Cosas de mujeres: ¿Existe la “intuición femenina”?

Nuria TorresIntuición femenina

Por Nuria Torres Marcos

Parece que las mujeres poseemos una habilidad innata para intuir y percibir lo que está ocurriendo, pues bien, ¿a qué debe esto?

Cuando definimos a una persona como perceptiva o intuitiva nos referimos a su capacidad para leer las señales que mandamos las personas cada vez que nos comunicamos, con esto me estoy refiriendo a la comunicación no verbal o lo que es lo mismo, al lenguaje del cuerpo. Cuando pensamos que alguien nos ha mentido es por que percibimos contradicciones en lo que dice y lo que nos muestra con su cuerpo, recogemos y desciframos señales no verbales y las comparamos con aquello que expresa con la palabra. Cuando nuestra pareja nos mira desafiante y nos dice que no pasa nada, solemos pensar que algo ocurre, que está enfadada o que no quiere hablar, ya que consideramos el lenguaje no verbal como el canal más creíble.

Las palabras se utilizan para trasmitir información, mientras que el lenguaje del cuerpo es un reflejo externo de la condición emocional de esa persona. Cada gesto o movimiento puede ser una señal concreta para descubrir la emoción que siente una persona en ese mismo momento.

Esto que llamamos intuición femenina  se hace más presente en mujeres que han criado hijos ya que el canal no verbal es el único por el cual les llega información sobre sus pequeños y de él hacen depender su comunicación con ellos. Algunos estudios demuestran que las mujeres poseemos entre catorce y dieciséis áreas del cerebro destinadas a evaluar el comportamiento de los demás, mientras que los hombres poseen entre cuatro y seis.

La clave para interpretar adecuadamente las señales que los cuerpos trasmiten está en ser capaz de comprender la condición emocional de una persona y escuchar simultáneamente lo que dice percatándose también, de las circunstancias bajo las que lo dice:

  • Lee los gestos de forma agrupada ya que cada gesto puede tener múltiples significados y estos dependerán de un conjunto.
  • Busca una congruencia entre lo que dice y como se muestra.
  • Considera los gestos en el contexto donde se producen.

Aprender a interpretar las señales que nos trasmite el lenguaje del cuerpo nos hace más conscientes de cómo otros intentan manipular o dominar, y nos enseña a ser más sensibles a los sentimientos y a las emociones de los demás.

 

firma grande

Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Colegida M-26071) en el Centro de Psicología Aprende a Escucharte’

Adultos, Divulgación, Mujeres , , , ,

Comentarios cerrados.