diferencia a la hora de ser seleccionado o no.

5. Confía en tus posibilidades

Evidentemente, cuando vas a una entrevista de trabajo hay otros candidatos que optan por el puesto. Pero debes debes de tener una actitud positiva y no venirte abajo, porque si no tus posibilidades de lograr el trabajo se quedarán en nada. Si no tienes confianza en ti mismo el reclutador lo percibirá. Así que recuérdate a ti mismo tus virtudes y sal a por todas.

6. Muestra interés

Cuando estés en la entrevista de trabajo procura mostrar interés. Seguramente el entrevistador te dé la posibilidad de hacer alguna pregunta. Ahora bien, no aproveches este momento para soltar preguntas sobre las vacaciones o comentar lo mucho que te gustaría que hubiese un ambiente divertido en el trabajo. Sin embargo, no preguntar puede parecer que no estás muy interesado y transmite apatía.

7. Preguntas… las justas

Ahora bien, tampoco te pases con las preguntas. Debes esperar a que el reclutador te invite a que preguntes, así evitarás interrumpirlo. Si interrumpes al entrevistador darás una imagen de maleducado e irrespetuoso. No juegues tu carta de esta manera.

8. Evita hablar mal de las otras empresas en las que has estado

Puede que te sientas rencoroso con tu anterior jefe o con la empresa en la que estuviste anteriormente porque te despidieron y consideras que fue injusta la decisión. Pero la entrevista de trabajo no es un buen lugar para liberar tus emociones y tu ira. Así que mantén las formas. Si crees que fue injusto todo lo que sucedió, cuéntaselo a tus amigos pero no al entrevistador.

9. No mientas

Por muy tentado que estés, no mientas. Está claro que quieres quedar bien porque necesitas ese trabajo, pero las mentiras pueden llevarte a una espiral sin salida en la que vas a quedar muy mal. En el mejor de los casos, puede que te den el trabajo, pero las mentiras, tarde o temprano, salen a la luz.

Empresa, Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*